Archivo de la etiqueta: Apple

[ Festival Gigante 2017 ] Guadapopismos ilustrados

Lugar Estadio municipal Fuente de la niña, Guadalajara

Fechas Viernes 1 al domingo 3 septiembre
Concepto Festival de música caviar beluga del medio formato

Escenarios 4

Niños mutantes

Es un placeraco auténtico disfrutar de un festival tranquilo, madurado, sin niñería tóxicovicevérsica telecinquista. Y el festival Gigante sabe muy bien como implementar un evento sólido, de primera calidad y claramente consolidable en el tiempo.


Primera jornada <– Viersábado

Beluga

Vetustianomórlico putoamismo madrileñista que acabó bajándose a la masa y a capella para rematar sus postrimerías bolenses con su temazo Búmeran cuando sonaba de fondo Juan Zelaya. Olé.

Julián Maeso

Rock countryrizado. Rollito a lo Aurora and the betrayers.

Fônal
Electrobizarrismo cacereño ilustrado dónde su lead woman se atreve, megáfono included oiga, en arrebatos musicales en una fortuna fusional La casa azulManos de topo; todo ello a arropada por 2 6cuerdismos.

Aquí como en Disco Las palmeras el bajo ni se estila ni se necesita. Un buen entrante, una fiesta pluricolor de inofensivo filofriquismo para ir entonándose hacia alternatividades sónicas más épicas.

Los coronas

Tirando de una intro a lo The shadows las magias sonoras están más proclives.

La leyenda del Solitario, tema para el bandolero patrio por excelencia, Jaime Gimenez Arbe, `entre lo cómico y lo trágico´ como espetaría su frontman fue un momentazo del bolo, ¡Libertad pal Solitario pues y viva Méjico cabrones!

Instrumentalismo premium aventurado hasta cotas como la interpretación del Corazón contento de Marisol y haciéndose acompañar de visuales (filo)sesentosetenteros festival guatequero de culos y tetas que iban alegrando la temperatura de la tarde.

El imperio del perro

Buen rock para conexionar con el atardecer. Su versionaca del Naúfragos (Niños mutantes) se incardinó como anillo al dedo mientras justo rondaba por la zona Juan Alberto, el cantante `mutante´.

Niños mutantes

Granà, el indi, la melomanía. Si no existieran habría que inventarlos. Otra actuación deliciosa rematando la faena con su HIMNO brutalérrimo Todo va a cambiar, que puso el broche de oro a uno de los bolazos de la cuarta edición festivoGigantil.

Love of lesbian

Tirando del pluriempleil Ricky Falkner el combo de Santi Balmes, más que legitimado para las protestas políticosociales, surfeó por un set list personalistoprimigénico que se fue dando de la mano a himnos recién horneados como Bajo el volcán finalizando de la mejor manera con Planeador, temazo absoluto, incontestable, una canción de ésas incombustibles, expansivizantes, supracrescentes, eternas. La banda catalana sigue siendo de lo mejorcito del panorama y te gusten o no son un hecho objetivo de supracreatividad, talento y buen hacer.

Fuel fandango

Pop filoeléctricoflamenquil timoneado por Nita/Cristina Manjón, cuya indumentaria danzaba entre geisha y miembra de los neohippies Crystal fighters. Conciertofiesta divertido y eficaz.

Álex O´Dogherty y La bizarrería

Espectáculo aeróbicocircense surcado por un pop filoneojazz rapeado tromposaxofoneado progresivo multinstrumentivo. Una propuesta original pero algo plana y monótona.

Shinova

Shinova

Además de comer de puta madre en el norte se hace un rock estupendérrimo y los vascos así lo clavan y patentizan con cada latido, con cada actuación. Gabriel y su gente ayudaron, y de qué manera, a combatir un frío filofinlandés con otro concierto toma y daca tikitaka de temazo tras temazo, y es que en Shinova sólo saben facturar tonadas adherentes que resplandecen entre lo indi y lo comercial, inyectantes de puro placer y garra melómana.

