Archivo mensual: febrero 2016

[Flanagan] Ferrocapop

Flanagan

Ágil pop luminoso dulce (que no edulcorado), sintes eficientes, letras por momentos muy parlanchodivertidas, limpidez en las ejecuciones. El combo de Mataró despliega melodías juguetonas y ritmos cremita en cortes de 2 y 3 minutos concentrando buen hacer y originalidad.

Genial Documental de Gambia, desde el título hasta toda la composición. Franco Battiato, Buscando un eclipse y No desespero: ráfagas poliédricas más que suficientes para volver a darle al play redisfrutando un buen trabajo discográfico, sí señores y señoritas.


[Kandinsky, una retrospectiva] Pictomelomanías

El parque de San Claudio, camino en sombra

Aunque soy más de Dalí y Mariscal y me quedo con el futurismo y el surrealismo reconozco que el arte kandinskiano tiene su crema y su miga. Un tipo que comprendió pronto que estaba hecho de otra pasta arrojándose a su pasión dándolo todo, ole su polla pues. Las cosas fríonuméricas seguirán siendo necesarias para la humanidad pero también las manifestaciones artísticas de calidad.

Kandinsky - Bleu de Ciel

El pintor ruso atravesaría varias etapas (por momentos me acordé de Klimt o Miró) pero sería con el uso de la geometría y el color que asociaba con el sonido (viva de nuevo la melomanía) dónde alcanzaría su clímax creativomoral para enseñar al mundo sus cremosonas obras. Ésa inter-relación pictóricomelomaníaca fue un punto de inflexión para reforzar su oficio que vuelve a demostrar la fuerza y el simbolismo de la música, ya sea Wagner o Los planetas, la buena claro está, nada de radiofórmulas y mangutas prefabricados que sólo hacen daño a los auténticos creadores. Ya le queda muy poquito a la expo así que si aún no la has paladeado, ve, inténtalo, no te arrepentirás ni un microsegundo (y de paso contemplas por dentro el edificio que la acoge, que no es nada pocho oiga).


[The traveller] Guitarreos altmetalizados

The traveller

Contundencia y arrojo desde la primera pista, actidud y pasión rockosometalizantes (projuveniles). También momentos de introspecciones interrégnicas. Guitarras serrantes (auto)motivantes sentías, baterías apañás, ráfagas a lo Evanescence y/o Axel Rudi Pell, coqueteos típicotópicos con las apreciadísimas baladitas metaleras (atiende al suprabizcochismo ilustrado de Maybe) e incluso intros iniciáticas a lo Héroes del silencio para I want to feel.

Con detalles como los mezzoinstrumentalismos proépicos para el corte 6 se nota y agradece que en su debut la banda alicantina ponga todas las Gibson y carne en el asador de lo aprendido y ensayado para sangrar todo lo necesario en el estudio. El bonus track final en su inmensa mayoría al más puro estilo Bonehead de John Zorn and Naked city o Marilyn Manson me parece un regalo tan cremoso que sencillamente da el valor perfecto para apreciar todo el trabajo disquero además de contrarrestar el anterior pastelón ultraedulcorado pianil projevorro.


Editorial Mondo sonoro diciembre 2015

Melomanía

Aunque todavía aturdidos por lo ocurrido en Bataclan durante el concierto de Eagles of death metal hace algunos días nos sumergimos en la larga lista de lanzamientos que éste 2015 nos ha brindado y que se amontonaban en algún lugar de nuestras cabezas, discotecas o discos duros. Esa labor de recuperación nos ha servido para cargar las pilas nuevamente y descubrir que la música tiene un poder sanador que aumenta y se multiplica cuando se comparte.

Tocaba echar la vista atrás e ir seleccionando los que consideramos mejores discos internacionales de la temporada. No ha sido fácil pero tanto nosotros como nuestra legión de colaboradores y sin embargo amigos tenemos muy claro que cualquier tiempo que le dediquemos a escuchar discos y seleccionarlos es tiempo de felicidad y disfrute. Porque no nos cabe ninguna duda de que nuestras vidas aquí y ahora no serían lo mismo sin esas pequeñas píldoras de emoción a las que alguien puso el nombre de canción.


[Vetusta Morla] La liga de las estrellas

 

Vetusta

Vetusta Morla nunca ha firmado con una discográfica. 3 discos de oro, giras internacionales y sold outs garantizados en festivales y conciertos. Lejos queda aquel día en que 7 personas fueron a verlos al club Clavicémvalo (Lugo). Vetusta ya no es un sueño, es un trabajo muy serio. En 2008 decidieron dejar sus trabajos para dedicarse exclusivamente a la música.

