Archivo mensual: febrero 2015

[Second y Señor blanco sala Hangar viernes 30 enero 2015] Pop exquisito

DSC_8387

Jugando en casa los cordobeses Señor blanco serían los encargados de preceder bajo los focos a Second. Desarrollando su habitual indie pop elegante y bien ejecutado los andaluces mostraron 3 nuevas canciones de su inminente nuevo disco, Los elegidos, entre ellas Antimateria, que dieron buenas pinceladas de su nuevo repertorio. Un entrante perfecto para el siguiente nivel de la noche.

Tras una espera que se hizo larga por la expectación acumulada y con un local en todo lo alto hasta la bandera (sold out por supuesto) la exitosa banda murciana tenía preparado un bolo de aúpa con un cancionero bien selecto a lo largo y ancho de todos sus temazos e imparables estribillos. Sean Frutos y los suyos empezaron fuerte la noche. La adherencia y contundencia de la montañarrusística 2502 rompió el hielo para iniciar el bucle energético. No esperen ningún rollo shoegazer, Second es puro movimiento, derroche y nervio. Pura entrega alargando los tempos de cada pieza con maestría y autopaladeando como nadie sus creaciones. Teclear desde ya que en una jornada mágica los murcianos hicieron doble bis, dato llamativo y original que enganchó al entregado público como pocos y que hay quedará.

DSC_8419

La primera fase del viaje sónico estuvo salpicada por una sucesión de codas que nunca decrecían y que se gustaban en cada acorde. Antiyo, Muérdeme, Más suerte (en cuarteto), Las serpientes o Espectador se colaron por cada poro de las melomanías individuales y colectivas. El ciclo se cerró con Tu alrededor, momento grande en el que Sean fue rulando el micro entre los fans sin parar de ganárselos a pulmón.

Con todo el mundo atentísimo y de nuevo espectante comenzaban tras el primer bis con otra buena tanda de temazos. Con un frontman que sudó entusiasta su camisa se arrancaron con Caramelos envenenados, instante intimista proacústico en que por momentos se volvió a formación en cuarteto con un Fran Guirao nada desentonado a las teclas, otro síntoma de lo a gusto que se encontraba la formación cuyos miembros entraban y salían o iban cambiando de instrumentos y papeles con naturalidad y gracejo. Después vendrían la fraccionaria Conocerte dónde se unió a la fiesta una harmónica y las soñadoras N.A.D.A y Autodestructivos.

Las guindas para la dupla del segundo bis y tercera parte definitiva fueron para los himnos Si todo se oxida (estirada majestuosa hasta el orgasmo sonoro en mi momento favorito del evento) y la demandadísima y creciente Rincón exquisito, que también se dilató en consecuencia exprimiendo cada punteo y gesto para estallar en la merecida ovación y satisfacción del trabajo bien hecho.

Fotografía: Pablo De Serna

DSC_8387

[The prussians local La abuela rock Montilla sábado 31 enero 2015] Conquistas prusianocordobesas

prsussians30plc01

Siguiendo con los melómanos actos del 30 aniversario la familia poplacariense volvió a hacer piña arrimando el hombro con La abuela rock para degustar una de las delicatessen indies patrias más prometedoras y que van pegando cada vez más fuerte: los mallorquines The prussians, muchachada excelente y de talentazo constatado.

En un bolo memorable y al que no le faltó de nada Dominic, Gabriel, Jorge, Tino y Ferchu se fueron soltando en un crescendo efervescente contagioso para mostrar y exprimir todo su buen hacer e intensidad. Tirando de un set list eficientísimo (versión angloaustraliana muy surfera y regalo de una nueva composición incluidas) el grupazo isleño fue recorriendo su exitoso y brillante debut disquero en largo para ir flasheando la noche con alargues guitarropedaleados a la altura de bandas tan grandes como sus atractivas influencias. Cancionzacas como The place, Last call (todo un gustazo sentir en directo su cambio de ritmo rompecinturas y su subida demoledora), Games o A stone fueron saciando sonoridades y consolidando la juerga. Uno de los momentazos de la noche fue cuando su frontman al estilo del nuevo rollo de El columpio asesino se marcó la penúltima [aún quedaba el apoteósico truco final] arrancándose con las baquetas.