Embusteros
De Chimo Bayo a Supersubmarina pasando por Tino Casal. Sí, los cordobeses arrancaron muy fuertes tirando de un tema del pinchadiscos valenciano tan suprafamoso en/desde los días tóxiconoventudos de la ruta bakalaera (que actualmente incardinaría a la perfección con la ultradecadencia ruidista del telecinquismo vicevérsico) para seguir con otro merecidérrimo homenaje a la mejor banda jienense de la historia, que ganazas de ver a Chino y los suyos sobre las tablas de nuevo petándolo con himnos como LN Granada. Y también sí, aparte de recorrer su autorepertorio, incluso se lanzaron en plancha con una tonada del madrileño José Celestino Casal Álvarez, que tanto lo gozaba y cotizaba muy al alza con Eloise. Buena banda y otro buen descubrimiento el combo andaluz por lo tanto, oiga.

Segunda fecha <– Sábadominguer

Bambikina

Country prog aztecostumbrista. Su cancionzaca Escorpiones de tequila es tan dulce como letal. No quisieron bajarse de las tablas sin su homenaje a Bowie mediante una versión tonada con trazos propios de futura y pronta discografía. Viva Guadalajara y viva Méjico siempre.

Idealipsticks

Dupla anglopop masculinofémina con rachas prog soul. Entrañables y bizcochos, no era para menos, fue su concierto de despedida, como en su momento hicieran Standstill. Jugaban en casa y en su partido final lo dieron todo y más. Una pena que nos dejen, pero como los buenos grupos realmente nunca mueren, las canciones permanecen ahí, inmortales, para quien quiera darle al play y disfrutarlas.

León Benavente

Un Abraham Boba felizmente desatado para otro momentazo conciertil del Gigante. Garra pasionalmelómana tirando hasta de reverbs. Una banda que desde hace muchos meses atrás, de facto y de iure, juega, se divierte y se curte en la Champions del indi. Los leones rugen impecables, perfectos, ahí están sus canciones, temazos que por sí mismos legitiman toda una trayectoria. De culto, gloriosos, gigantescos.

Noise box

Atmósferas pop remembrantes a Death cab for cutie desde Murcia y con amor, mucho amor.

Nada surf

Nada surf

En formato a 4 músicos/instrumentos (adicionando para la ocasión a un amiguete teclista de Seattle) y explotando con recientes y glorias eternas del mejor anglopower pop de la musicología global nos regalaron fragmentos sónicos tan titánicos como Whose authority, Weightless, Inside of love, Hyperspace, See these bones, Blonde on blonde e incluso POPular.
Como era esperable Always love  atronó en los instantes suprakaraokiles de la jornada. Los de Caws también se marcaron un Blankest year de alargue meteórico. La mejor banda de Brooklyn son palabras mayores, una formación respetada dónde las puedas encontrar y entre mis anglofavoritas de toda la vida. Poder paladear tan de cerca a un grupo que sigues y escuchas desde hace más de una década es sencillamente una experiencia inolvidable y sentía dónde las haya.

Iván Ferreiro

El pop galaico clase supra del Elton John gallego también sabe autodinamitarse en finales filocapísticopsicodélicos de atmósferas salvajes. Contando al bajo esta vez con el muchístico Martí Perarnau el bolazo del de Nigrán fue otro karaoke delicioso, y es que con tanto himno es difícil no arrancarse.

The gift

Acompasados portugueiros. Viva el surf, viva Paulo Futre y viva Mourinho pero pese a estar muy animaos y con loable actitud, el combo luso me aburrió como siempre lo han hecho Izal o Dorian. En un minutaje claramente de menos a más remataron la faena con una versión de Sinatra.

Punsetes

Los Punsetes

Veni vidi vici. El grupazo (de culto) capitalino es el tributo más dulce y ciclópeo a la irreverencia y a lo subversivo. Saben muy bien a lo que juegan y se desenvuelven letales y magnos, siempre victoriosos. Ariadna (supramodosita en su vestir en relación a lo que nos tiene acostumbrad@s) y los suyos asaltaron revolucionarios el poder en guitarrazos, pedaleos y ésas letras que sólo ellos se atreven a espetar. Una bandaza que no deja indiferente a nadie, uno de mis grupos predilectos de toda la vida, desde luego desde que atesoro un uso de razón indi, un gustazo verles de vez en cuando. Pese a los problemas de sonido otro concierto de 14 sobre 14.

