Archivo mensual: abril 2018

[Desperanza El tiempo destruye todo] El buen (novento)Pop nunca palmarà

Desperanza

Desperanza, multicombo capitalinoalmeriensealicantil, gracias a El tiempo destruye todo (2016, autocurrado) patentiza en apenas media hora (a)larga(da) porque las guitarras y los buenos grupos seguirán imperando eternos en la buena música, la que emociona, arroja, pulsiona.

A través de las 12 canciones el disco derrapa con estilo, surfea y se abre camino basamentado en potencias eléctricas de la mano de letras filoplaneteras bastante cremosas.

Por trazos me recuerdan a mis queridérrimos Señores (verbi gratia primigeneidades de/en  Perdido en Tokio).
El titulaje de algunas tonadas, la cadencia general del álbum y temazos como la filoplanetaria Muérete (o déjame morir en paz) bien merece por sí misma y sola para prestarle atención a estos músicos.

[Hoy ya es mañana] Al loro que también hay tiempo para el low pop de calidad (bueno, la calidad vertebra todo su debut en largo).

Actitud antimpostada, urgencia, velocidad, pasión, cuerdas incendiarias y percusión forte. Power pop progresivo filoruidista salpicado en su inmensa mayoría por pasajes de guitarras (en) turbo muy pros, con nervio, soleadas, clara herencia influencil de un gusto musical exquisito y empacado (p.e. Nada surf).

La canción que cierra el trabajo es un auténtico regalo para los oídos y para el corazón. Una de esas canciones con las que echas la vista atrás comprendiendo que incluso fallas, errores, golpes, ostiones y caídas te han enriquecido; y las victorias pueden seguir perpetuándose regadas en supracoherencia y dignidad.
Discursivo, atemporal, expansivizante: lo dicho, Adultescencia programada es mucho más que un bonito cierre,  sí señores y señoritas, estamos ante un auténtico temazo.
Otra buena banda de muy buena gente que regala discos físicos a basca como servidor, tipos que no vivimos de la música pero que no podríamos vivir sin ella como bien apunta el crack y compañero José Antonio Villar Doblas.

Cierto, el tiempo arrasa con todo y dicen que pone a cada uno en su lugar, pero nunca jamás podrá con la buena música, como el (power) pop mayúsculo que atesora Desperanza.                                                                                                            13,9/14

https://desperanza.bandcamp.com/


[Feli and the lemonshakers Demo EP Naïve (2016, autoproducido)] NeoafroCALIFORNIAdas

Una de las cosas buenas de la música es que, cuando te golpea, no sientes (ningún) dolor
Bob Marley

FATL

Como a Pat Bateman y Bret Easton Ellis a mí también me molan los temazos de Whitney Houston.

Naïve

El radiante poder del chorrazo de voz de Felicia Soumah se abre paso y serpentea letal y maravillosa apoyándose en las instrumentaciones de Carlos Fornié y Anwar Glenn para regalarnos un epé cuatripartito delicado, soleado, positivoptimista.
Cool and soft, esas 2 palabras bien podrían definir al trío américocaliforniano. Una música que se hace y te hace (más) grande.

No me emocionan igual que una canción de Los planetas pero no están nada mal, y pueden llegar a tocar la fibra atesorando trazas que pulsan sentimientos, lo cual es la clave de la buena música.

Un aperitivo cuatricancionil que promete un primer debut en largo que podría llegar a ser digno de mención y que a buen seguro seguiría confirmando todas las virtudes del combo de Los Ángeles.

10/14