Archivo de la etiqueta: Arte

[Museo Picasso Colección Eugenio Arias (Buitrago del Lozoya)] Un genio llamado Pablo

Pablo Picasso

Tengo pendiente paladear El Guernica (las 2 veces que me recreé la muestra de Dalí se me piró por completo) pero con la expo en Buitrago y recordando mis clases institutales de Historia del arte sigo llegando a una conclusión: las creaciones del genio malagueño me gustan pero no me matan, eso sí, es innegable su revolución y su etapa cubista me parece una de las aportaciones más ciclópeas en la pictomanía universal.

En la madrileñista sierra norte el museo buitragueño sobre el artista andaluz da una muestra suficiente, escasa pero intensa sobre la vida y obra de un tipo poliédrico, visceropasional enamorado de la aventura que es la vida.

P. Picasso

Cerámica, dibujo, cartelería, cagafierro, pirograbado, litografía.. Aparte del propio pincel la obra picassiana se expansiviza y ramifica a casi todas las técnicas y posibilidades y éste museo nos ofrece un exquisito aperitivo que amplía y redimensiona su producción gracias al legado que atesoró su peluquero personal favorito para seguir desgranando y descubriendo a un hombre tan interesante y prolífico.

Picasso

Además de una visita pétreopaseogastronómica obligada por los bellos lares de Buitrago el coqueto espacio dedicado a Pablo Picasso merece la pena degustarse para seguir valorando nuestro maravillérrimo patrimonio pictóricocultural.

Pablo

http://www.madrid.org/museopicasso

[Por conexiones melómanas además de la distinguidérrima compañía de la mujer de mi vida en el viaje de ida (y vuelta) volvieron a sonar en el radiocedé del coche, vive dios, un temazo tras otro]


[Del divisionismo al futurismo, el arte italiano hacia la modernidad] De vuelta a la pulsión de la luz

Divisionismo

Uno es fan absoluto de Salvador Dalí y le cotiza muy al alza Van Gogh, El Bosco, las pinturas negras de Goya, el Picasso cubista y Javier Mariscal. Dejarse llevar e ir sin ninguna pretensión especial a una exposición excepto por la admiración y atracción que desde hace años siento por la vanguardia futurista es una preactitud muy sana y enriquecedora.

El diviosionismo aporta un interesantísimo estudio sobre la luminosidad y sus consecuencias transcendentopictóricosociales. Los maravigliosos cuadros de los maestros diviosionistas me han aportado mucha calma y paz pero también una profunda re-reflexión sobre la irreversibilidad del arte y la estética de los movimientos rompedores, revolucionarios. El divisionismo se recrea en la vaporización lumínica aventurándose y aventurando al espectador en un viaje filomusical sobre una técnica depurada que me recordó al puntillismo y al impresionismo pero con un enfoque incluso más allá. La luz, sí, sin duda, y su tratamiento hace que los rayos del sol se expandan imperiales y a la vez intimistas para hacerse los protagonistas del lienzo o lámina.

Futurismo

Una corriente italiana majestuosa que influiría decisivamente en el polémico y exquisitérrimo futurismo. Una delicia de muestra, compacta, inclusiva y universal. Os recomendaría incluso cansinamente que la paladeáseis lo antes posible pero me temo que a la hora de publicar estas líneas ya habrá que esperar a otra posible ocasión. Gracias divisionistas y hasta siempre/la próxima. Sí, de ida y vuelta, gozando el Ipod a rabo y en bucle con temazos ruidistas y Tame impala principalmente.

http://exposiciones.fundacionmapfre.org/divisionismoyfuturismo/visita_virtual/visita_virtual.html


[Kandinsky, una retrospectiva] Pictomelomanías

El parque de San Claudio, camino en sombra

Aunque soy más de Dalí y Mariscal y me quedo con el futurismo y el surrealismo reconozco que el arte kandinskiano tiene su crema y su miga. Un tipo que comprendió pronto que estaba hecho de otra pasta arrojándose a su pasión dándolo todo, ole su polla pues. Las cosas fríonuméricas seguirán siendo necesarias para la humanidad pero también las manifestaciones artísticas de calidad.

