Archivo de la etiqueta: 2016

[Desperanza El tiempo destruye todo] El buen (novento)Pop nunca palmarà

Desperanza

Desperanza, multicombo capitalinoalmeriensealicantil, gracias a El tiempo destruye todo (2016, autocurrado) patentiza en apenas media hora (a)larga(da) porque las guitarras y los buenos grupos seguirán imperando eternos en la buena música, la que emociona, arroja, pulsiona.

A través de las 12 canciones el disco derrapa con estilo, surfea y se abre camino basamentado en potencias eléctricas de la mano de letras filoplaneteras bastante cremosas.

Por trazos me recuerdan a mis queridérrimos Señores (verbi gratia primigeneidades de/en  Perdido en Tokio).
El titulaje de algunas tonadas, la cadencia general del álbum y temazos como la filoplanetaria Muérete (o déjame morir en paz) bien merece por sí misma y sola para prestarle atención a estos músicos.

[Hoy ya es mañana] Al loro que también hay tiempo para el low pop de calidad (bueno, la calidad vertebra todo su debut en largo).

Actitud antimpostada, urgencia, velocidad, pasión, cuerdas incendiarias y percusión forte. Power pop progresivo filoruidista salpicado en su inmensa mayoría por pasajes de guitarras (en) turbo muy pros, con nervio, soleadas, clara herencia influencil de un gusto musical exquisito y empacado (p.e. Nada surf).

La canción que cierra el trabajo es un auténtico regalo para los oídos y para el corazón. Una de esas canciones con las que echas la vista atrás comprendiendo que incluso fallas, errores, golpes, ostiones y caídas te han enriquecido; y las victorias pueden seguir perpetuándose regadas en supracoherencia y dignidad.
Discursivo, atemporal, expansivizante: lo dicho, Adultescencia programada es mucho más que un bonito cierre,  sí señores y señoritas, estamos ante un auténtico temazo.
Otra buena banda de muy buena gente que regala discos físicos a basca como servidor, tipos que no vivimos de la música pero que no podríamos vivir sin ella como bien apunta el crack y compañero José Antonio Villar Doblas.

Cierto, el tiempo arrasa con todo y dicen que pone a cada uno en su lugar, pero nunca jamás podrá con la buena música, como el (power) pop mayúsculo que atesora Desperanza.                                                                                                            13,9/14

https://desperanza.bandcamp.com/


[Leone Double dragon reseñil] Puro espagueti western my friend ;)

La vida no vale nada

Muchos pasamos por varias etapas (socio)vitales asociadas a ciertas filias (y fobias). Un periodo me cotizaba al alza lo medieval. Pero casi muy pronto me empezaría a llamar la atención todo lo relacionado con el western.

Y gracias a buena gente y grupazos como Leone a uno se le viene a la almendra e incluso a la patata aquella visita veraniegofamiliar al almeriense desierto de Tabernas.

El exquisitèrrimo aperitivo sónico de su doble sencillo Tus huesos (2016, Delia records) es un entrante perfecto para encarar, comprender y cosmopaladeovidear su primer largo.

Los tempos de pausa y sensatez sonoros, el deje del señor don Jotacè [siempre me ha encantado este palabro desde videar Californication] (Jesùs Canet), la lírica ajustada a neoritmos muy personalistas que cabalgan sin prisa y sin pausa hacia un horizonte melódico anaranjado que nos advierte de la recomendación de gozar con nuevas propuestas como leónidas.

Ojito a los desarrollos avanzantes y a los nada al alzar y medidos cambios de ritmo, que aunque finamente puedan arrojarse poco perceptibles pueden llegar a implosionar en tò lo arto.

La movida del bolero surf progresivo desemboca en la dulzura del (filo)canallismo ilustrado autoadherente desde los primeros cortes. El presidiario es una auténtica delicia, un multiprisma auditivo ejemplar en expansivizaciones y atmósferas.

La vida no vale nada (Clifford records, 2017) es un debut disquense contundente actitudinalmente rebosante, prometedor de una carrera bien jugosona, improntada ya en la mejor etapa de la música española de calidad en la que seguimos por Fortuna surfeando, de quilates merecedores de muchos bolos y festis varios.

Como J en Grupo de expertos o Islamabad, o Noni Meyers en el FIB 2011 da gusto escuchar el acento andaluz de J. Canet en varios cortes.

