Archivo mensual: agosto 2015

[Ray Loriga] El demonio descansa

GirlDrinkingMartini-e1373587795582-580x328

Ella, que no entendía la importancia del reto, caía siempre derrotada. Demasiado joven para recordar. Santiguarse después de mojar los dedos en Martini era probablemente la peor [de sus manías].

Silenciosas como ceniceros y tan aburridas como tumbonas. Pensaba que “y bien” era la expresión más sofisticada del mundo.

-Si no te lo hubieras tirado ya tendrías aquí tu Martini.

-Te agradecería que te dedicaras más a tu vida sexual imaginaria que a la mía. Se rió y eso era más de lo que podía soportar.

-Más bien parece que trata de impresionarse a sí mismo.

-¿Falta algo?

-Falta mucho pero por ahora nos conformamos con cuatro Martinis.

Se quitó las gafas de sol [l]o cual según sus afectadas pautas de conducta significaba “ahora voy a ser terriblemente honesta”.

-Han pasado ya 3 veranos desde que te metió la mano debajo de la faldita de tenis y aún crees que tiene la obligación de saludarte. No sabes nada de hombres cariño. Seguramente recuerda mejor la marca de tu raqueta que tu nombre. No hay nada que entender. Son las hormonas. Tiene tantas y tan furiosas como todos ellos.

Levantó su copa pero todo el asunto había dejado de hacerle gracia.

-Me pasaría la noche entera hablando de la salud de tus amigas pero he quedado.

Hacía una noche estupenda [pero] no pudo evitar pensar en la muerte y en cómo [ésta] es sólo una de las maneras que tienen las cosas de cambiar.

http://elpais.com/diario/1999/08/03/opinion/933631205_850215.html


[Arenal sound 2015 viernes 31 julio, sábado 1, domingo 2 y lunes 3 agosto 2015] Tormenta de intensidades

We are scientists

Crónica telegramática y a flashazos de andar por casa.

Amatria

The shoes

Electropop divertidísimo con unos visuales bizarreados hasta el paroxismo. Momento Waterworld tormenta LOCA, putadón míticolegendario no poder brincar y karaokeizar con Varry brava.

La habitación roja

Siempre cumplidores en su exquisito y añejado indipop.

Citizens

Citizens!

Entregados. Versión anglobizarrona de Bésame mucho.

The kooks

The kooks

Del montón, sobrevalorados. Anglopower pop sublimado sobre las tablas que me entretuvo mucho menos de lo que mis expectativas y recomendaciones demandaban.

Niños mutantes

Empaque y mejora constante. Alternatividad made in Graná deluxe.

Tom Odell

Anglocantautorismo dulzón para matar el tiempo antes del mejor concierto de la jornada y de todo “mi” festival a cargo de We are scientists, cracks absolutos, con un Keith Murray lata de Heineken en mano gozándolo entre el público sudando de los stewards y tal pascual. Cada vez me gustan más sobre todo gracias a sus dulces retroreminiscencias de mis amadísimos Nada surf (volver ya por favor).

Amatria

Reimplementando su gran calidad en vivo. Como WAS cada vez me gusta más su música. Interactiveando y salvando con clase los problemas técnicos filobucleantes.

Me hubiera encantado paladear más conciertos en las 3 jornadas a las que asistí pero debido a la electrotormenta LOCA, a la organización que malaprovecha espacios enormes para un parking digno, vados con bordillo (miel sobre hojuelas para bajos y amortiguadores, sí señor y señorita 😉 y la falta de civismo de algún que otro quinqui y manguta en el camping éstos fueron los grupos que más lejos o más cerca pude gozar. Descontextualizantes inconvenientes y molestas mierdeces compensadas con creces gracias a la excelente compañía, casi media botella de Jim Beam y a la melomanía irreversible y gozosamente incurable que me sigue calando cada hueso segundo tras segundo, latido tras latido.

Móvilgrafía: Pablo De Serna


[Mondo sonoro] Editorial junio 2015

Ian Curtis

No hace demasiado los medios de todo el mundo dedicaba[n] máxima atención a Kurt Cobain. Este mes le ha llegado el turno a Ian Curtis, malogrado y espasmódico vocalista de Joy division. Vivimos en una cultura que rinde tributo a artistas fallecidos, convertimos en legendarios a creadores que nos han cambiado la vida pero que curiosamente en muchos casos han sido incapaces siquiera de mejorar las suyas. El estadounidense y el británico son claros ejemplos, gente que pretendía comunicarse con su música pero que posiblemente jamás lo consiguió.

Kurt Cobain

Escuchando sus canciones muchos pensamos que estábamos más cerca suyo aunque desgraciadamente el camino contrario no se movía con la misma velocidad. Artistas como Curtis o Cobain no acortaron la distancia entre su corazón y el de otras personas en propio beneficio. Expulsaron parte de sus demonios, eso es cierto, pero los monstruos más salvajes, crueles y sanguinarios se mantuvieron atrincherados en su interior hasta reventarles el corazón de puro dolor. El resto, como ya saben ustedes, es historia.

Joan S. Luna