Archivo mensual: enero 2015

[2014] Irreversibilidades melómanas

DSC_8315
“El sentimentalismo es la alopecia de los sentimientos” escribe Ray Loriga en su más reciente y de nuevo novelón. Cierto, pero hay años que marcan, que merecen ser recordados aunque peligrosamente puedas caer en el bizcochismo y ciertas nostalgias. Pese a la ausencia de un nuevo disco de Los planetas 2014 será un año improntante grabado a fuego en memorias colectivas y en subjetividades intransferibles. Luchar por un sueño es de lo más bonito y de lo que más te puede llenar en la vida y sí además vas viendo y sintiendo como se va dando forma a “la movida” no puedes más que seguir trabajando con pasión e ilusión renovadas para intentar ofrecer la mayor calidad y variedad posibles a nuestros estimadísimos lectores que son los que finalmente dan sentido a toda nuestra obra.

Independance, Juglar, Contraclub, Penélope, Montilla, Charada, El sol, Mad indie summer, Boite, Joy eslava, Teatro Lara, Tomavistas, Un lugar llamado mundo, Nocturama, Territorios, Hangar [y a nivel fan tirando del bolsillo propio Santander music, Vetusta Morla, Iván Ferreiro, Sexy Sadie, Templeton y Standstill]; Alborotador gomasio, Ellos, El hombre rana, Joe Crepúsculo, Guadalupe plata, Poomse, The prussians, Supernumerario, Atención tsunami, La habitación roja, León Benavente, Los claveles, Los pilotos, Sangre, Novedades Carminha, Alexandre Lacaze, Genérica, Los Punsetes, Love of lesbian, Lori Meyers, Maryland, Niños mutantes, Mucho, Sidonie, We are scientists, El columpio asesino, Nudozurdo, Edredón, Fira fem, El lado oscuro de la broca, Perro, Triángulo de amor bizarro, Cómo vivir en el campo, Pasajero, Fuckaine y The right ons entre otros. Buenos grupos y grupazos que hicieron de la pasada anualidad un gozo mayúsculo para la melomanía y una satisfacción laboral y personal gigantesca para todos los que trabajamos en éste bello y maravilloso proyecto llamado Poplacara.

Creo que en la vida hay que ser humilde y no olvidar jamás tus raíces por muy lejos que llegues. El origen y el destino seguirán siendo los mismos: la buena música, los buenos artistas que no paran de crearla y todas aquellas personas que amparan y seguimos defendiendo a capa y espada éste hermoso cosmos. Del romántico fanzine de 1984 a la actualidad digital (ya 2015 ¡oiga señora!) imperante ha llovido mucho, pero jamás en vano. El que no llora no mama y en la vida hay que currárselo, la meritocracia tiene sentido pese a la superestructura del tinglado montado por paletines, ladrones y demás sanguijuelas sin escrúpulos y con menos vergüenza que un gato en una matanza. Desde luego que siempre nos quedará la superioridad moral como bien apuntaba Luther King. Pero centrándonos de nuevo en lo principal parafraseando a cierto grupazo granadino siempre nos quedará la música, eso jamás nos lo podrán arrebatar y como bien dice el dicho que nos quiten lo bailao. Al final volverá a quedar lo más importante, las canciones y todos los sentimientos en colores aún por inventar que seguirán provocando.

El nivel ha quedado muy alto y hay muchísima gente a la que agradecérselo. 2015 se presenta muy grande y apetecible. Todos los que formamos parte de ésta mágica publicación seguiremos en la brecha intentando implementar en todo momento la mayor profesionalidad posible sin olvidar paladear cada bolo y evento.


[Mondo sonoro] editorial enero 2015

Smells like MILF spirit

Si fuésemos de tradiciones (quizá lo somos más de lo que pensamos, no se [crean]) aprovecharíamos este pequeño espacio y estos minutos con nuestros lectores para felicitarles las fiestas, desearles que el año [entrante] sea mejor y que los reyes magos, papá Noel, los padres o sencillamente la suegra nos traigan los regalos más fantásticos que podamos imaginar. Pero ocurre que los regalos estando las cosas como están casi que da igual. Lo que no vamos a dejar pasar es desear[o]s que disfrut[éis] de un año mejor porque todos lo merecemos y tan puteados como estamos nos lo hemos ganado a pulso. Que teng[áis] un excelente 2015 toda la gente que va a los conciertos, la que monta conciertos, la que escribe sobre esos conciertos, la que toca en esos conciertos, la que publica discos, la que cuelga su música en plataformas, la que escucha música independiente (o no, tanto da eso de las etiquetas), la que escribe sobre música… todos absolutamente todos. Hasta los que publican malos discos. Bueno esos un poco menos.


[Niños mutantes Penélope sábado 20 diciembre 2014] Con cabeza y corazón

Un grupazo de Granada siempre es acertado para rematar un año glorioso. Los andaluces mutando Madrid desde Penélope de nuevo ofrecieron otro directo compacto y sólido como de costumbre.

DSC_7488

Antes de ellos el quinteto vigués Maryland desplegó un aplicado y brillante power pop progresivo que calentó motores haciéndose eco en su mayor parte del elegante Los años muertos. Pero tampoco olvidaron su primigenia etapa inglesa despidiéndose con una versión toma y daca anglopopurrí que cerró un entrante sónico agradable y adherente.

