Archivo mensual: octubre 2014

[Niños mutantes] “La música alternativa española vive un momento espectacular, está atravesando su momento más próspero y de mayor calidad”

NMutantesTodo1

Mano, parque, paseo, Todo es el momento y Naúfragos, portadas que me parecen buenísimas. Interesante la última “futurista”. ¿Qué nos podéis decir sobre su simbología? Pues es totalmente alegórica del contenido del disco porque en realidad en El Mago de Oz lo que se trata es la importancia de creer en uno mismo para conseguir un objetivo y que trabajando en equipo y unidos se logra prácticamente todo, pese a las brujas y los malos. Cerebro, corazón y león. Inteligencia, sensibilidad y valentía es la receta del bien y del progreso y justo de eso hablamos en las canciones de El futuro, porque creemos en ello.

¿El calor intimista de una sala o la expansividad de un festival? Esto es como si te dan a elegir qué dedo cortarte. Difícil decisión. En una sala es evidente que juegas en casa y que todo el que está allí ha ido a vibrar contigo. Puedes desarrollar mejor el concierto que tu quieres y pararte más en los detalles, pero es innegable que tocar ante 10.000 personas te pone la adrenalina por las nubes y cuando la cosa funciona es muy orgásmico, sinceramente.

6 años subiendo como la espuma. Junto a Las noches de insomnio y Náufragos El futuro completa una triada pletórica que confirma vuestro mejor momento. ¿Cuál es vuestro proceso creativo? Tras Las noches de insomnio nos obligamos involuntariamente a no parar y no ser tan caóticos como quizá éramos en tiempos y discos anteriores. Sentíamos que estábamos enchufados, a Juan Alberto no paraban de venirle temas a la cabeza y en esos seis años hemos debido montar cerca de 60 canciones, muchas de ellas no pasaron de bocetos pero ahí están, en nuestra memoria. Nuestra metodología es la que entendemos que debe ser para cualquier banda, trabajar mucho juntos en el ensayo. Juan trae las canciones casi siempre muy rudimentarias y muchas otras veces ni siquiera eso, surgen tocando en el ensayo. En cualquier caso los cuatro trabajamos profundamente y en comunión cada boceto de Juan Alberto para que acabe siendo una canción mutante. Después decidimos cuáles molan y cuáles no. También hay casos en los que Juan trae toda la canción casi lista, pero de éstas cada vez hay menos. Digamos que era más habitual en los inicios, ahora confía mucho en la inspiración grupal, siempre partiendo de sus ideas.

Me acuerdo de Seattle y Manchester. Los planetas, Lori Meyers, Napoleón solo, Lagartija Nick, 091, Suéter, Grupo de expertos solynieve, Los pilotos, Bisagra, Pájaro Jack, Doroty Perkins… y por supuesto vosotros. En serio ¿qué tiene Graná para seguir dando a luz tanta calidad? Una pregunta recurrente para la que no tenemos respuesta nunca pero sí varias teorías. Nosotros creemos que es connatural a la ciudad. Estamos aquí por imitación de nuestros ídolos que a finales de los 80 y primeros 90 eran 091 y Lagartija Nick, estos a su vez imitaban y eran los hermanos pequeños de grupos como TNT o KGB y flipaban con el punk británico y los movimientos hippie rockeros sevillanos de los 70 con grupos como Smash o Triana. Las nuevas bandas en cierta forma se han criado con éstos y con los grupos de nuestra generación (nosotros o Planetas) y como es normal también quieren tener una banda. Es un bucle generacional en una ciudad pequeña y universitaria en la que la música es una especie de religión y en la que un buen pedazo de sus jóvenes pasan olímpicamente del folklore tradicional.

¿Alguna recomendación sónica que nos queráis dejar, bandas a las que seguir? Toulouse, Egon Soda, Mucho, Perro, Joe la Reina, Maryland, Novedades Carminha. El pop rock patrio vive un momento espectacular.

