Archivo de la etiqueta: Amor

[Salvador tóxico] Electrointimismos

salvador-toxico-catalogo-de-planetas

`Cuando uno trabaja no lo hace solo, en este viaje juegan planetas, montañas, huracanes, los vientos más inoportunos, camas, sábanas..´, así autoepiloga Javier Castellanos, actual teclista de Alborotador gomasio (emperadores vitalicios del ruidismo y entre los mejores 14 grupos del indi patrio y más allá) nos ofrece 9 cortes de electropop arraigados en sentimientos honestoprobizcochiles pero también con mala baba estilo made in Los planetas.

Las relaciones interparejiles y las personas que te marcan son una constante en la música que queda y que te llega a la patata.
Un disco algo jodido de paladear si te detienes en su magnífica lírica y acabas de dejarlo con tu pareja, no con un o una follamig@ o novieta cualquiera, sino quizá con la media naranja de tu vida del mundo mundial.

Micromundo, No, Equipaje de arena. Tonadas incisivas en su intención y muy llevaderas en modo Emo.

En fin, un trabajo reposado y cuidado que te pone bizcocho y que demuestra una vez más las típicas ramificaciones que se producción en el contexto pluriempleil de los grupos de música.

También otra patentización de que la única música que llega es la que mama de los sentimientos más puros y radicales, irreversibles.


[Ray Loriga] La muerte imposible

once-eme

El destino a menudo nos ignora.

¿Cuál es el grado de distancia? La monstruosidad de esa pérdida [te] divid[e] para siempre, no puede suponerse una reparación para [tal] fractura.

Si el paraíso es la memoria, no un lugar, sino una experiencia, tal vez nada puede sernos arrebatado. Haber perdido algo no niega su existencia.

http://elpais.com/diario/2005/03/13/madrid/1110716660_850215.html


[Del divisionismo al futurismo, el arte italiano hacia la modernidad] De vuelta a la pulsión de la luz

Divisionismo

Uno es fan absoluto de Salvador Dalí y le cotiza muy al alza Van Gogh, El Bosco, las pinturas negras de Goya, el Picasso cubista y Javier Mariscal. Dejarse llevar e ir sin ninguna pretensión especial a una exposición excepto por la admiración y atracción que desde hace años siento por la vanguardia futurista es una preactitud muy sana y enriquecedora.

El diviosionismo aporta un interesantísimo estudio sobre la luminosidad y sus consecuencias transcendentopictóricosociales. Los maravigliosos cuadros de los maestros diviosionistas me han aportado mucha calma y paz pero también una profunda re-reflexión sobre la irreversibilidad del arte y la estética de los movimientos rompedores, revolucionarios. El divisionismo se recrea en la vaporización lumínica aventurándose y aventurando al espectador en un viaje filomusical sobre una técnica depurada que me recordó al puntillismo y al impresionismo pero con un enfoque incluso más allá. La luz, sí, sin duda, y su tratamiento hace que los rayos del sol se expandan imperiales y a la vez intimistas para hacerse los protagonistas del lienzo o lámina.

Futurismo

Una corriente italiana majestuosa que influiría decisivamente en el polémico y exquisitérrimo futurismo. Una delicia de muestra, compacta, inclusiva y universal. Os recomendaría incluso cansinamente que la paladeáseis lo antes posible pero me temo que a la hora de publicar estas líneas ya habrá que esperar a otra posible ocasión. Gracias divisionistas y hasta siempre/la próxima. Sí, de ida y vuelta, gozando el Ipod a rabo y en bucle con temazos ruidistas y Tame impala principalmente.

http://exposiciones.fundacionmapfre.org/divisionismoyfuturismo/visita_virtual/visita_virtual.html


[Antonio Vega] La cosmogonía de los sentimientos

Antonio

“Es imposible sacar a nadie del sitio en el que quiere estar” (Carlos Vega). La síntesis perfecta de una personalidad que necesita sus momentos de penumbra y recogimiento para ofrecer su talento abiertamente cuando Euterpe le ilumina para deleitarnos con su obra.

