Archivo de la etiqueta: Discmedi

[Salvador tóxico] Electrointimismos

salvador-toxico-catalogo-de-planetas

`Cuando uno trabaja no lo hace solo, en este viaje juegan planetas, montañas, huracanes, los vientos más inoportunos, camas, sábanas..´, así autoepiloga Javier Castellanos, actual teclista de Alborotador gomasio (emperadores vitalicios del ruidismo y entre los mejores 14 grupos del indi patrio y más allá) nos ofrece 9 cortes de electropop arraigados en sentimientos honestoprobizcochiles pero también con mala baba estilo made in Los planetas.

Las relaciones interparejiles y las personas que te marcan son una constante en la música que queda y que te llega a la patata.
Un disco algo jodido de paladear si te detienes en su magnífica lírica y acabas de dejarlo con tu pareja, no con un o una follamig@ o novieta cualquiera, sino quizá con la media naranja de tu vida del mundo mundial.

Micromundo, No, Equipaje de arena. Tonadas incisivas en su intención y muy llevaderas en modo Emo.

En fin, un trabajo reposado y cuidado que te pone bizcocho y que demuestra una vez más las típicas ramificaciones que se producción en el contexto pluriempleil de los grupos de música.

También otra patentización de que la única música que llega es la que mama de los sentimientos más puros y radicales, irreversibles.


[Fractal] Destellos pop

Cuántico

La vida es el momento. Así de bien reza Trozos de papel, el tema ariete a través de la voz de Ryk Ramos que bien puede servir a la perfección para resumir la filosofía (sónica) prosurfera de todo el elepé.
Prorockeados arrojos aguitarrados dulcemente contundentes (deteneros por ejemplo en Una vez más) que derrochan sentimiento además de cambios de ritmo plausibles como el tema estrella: Revolución, pieza completísima multingrediente, escucharla, merece la `pena´.

Viva el mar, los sueños luchados y la melomanía.


[Lazy] Eclecticismos cantabrucos

Tornado

Sintes curiosucos, ritmos y guitarras limpios. Instrumentación y voz bien compensadas, como los equipos grandes (los que no suelen hacer aguas en defensa, letalizan sus oportunidades para destrozar redes rivales y cuentan con un centro del campo jugón, la clave de la creatividad y belleza balompédicas).

Miedo, exquisita, maravilla de tonada, lumínica, pegadiza, creciente, power pop cremita, trazas de los Lori Meyers primigenios, mi favorita. Interesantes momentos de spaghetti western en Calma tensa que hila muy guapamente con el titulaje de la siguiente y postrera. Un combinado de temas de 3 a 4 minutos de rock dulce bañados de pop suavito de digestión gustosa desde el primer bocado. Propuesta digna desde las tierras de Templeton e Iván De la peña (ídolo futbolero, genio, puto amo, mago del esférico oiga, mediapunta ciclópeotitánico). No faltan los momentos para el bizcochismo Para Naima (cojonudo nombre filoélfico por cierto).