Archivo de la etiqueta: Electrónica

[Salvador tóxico] Electrointimismos

salvador-toxico-catalogo-de-planetas

`Cuando uno trabaja no lo hace solo, en este viaje juegan planetas, montañas, huracanes, los vientos más inoportunos, camas, sábanas..´, así autoepiloga Javier Castellanos, actual teclista de Alborotador gomasio (emperadores vitalicios del ruidismo y entre los mejores 14 grupos del indi patrio y más allá) nos ofrece 9 cortes de electropop arraigados en sentimientos honestoprobizcochiles pero también con mala baba estilo made in Los planetas.

Las relaciones interparejiles y las personas que te marcan son una constante en la música que queda y que te llega a la patata.
Un disco algo jodido de paladear si te detienes en su magnífica lírica y acabas de dejarlo con tu pareja, no con un o una follamig@ o novieta cualquiera, sino quizá con la media naranja de tu vida del mundo mundial.

Micromundo, No, Equipaje de arena. Tonadas incisivas en su intención y muy llevaderas en modo Emo.

En fin, un trabajo reposado y cuidado que te pone bizcocho y que demuestra una vez más las típicas ramificaciones que se producción en el contexto pluriempleil de los grupos de música.

También otra patentización de que la única música que llega es la que mama de los sentimientos más puros y radicales, irreversibles.


[El columpio asesino] “Una parte muy importante de nuestro público se ha acercado a nosotros gracias a Toro”

EL-columpio-asesino-2014-vuelve

¿Creéis que vuestro himnohitazo Toro marca un antes y un después para la banda? Está claro que sí. Una parte muy importante de nuestro público se ha acercado a nosotros  gracias a  Toro.

¿Qué escucháis en la furgo? ¿Algún descubrimiento reciente o grupo que nos queráis recomendar? Tiramos mucho de Spotify. Según nos de el aire ponemos unos grupos u otros. Últimamente se está escuchando bastante St. Vicent. Totalmente recomendable.

¿Algún ritual antes del bolo? Y después del mismo ¿qué es lo primero que hacéis, comentar la jugada o empezar con los cócteles? Ritual no tenemos. Nos gusta echarnos unos whiskys antes y poco más. Después solemos comentar la jugada como dices mientras seguimos con el whisky.

Afortunadamente llevamos años en la mejor etapa de la música alternativa patria. Creo que Méjico es perfecto para expandirse aún más. ¿Qué os gusta más del público mejicano? Es muy apasionado. Se entrega en cada canción y se saben las letras mejor que yo. Es más ecléctico que el español y eso nos gusta.

Lleváis ya 14 años de carrera. ¿Alguna anécdota mítica? ¿Qué es lo más friki que os ha pasado estando en el escenario?De los más friki que recuerdo es ver a Nacho Vegas cantando y bailando en el escenario del Sonorama Toro. Una de las colaboraciones más divertidas que hemos tenido. ¡Gran tipo!

Para vuestros archivos sonoros personales ¿vinilo, mp3 o CD? No le hacemos asco a nada. Nos gusta la carne y el pescao.

¿Qué opináis de Eurovisión y los 40 principalesMe provocan indiferencia sin más.


El columpio asesino
son Álbaro y Raúl Arizaleta, Íñigo Sola, Cristina Martínez y Daniel Ulecia
Respuestas: Álbaro Arizaleta


[Los pilotos y Sangre Charada 27 junio 2014] Derrapes sónicos postsanguinolentos de una noche de verano

LosPilotos+sangre

Tras el enérgico y aplicado directo de Sangre, un divertidísimo sexteto fémino que luego se uniría a la fiesta y bajo un calor que apretaba con justicia (la avería del aire acondicionado hizo protagonista a la entrañable analogía de un ventilador) Los pilotos, o lo que es lo mismo Florent Muñoz y Banin Fraile se dejaron llevar en un show cósmico más que apañado para ofrecer a todos los que nos dimos cita en Charada un bolo de puro entretenimiento encapsulado para empezar el finde soleado y con poderío.

la foto 2

Con Julio Ruiz y parte de Los claveles y Juventud juché entre los presentes la noche aperturaría con un ariete verbal mítico de Banin: “Si habéis traído pastillas es el momento de tomarlas”. Todo estaba listo para empezar a gozar con el plato fuerte. Pasaban 18 minutos de las 10 de la noche y empezaron a expandirse las primeras ráfagas de Paisaje sonoro.