Kandinsky - Bleu de Ciel

El pintor ruso atravesaría varias etapas (por momentos me acordé de Klimt o Miró) pero sería con el uso de la geometría y el color que asociaba con el sonido (viva de nuevo la melomanía) dónde alcanzaría su clímax creativomoral para enseñar al mundo sus cremosonas obras. Ésa inter-relación pictóricomelomaníaca fue un punto de inflexión para reforzar su oficio que vuelve a demostrar la fuerza y el simbolismo de la música, ya sea Wagner o Los planetas, la buena claro está, nada de radiofórmulas y mangutas prefabricados que sólo hacen daño a los auténticos creadores. Ya le queda muy poquito a la expo así que si aún no la has paladeado, ve, inténtalo, no te arrepentirás ni un microsegundo (y de paso contemplas por dentro el edificio que la acoge, que no es nada pocho oiga).


[Los planetas] El retorno del rey

Dobles fatigas

El arte alimenta el alma y estas 4 jugosísimas porciones vuelven a cumplir dicho cometido. Para los que llevamos más de una década escuchándolos y admirándolos y aunque sean 17 minutos y pico de pequeña dosis epera a modo de aperitivo planetófilo sacia casi como el menú completo de un largo. Tras cremosones proyectos paralelos y un lustro después Los planetas, el más grande e influyente grupo de la historia de la música en castellano ha vuelto a las tablas. Como leí cierta vez a un artista flamenco «el purismo es para nazis». Pues eso, el filtro planetario al folclor andaluz más arraigado no hace más que enriquecerlo y magnanimizarlo. J y los suyos siempre aportan cositas buenas encaren el género que encaren. La inmortal banda granaína transmite sentimientos tan grandes como ser del Atleti, esferas y órbitas casi inexplicables, ininteligibles, algo que hay que mamar y que no admite vuelta atrás.

A la espera de su próximo disco grande (seguro que muy grande ya sea en la estela de Pop o La leyenda del espacio) y tras más de 2 y de 3 escuchas y destilaciones sirve como manifiesto músicoideológico 100% planetense. Una brújula sonora que nos prepara y guía hacia la próxima obra de los andaluces.

El duendecillo verde. «Tu cara anuncia tu patético final»

Entre los 5 temazos de lo que va de año. La Pesadilla en el parque de atracciones [mi himno generacional por excelencia desde hace añazos] de la segunda década del siglo 21. Ideal para dedicársela a ésos jefes paletines fascistoides responsables de trabajuchos de mierda que más de uno hemos tenido que padecer. También perfecta para petarlo en la ducha, antes de salir de juerga o en un festival/concierto rodeado de buena gente con un gusto musical exquisito.

Motores de combustión. «Sonreías y me sentía en el cielo otra vez»

Sonoridad elefantiásica, solemnidad cósmica filosemanobusera, ráfagas reminiscenciantes de Señora de las alturas. Va experimentando un crescendo metafísico que la va abrigando de una grandeza a la altura de composiciones inmortales como La copa de Europa, La caja del diablo o el tiento leyendoespacial de El canto del bute.

Estadística. «De 100 dificultades que el amor tiene tengo yo superadas 99 y aun así tú no me quieres»

Baladón costumbrista cósmicoflamencoide. Otro ejemplar arsenal de quejíos y lamentos que sólo la voz de J sabe quebrar al fundirse con la maestría de Florent, el acompañamiento imprescindible de Eric, el buen hacer de Banin y las ganas y el talento de Checopolaco.