DSC_7541

Pasado, presente y futuro asegurado. Niños mutantes como el buen vino es una de esas bandas de trayectoria impecable, acuñadora de himnos, currante y por las que te das cuenta de por qué te gusta tan jodidamente la música. La primera tanda mutante se abría con la tajante y acertadísima Es lo que hay, trabajada por Andrés con destreza desde el Roland, al que se aventuró Juan Alberto para alzar El circo cerrando estos primeros posos de El futuro con la exquisita guitarra iniciática de Robot, otra cancionzaca-declaración de intenciones que entonaba definitivamente al público para seguir disfrutando de muchos minutos de poprock de muchos quilates. Los siguientes temas partirían de la icónica y exitosa Las noches de insomnio pasando por la maravillosa La puerta y siguiendo con otro himno de postín, Naúfragos, dónde todos nos vinimos arriba en otro momento jugosón.

DSC_7569

La pausa filoacústica vendría de la mano de la surfera Barronal y El miedo, instantes en que Andrés y Juan Alberto se marcaron un double dragon sentío y trabajado. Entonces llegó una delicatessen de El sol de invierno: Manual de autoayuda, composición creciente dónde las haya.

Con la pertinente y contextualizante Caerán los bancos se experimentó un clímax más para encarar el último tramo antes de las acometidas finales. Con Volverás tirando de ayuda de parte de su staff desde las teclas se hiló la lúcidamente decisiva y (auto)homenajeante Boomerang, otra coda para seguir engordando un repertorio glorioso y al alcance de muy pocos. Te favorece tanto estar callada no podía faltar y para la ocasión se enlazó con magia a Hundir la flota.

El bis no pudo comenzar mejor, la brutalidad himnaria mutante de Todo  va a cambiar atronó gozosa y karaokil por cada poro de la sala y de los presentes. El himno mutante más reciente en el que la batería de Nani cabalga contundente y apasionada que no para de expandirse y conquistar melomanías y que personalmente considero uno de los temazos imprescindibles e incontestables de 2014.

DSC_7531

La última dupla fue para Errante (canción mutante) y la insómnica La voz, atinadísima para rematar más de una veintena de composiciones magistrales y cuidadas.

Otra formación para seguir congratulándose, un concierto grande para despedir el mágicomelómano 2014. La única nota negativa a cargo de una organización que no dejó hacer bien su trabajo a los medios [nunca entenderé el acotamiento vip del público a modo de corral en un gesto de antidemocratización sónica y menos en un concierto de música independiente]. En el mundo de la música hay que cuidar a la gente que va a cubrir los eventos, los fotógrafos y los redactores tienen que tener libertad de movimientos, debe ser una sana interconexión recíproca. Pero nada impide nunca lo más poderoso e irreversible, la buena música y las buenas canciones, que permanecen, curan y compensan casi todo como bien tuve el placer y el privilegio de convenir con Nani y Juan Alberto, 2 músicos como la copa de un pino, humildes y buena gente que hacen que cada día te arrepientas menos de abismarte en la melomanía.

Fotografía: Alberto Del Castillo


[El columpio asesino] “Una parte muy importante de nuestro público se ha acercado a nosotros gracias a Toro”

EL-columpio-asesino-2014-vuelve

¿Creéis que vuestro himnohitazo Toro marca un antes y un después para la banda? Está claro que sí. Una parte muy importante de nuestro público se ha acercado a nosotros  gracias a  Toro.

¿Qué escucháis en la furgo? ¿Algún descubrimiento reciente o grupo que nos queráis recomendar? Tiramos mucho de Spotify. Según nos de el aire ponemos unos grupos u otros. Últimamente se está escuchando bastante St. Vicent. Totalmente recomendable.

¿Algún ritual antes del bolo? Y después del mismo ¿qué es lo primero que hacéis, comentar la jugada o empezar con los cócteles? Ritual no tenemos. Nos gusta echarnos unos whiskys antes y poco más. Después solemos comentar la jugada como dices mientras seguimos con el whisky.

Afortunadamente llevamos años en la mejor etapa de la música alternativa patria. Creo que Méjico es perfecto para expandirse aún más. ¿Qué os gusta más del público mejicano? Es muy apasionado. Se entrega en cada canción y se saben las letras mejor que yo. Es más ecléctico que el español y eso nos gusta.

Lleváis ya 14 años de carrera. ¿Alguna anécdota mítica? ¿Qué es lo más friki que os ha pasado estando en el escenario?De los más friki que recuerdo es ver a Nacho Vegas cantando y bailando en el escenario del Sonorama Toro. Una de las colaboraciones más divertidas que hemos tenido. ¡Gran tipo!

Para vuestros archivos sonoros personales ¿vinilo, mp3 o CD? No le hacemos asco a nada. Nos gusta la carne y el pescao.

¿Qué opináis de Eurovisión y los 40 principalesMe provocan indiferencia sin más.


El columpio asesino
son Álbaro y Raúl Arizaleta, Íñigo Sola, Cristina Martínez y Daniel Ulecia
Respuestas: Álbaro Arizaleta


[Previa] Niños mutantes en Madrid

Niños-Mutantes-1

Tras un 2014 bien trillado de festivales y conciertos presentando El futuro (Ernie records) el mítico grupo granadino Niños mutantes vuelven a la capital para presentarnos himnos recién horneados (Todo va a cambiar) junto a los que vienen facturando desde hace 2 décadas.

Penélope y éste próximo sábado 20 son el sitio y fecha seleccionados para tan melómano acontecimiento dónde el directo de los andaluces volverá a derrochar profesionalidad, entrega y sonidos pop impecables insertos en una alternatividad sónica que vienen demostrando con mucha calidad desde hace muchos años.

Una banda clave del indie patrio que ha pegado un salto brutal desde la exquisitez de Las noches de insomnio manteniendo la línea con intensidad y buen hacer.