Archivo de la etiqueta: Elena ROSILLO

[2014] Irreversibilidades melómanas

DSC_8315
“El sentimentalismo es la alopecia de los sentimientos” escribe Ray Loriga en su más reciente y de nuevo novelón. Cierto, pero hay años que marcan, que merecen ser recordados aunque peligrosamente puedas caer en el bizcochismo y ciertas nostalgias. Pese a la ausencia de un nuevo disco de Los planetas 2014 será un año improntante grabado a fuego en memorias colectivas y en subjetividades intransferibles. Luchar por un sueño es de lo más bonito y de lo que más te puede llenar en la vida y sí además vas viendo y sintiendo como se va dando forma a “la movida” no puedes más que seguir trabajando con pasión e ilusión renovadas para intentar ofrecer la mayor calidad y variedad posibles a nuestros estimadísimos lectores que son los que finalmente dan sentido a toda nuestra obra.

Independance, Juglar, Contraclub, Penélope, Montilla, Charada, El sol, Mad indie summer, Boite, Joy eslava, Teatro Lara, Tomavistas, Un lugar llamado mundo, Nocturama, Territorios, Hangar [y a nivel fan tirando del bolsillo propio Santander music, Vetusta Morla, Iván Ferreiro, Sexy Sadie, Templeton y Standstill]; Alborotador gomasio, Ellos, El hombre rana, Joe Crepúsculo, Guadalupe plata, Poomse, The prussians, Supernumerario, Atención tsunami, La habitación roja, León Benavente, Los claveles, Los pilotos, Sangre, Novedades Carminha, Alexandre Lacaze, Genérica, Los Punsetes, Love of lesbian, Lori Meyers, Maryland, Niños mutantes, Mucho, Sidonie, We are scientists, El columpio asesino, Nudozurdo, Edredón, Fira fem, El lado oscuro de la broca, Perro, Triángulo de amor bizarro, Cómo vivir en el campo, Pasajero, Fuckaine y The right ons entre otros. Buenos grupos y grupazos que hicieron de la pasada anualidad un gozo mayúsculo para la melomanía y una satisfacción laboral y personal gigantesca para todos los que trabajamos en éste bello y maravilloso proyecto llamado Poplacara.

Creo que en la vida hay que ser humilde y no olvidar jamás tus raíces por muy lejos que llegues. El origen y el destino seguirán siendo los mismos: la buena música, los buenos artistas que no paran de crearla y todas aquellas personas que amparan y seguimos defendiendo a capa y espada éste hermoso cosmos. Del romántico fanzine de 1984 a la actualidad digital (ya 2015 ¡oiga señora!) imperante ha llovido mucho, pero jamás en vano. El que no llora no mama y en la vida hay que currárselo, la meritocracia tiene sentido pese a la superestructura del tinglado montado por paletines, ladrones y demás sanguijuelas sin escrúpulos y con menos vergüenza que un gato en una matanza. Desde luego que siempre nos quedará la superioridad moral como bien apuntaba Luther King. Pero centrándonos de nuevo en lo principal parafraseando a cierto grupazo granadino siempre nos quedará la música, eso jamás nos lo podrán arrebatar y como bien dice el dicho que nos quiten lo bailao. Al final volverá a quedar lo más importante, las canciones y todos los sentimientos en colores aún por inventar que seguirán provocando.

El nivel ha quedado muy alto y hay muchísima gente a la que agradecérselo. 2015 se presenta muy grande y apetecible. Todos los que formamos parte de ésta mágica publicación seguiremos en la brecha intentando implementar en todo momento la mayor profesionalidad posible sin olvidar paladear cada bolo y evento.


[Santander music festival] Día 3/última noche. Desembarco canadiense en Santander

santander-music-festival

También lo bueno, lo mejor siempre tiene un final. El festival llegaba a su eclosión y las sensaciones y todo lo decisivo que flotaba en el ambiente estaba deseando su implosión definitiva. En esta ocasión el responsable de electronizar los intermezzos fue Miqui Puig. Los primeros en enfilar la recta final serían el sexteto cantabruco Templeton, que subrayaron su sonido a través de una progresividad de melodías dulces, llevaderas y de ráfagas bien mecidas y medidas destapándose como un entrante perfecto para los golpes sonoros venideros.

Sidonie (Cabecera, Vidala)