Esa mirada: fragilidad, misterio, pero también cercanía, calidez y humanismo puro. Muchas veces se me antoja imprescindible escribir en caliente. Lo más inmediatamente seguido a ciertos acontecimientos. Empiezo estas líneas un lunes, 12 de mayo de 2014, desde mi habitación, en silencio, mirando de reojo el autógrafo del maestro que rescaté de mis archivos y adherí a la pared hace unos pocos días. Esta mañana el energizante programa de Radio 3 de Ángel Carmona me recordó el obituario y desde entonces no he podido parar de pensar en todos los intervalos que atesoro y relaciono a su recuerdo: sus composiciones siempre formarán parte de la banda sonora de mi vida recordándome lo quebradizos que podemos llegar a ser y las situaciones que te dejan sin aliento, las horas bajas y las intermitentes necesidades de huir, aislarse, desaparecer.

El otro día, al salir del cine, el documental de Paloma Concejero terminó por apuntalar mi puzzle sobre la figura del músico y la persona. No pude resistirlo y al llegar a casa me quedé escuchando hasta que me entró el sueño dulce mi desempolvada selección de sus mejores canciones.

Las sensaciones de melancolía y tristeza de aquella tarde se vuelven a reproducir en mí casi intactas en cada aniversario. Aún recuerdo con nitidez e intensidad el día en que se nos fue. La tele prendida en el salón, hora decente de comer y de repente lo oí, porque me costó escucharlo, digerirlo, interiorizarlo. Nada más salir del trabajucho que desarrollaba por aquel entonces y que en realidad jamás necesité fui directamente al palacio Longoria a dar el último adiós al genio madrileño.

—¿Para qué es ésta cola? —me preguntó una chica obligándome a pausar el ipod.

—Para despedir al solista más grande de éste país —le contesté sin tapujos y desde las entrañas.

Antonio 2

Firmado con todo el arte que pude reunir el libro de condolencias para la ocasión me quedé paralizado junto a la caja de madera con el crucifijo que lo albergaba. Mi reflexión fue sencilla y no menos brutal e irreversible: todo lo que no hagas antes de palmarla no lo harás jamás. Meses atrás había estado a punto de ir a verle al Galileo pero siempre surgía algo menor que me hacía cambiar de opinión y descartar mi idea. Ya no había vuelta atrás, Antonio Vega no regresaría nunca. Enseguida recibí la bofetada moral y aprendí la lección: no pastelees con tus pasiones, el carpe diem se torna piedra filosofal y es estúpido frenar tus impulsos positivos.

Me es imposible no emocionarme, que no me toque la fibra cada vez que escucho (y siento), entre otros temazos, la triada de himnos Lucha de gigantes, El sitio de mi recreo y Se dejaba llevar por ti. Pese a la melancolía de muchas de sus canciones eternamente me recordará muchos de los mejores fragmentos de mi vida, desde luego entre los más decisivos.

Un sabio de la sensibilidad, un artista por cada uno de los poros de su piel que nos enseñó/recordó que en la vida es necesario sentir, e incluso es preferible sentir lo amargo, el sinsabor y la derrota antes que no sentir nada, el vacío. Sólo así podemos apreciar con total poderío los instantes de felicidad plena que nos pueden regalar cuando menos lo esperamos demostrando que tras los nubarrones puede asomar el chorro de luz definitivo que escampe la tierra yerma para que vuelvan a crecer la esperanza, las fuerzas y la ilusión para seguir adelante, no abandonarse.


[Second] Himnos expertoexquisitos

Viaje iniciático

First premium poscoldpop, filoscurantismos deliciosos. El octubrense viernes 9 del año de gracia de 2015 será sónicoreminiscenciado porque los muchachos de Second lanzaron al cosmos Viaje iniciático, su más reciente y de momento último largo. Lo primero ole, olé, reole y reolé: autoedición, nada de postureos ni independencia de pega ni de salón.