¿Os alegráis de que el éxito os haya llegado a los 30 y no antes? `He conocido a gente muy famosa con 20 años y no lo lleva bien. Yo mismo tenía un grupo en los 90 y pensaba que era el rey del grunge. Si hubiera triunfado entonces me hubiera vuelto un gilipollas (Álvaro B. Baglietto)

`Voy muchísimo. Lo mío con el cine es enfermizo´ (Juan Pedro Martín, Pucho)

Verónica Martín, Vogue, abril 2015


[Tame impala] Fluctuaciones titánicas

Currents

Vaporizaciones, deslizaciones, expansividad, fluir, flotar, irreversibilidad. Otro trabajo radicado en la melomanía que contagia ésta pasión-pulsión.

It made my heart run in circles and overflow

I was closer than ever to letting go

It made my heart run in circles and overdrive

And I was closer than ever to feeling alive

Parker es un auténtico virtuoso tocado por Euterpe que implosiona creatividad pulsionante, instintivamente, siempre alerta de su propio genio creativo. Como Brian Wilson en California, Dalí en un lienzo o Maradona o George Best en una baldosa el líder absoluto autopluriempleado de Tame impala se enzula posrenacentista en su casaestudiocuarto para liarla musicalmente, luego lo pone en común con el resto de miembros tameimpálicos y el resultado vuelve a ser una maravilla sónica enganchante casi como la droga o el amor lanzándola al mundo para volver a clavarlo en el centro de la diana melomaníaca. «Hay otras maneras de hacer música más allá de grabar discos, por ejemplo tocar en directo, hacer remixes, grabar epés o simplemente compartirla en internet. Grabo música constantemente. Si no estoy viajando grabo demos a diario, es algo que sale naturalmente [,] no tiene nada de obsesivo o de obligación» (Kevin Parker).

I saw it different I must admit

They say people never change but that´s bullshit, they do

Desde el primer corte los australianos nos transportan a una dimensión de ondas sonoras y sensaciones del que te vas volviendo adicto sin soportar que acabe el viaje. Así que sólo queda dejarse llevar y surfear por sus mantras a base de capas y texturas increíbles, invencibles.

Who knows? Maybe she does

What´s the worst that could happen?

You´re not a stranger if you´re always on my mind

«Auténticos pa[(]i[)]sajes sonoros en los que adentrarse» (Tomás Crespo). «Asume control total manteniendo la cualidad etérea marca de la casa. Sigue gravitando alrededor de ese proceso mágico que conecta con millones de personas en todo el mundo» (Luís J. Menéndez).

I know just what I´ve got to do

It´s got to be soon

Cuz I know that I´ll be happier

And I know you will too

El tridente letal Let it happenEventually (celestiales crecidas) – The less I know the better es suficiente para que se eleve for my taste como el mejor disco internacional del pasado y gloriosamente melómano 2015.

The time we were by the ocean

I don´t care I´m in love

Sí, Australia mola y mucho, allí está la Great barrier reef para un surf de auténticos pro y también grupazos como éste que, por si hacía falta otra vez, le vuelven a recordar a uno mismo lo importante e innegociable que es el arte de la música, más aún comprenderse un poquito más en nuestras melomanías. Gracias a tí también Kevin, sigue así por favor.


[Fractal] Destellos pop

Cuántico

La vida es el momento. Así de bien reza Trozos de papel, el tema ariete a través de la voz de Ryk Ramos que bien puede servir a la perfección para resumir la filosofía (sónica) prosurfera de todo el elepé.
Prorockeados arrojos aguitarrados dulcemente contundentes (deteneros por ejemplo en Una vez más) que derrochan sentimiento además de cambios de ritmo plausibles como el tema estrella: Revolución, pieza completísima multingrediente, escucharla, merece la `pena´.

Viva el mar, los sueños luchados y la melomanía.


[La taberna del muerto] Anarquía, cerveza fría y una rubia al día

Rumbo al infierno

Éste magno titular jamás se me olvidará sobre todo por el tipo que lo soltó y en el contexto dónde tuvo los cojones de hacerlo. Era mi primer año de instituto tras la mítica EGB y un chavalote enorme rozando los 2 metros de altura, con su melena heavy legendaria, encuerado, casi completamente todo de negro y con unas botas aplastacráneos calzando unos pinrreles de campeonato, sí uno de ésos tipos que te da una hostia y te manda a Burgos, sólto en plena aula y desde primeras filas en la presentación del curso con los pies puestos encima de la mesa y en clara y desafiante actitud real fuck yeah de putoamismo que con el tiempo se me antoja cada vez más fabulosa. Y eso precisamente es el debut de la muchachada almeriense que integra La taberna del muerto. Con Rumbo al infierno dan un puñetazo en la mesa desde el minuto cero para hacernos saber que su propuesta musical no se va a andar con mariconadas estando siempre a mil jodidas millas de lo ñoño y vomitivos pabloalboranismos ilustrados que tanto daño siguen haciendo a los artistas de verdad.

