Archivo de la etiqueta: El artista madrileñista

[Little indian rabbits] Filonoventismos castellanos

Sugar refinery

Contenido y contundente. Grabación plausible salpicada de buenos matices. El trío vallisoletano planea por capas de innegables anglofilias poperas. Minutaje y ráfagas multitemáticas sin complejos coqueteando con momentos que tiran a la épica sin prisa pero sin pausa el disco avanza desplegando todas las texturas decididas.

Ojito a Rhythm, tonada powerpop de dulce progrunge muy guapa para expandirla en vivo, un tema con el que Novoselic, Grohl y Cobain perfectamente podrían haberlo gozado a través de alguna cara b molona y/o sorpresivizando en algún bolo festivalero o salense. Se nota que hay talento para conseguir algo más, una deriva hacia el ruidismo podría ser bastante interesante.


[Emmett] Arrojo y talento

Emmett

Otra buena ración pop made in Andalusia, Seville loves you 😉 Desde Lora del río Ángel Sánchez Guil Emmett nos trae buenas letras, guitarras conseguidísimas y deliciosos sintejugueteos para dar forma a 14 cortes sentíos de ejecuproducción currada impecable.

Ráfagas Pereza (primigeneidades sobre todo de Un error muy caro), plausible originalidad (Mejor así), paladeantes locuras bizarrísticas promapachiles para la pista 12 y un cierre optimista más que logrado con momentos de ondas prosurf en Sermones y milagros.


[Lazy] Eclecticismos cantabrucos

Tornado

Sintes curiosucos, ritmos y guitarras limpios. Instrumentación y voz bien compensadas, como los equipos grandes (los que no suelen hacer aguas en defensa, letalizan sus oportunidades para destrozar redes rivales y cuentan con un centro del campo jugón, la clave de la creatividad y belleza balompédicas).

Miedo, exquisita, maravilla de tonada, lumínica, pegadiza, creciente, power pop cremita, trazas de los Lori Meyers primigenios, mi favorita. Interesantes momentos de spaghetti western en Calma tensa que hila muy guapamente con el titulaje de la siguiente y postrera. Un combinado de temas de 3 a 4 minutos de rock dulce bañados de pop suavito de digestión gustosa desde el primer bocado. Propuesta digna desde las tierras de Templeton e Iván De la peña (ídolo futbolero, genio, puto amo, mago del esférico oiga, mediapunta ciclópeotitánico). No faltan los momentos para el bizcochismo Para Naima (cojonudo nombre filoélfico por cierto).