Carne de cañón y caldo de cultivo letal hacia el bucle melomaníaco. Cuando vas por la tercera o cuarta escucha (aunque en realidad desde la primera) te das cuenta de que el mejor grupo (pop) de Murcia la ha liado MUY parda con un discazo mayúsculo, improntante, que deja poso. Sí, lo han logrado, ya estás atrapado dándole al play sin parar. Desde la portada ya se hace justicia de cara a la profundidad infinitesimal de sus capas e inderrotables intensidades. Sí, la intensidad, la trascendencia, ése es el sabor que queda de ésta obra maestra. Todo el trabajo maneja los tempos a la perfección. Muchos sentimientos te atacan cada vez que te detienes a paladearlo pero sobre todo aquellos que tienen que ver con lo que nos marca en la vida, lo irreversible, lo que se graba a fuego en nuestro interior y memoria. Aquellos acontecimientos que te dan tablas haciéndote interiorizar aspectos decisivos personalintransferibles y a la vez globales.

Sólo ellos pueden volver a clavarlo. Desde luego ahora lo que  toca es disfrutar del mejor disco de Second, un lujo de trabajo ya de culto que patentiza el mejor momento del combo murciano. Lo dicho, apagad el móvil, darle al botoncico y dejaros llevar por todo lo que conlleva el mejor elepé de cold pop en castellano de todo 2015. Aparte de obvio Nivel inexperto cuando escuchas Lo único Sean, Nando, Javi y los hermanos Guirao te vuelven a hacer entender qué es ser melómano y lo crescente y motivante que pueden llegar a ser las grandes grandes canciones.

Una alineación titularísima de tonadas karaokeizables hasta la afonía festivalera.

Primera vez `Miro al frente y devuelvo la sonrisa´

Enorme desde sus primigenias notas. Sencillo que daba una pista buenísima de que el grupo murcianico lo podía volver a petar de gorra.

Nivel inexperto `Ese maldito cantante ha tenido que espiarme´

Himno supramelómano generacional brutalérrimoadictivo. Potencia incontestable, subida gigantesca, argumento cinéfilo. `Paisajismo sonoro para completar el recuerdo´ (Enrique Peñas). Un corte que si no te pone el vello de punta es que tienes menos sensibilidad que un botijo. Autobiografismos expansivizantes extrapolables a todos aquellos que hemos catado las pluriversas aristas del amor, las sublimes y las otras, las que te atraviesan como una katana contra queso fundido. De ésas canciones que sencillamente lo dicen todo.

Esto es sólo el principio `Ya se nota que comienza la atracción´

Narración sublime filodesenmascarante.

`En esta puta oscuridad Lo único claro que tengo es que te tengo justo aquí´

Pausada, tocafibrense. Otro ejemplo de la maestría que atesora la formación a la hora de encarar y ejecutar las subidas y todo el talentazo de sus melodías. De nuevo temazo que te llega a la patata para seguir adorando un auténtico regalazo de álbum.

Atrévete `No se rendirme, no contemplo esa palabra´

La fuerza sigue intacta, el derroche músicopasional avanza todo lo kamikaze que haga falta. Magnífico control del clímax.

Nos miran mal `La buena noticia, bailarina incansable´

Pueblo submarino `Ayer conseguí algo nuevo´

Dupla mensajística de recaditos antifasciopaletines valientes, arrojados, fascinantes. La buena música une, aglutina e interconexiona sin toxicidades, que aprendan algunos. Los ritmos siguen pulcros y soleados en su implementación por cierto. Temas geniales para petar los tímpanos de politicuchos arrastrados y banqueros gordinflones con menos vergüenza que un gato en una matanza.