Comparado con Keith Richards no he estado en tantos conciertos pero no me puedo quejar. No es ningún topicazo y los que tuvimos el privilegio lo sabemos: Los prussians estaban en su salsa y más a gusto que nunca. En contadas ocasiones se ve a una formación tan cómoda y receptiva sobre las tablas. Y debajo de ellas: conforme avanzaba la cosa irían descendiendo del escenario y fundiéndose con el respetable el trítptico guitarrero prusiano para gozarlo saltones y bailongos con la primera y con todas las filas, había muchas ganas de pasárselo bien y se superaron todas las expectativas. Tal era el clima y el caldo de cultivo sónico imperantes que dulces y sorpresivizantes se marcaron un bis mítico viajando en un temazo extra dónde se fueron sumando instrumentos junto a la fiesta pura y dura.

Mul mul y sus creadores van pidiendo a gritos petarlo en un festival grande. El contexto no puede ser más proclive. El duende andaluz surfeó cada milímetro y la actuación prusiana ya forma parte de la élite histórica musical de la ciudad y extensos alrededores de tan bellas tierras sureñas. Sencillamente GRACIAS chavales, a seguir creando y petándolo, paladeando vuestras merecidas sensaciones y reconocimiento cómo si no hubiera mañana.


[Alborotador gomasio, Disciplina Atlántico y Ornamento y delito Siroco sábado 24 enero 2015] El gomasianismo va a llegar

IMG_0968
La emblemática y madrileñista Siroco tiró de crema pronoventera para un tríptico más que jugoso. Una noche de ruido de estrellas dónde las bandas de Limbo starr y unos prometedores Disciplina Atlántico hicieron un homenaje a la actitud y los buenos guitarrazos patentizando la edad de oro de la alternatividad sónica patria.

IMG_0617

Abrieron la lata Disciplina con mucha polivalencia, prueba de ello fue que 2 de sus miembros se turnaron a la batería. Una formación aplicada y bastante entretenida que comenzó con Las radiaciones del móvil mostrando desde el primer acorde un power pop progresivo con tintes decadentes y alargues y distorsiones pronirvaneras que además se marcaría una versión protagonizando uno de los momentos más atractivos de la jornada, su frontman jugueteando con un pedal entre las manos. En suma, una banda que dará que hablar en cuanto vaya sacando más material.

IMG_0741

La segunda parada la protagonizarían Ornamento y delito, que contando con la ayuda al bajo del cantante de la banda precedente se marcaron unos buenos guitarreos con personalidad y empaque a través de temas tan sugerentes y certeros como Trashorras, Carnaval armado, Bono es dios o Cocaína.

IMG_1000

Tras los preceptivos prolegómenos Marco, Koldo (ataviados proplaneteramente con camisetas a rayas, la de Marco de manga larga muy a lo Cobain), Guillermo, Alberto y Miguel comparecieron sobre las tablas para darle buena chicha a sus 2 discos ya de culto: Más humillante que doloroso y el recién horneado Los excesos de los niñosAlborotador gomasio nos regaló otra actuación divertida, pasional e improntante. No es porque sean amigos es porque es una realidad: seguimos estando ante una banda que no tiene techo y cuya merecida progresión apunta a petarlo en festivales y seguir haciendo lo propio en salas. El primer pepinazo de su exquisito set list, El malestar continúa, se tornó en una verdadera declaración de intenciones. Un himno insuperable de esos que forman parte de la banda sonora irreversible de muchas personas, desde luego de la mía desde la primera vez que la escuché. La siguiente dupla sería para otros 2 temas de su primer largo que enlazarían con la primera nueva de la noche, Si te matas, canción sentía y adherente dónde las haya. Tras la deliciosa pausa de Las sombras llegaría toda una tanda de nuevos himnos para vaciarse y presentarnos con garra y calidad su último trabajo. Espíritus helados, Todos mis huesos o El placer de la derrota retroalimentaron pogos y éxtasis incendiando la intensidad de aquellos instantes gloriosos.