Me acuerdo muchos días de ese tema planetero que tanto me gusta, Vuelve la canción protesta. Vetusta Morla, El columpio asesino, Love of lesbian, vosotros mismos. Es innegable la racha. Aquí nos vamos a colgar una pequeña medalla con el permiso de nuestros compis. Siempre hemos tenido una vertiente temática salpicada por asuntos sociales que nos han preocupado, Gente normal, Oso polar, Días complicados o Las chicas en bikini, La voz son algunos ejemplos de ello pero creemos que Náufragos sorprendió a mucha gente. Fue en ocasiones catalogado como pop reivindicativo y se alabó el hecho de poder decir cosas más allá de uno mismo desde el pop y la capacidad de describir el momento que estábamos viviendo en pleno epicentro de la crisis criminal que hemos vivido. En El futuro seguimos esta línea pero con menos rabia, creemos que hay luz al final del túnel. Parece que algunos compañeros se unen al tren de poder criticar y denunciar desde sus canciones y nos parece muy positivo; siempre entendiendo que cada uno puede hacer lo que quiera con su lírica porque esto es arte.

¿Algún ritual antes de salir al escenario? Y ¿qué hacéis al acabar el bolo: comentáis la jugada y luego unos buenos cócteles? Antes de salir no puede faltar un gran abrazo o varios con todo el equipo y luego los cuatro a solas y siempre, siempre cantamos a capela todo lo que se nos ocurre en el camerino. Después extenso comentario de la jugada como tú dices, más abrazos si ha salido bien y unos buenos cocktails para celebrarlo.

Como diría Luis Aragonés ya tenéis el culo pelao de tantos conciertos y giras, ya son muchos años de trayectoria. Las habréis visto de todos los colores, ¿alguna anécdota mítica que os venga a la cabeza ahora mismo? Nuestra anécdota más mítica es que dejamos sin transporte a los Strokes en Mallorca para que nos llevaran a nosotros primero al Festi en el que tocábamos ambos. En ese momento no los conocía casi nadie, nosotros tampoco y seis meses después metieron el pelotazo que los hizo famosísimos. Seguro que nos han vetado en más de un festival a partir de aquello, nunca lo sabremos 😉

La creatividad nunca está en crisis y justamente en las crisis (del capital) surge el mejor arte. Afortunadamente  seguimos surfeando una época dorada de la alternatividad sonora patria, ¿cómo véis el futuro a medio y largo plazo del indie español El siglo de oro español surgió de una de las peores crisis que ha soportado este país. El arte y el rock son espejos de las sociedades que los amparan y las crisis por lógica llenan de argumentos a los artistas que son la voz del pueblo que las soporta. En este sentido estamos convencidos de que la música alternativa española está atravesando su momento más próspero y de mayor calidad.

Telebasura, músicabasura. ¿Quién sustenta a quién? ¡Madre mía! Claramente se retroalimentan ¿no? Si no fuese así en la tele sonaríamos todos nosotros en vez de ellos.

Si os quedárais encerrados con algún extriunfito en un ascensor… Intentaríamos no hablar de su música, ni de música en general vamos…Para evitar el homicidio digo.

Yo eligiría a Antonio Vega y Kurt Cobain. Si pudiérais resucitar a algún músico ¿quién eligiríais? A Lenon sin duda. Sería un placer tenerlo aún por aquí y haber disfrutado de muchos más discos suyos.

 

Niños mutantes son Juan Alberto Martínez, Nani Castañeda, Andrés López y Migue Haro


[Previa] La habitación roja en Madrid

La-moneda-en-el-aire-foto-promo-La-Habitacion-Roja-1050x700

Tras sus conciertos de abril y en julio en el festival Cultura inquieta, para la tercera ocasión en la capital la madrileña sala Penélope ha sido la elegida para que la mítica banda levantina La habitación roja nos deleite con su último trabajo, La moneda en el aire (Mushroom pillow, 2014).

Con una trayectoria creciente e intachable de 9 discos e infinidad de conciertos a sus espaldas el poderoso rock melódico de los valencianos se volverá a dar cita en Madrid para dar buena cuenta de su exquisito último trabajo sin dejar de lado sus himnos de siempre.

Una noche dónde volverán a darlo todo en la calurosa fidelidad de una sala dónde sus fans podrán gozar de cerca otro bolo seguro para el recuerdo que no hará más que confirmar el excelente momento de la formación, quizá, y muy probablemente su mejor momento, desde luego a ellos se les ve con más energías y pasión que nunca, y esas sensaciones son difíciles de ocultar. En definitiva un evento que cualquier amante de la buena música alternativa no debería perderse de una banda que seguirá ganando seguidores.