DSC_6367

Tras un montón de cables, aparaticos y juguetes sónicos varios y compartiendo protagonismo con el icono manzanil de Jobs Banin y Floren agarraron con decisión el volante para pegarnos un viaje cósmico sentío muy recomendable.

Con Floren tirando de su Fender para el segundo tema de la sesión se dejaba atrás la fase de grupos para meterse de lleno en el tramo decisivo hasta el final, momento en el cual Banin (a veces casi en trance) se recreó prestidigiteando su aparatejo colorao Alesis Air Fx para enlazar con la tercera parada sonora, corte mítico protagonizado por su primigenio himno de debut Cero en blanco, que hundió el acelerador para surfear hacia el clímax del evento.

Más adelante e implementando prácticamente todo su reciente segundo álbum nos sacudirían brillantemente con Longitud de onda 585nm deleitándose y sumergiéndose en las texturas alcanzando la pole. El regreso de Logan se engrandeció con su acertado apoyo guitarrilpedalero.

La sensación de esta genial propuesta electrosureña que queda es de satisfacción más que subrayable, ahora bien, coincidiendo con mi mejor amigo del rollo en varios comentarios interrégnicos a lo largo de la velada, el contexto de un festival y horas más intempestivas eclosionarían en una gloria sólo al alcance de los más grandes del género.

La noche del 27 al 28 de junio del año de gracia de 2014 pilotaba hacia la recta final, pero aún quedaría un agradecido bis que me reminiscenció a una gran noche en La plaza de Los mostenses dónde Florent y yo, unos buenos copazos, una intensa charla planetera y planetófila [días recientes de La habitación de Fermat y Una corona de estrellas] y unos besos furtivos cocinaron un germen que se robustece cada día más para el arte poliédrico y mayúsculo llamado música (y la consiguiente autobanda sonora de tu vida).

Acabar la noche compartiendo unos fragmentos temporales con maja, abierta e interesante gente del rollo y llevarse a casa el tesoro de las firmas de Florent y Banin estampadas para la eternidad en los libretos de Super 8, Pop, Encuentros con entidades y La leyenda del espacio acabaron por dibujar un círculo pletórico para encarar festivales y conciertos venideros de un año que quedará para la historia de melomanías personales y memorias colectivas.

Los pilotos vuelven con una escudería potentísima y el podio asegurado. No se los pierdan. Sigan atentos a próximas carreras y los encontrarán siempre en las primeras posiciones.

 

Fotografía: Alfonso Vega


[León Benavente, Dynamo shock, Señor blanco, Djs Rayadas y Djs Poplacara 29 marzo 2014] Cálidos rúgidos sónicos

Imagen

Pese a las descontextualizadoras y adversas condiciones climatológicas Montilla acogió y fue testigo de una noche de buena música y mejor rollo. La abuela rock y Poplacara volvieron a unir fuerzas para conformar un cartel contrastado y muy atractivo.

La nave industrial dónde tuvo lugar el minifestival poplacariense reminiscenciaba una magia particular curiosa y magnetizante.

Imagen

Para ir entrando en calor Djs Rayadas aperturizaron pinchando temas moviditos de aquí y de allá. Fue el previo elegido y acertado para la primera formación cordobesa de la noche: Señor blanco, que dieron forma a su bolo a través de un decálogo sónico que recorrió toda su discografía junto con bienvenidos apuntes de lo que será su próximo trabajo. La banda andaluza mostró ganas, energía y positivismo (sonoro) para seguir caldeando el ambiente y luchar contra las inclemencias de la más que fresca noche. Entre temas como Mi punto de control, Edimburgo, Estáticos y frágiles, Heridas de guerra y Sin gravedad el momento álgido de su apañado pop rock llegó cuando se marcaron un popurri indie atreviéndose con un homenaje a los consagradísimos grupazos de star system compuestos por la triada Los planetas, Lori MEYERS y Los piratas.