IMG_0998

El triplete final fue para Contra el suelo, otro temazo brillante en el que Guille se uniría al festival guitarril echando mano de la acústica. Los estribillos demoledores de En el espejo serían los elegidos como antesala para Los residuos de la sociedad, ésa canción que pide a gritos cerrar un bolazo cómo análogamente pasaba con las gigantes postrimerías distorsioniles de La caja del diablo en los más decisivos 90.

IMG_0897

Una noche de lo más completita pues en que siguen convenciéndonos a los más fieles gomasiánicos de primera época mientras van ganando nuevos adeptos para una causa y propuesta sonora que recogiendo el testigo de la mejor tradición pop en español y la rabia más actual dan lugar a unas canciones sublimes que viajan hacia la atemporalidad y que son más pertinentes que nunca.

Fotografía: Guillermo Ramos


[Los Punsetes Joy eslava sábado 17 enero 2015] Incendios guitarreros de culto

DSC_8081
El electropunk atmosférico del cuarteto Violeta vil fue el encargado de preparar el terreno para el festival guitarrero y visualdistorsionil que se avecinaba inminentemente. Apoyando su set list sobre todo en su reciente Mujeres ulaga demostraron buenos alargues y no pararon de gozarlo, sobre todo su frontwoman, en su propio pogo actitudinal con temas como Chupacabras y Urgencias primitivas. Su batería, flanqueado por un aplicado bajista y una entregada guitarra, se desató a fondo y al poco de empezar el bolo se puso de pie, posición que no abandonaría hasta el postrero acorde y que dió buena nota del plausible rollo de la banda.

DSC_7908

Justo un año después de su actuación en El sol y tras los retoques de rigor y a continuación de una dulce y tensionante oscuridad iban compareciendo sobre las tablas de la Joy Los Punsetes, todos menos Ariadna, que hizo su gloriosa aparición cuando Jorge, Manu, Chema y Luis estaban ya listos para empezar a petarlo. Por delante una colección de himnos atemporales, 25 cancionzacas para dilatar y expansivizar una aventura sónica inolvidable de una banda cuyo mejor momento sigue siendo el presente.

Dejándonos a más de una y de uno con el culo torcido abrieron su show con Nit de l´Albà, un himnaco de aupa que personalmente considero la mejor canción del pasado curso melómano. Así y desde el minuto 1 ponían bien a tono todas sus virtudes e instrumentos demostrando seguir siendo una de las mejores bandas independientes de la historia patria. Tras tan inmenso temazo llegaría el primer corte seleccionado para la ocasión de LP IV, Bonzo, otro tema para seguir on fire que se uniría magistralmente al hit montañero Alférez provisional. El siguiente triplete, iniciado por 155 y rematado por Tráfico de órganos de iglesia seguiría recordándonos su bello trabajo de 2012. Una primera parte a lo largo de sus 4 discos dónde la gente iría sumergiéndose en la subversividad y la distorsión a través de canciones perfectas como Los cervatillos, Fondo de armario, Dinero (dónde el seguimiento karaokil comenzó a patentizarse) o Pinta de tarao, finiquitándola con Malas tierras, una preciosidad creciente con la que dejarse mecer.

El bis comenzaría con un nuevo look de Ariadna, que de suerte de novia retroinmaculada de la madre naturaleza pasó a un vestido de superheroína posmoderna para tras un “Buenas noches Madrid” arrancarse con Los últimos días de Sodoma, volviendo a enganchar al respetable hasta el último pedaleo. A partir de ahí la recta terminal vendría plagada de sus mejores ingredientes y volumen para no parar de crecer y de terminar haciéndonos a todos venirnos arriba: John Cage, Arsenal de excusas, Tu opinión de mierda. Entre todo ello aterrizaría el momento entrañable por antonomasia. Con el ariete Amanece más temprano sus maravillosos visuales dieron un homenaje al gran Gonzalo, su bajista irreverente y mítico cañí reemplazado por el polivalente Luis, que curtido en Los claveles, Juventud juché y Cosmen Adelaida demostró soltura y empaque como si llevara mucho tiempo con la formación.