[Los planetas] De revoluciones irreversibles

los_planetas-super_8-front

Desde que el mismísimo Florent [gracias otra vez grande] me firmase el libreto de su inmejorable portada una afortunada noche de verano del año en curso me volvieron a entrar unas ganas locas de zambullirme de nuevo en el disco. Nada más llegar a casa tiré de ipod y auriculares de gala para la ocasión y lo volví a escuchar/paladear/sentir de principio a fin. Energías intactas, calidad refortalecida.

La lúcida exquisitez de su EP Medusa no fue una casualidad. Con éste monumental discazo dejan de ser promesa desde el minuto uno. No se puede escribir sin pasión cuando escribes sobre tu grupo de cabecera, tótem. Estamos en el año en que muerte Kurt Cobain y se separan Surfin´ bichos. La necesidad y determinación de un álbum no pueden escapar de su contexto, pero justamente puede abrir camino e iluminar desde el primer acorde a toda la humanidad sonorocósmica. “No fue una cuestión de ventas, iba más allá, se iba a transformar en icono. Supuso la llave de entrada en una nueva época, un cambio de ciclo, una aparición a través del subsuelo, algo prohibido, la efectividad del boca a boca cuando no existía red social [alguna], el triunfo del bien sobre el mal, la alternativa a las radiofórmulas. Fue otra cosa, una religión generacional en forma de himnos, imprescindible” (Jorge Fernández).

Como muchas obras maestras el trabajo se expande en más de una dirección, rescatamos la sabiduría sónica de Florent en Rolling stone: “power pop, bases potentes, melodía, distorsión, relaciones personales, texturas y ambientes oníricos, pop clásico [de] estribillo demoledor, [colchones] de Hammond, libertad. El nexo es el rock pero cabe la experimentación y el ruido”. Súper 8 (1994), el decálogo del debut en largo planetero merece que la melomanía se detenga en cada órbita, la primera dupla, “himno[s] definitivo[s]”, se convierte en culto desde la primera reproducción a base de  “guitarras, distorsiones y desarrollos instrumentales enorme[s]” (Manuel Domínguez):

De viaje. “No queda nada que prolongue mi parada en este mundo ni un solo minuto”

Su irreversible cosmicidad estalla desde las milésimas iniciales e iniciáticas a través de guitarreos pedaleados que dejan claro desde éste himno de apertura que aquí el rollo es otro, que juegas en y contra los más grandes, que ésta liga sónica destierra los complejos y sólo premia el arrojo y la vanguardia. “Esa guitarra avanzando sin (apenas) tocar el suelo. Una pieza dilatada y narcótica sin cuadrícula ni límites [,] un estado físico y químico” que subrayan “talento [y] técnica para traducir sus ideas al lenguaje musical” (Nando Cruz). Una pieza lumínica que te ciega y atraviesa de pies a cabeza texturizada en principio, nudo y desenlace con unas capas sucias maestras que la fluidifican apuntalando los cánones noventeros. Subidón, imposible no querer paladearla casi en bucle.

Qué puedo hacer. “Siempre voy al Amador por si apareces”

La canción pop perfecta. Guitarras olímpicas, dulces y soleadas a la par que contundentes, estribillo adhesivo, tempo de precisión cirujana, estructura engrasada a una melodía sexy, despampanante, irresistible. Los destellos guitarriles de Florent no pueden ser más acertados.

Si está bien. “Si todo es tan sencillo ¿por qué este vacío?”

Otro tesoro. El arte vocal de J la da un empaque maestro, el resto de ingredientes siguen funcionando a la perfección. Reflexión lírica brutal. Los cambios de ritmo creando cátedra. No para de crecer en sí misma y con cada escucha. “Recorre el camino serpenteante que va del punk al pop. [La obra] se mueve entre [el] amor y desamor, los escarceos más o menos atrevidos con las drogas y toda una suerte de vivencias tan básicas e íntimas que cada cual las hace suyas buscando en cada frase una historia personal. J cada vez más atrás construyendo un pasaje de una belleza inusual, no a la vista de cualquier mirada” (M. Domínguez).

10 000. “Si te interesa lo puedes intentar”

Se encadena a la anterior siguiendo la estela y avivando aún más si cabe la llama. Polémica e incisiva, como todas las representaciones artísticas que acaban mereciendo la pena y cerrando bocas.

Jesús. “Una y otra vez”

Adictiva, multicolor, expansiva, directa. Todas las piezas vuelven a encajar. Dejarse llevar sigue siendo un lema más que recomendable y legítimo.