Heroína (bulerías de El torta). «Por ti puedo escuchar la luna, entender la noche»

Pena penita pena made in Planetas, dándole ésa dignidad, heroicidad y novelería a desgracias propias y ajenas. En la estela cósmicotrascendental de Santos que yo te pinté, Segundo premio o de nuevo El canto del bute. Texturas iniciáticas mágicas, casi irreales. Fragmentos que se resquebrajan como en sus enormes colaboraciones con Enrique Morente. Junto a Motores y Estadística completa el tríptico jondo sentío doblefatiguense que de momento nos calma el ansia e igualmente nos deja con ganas de más.


[Ray Loriga] La ciudad de Baroja

Pío-Baroja-800x340

La idiotez nos acorrala [,] la cultura se ha convertido en un asunto siniestro de cifras y fiestas de fin de año, informes [,] ferias [,] galas. Como decía Cortázar es mejor no hablar de la idiotez porque es un asunto muy desagradable, especialmente cuando es un idiota quien lo expone.

Esta ensalada de naciones vive la marea cultura[l] desde una distancia más que prudencial. Ya que no estamos en la vanguardia de la agitación artística no queramos ponernos a la [misma] de sus muchas muertes. A las montañas no les importa si uno prefiere la playa, al arte tampoco le preocupa su gusto querido amigo, tiene su propia dinámica.

El único escritor iracundo digno de mención es [aquel] que ha perdido una guerra del lado de los villanos y el alma por el camino. ¿Por qué será que en la buena literatura las desgracias ajenas nos resultan reconfortantes? Tal vez porque apuntalan las propias o porque en realidad lo reconfortante es la buena literatura con desgracias o sin ellas.

Un guipuzcoano que me regaló una ciudad que ha terminado por ser la mía y un oficio que aún estoy tratando de aprender. En mi imaginación Baroja tiene la santa paciencia de dejar siempre la tapa del piano levantada.

http://elpais.com/diario/2005/02/13/madrid/1108297459_850215.html


[Ray Loriga] ‘Con la muerte en los talones’

8518

Montar sus historias alrededor de imágenes, momentos de cine formados en [la] cabeza de manera tal vez caprichosa, pero nada accidental. Imágenes que pertenecían al territorio vallado de su genio [(]creativo[)] que surgían de sus sueños diurnos, frutos de un intelecto muy despierto, [instantáneas] que formaban parte de la pesadilla realista. Un cesto imaginario con mimbres de realidad.
Autor total, cineasta absoluto, [devolviéndole] al sitio que su obra merecía.

Un sueño, parte romance parte aventura parte pesadilla que tiene lugar en la dimensión real de lo imaginado.
[El] tamaño como artista [de Hitchcock] se debe en gran parte a que respeta obsesivamente los límites del arte, que nació para construir una realidad propia, un plano de existencia paralelo.

Un hombre que no existe, un señuelo, alguien que pierde su identidad y va poco a poco reafirmándose en ese juego de representación hasta diluirse por completo en el territorio de lo inventado. Una sinfonía perfecta de apariencias, un sueño real. La realidad es siempre más pequeña que el arte.

http://elpais.com/diario/2005/02/11/cine/1108076413_850215.html


[Ray Loriga] Maneras de vivir

fotonoticia_20150226133123-725729_600

Todo va y viene, dinero, suerte, entusiasmo, todo se agita y se para y se vuelve a agitar, las cosas suben y bajan y en general, mires donde mires, todo cambia para volver a ser lo que era o a lo mejor otra cosa totalmente distinta. No miro mucho hacia arriba, soy una de esas personas que no sabría qué hacer con un telescopio. Cada uno tira con lo que tiene y sabe mejor que nadie lo que le queda en el plato, lo que tenía antes y lo que le va a quedar después al ritmo que van bajando las montañas de patatas fritas. Van muchos a mirar y pasar la tarde, lo cual es estupendo y muy español, porque aquí cualquier reunión termina por ser siempre juerga o pelea, da lo mismo que sea Arco, la huelga general o la final de Copa.