En la traca definitiva sobresaldría el tridente letal Dos policíasMaricasTus amigos para cerrar con el reciente y condenadamente pedadizo himno (otro más para la saca) Me gusta que me pegues, momento del viaje en que todos los presentes estábamos ya más que sugestionados antes de la única mala noticia de la jornada: que la cosa no durara un poquito más, como pasa con todos los grupazos.

Los Punsetes 2

No es un topicazo, como en su día Los nikis [he aquí un incondicional de los de Algete] Los Punsetes no cansan nunca, esto es así. Están a mil jodidas millas de ametrallar con conciertos (en Madrid, su casa). Por eso y por lo buenos que son hay que aprovechar las pocas dosis que nos ofrecen para seguir orgasmeando sonoramente con una banda de culto a la que cada día se la quiere más.

Fotografía: Alberto Del Castillo


[Sidonie Joy eslava viernes 12 diciembre 2014] En la crema de la ola

Sidonie cabecera
Sea sala, festival, acústico o lo que haga falta. Un concierto del grupazo barcelonés es un flechazo al centro de la melomanía. Desde que sacaron su de nuevo genial y rompedor disco no han parado de hacer bolos. La banda ya está perfectamente engrasada desde hace años pero incluso éste inolvidable 2014 se les ve en un momento aún más brutal, ampliando su paleta sónica, reiventándose pero sin renunciar a una personalidad que les hace ser lo que son, uno de los mejores grupos alternativos patrios (y de dónde sea) de todos los tiempos. Tú que lees esto puedes pensar que es exagerado pero no tienes más que pararte a repasar su trayectoria, su sólida versatilidad y la demanda que generan.

El cuidado ciclo Pop and dance eligió para la ocasión Joy eslava, que se volvió a vestir de gala para la crónica anunciada de regalazos sierrocanadienses que estaban por venir. Marc timoneando la juerga, Axel de nuevo pasional y pletórico en la percusión, Jes a tope animando el cotarro como de costumbre, el sonriente Edu brillante en los teclados y Marcel muy participativo y acertado.

Sidonie 2

Entrega, frescura, frontalidad, diversión. Un set list exquisito, “un repertorio dispuesto para el delirio, la exaltación y la comunión. Los que toquen psicodelia, rock o electrónica pondrán al respetable a gozar, hay gente que sabe a lo que ha venido al mundo y Sidonie están en ese grupo saboreando cada minuto” (Yeray S. Iborra).

Tocando todos los palos guitarrearon y teclearon pinceladas de toda su magna y jugosa obra a través de más de una veintena de canciones. Abriendo con la atractivísima Sierra y Canadá (historia de amor asincrónico) para la primera parte entre su ramillete sónico desplegaron los himnos costazulados Persona y Costa azul, las eternas y fluidas A mil años luz (bandera generacional psicodélica, no me canso de gozarla) y El bosque y la daliniana Fascinado. Junto con Felling down nos embarcaron en viajes pretéritos y grandiosos hacia Moog y Varanasi (con los momentos más intensos de Jes proyectando con su sitar un envolvente intimismo atmosférico), sin olvidar deleitarnos con un mítico tríptico a base del “sonido arrastrado, sexual y sucio” (D. D.) de la elegante Gainsbourg, la visionaria y acidísima Yo soy la crema y Un día de mierda, radiante oda a desdichas cotidianas a la que es imposible no unirse y que con cada cante te hace sentir mejor.

El bis lo empezó encarando Marc con arrojo y gracejo tirando de ukelele para El mismo destello. A continuación se abismó orgulloso y decidido con la mágica Giraluna. Para el triplete final tras la pausa se echó mano de La sombra, Nuestro baile del viernes y Estáis aquí, que con su remate cósmico completó una crecida imparable y otro bolo enorme.

Sidonie 4

De Canadá a California. Tras perderse en la oscuridad hacia las bambalinas el This is the end de los Doors sellaba otro hito sonoro que deja con ganas de más y que tendrá su continuación capitalina el próximo 27 de marzo.

Fotografía: Intromúsica producciones


[Los Punsetes] “Los planetas son un grupo que llevamos escuchando casi toda la vida que nos gusta mucho”

6a014e6089cbd5970c01b8d0ab8035970c-800wi
En el mundo de la música ¿quién se merece una buena hostia? No creo que nadie se merezca una hostia, ¡así de primeras! Ni en la música ni en ninguna parte. Un amago a lo mejor.