Imagen

De nuevo las simpáticas y melómanas Djs Rayadas harían de previo para el momentazo más esperado del evento: León Benavente. El cuarteto leónido fue el que subió la temperatura al máximo en el clímax de la velada embarcándose y embarcando a todos los presentes a través de un viaje de 12 canciones líricamente geniales y con un sonido buenísimo rozando la perfección del estudio y los arreglos. Tras una majestuosa Intro las 4 primeras fueron Las hienas, Década, La gran desilusión y Muy fuerte, éste último corte fue con el que empezarían un in crescendo imparable hasta su apoteósis (instrumental) final.

El quinteto siguiente antes de los bises correspondió a Revolución (dónde se desatarían los incondicionales coros hasta el aliento postrero), Avanzan las negociaciones, El rey Ricardo, Europa ha muerto y Ánimo, valiente, el imparable himno de la banda que se alzó con una potencia y un ritmo con el que ya tenían más si cabe a todo el público en el bolsillo.

La terna conclusiva fue protagonizada por Todos contra todos, La palabra y Ser brigada, temazo dónde la apoteósis concluyente sirvió de broche a una actuación grandísima: sólida, de sonido y coordinación pulcros y de una contundencia que cumplió con creces todas las expectativas.

Imagen

Antes de que Dj Mo y Dj Mongui cerraran desde los platos llegó el turno del trío montillano Dynamo shock, un grupazo sorpresivizante con una estética y cuidada puesta en escena que enamora desde el primer instante. Electronoise (me ganaron con la pegatina de uno de sus portátiles) personalísimo anglolírico con un derroche admirable que sumado a unas ganazas y pasión locas por su/la música dan como resultado un grupo muy a tener en cuenta que seguro que dará mucho que hablar a cortomedio plazo. Su sonido recuerda mucho a Delorean, pero incluso imprimiéndole más capas poderosas e intensas dónde las distorsiones y la presencia de las guitarras completan una atmósfera vigorosa y compacta.

 

Fotografías: Álvaro TRIGOS


[Joe CREPÚSCULO. 10 enero 2014] A-sinte-bailo

Imagen

La acogedora sala (minimalista para la demanda) se fue llenando poco a poco para llegar a su aglomeración álgida tras ver pasar entre el respetable al esperado Joe CREPÚSCULO. [En la previa se dejó caer por allí el creador* del videoclip de Planilandia]
Imagen

El show comenzó unilateralmente, con Dj Crepus tritecleando tirando de Nord electro 3 y Korg principalmente. El primer ariete sónico lo protagonizaría Nuevo amanecer, patentizando potencia desde los primeros chispazos.

A raíz de eso sería un no parar encapsulado de indietrónica bailonga y divertida facturada con versos juguetones y de estribillos bien trazados (escúchese por ejemplo La canción de tu vida), como se demostró en la implementación de coros incondicionales como “toda la noche Bailando en el lavabo”.

Luego nos sorprendería con Jade pero los momentos in crescentes cumbre empezarían con Leyenda acompañado por la ultraperformance de El alacrán* [reseñable apoyo logístico de Raúl QUERIDO ayudándole con un micro algo travieso], personaje dónde los haya: automotivadísimo desde la primera milésima de segundo cual Cristiano RONALDO, haciendo gala de la electrónica más cañí y lanzada con sus bailes siderales implosionantes y genuflexiones admiracionales varias quitándole protagonismo al propio y bueno de Joe (que se fue autoiluminando hit tras hit llevado en volandas por su inagotable compañero de juerga arácnido, un paso más allá incluso del gran Aaron SÁEZ que ya seguiría al pie del cañón hasta el final).

Imagen

Con Batalla de robots tuvo lugar una explosión dance que sobrevolaba la cima del momento cada vez que sacudía con su lema “ven y lucha” efervescente y estallante con una audiencia ya voluntaria y totalmente abducida.

Imagen

Después de Tus cosas buenas cerrarían con Mi fábrica de baile para el goze de sus más fieles correligionari@s en ocasiones echando mano de bailoteos grunge.

El primer concierto del año, el primero de muchísimos más. Un año que promete emociones fuertes y sentidas sobre las tablas y alrededor de ellas.

Coleteó la noche dando viajantes y entrañables tumbos hippies para rematar la última jugada hablando con 2/5 de Miss caffeína, gente muy maja y cercana, como debe ser.

Fotografías: Pedro BAO

IMG_7003.jpg