http://elpais.com/diario/1994/02/12/cultura/761007618_850215.html


** [Depero futurista (1913-50)] De pioneros, valientes y vanguardias

bdepero0

Ver más de una vez una exposición (o una película o leer un libro) es algo reservado sólo a lo que despierta verdadero interés y admiración. (Pasado un tiempo prudencial) la segunda lectura enriquece aún más lo que se te podía haber pasado en un primer paladeamiento.
El futurismo, en sus panópticas ganas e ilusión, también se preocupó por la música.Genial artista total posrenacentista: escultor, arquitecto, pintor, literato, diseñador gráfico, publicista, filósofo, creador, pensador, activista, aventurero, provocador. Apasionado y comprometido hasta sus últimos días de una vanguardia cuyo ruidismo aún pervive y seguirá haciéndolo.

Hay quienes crean y quienes reproducen, copian. El movimiento futurista me llamó la atención desde hace años, desde la primera escucha y lectura en la universidad. Una llama que seguía latente y que volvió a comer fuerte desde que fortuitamente vi un poco la tele un fin de semana cualquiera, anoté el nombre y lugar y lo dejé pendiente entre las prioridades culturalinformativas. La modernolatría impera y sigue de moda, por fortuna siempre hay algún puñado de pioneros y valientes adelantados a su contexto que empiezan el tinglado. Fortunato Depero (1892-1960) es una figura muy recomendable de (re)visitar para darse cuenta de que lo bueno dura, sobrevive e influye. Los grandes seres humanos siempre van un paso más allá y muchas veces sufren minusvaloración y olvido, la mayoría fruto de las clases dirigentes y paletines varias obsesionadas y horrorizadas de perder su estatus.


[Winter indie city] Manifiesto

Logo-WIC1
Suponemos que todas las dudas acerca del Winter indie city vienen generadas porque no debe ser un modelo muy común en la escena actual de festivales o ciclos de música indie. Y lo decimos con todos los respetos a la época heroica que diría aquel porque por entonces significaba una serie de valores y actitudes que ahora mismo están casi extinguidos. ¿Por qué se producen las extinciones? Normalmente por adaptaciones a los nuevos tiempos, a estos en los que manda el dinero y llenar recintos.

No lo decimos nosotros, ya lo advertía Benjamin cuando explicaba lo peligroso que era que los bienes culturales fueran absorbidos por el mercado y se convirtieran en eso, en mercancía. Pero el WIC almacena en el imaginario la palabra independencia en su sentido primigenio [,] actitud para hacer las cosas de manera espontánea, también amateur y pasional, hacer caso al corazón y no al bolsillo.

Sí, quizás creamos demasiado en la democratización del arte no refiriéndonos a su producción sino más bien a su recepción. No nos importa demasiado que haya [4] personas en los conciertos porque esos [4] están allí en apología de su individualidad y no por modas, [gilipolleces] o postureo vario.

Queremos mantener nuestra independencia de salas, asociaciones culturales, política y asuntos de caja. Agradecemos su colaboración o su indiferencia, nos mantendremos en el mismo lugar. Queremos traer a nuestras bandas, nuevas o veteranas, a esta pequeña ciudad que es Segovia. [4] ediciones después seguimos vivos pese a quien pese. Sabemos que también se alegra mucha gente y que otros muchos aún no saben quiénes somos. A todos ellos queremos explicarles que el WIC es cabezota y que sólo pretendemos ser una vía de escape entre un montón de producciones en serie dónde [“1”] se parece peligrosamente a “otro” hasta que todo se convierte en una hilera de espejos. Queremos romper[los] todos.

No somos una sala de conciertos [ni] una iluminación de políticos [ni] tenemos marcas en nuestros carteles [ni] contratos que nos aten [ni] somos indies por abrazar un determinado sonido sino una actitud [ni tampoco] profesionales [ni] tenemos presiones para traer a las bandas que venden.

Somos lo que queremos ser. Independientes