Kokoshka

Los pamplonicas eran un enlace perfecto al punsetismo ilustrado. Moviéndose en codas undergroalt de letras ácidas y ritmos pegadizos la banda navarrica tendría el honor y el privilegio de cerrar el festi en lo que a no pinchadisquismo se refiere. Graciosos, simpaticotes, acogedoramente bizarros.

Súperframe VDJ

Empezar pinchando Siempre brilla el sol de los Lori simplemente indica el gusto del dúo, de propuesta originalérrima y buen saber musical (y melómano).

Alonso Quijano es un protohipster legendoliterario que a buen seguro, ¡pardiez!, vive diòs, podría paladear con mucho gusto el Festival Gigante.

Pulseras

Texto y movilgrafìa Pablo De Serna, fundador y principal exponente de la Posgeneraciòn X

flickr.com/photos/132117396@N03/albums/72157689224360615


[Antonio Vega] La cosmogonía de los sentimientos

Antonio

“Es imposible sacar a nadie del sitio en el que quiere estar” (Carlos Vega). La síntesis perfecta de una personalidad que necesita sus momentos de penumbra y recogimiento para ofrecer su talento abiertamente cuando Euterpe le ilumina para deleitarnos con su obra.

Esa mirada: fragilidad, misterio, pero también cercanía, calidez y humanismo puro. Muchas veces se me antoja imprescindible escribir en caliente. Lo más inmediatamente seguido a ciertos acontecimientos. Empiezo estas líneas un lunes, 12 de mayo de 2014, desde mi habitación, en silencio, mirando de reojo el autógrafo del maestro que rescaté de mis archivos y adherí a la pared hace unos pocos días. Esta mañana el energizante programa de Radio 3 de Ángel Carmona me recordó el obituario y desde entonces no he podido parar de pensar en todos los intervalos que atesoro y relaciono a su recuerdo: sus composiciones siempre formarán parte de la banda sonora de mi vida recordándome lo quebradizos que podemos llegar a ser y las situaciones que te dejan sin aliento, las horas bajas y las intermitentes necesidades de huir, aislarse, desaparecer.

El otro día, al salir del cine, el documental de Paloma Concejero terminó por apuntalar mi puzzle sobre la figura del músico y la persona. No pude resistirlo y al llegar a casa me quedé escuchando hasta que me entró el sueño dulce mi desempolvada selección de sus mejores canciones.

Las sensaciones de melancolía y tristeza de aquella tarde se vuelven a reproducir en mí casi intactas en cada aniversario. Aún recuerdo con nitidez e intensidad el día en que se nos fue. La tele prendida en el salón, hora decente de comer y de repente lo oí, porque me costó escucharlo, digerirlo, interiorizarlo. Nada más salir del trabajucho que desarrollaba por aquel entonces y que en realidad jamás necesité fui directamente al palacio Longoria a dar el último adiós al genio madrileño.

—¿Para qué es ésta cola? —me preguntó una chica obligándome a pausar el ipod.

—Para despedir al solista más grande de éste país —le contesté sin tapujos y desde las entrañas.

Antonio 2

Firmado con todo el arte que pude reunir el libro de condolencias para la ocasión me quedé paralizado junto a la caja de madera con el crucifijo que lo albergaba. Mi reflexión fue sencilla y no menos brutal e irreversible: todo lo que no hagas antes de palmarla no lo harás jamás. Meses atrás había estado a punto de ir a verle al Galileo pero siempre surgía algo menor que me hacía cambiar de opinión y descartar mi idea. Ya no había vuelta atrás, Antonio Vega no regresaría nunca. Enseguida recibí la bofetada moral y aprendí la lección: no pastelees con tus pasiones, el carpe diem se torna piedra filosofal y es estúpido frenar tus impulsos positivos.

Me es imposible no emocionarme, que no me toque la fibra cada vez que escucho (y siento), entre otros temazos, la triada de himnos Lucha de gigantes, El sitio de mi recreo y Se dejaba llevar por ti. Pese a la melancolía de muchas de sus canciones eternamente me recordará muchos de los mejores fragmentos de mi vida, desde luego entre los más decisivos.