Sidonie. El mítico grupazo de la ciudad condal volvería a exprimir su minutaje seleccionando puro caviar de entre todo su gourmetizado cancionero. Te pueden gustar más o menos [a mí me parecen irreversiblemente sublimes], pero es innegable que su pegada y su actitud en directo es profesionalmente intachable. Miden los tempos como nadie, se entregan, se lo pasan bien y enriquecen y recubren de magia fortalecida sus temazos. El set list orgasmeó desde el inicio (La sombra) para deleitarnos en el tercer corte con A mil años luz, ese himno eterno que hace aflorar las subjetividades colectivas y que personalmente opino que es una de las mejores canciones hechas jamás en éstas o en cualquier latitud. El pináculo del glorioso Fluido García dónde la pasión se desata y la percusión de Axel cabalga al unísono de los puntiagudos y precisos guitarrazos de Marc y Jes para circundar una obra maestra que te pone la piel de gallina y que te recuerda en cada acorde por qué la música es una de las partes más vitales de tu existencia. Tras dar buena cuenta de sus recientes cancionzacas sierrocanadienses acabaron cerrando con El incendio para quemar todas las naves y volver a dejar el pabellón alto y las ansias melómanas intactas. Otro bolo legendario dónde Marc Ros volvió a flotar entre los fans con esa oda sobre las desgracias cotidianas, Un día de mierda, karaokeizado con gracejo por toda la campa y que volvió a demostrar todo el talento de una banda rodadísima y que no para de reinventarse. Grandes de nuevo, gracias de nuevo Marc, Axel, Jes, Edu y Marcel.

Glass animals se gustó en los entretiempos cuando las atmósferas y los presentimientos de la magna banda de Tres Cantos ya surfeaban el ambiente.

Vetusta Morla 2 (Saray Lobo)

Vetusta Morla. La deriva hacia su Golpe maestro fue un subidón continuo para incrustar de nuevo en la historia musical un directo exquisito dónde Pucho se liberó en cada corte propicio para bandas sonoras memorables. Copenhague o Valiente sacudieron la barrera del sonido y de la calma para hacer aflorar toda la elegante rabia de una formación que tampoco para de girar y que deja tras de sí justificados piropos y merecidísima admiración. También te podrán gustar más o menos pero se muestran impecables en la instrumentación y te transportan en volandas hacia el amor loco por la buena música y concentrarse sólo en dejarse llevar por sus letras y contundencias.
Desgraciadamente encarábamos las últimas horas del Santander music. Todo había merecido la pena y la palabra éxito volvía a circular como la pólvora. Las acciones de la fiesta cotizaban al alza y los dividendos sónicos crecían hasta colapsar el mercado. Entonces los  experimentados y de culto Sexy sadie comparecieron en el escenario principal para reminiscenciar los laureles de los 90 (gracias Nirvana, gracias Los planetas, siempre) en una sentida actuación meláncolicamente detallista repleta de desenvoltura y saber estar. Para deleite de sus correligionarios se vaciaron con un par de bises extra que continuaron manteniendo el nivel para poner un broche dorado al ocaso de 3 días y 3 noches inolvidables, lumínicas, de necesarias fases psicodélicas y sobre todo de canciones sin fecha de caducidad, gente con ganas de pasárselo bien y todo ello en la estación ideal para lo improntante y las intensidades: el verano.

“Están afligidos por el amor aquellos que, cuando entra en su pecho, intentan cortar sus alas o atarlo [,] pero aquellos que cuando llega están agradecidos y lo acarician y cuando se va lo dejan ir son siempre queridos y bajo su dominio triunfarán. Por eso no intentéis regular a quien vuela o cortar a quien se acerca y así seréis felices” (Maquiavelo).

Fotografía: Vetusta Morla (Saray Lobo), Sidonie (Vidala) y wakeandlisten.com


[Novedades Carminha] Cóctel galaicotropical cañí

Imagen

Igual que el genial debut de Los Gomasio en menos de media hora (en tan sólo 21 minutos para ser exactos) Novedades Carminha nos sumergen en unos ritmos adherentes, festivaleros y juerguistas demostrando todo su potencial: hit tras hit, composiciones bailongas y cachondas carne de cañón perfecta para cualquier contexto en que la diversión esté servida y asegurada.

Los compostelanos demuestran que con bajo, guitarra y batería te puedes sacar unos sonidos cojonudos y más que suficientes para empezar y seguir los festejos varios hasta que la música aguante.
Surfeando entre el rock, el garaje y el punk su álbum está facturado para el directo desde el minuto uno [como bien he podido comprobar en un par de ocasiones Radio 3 y Fnac mediante].

 

El triplete Juventud infinita, Antigua pero moderna y Tú antes molabas derrocha tales ondas energéticas que es imposible no arrancarse al tarareo y al movimiento. Grandísima la pieza Non quito o chándal, carcajada sonora sátira retratante cronológicamente en el clavo. Como ellos mismos afirman en Mondo sonoro “el rocanrol es bailar, sonreír y frotarse. Hemos escuchado mucho garaje, mucha psicodelia y rock and roll pero tampoco hemos querido dejar de lado las melodías pop que nos hacen sonreír por las mañanas”.

 

Títulos buenísimos dificilísimos de superar como vienen acostumbrándonos desde sus orígenes hace ya más de un lustro. Van al grano, pasan de pasteleos y eso siempre es de agradecer: letras directas, canallas, divertidísimas. Un disco recomendadísimo para el veranito más molón y para los días soleados y de buenos cócteles.

 

“Se suben a la cresta del garaje pop. Energía, frescura, diversión e irreverencia son aquí el patrón equivalente a fuego, tierra, agua y aire” (Nonito PEREIRA).