La instrumentación del elepé se presenta muy cuidada, corpórea. Atesora momentos geniales como la magnanimidad del cierre (Carmencita la churrera) y/o La nana del caballo chico, que no hacen más que acentuar la variada paleta registril de uno de èsos combos que gustan desde el primer play. Los interregnos de la calma más exquisita de todo el largo.

Otro doble combo de hits lo tenemos con la trepidante y desgarradora El inmoralista y Semana santa, que nos reta reptante, letal, improntante, descarada. La homónima tonada número 8 nos asalta tropicosensualizante y prosurfera.

A mil y kilométricas jodidas millas de chorradas y ñoñerías varias y de modas como la `nueva` cocina desestructurada para ricos y que siempre te deja con hambre, Leone, como bien inserta su nota de prensa, reivindican `el bar español y el plato redondo´. Sus tonadas, también redondas, `suenan como espuelas en una plaza de toros vacía`.
Ritmos y melodías auténticas, diferentes en el mejor sentido de la palabra, que siempre goza un@ en descubrir, en toparse con ello. Sí señores y señoritas, Leone suenan muy bien a sí mismos, y èso es de lo que más puede molar en la buena música.

Tus huesos

13/14


[Círculo vicioso] Bizcochismo filoacústico

tiempo

La nota de prensa de la buena gente de The borderline music lo resume bastante bien: `personalidad rock, pasión flamenc[a], una visión interna al mundo que nos rodea, un viaje reflexivo por el tiempo que persigue la inercia de las sensaciones [más universales y a la vez más intransferibles] como columna vertebral cuyo peso compositivo recae sobre su propio imaginario´.

Rodando entre polvo de los que esperan

Las marcas del tiempo me cruzan la cara

Maletas pesadas. La primera en la frente, gran tema arietil `Tiempo´, sí señoritas y señores.

Sólo tengo que mirarte para alegrarme la vida`Por tí yo me levanto´, otra buena tonada que cuenta con la colaboración del Canijo de Jerez.

Las ganas de darle al menos un par de escuchas nacen ya desde el atractivo digipack de cremoso artwork que lo abriga. Autoeditado curro musiquero de pop españoandalú sentío de vetas filosureñas. Uno de ésos elepés para reflexionar, mejor aún con algún bizcochante atardecer (playero) apreciando todo lo que tenemos con la ilusión intacta de todo lo bueno que queda por acudir a cada un@ de nosotr@s.

Melodías equilibradas, producción nítida, guitarrazos límpidos, brillantes, eléctricos, pero también a lo Paco de Lucía, coros compensados, fases bien tocafibrenses, composición lírica más que pulida.

Saltar todas las montañas y ver tu cara sonreír

Vuelvo a mi casa por el mismo camino pero ahora está lleno de luz

Tu voz ha quedado aquí para siempre saltando entre los rincones de mi vida

Repetir el momento

Pasó una eternidad [en aquel] suspiro

Escucho la misma canción

suena en el aire

 

Sin tiempo [no] hay nostalgia

La marea que llevo en mi corazón

Subiendo en espiral hay en mí un huracán que lucha por salir

Perdidos entre tanta humanidad

Rompen las olas del mar [,] nada puede remediarlo

Agua de mar

viento y calma

 

Sólo un punto en la galaxia y un tiempo para vivirlo

No a los malos, a los necios, a los que aman el dinero[,] a los que miran al suelo

Sólo es cuestión de encontrar ése compás [,] ése ritmo

Vivir cada minuto

Acuérdate de disfrutar

 

My feelings are so strong

 I send a message with the waves 

Buen trabajo para escuchar una tarde de un día (cualquiera) que puede dar más de sí de lo que en principio podíamos pensar y/o desear. Una escucha más que llevadera


Editoriales Mondo sonoro abril 2015, febrero y mayo 2016

planetas

Culpen si quieren a mi sensibilidad pero cuando una obra maestra aparece en cualquier rincón y uno tiene la oportunidad de escucharla con la tranquilidad y atención necesarias la emoción vuelve a florecer y retoma el buen camino. Al final lo que importa y cuenta es que continúe habiendo discos fantásticos que nos cuenten de qué va esta historia de la vida.

Glastonbury Festival 2015 - Day 1

Entendiendo autenticidad por seguir con firmeza las directrices de su rock duro, áspero y robusto [Kilmister]. Bowie optó por adaptarse a los tiempos sin traicionarse jamás a si mismo.

dave

No son la octava maravilla del mundo pero es un proyecto honesto de un[os] tipos que se lo pasan en grande componiendo juntos.