¿Qué representan Los planetas para vosotros?
Un grupo que llevamos escuchando casi toda la vida y que nos gusta mucho.

Vuestra canción favorita de Los nikisLa mía es Salvaje pasión.

Una montaña es una montaña fue y sigue siendo brutal. LP IV no hace más que consagraros y asentaros en el éxito alternativo patrio. ¿Estáis en vuestro mejor momento? Estamos bastante bien aunque tal como lo expresas la cosa parece más de lo que en realidad es. Llevamos ya algún tiempo, tenemos cierto público, seguimos haciendo las cosas como nos gusta y apetece.  Eso es lo importante.

Sin La hora chanante ni Muchachada nui ¿algún programa que merezca la pena y/o que nos recomendéis? ¡A mi me gusta mucho Top chef! Es entretenidísimo y muy bien hecho.

No todo han sido buenas noticias. ¿Volverá Gonzalo a la banda o se trata de un retiro definitivo? Está encantado con su vida post Punsetes. Hay un mundo ahí fuera por lo visto.

¿Creéis que Izal o Dorian pueden ser subversivos aunque se reencarnen 5 veces? No creo que lo pretendan tampoco ¿no?

Me encanta (el rollo de) Ariadna. ¿Pilla lo primero que tiene a mano o estudia minuciosamente su vestuario? ¡Lo estudia tan minuciosamente que en muchos casos se lo diseña y fabrica ella misma!

En vuestro cremoso bizarrismo (lírico) ¿algún personajucho friki o no friki del melómano año de gracia aún en curso que merezca que se le escriba un hit punsetero? Me estás preguntando sucintamente por El pequeño Nicolás, el nuevo Dioni. De todas formas nunca hemos escrito una canción sobre un personaje en particular. Los personajes somos nosotros mismos.

Si aún no los habéis escuchado yo os recomiendo encarecidamente uno: Alborotador gomasio. Aparte de obviamente vosotros, Los gomasio y Ellos ¿un par de grupos madrileños de nueva/recién hornada que merezca la pena escuchar? Conocemos a Los gomasio, claro, personalmente incluso. Nos gusta mucho Sierra, el nuevo proyecto de Hugo de Margarita. Y las Sangre también.


Los Punsetes
son Ariadna, Jorge, Manuel Sánchez-aka Anntona, Chema y Luis

Respuestas: Manu Sánchez


[Ellos] Otro racimo de hits

Po

El guillemostazismo va a llegar, para volver a quedarse. Ellos retornan para vestir de nuevo de gala ironías y sátiras acidísimas con el punto de mira siempre ajustado. “La personalidad de la banda se mantiene así intacta mientras demuestra una evolución creativa que evita el estancamiento [(] entre parámetros propios [)]” (Raúl Julián).

Crujiente, resultón. Juguete completo juguete Comansi. Pop cabrón es una pildoración completísima y variada de ritmos y melodías Super glue que sacuden soleadas y airosas. Un cotillón al que no le falta de nada, un viaje divertidísimo, otra nueva flipada en colores de un grupazo que ha vuelto para volver a petarlo con (tard)orgasmos explosionantes videojueguiles atractivísimos, ráfagas, cuñas y entradillas selectas (al loro a Prisa) que compactan unos cortes tarareables, desgañitables y bailables hasta la médula perfectos también para petarlo en entregadas salas, orgiásticos festivales o la exquisita intimidad de la ducha diaria o de fin de semana.

Se lo han vuelto a pasar muy bien jugueteando con los sintes con la eficacia y magia de Romario dentro del área. Capote y Mostaza con O tú o él o yo y las adelantadas Aunque te rías de mí y Lengua viperina siguen engordando su resplandeciente bolsa de himnos (posmodernos). Una triada letal de arietes sónicos, frescura veraniega a tuti plen, inteligencia y ejecución brillante.