Julia Ladouce `Si se tarda en reaccionar una oportunidad se podría evaporar´

Más que placentera de madrugada al volante por alguna carretera dejando surfear recuerdos e irreversibilidades.

Sólo `Un cobarde se acuesta siempre con la misma sed´

Otra declaración de intenciones cíclicomusiqueras prointimistas.

Dónde vive el vértigo `En el punto vertical más distante del infierno ahí estás sonriéndome´

Ojito a los teclados como se siguen sumando a la fiesta.

Millones de habitantes `Pequeñas cápsulas no crean adicción´

Épica a la búsqueda muy bien encaminada del canon pop sentío. Guiño lírico al temón montañorusístico Si todo se oxida. Distinguidas serpenteaciones rítmicas postrimeras.

Aún recuerdo las conversaciones backstage posconciertiles varias con Sean en El hangar cordobés y con Nando en el South pop dándome cremosonas exclusivas y primicias pero honestamente no esperaba un resultado tan contundentoradiante. Una obra de arte pop ★★★★★ bellísima, muy pro.

Pop secondista evolutivo en estado puro: exquisito, elevador, desafiante, combativo, sincero, elegante, transportador. Como bien se puede leer en su web hay un `mimo por el detalle, por cada pista. La escucha con auriculares es un plus´ ante un `trabajo tan artesanal y cuidado, a todo volumen es necesaria, lo que pueden ser estas canciones en directo es imprescindible´. Guitarras impecables, cambios de ritmo rompecinturas, ráfagas ciclópeas, crescendos indestructibles, líneas de bajo magistrales, sintes en estado de gracia, letras suculentas y la pasión vocal de Sean Frutos, desnuda, desgarrada, maravillosa.


[Sandra Bernardo] Tropicalias féminointimistas

Gardenia

“Mi corazón loco a veces te quiere [,] otras tampoco”. En éste tríptico epé la madrileña Sandra Bernardo despliega florida y floreada un cantautorismo profeminil tropicalmediterráneobalear sugerente, cálido y por momentos juguetón. Mojitos, mangos, sábanas, sandías, arena de playa, limas. Sónidos pro, filo y panamericanos sencillos, efectistas.

“Como si Matisse, Gaugin y Frida Kahlo se pusieran a pintar música entre ellos”. Su nota de prensa también habla de “alma íntima libre a orillas mediterráne[as]. Frescura, mar, luz [,] vida. Mujeres. Viajes creativos. Atmósfera orgánica latina”.


[Bret Easton Ellis] Menos que cero, Anagrama, Barcelona, 2002

Less than zero

Nunca lo intentaste. Las otras personas hicieron un esfuerzo, tu únicamente nunca estabas allí. Sentí pena por tí (algún tiempo) pero luego lo encontré muy difícil. Eres guap[@], pero sólo eso. Es difícil sentir pena por una persona a quien no le importas. ¿Qué es lo que te importa, lo que te hace FELIZ? ¿Nunca te he importado? No quiero que me importe (nada). Es menos doloroso [si no te importa (nada)].


[Ray Loriga] El demonio descansa

GirlDrinkingMartini-e1373587795582-580x328

Ella, que no entendía la importancia del reto, caía siempre derrotada. Demasiado joven para recordar. Santiguarse después de mojar los dedos en Martini era probablemente la peor [de sus manías].

Silenciosas como ceniceros y tan aburridas como tumbonas. Pensaba que “y bien” era la expresión más sofisticada del mundo.

-Si no te lo hubieras tirado ya tendrías aquí tu Martini.

-Te agradecería que te dedicaras más a tu vida sexual imaginaria que a la mía. Se rió y eso era más de lo que podía soportar.

-Más bien parece que trata de impresionarse a sí mismo.

-¿Falta algo?

-Falta mucho pero por ahora nos conformamos con cuatro Martinis.

Se quitó las gafas de sol [l]o cual según sus afectadas pautas de conducta significaba “ahora voy a ser terriblemente honesta”.