Un sabio de la sensibilidad, un artista por cada uno de los poros de su piel que nos enseñó/recordó que en la vida es necesario sentir, e incluso es preferible sentir lo amargo, el sinsabor y la derrota antes que no sentir nada, el vacío. Sólo así podemos apreciar con total poderío los instantes de felicidad plena que nos pueden regalar cuando menos lo esperamos demostrando que tras los nubarrones puede asomar el chorro de luz definitivo que escampe la tierra yerma para que vuelvan a crecer la esperanza, las fuerzas y la ilusión para seguir adelante, no abandonarse.


[Los pilotos y Sangre Charada 27 junio 2014] Derrapes sónicos postsanguinolentos de una noche de verano

LosPilotos+sangre

Tras el enérgico y aplicado directo de Sangre, un divertidísimo sexteto fémino que luego se uniría a la fiesta y bajo un calor que apretaba con justicia (la avería del aire acondicionado hizo protagonista a la entrañable analogía de un ventilador) Los pilotos, o lo que es lo mismo Florent Muñoz y Banin Fraile se dejaron llevar en un show cósmico más que apañado para ofrecer a todos los que nos dimos cita en Charada un bolo de puro entretenimiento encapsulado para empezar el finde soleado y con poderío.

la foto 2

Con Julio Ruiz y parte de Los claveles y Juventud juché entre los presentes la noche aperturaría con un ariete verbal mítico de Banin: “Si habéis traído pastillas es el momento de tomarlas”. Todo estaba listo para empezar a gozar con el plato fuerte. Pasaban 18 minutos de las 10 de la noche y empezaron a expandirse las primeras ráfagas de Paisaje sonoro.

DSC_6367

Tras un montón de cables, aparaticos y juguetes sónicos varios y compartiendo protagonismo con el icono manzanil de Jobs Banin y Floren agarraron con decisión el volante para pegarnos un viaje cósmico sentío muy recomendable.

Con Floren tirando de su Fender para el segundo tema de la sesión se dejaba atrás la fase de grupos para meterse de lleno en el tramo decisivo hasta el final, momento en el cual Banin (a veces casi en trance) se recreó prestidigiteando su aparatejo colorao Alesis Air Fx para enlazar con la tercera parada sonora, corte mítico protagonizado por su primigenio himno de debut Cero en blanco, que hundió el acelerador para surfear hacia el clímax del evento.

Más adelante e implementando prácticamente todo su reciente segundo álbum nos sacudirían brillantemente con Longitud de onda 585nm deleitándose y sumergiéndose en las texturas alcanzando la pole. El regreso de Logan se engrandeció con su acertado apoyo guitarrilpedalero.

La sensación de esta genial propuesta electrosureña que queda es de satisfacción más que subrayable, ahora bien, coincidiendo con mi mejor amigo del rollo en varios comentarios interrégnicos a lo largo de la velada, el contexto de un festival y horas más intempestivas eclosionarían en una gloria sólo al alcance de los más grandes del género.

La noche del 27 al 28 de junio del año de gracia de 2014 pilotaba hacia la recta final, pero aún quedaría un agradecido bis que me reminiscenció a una gran noche en La plaza de Los mostenses dónde Florent y yo, unos buenos copazos, una intensa charla planetera y planetófila [días recientes de La habitación de Fermat y Una corona de estrellas] y unos besos furtivos cocinaron un germen que se robustece cada día más para el arte poliédrico y mayúsculo llamado música (y la consiguiente autobanda sonora de tu vida).

Acabar la noche compartiendo unos fragmentos temporales con maja, abierta e interesante gente del rollo y llevarse a casa el tesoro de las firmas de Florent y Banin estampadas para la eternidad en los libretos de Super 8, Pop, Encuentros con entidades y La leyenda del espacio acabaron por dibujar un círculo pletórico para encarar festivales y conciertos venideros de un año que quedará para la historia de melomanías personales y memorias colectivas.

Los pilotos vuelven con una escudería potentísima y el podio asegurado. No se los pierdan. Sigan atentos a próximas carreras y los encontrarán siempre en las primeras posiciones.

 

Fotografía: Alfonso Vega