Tras la locura maravillosa de Cardiopatía severa y tras ciclo temporario balompédicomundialista hasta llegar al último pelotazo de Guille y Santi ha sido una temporada larga pero aquí también ha merecido la espera, y de qué manera ¡oíga señora! El indi guillemostacense reparte a lo Chuck Norris, tiene para todos, la dupla Tu tiempo se está acabando y el cierre de telón inmortal del baladón heroico Nuevo imperio golpean realidades y dejan en merecido ridículo a más de un paletín, manguta y títere, ésta última es de esas canciones a vindicar que no paran de crecer con cada escucha y que tienen algo mágico que te sacude y regurgita. Bravo de nuevo chavales, habeis vuelto a clavarlo como en El anillo, se agradece de nuevo vuestro azote.

“Quedarse a medias no mola nada. Te lanzas al vacío dándolo todo o mejor quedarse quieto” (Ramón Marc). Ojo con el temón Estrella patria, Ellos las tiran finas y al palo largo, desenmascarante relato digno de mención que merece su punto y aparte. Narra con soltura y sabiduría las andanzas y desventuras del quiero y no puedo fomentado por radiofórmulas y onehitwonderismos ilustrados que separan el jabugo de la mortadela con aceitunas para poner en su sitio a más de un moderno que se perderá en el olvido por haberse dejado llevar como una maleta. Grandes de nuevo Guille, Santi, vaya manera de desplumar al personal [carcajada mayúscula]. “Sencillos pero incisivos tal y como refleja el punch de melodías como” No finjas, temazo desnudo, zas en todos los morros y logradísima bandera contra el pasteleo amoroso, glorioso hit funcional y efectivo (Alberto Bonilla).

Del resto de cortes decir que complementan a la perfección una producción gloriosa refuerzafans y ganadeptos. La adherencia vocal promiguelbosiana inequívocamente protagonista de Guille Mostaza se alza por cada poro realzada por unos sonidos efectistas y bien elaborados que hacen de cada pieza una joya pulcramente rematada lista para lucir en las mejores ocasiones. Estimados y estimadas, están muy probablemente ante uno de los discos más alegres, congratulantes, vivarachos y pegadizos del año, ideal para el bucle. Hala, a darle al play y a gozarlo muchachada.


[Love of lesbian] Dentelladas ácidas

Love of lesbian

Festival minimalista de temazos en pelotas: lírica explosionante y estructuras pop rematadas con gracejo y mucha calidad perfectos para petarlos en escenarios al aire y la noche libre y/o las cálidas atmósferas de las salas. Tras su exitoso último largo y a la espera del siguiente la delicatessen lesbiana en forma de EP con primero, segundo y postre se torna un menu sónico exquisito y subversivizante que te hinca el diente antes de que tú hagas placenteramente lo propio con él.

Un trabajo que se y te desnuda emocionalmente. La guasa y la sátira más corrosiva ingredientan un tríptico genial multicolor, coherente y huyendo de aburridísimos y monótonos cantautorismos para alzarse como un certero tridente con empaque y contextualizado. Un trébol himnario a modo de un hasta luego que marca y se convierte en culto desde el primer play.

La abanderable Mal español escupe verdades como catedrales sin pasteleos ni dejar títere con cabeza en un carrusel de imágenes caricaturizantes desemascarantes. Vuelan las gaviotas y en cada pico va una rosa, la letra no puede ir más al grano, lo dice todo [y es difícil no estar en sintonía], así que centrándonos en lo que importa, en la melodía, vuelve a cuajar en otra canción redonda del repertorio lesbiano, bailable y karaokeizable hasta la médula.

Manifiesto delirista. Título grandioso para seguir engrosando la cremosona discografía de Santi Balmes y sus muchachos. Va entrando suave pero el crescendo no tarda en coger el pulso hasta su irresistible estribillo.

El tercer y último corte (testigo final hasta la fecha de la coda del grupazo catalán) es una suerte de coctelera con todas las virtudes que han ido madurando todos los sonidos de la banda. El giro final burlón y picante impronta nuestro lado (más) diabólico a la pausada y antiestresante espera de su próximo álbum, seguro espectacular y de nuevo por la puerta grande. Hasta entonces melómanas gracias por todo Santi, Jordi, Joan Ramón, Oriol, Julián y Dani.