Entiendo cojonudamente a Laureano Navarra: `sin trampa ni poses de cartón piedra, duro como una roca, sedoso como el papel de lija. 16 canciones [de] materia bastarda que combustionan en tu cara sin posibilidad de redención para los pusilánimes. Rock ácido del duro dónde en unos altos hornos se funde rock and roll primigenio con street punk de monopatín y garaje cáustico´. Su canción ariete homónima es una entrada perfecta para darse cuenta desde el primer bofetón que si osas sentarte a la mesa tabernaria stonepunk no puedes ser una maricona ni una maleta ni un pelele. O agarras tu birra y/o muslo grasiento de pollo con un par de huevos (u ovarios) y te fundes en su filosofía o ya puedes irte a tomar bien por culo. Carretera celestial, Luis Rogelio, Que me calle, Para qué voy a salir. Tonadas ciclópeas en su cometido, coherencia pura. Al loro con el compendio sónicoideológico del temacierre, un título brutal que ni al pelo dónde el timón ya está del lado de los antes señalados en dirección a la libertad y la leyenda.

Soy más de Nirvana, QOTSA o The dry mouths pero lo que más me gusta del punk pesado metalizado prohardcore stonerockeado de La Taberna es que no se cortan una mierda en cagarse en tós los putos muertos de las instituciones adoradas por los fasciopaletines y asquerosos pijos varios: iglesia/religión, Estado, fuerzas y cuerpos de seguridad. Cristo (Christ O. Rodríguez) y Adrián Moreno nos entregan contundencia, rock de cara y una actitud pirata posromántica adherente para cagarse en la puta madre de toda la gentuza que sigue manejando el planeta. Al menos hay bandas como ésta para darse el gustazo de desahogarse y soltar perlitas molonas y legítimas.

Aunque lo malo es que los hielos de los copazos aguantan poco seguro que en el averno Lemmy Kilmister lo gozará si se detiene a escuchar éste disco.


[Emmett] Arrojo y talento

Emmett

Otra buena ración pop made in Andalusia, Seville loves you 😉 Desde Lora del río Ángel Sánchez Guil Emmett nos trae buenas letras, guitarras conseguidísimas y deliciosos sintejugueteos para dar forma a 14 cortes sentíos de ejecuproducción currada impecable.

Ráfagas Pereza (primigeneidades sobre todo de Un error muy caro), plausible originalidad (Mejor así), paladeantes locuras bizarrísticas promapachiles para la pista 12 y un cierre optimista más que logrado con momentos de ondas prosurf en Sermones y milagros.


[L.A.] Surfeantes atardeceres proCAlifornianos

From the city to the ocean side

Californias baleáricas. Desde las percusiones iniciáticas a las que pronto se unen las cuerdas del anglohimno Living by the ocean, más que perfecto para abrir o cerrar un bolo eleaense te das cuenta de que Luis Alberto y sus muchachos han vuelto a rematar un elepé magno de canciones impecables de cadencias melódicas y crecidas victoriosas guitarrobaterizadas positivistas soleadas maravillosas, y también bizcochointimistas cuando se tercia y sino fichar Higher place, una delicia ciclópea que entra por todos los poros tirando hasta de sentíos trompeteos ochenteros y olé. “Arrasador por su enorme calidad. Natural incluso evocador. Emotividad épica [en armónica y] cristalina línea melódica” (Raúl Julián). Ojo al derroche de fuerza y belleza de piezas como Revolutionary disguise, In gold y Steal my rivals.

“Clase [,] potencia. Un buen puñado de temas que más de una banda extranjera mataría por tener en su repertorio” (David Pérez Martín). También tienen playas y palmeras pero las Balears no son California, ahora bien, los musicazos de L.A. siguen siendo la mejor banda nacional cantando en el idioma de Bukowski, esto es así. From the city to the ocean side también son “bosques, largas carreteras, hogueras, moteles, acantilados, cabañas. Varios días por la costa de California: un coche, vino [y] guitarras. Todas las canciones salieron en ese viaje” (Luis Alberto Segura).

Un trabajo para dejarse llevar (Let it be beatleniano let it happen tameimpálico). La sensación que queda tras cada escucha es la de estar ante un disco grande de anglopoprock que nunca pasará de moda, más bien le pasará como a los buenos caldos, ya sea bourbon o vino gallego, californiano o riojano.

Octubre / Sony

14/14

https://open.spotify.com/album/5mHvUzKu2iKDY5T534cdDK