Estos últimos días. “Cuando era mejor tocar tu piel, estar los dos”

Profundidad impecable, reptante, misteriosa. Distorsiones míticas para enfilar un tramo final brillante, solemne, glorioso rematado en todo lo alto. Ráfagas caviar beluga, otra masterclass planetense.

Brigitte. “Cómo puedes explicar algo que no has hecho jamás”

Magnanimidad pop, ejemplar. Conjunción instrumental bordada, otro estribillo bestial, letal.

Rey sombra. “Y mientras llueve sol como miel”

La batería inicial va dando paso a la fusión del resto de instrumentos hasta hacerle sitio a la voz de J, que de nuevo y sin dejar de ser canalla desnuda sentimientos y cala hasta los huesos. “Cuando te metes en una historia suya te puede caer mal el personaje pero sabes que te está contando todo lo que le está pasando por la cabeza” (Julieta Venegas).

Desorden. “Si hubiera encontrado las palabras, tan sólo dos palabras exactas”

Tributo emotivo, sentido, a quemarropa, pulsionante. Crescente luminosidad pop clase supra. Letra docente, imborrable, indestructible.

La caja del diablo. “Con esfuerzo consigo separar sus labios de los míos”

Locurón maravilloso, epílogo tentacular, oscuro, nocturno, inquietante, críptico, desbordante. Cuando sientes que va a descarrilar es cuando se torna aún más atractiva. Se desata cuando le apetece y no deja de gozarlo hasta el último punteo. “Pone el broche mostrando de una manera total a los verdaderos Planetas: guitarras arriba del todo y J lanzando enigmas desde la otra punta de la habitación” (M. Domínguez). “Anuncia un cambio de intensidad que [aparece] después alterando por completo su fisonomía aportando un dinamismo inesperado que [inyecta] luz y vida. Dejadez combinada con un compromiso radical con sus sentimientos. Una canción redonda” (Nando Cruz).

“Sus canciones, con esa suerte de autonomía que alcanzan las grandes obras respecto a sus propios autores, han ido desprendiéndose siempre de las teorías y críticas que las asaltaban, positivas o no, para ir desarrollándose en un espacio aparte, en un territorio sólo suyo. El punto alto desde el que se podía ver qué había sido y qué iba a ser” (Julián Rodríguez). “Para crear algo único tienes que ponerte en una situación límite. Un autor no puede crear a través de la mirada de otro. [Defender] a ultranza la creación [es] tan o más importante que la misma obra. Forzar un deseo [es hacer que nazca] muerto. El artista [no] puede traicionar su inspiración y doblegarse a los [dictados] ajenos, porque entonces su creación se resentirá y la vergüenza por haber renunciado a sus principios manchará su obra y lo acabará consumiendo por dentro. Si te dedicas al arte tu trabajo es explicar con tu mirada (desorbitada pero clarividente) todo aquello que desde el otro lado del umbral sólo se ve confuso. Hacer ver a los demás cosas que no pueden ver por sí mismos. [Colacarse] en una situación de vértigo, al borde del abismo para iluminar al resto. [Suena] delirante, psicodélico y (hasta) mesiánico pero siempre ha sido así” (N. Cruz).

20 años después sigue sonando imperial. Lo mediocre acaba autovolatilizándose, lo bueno, en éste caso lo sublime, nunca se extingue y sólo hace que revalorizarse y seguir guiando. Sencillamente gracias J, gracias Florent. Revisitarla, os encantará, cómo esa sensación del primer beso, imposible de olvidar. De ésas joyas que te cambian la vida y que no dejan de recordarte porque sigues en éste fascinante riesgo continuo llamado música.


[Mad indie summer 2014] Improntas eternas

116058_description_SSindie

Las fiestas de San Sebastián de los reyes vistieron de gala el Mad indie summer compareciendo con una alineación musical de champions para gozo y melomanías varias de todos los que nos dimos cita el último juernesviernes al norte de la capital.

El double dragon LoriLol era un atractivo máximo para volver a disfrutar de la mejor música y la magia del directo.

Con las atractivas bambalinas escénicas granadinas de fondo Lamprologus abrió el cartel fluyendo en esencias y raíces de lo-fi pronirvanero que derrochó descaro y no paró de expandirse aprovechando con nota su espacio.