-Han pasado ya 3 veranos desde que te metió la mano debajo de la faldita de tenis y aún crees que tiene la obligación de saludarte. No sabes nada de hombres cariño. Seguramente recuerda mejor la marca de tu raqueta que tu nombre. No hay nada que entender. Son las hormonas. Tiene tantas y tan furiosas como todos ellos.

Levantó su copa pero todo el asunto había dejado de hacerle gracia.

-Me pasaría la noche entera hablando de la salud de tus amigas pero he quedado.

Hacía una noche estupenda [pero] no pudo evitar pensar en la muerte y en cómo [ésta] es sólo una de las maneras que tienen las cosas de cambiar.

http://elpais.com/diario/1999/08/03/opinion/933631205_850215.html


[Arenal sound 2015 viernes 31 julio, sábado 1, domingo 2 y lunes 3 agosto 2015] Tormenta de intensidades

We are scientists

Crónica telegramática y a flashazos de andar por casa.

Amatria

The shoes

Electropop divertidísimo con unos visuales bizarreados hasta el paroxismo. Momento Waterworld tormenta LOCA, putadón míticolegendario no poder brincar y karaokeizar con Varry brava.

La habitación roja

Siempre cumplidores en su exquisito y añejado indipop.

Citizens

Citizens!

Entregados. Versión anglobizarrona de Bésame mucho.

The kooks

The kooks

Del montón, sobrevalorados. Anglopower pop sublimado sobre las tablas que me entretuvo mucho menos de lo que mis expectativas y recomendaciones demandaban.

Niños mutantes

Empaque y mejora constante. Alternatividad made in Graná deluxe.

Tom Odell

Anglocantautorismo dulzón para matar el tiempo antes del mejor concierto de la jornada y de todo “mi” festival a cargo de We are scientists, cracks absolutos, con un Keith Murray lata de Heineken en mano gozándolo entre el público sudando de los stewards y tal pascual. Cada vez me gustan más sobre todo gracias a sus dulces retroreminiscencias de mis amadísimos Nada surf (volver ya por favor).

Amatria

Reimplementando su gran calidad en vivo. Como WAS cada vez me gusta más su música. Interactiveando y salvando con clase los problemas técnicos filobucleantes.

Me hubiera encantado paladear más conciertos en las 3 jornadas a las que asistí pero debido a la electrotormenta LOCA, a la organización que malaprovecha espacios enormes para un parking digno, vados con bordillo (miel sobre hojuelas para bajos y amortiguadores, sí señor y señorita 😉 y la falta de civismo de algún que otro quinqui y manguta en el camping éstos fueron los grupos que más lejos o más cerca pude gozar. Descontextualizantes inconvenientes y molestas mierdeces compensadas con creces gracias a la excelente compañía, casi media botella de Jim Beam y a la melomanía irreversible y gozosamente incurable que me sigue calando cada hueso segundo tras segundo, latido tras latido.

Móvilgrafía: Pablo De Serna


[Madrid en 5 líneas] Escribir hasta morir, teclear hasta palmar

Hoyporhoymadrid

En el banco de aquel parque ya da igual. El reproductor de música diseñado en California y ensamblado en China no podía ser más tajante. Decidió ceder, se dejó arrastrar por los recuerdos sin demasiada melancolía aunque no era fácil. Lo que nos marca y nos importa nos puede hacer sentir muy tristes pero es preferible sentir el vacío (amoroso) a no sentir nada. Encontraré a otra chica que me quiera pensó para si mismo. Esta ciudad te lo da pero te lo puede quitar (todo) en un desgraciado instante. Así son las cosas por aquí. No intentes competir con la velocidad de ciudades como Madrid, su trajín te puede absorber hacia el abismo irreversiblemente. También se acordó de Maquiavelo: “No intentéis regular a quien vuela o cortar a quien se acerca y así seréis felices”.