Lori Meyers (cabecera)

Tras los retoques last minute hicieron su aparición sobre las tablas el grupazo de Loja. Una más que correcta, profesionalizante y crescente actuación que volvió a demostrar porque Los Lori siempre gustan, se entregan y jamás defraudan en actitud. También tiraron de visuales atractivísimos y muy bien trabajados perfectos para tridimensionalizar sus siempre envolventes bolos. Al son de los lumúnicos soniquetes de Una señal Noni y los suyos, la mítica banda Lori Meyers hizo acto de aparición para enlazarla con los exquisitos guitarrazos de Planilandia.

El set se mostró completo y al gusto de todo su excelente repertorio continuando con el tríptico Corazón elocuente, Luciérnagas y mariposas e Impronta, metáfora máxima y enriquecedora de su más reciente discazo con cambio de guitarra, de española a eléctrica, para revestirla y hacerla crecer en capas y texturas.

La siguiente dupla sónica fue para Dilema y ese himno llamado Tokio ya no nos quiere, corte que atmosferiza la sensación de escuchar una canción top en vivo y de primera mano, con toda la grandeza que ello conlleva. Tras la colaboración de Annie B. Sweet para El tiempo pasará y empezar a dar buenas muestras del Korg con Religión les seguirían A-sinte-odio y Luces de neón, otro temazo de irreversible estribillo con el que la gente se empezó a venir arriba.

Antes de las brillantes sacudidas finales llegaría la pausa con Explícame, basculando los focos hacia Alejandro Méndez, momento ideal para echarse un cigarrillo y tomarse una porción de relax. La maximización coreable llegaría como de costumbre con esa oda del infortunio amorososexual, Emborracharme, que se encadenaría a la cuidada Huracán, expansiva y subida desde las teclas sumándose en el éxtasis Alfredo, galopando selecto y rotundo en su clímax de percusión.

Luego llegó la conexión con Alta fidelidad antes de desaparecer entre la penumbra de los instrumentos. En el bis se atrevieron con Dos hombres con sombrero en un homenaje más que merecido a esa primigenia obra maestra llamada Viaje de estudios. Sin ti ninguna parte es azar, con tal magnánimo aforismo es imposible no viajar hacia el mundo de los sentimientos más decisivos.

El pareado final correría a cargo de un cóctel premium para arrancarse y dejarse llevar de verdad a base de ¿Aha han vuelto? + Mi realidad para bordar otro concierto redondo que los sigue situando en el olimpo de la afortunada escena alternativa patria. Gracias otra vez grandes.

DSC_6622

Con un escenario sugestionado por las llamas y la pasión del bolazo previo Love of lesbian tomarían el testigo de los andaluces para seguir petándolo a base de bien. Ésta vez las pantallas funcionaron a pleno rendimiento armonizándose con justicia poética y torera al orden cósmico tras los problemas técnicos en Santander.

DSC_6633

El espectáculo lesbiano se mostró de nuevo tan gigante y sublimemente circense como de costumbre, con presentaciones estilo NBA y/o equipo de fútbol de pretemporada (y no fue para menos cuando Santi Balmes sorprendió con una camiseta probalompédica del Sanse tras desataviarse de su look prodandi de El poder de la tijera). Con una más que interesante ensalada de canciones (no faltó su hit Club de fans de John boy aderezado de cancionzacas de culto como Mal español, Noches reversibles y Los toros en la Wii. Fantástico) a través de su selección más cañera y electrizante Balmes y sus muchachos se metieron otra vez al público en el bolsillo desde el minuto uno entregándose incondicionalmente dejando más claro que el agua lo cojonudamente que se lo siguen pasando con su trabajo: hacer canciones y transmitirlas con los 5 sentidos ante sus fieles masas. El show fue otro despliegue de medios, maneras y disfraces dónde todo el plantel paladeó la fiesta felizmente descarrilada como si no hubiera mañana, haciendo gala de tan atinado y bello (emb)lema. Julián Saldarriaga se uniría a los festejos y arengas varias animando al personal en el interregno azteca de Fantástico para subrayar y sublimar el momento ranchera de tan multicolor composición. Otro conciertaco de los que te dejan con ganas de más y que acabó por apuntalar una noche jugosona dónde las haya.

La MODA

A continuación y para acabar de trazar el círculo La Maravillosa Orquesta del Alcohol/MODA ensanchó sus ganazas y su gracejo abriendo en inglés mediante un rock norteamericano depuradísimo fusionante con trazas de folk country límpido y sólido.

En un pequeño puñado de letras, otro evento más que acertado y suertudo para seguir adorando más si cabe al mítico año de gracia de 2014.

Público

Fotografía: Alfonso Vega