 

Zas en toda la boca, la primera en la frente. El disco empieza con el temazo Juventud infinita (homónimo de todo el trabajo) para dejar bien claro desde el principio por donde van a ir los tiros. Canciones sencillas pero tremendamente eficaces con una temática liberada creativa e inspirada más profunda de lo que pueda parecer y con la que la banda está alcanzando su mejor momento de forma y que es claro ejemplo de su empujón definitivo en el muchísimas veces gratificante mundo de la música.

 

Unos zagales muy buenos músicos y buena gente a los que se les percibe sus ganas y su buen rollo y fuerza sin prejuicios ni miedos estúpidos desde los primeros fotogramas patentizando que, como todos los grandes, lo importante es pasárselo bien haciendo la música que a uno le guste si pararse a pensar y acabar rallándose para intentar dar gusto a todo el mundo. Hacen lo que les enrolla y como les cotiza (al alza obviamente) y al que no le guste no problemo que para gustos colores como suele decirse.

 

El álbum suena perfecto en su estilo y se digiere y paladea desde la primera escucha. No hay que buscarle los 3 pies al gato. Suena a lo que suena y con perdón o sin él suena de puta madre.


[Un lugar llamado mundo 1 abril 2014] La música, un viaje constante

Imagen

La sala Tclub sirvió para que Un lugar llamado mundo volviera a reunir a artistas de renombre y prometedoras promesas de variados estilos con un destino y pasión comunes: la música.

Con el prólogo a cargo del ingenioso Toni GARRIDO Javier LIMÓN se posicionaría desde el principio con gracia y buen hacer para ir dando entrada y entrevistar a los 4 músicos y/o grupos invitados de la cita.

Imagen

La noche empezó muy bien, fuerte, con un primer plato generoso a cargo de los californianos We are scientists. El trío liderado por Keith MURRAY (cuya estética se me antojó muy similar a la del frontman de la mítica Nada surf) ofreció un límpido y contundente anglo power pop que complementó magistralmente con una coherente actitud sobre las tablas.

Imagen

Posteriormente llegaría el turno del soul de Zara McFARLANE. Un torrente de voz de orígenes jamaicanos que dará mucho que hablar.

Hilando muy bien los interregnos le llegaría el momento a Ariadna CASTELLANOS, que demostró más que de sobra sus maneras a las teclas de un elegante Yamaha. La madrileña afincada en Nueva York sorprendería con su interesante flamenco pianil decantándose por una original deriva del folclor andaluz por excelencia.

Imagen

El corte final corrió a cargo de Nach, que ofreció su repertorio de rap clásico sin renunciar a ciertos pasajes intimistas y personalistas. Un tipo humilde que va de cara y que hizo las delicias de los amantes del género.

Imagen

Como colofón MURRAY, McFARLANE, CASTELLANOS, Nach y el resto de intérpretes nos deleitaron con un tema final a modo de apoteosis sonora en honor y homenaje a Marvin GAYE (parafraseando a J. LIMÓN) con una deleitosa mezcolanzalocura fusionante de voces, guitarra, cajón, bajo, piano, pandereta y batería para demostrar que la música es un lenguaje universal e irreversiblemente conexionante que siempre estará por encima de nacionalidades, razas y formas.

 

Fotografías: Elena ROSILLO


[Ellos 7 marzo 2014] El azote indi de Guille MOSTAZA

Imagen

Entrar en un garito/sala/lugar para el bolo y empezar a escuchar Lori MEYERS y salir después de una hora y media de show, música y diversión escuchando Cumpleaños total se me antojan un prólogo/épilogo grande y con buen gusto.

Tomándose el posicionamiento bajo los focos con una calma y pausa admirables Ellos, o lo que es lo mismo Guille MOSTAZA y Santi CAPOTE ofrecieron un concierto multimedia interactivo divertidísimo y que no dejó a nadie indiferente.

Guille, enfant terrible del indie patrio, con la colaboración de Santi, que jamás abandonaría tampoco su pintona Fender, no dejaría casi títere con cabeza en sus geniales arrebatos y acometidas intercancioniles: Love of lesbian, Dorian, León BENAVENTE, Second o Wilco fueron víctimas de sus viperinas imitaciones e ironías y no ironías varias para ir dando forma a un evento original, cachondo y positivizante.

Imagen

La dupla sónica MOSTAZA-CAPOTE ofreció un recorrido por todo su buenísimo repertorio seleccionando sus mejores hits aderezados con un apoyo audiovisual míticoretro que no sería justo pasar por alto: Lengua viperina (himno de la última y gratamente sorpresivizante etapa del grupo), En tu listaTú primeroDicen que te vas y Hasta el final entre las 6 primeras.
Le seguirían otro temazo recién horneado, Aunque te rías de míCerca (prologada mediante una fricada barriosesamil) y Campeónclímax y hora punta dónde Guille se mostraría magno regalándole el micro a las superfans ultragroupies más correligionarias de primera trinchera.

Imagen

El cuarteto final sería para El anillo, Diferentes, Lo dejas o lo tomas y El regalo, momento en el que ya valía casi todo y en el que más de uno y de una no rechazaría la invitación de saltar a las tablas para marcarse los momentos finales junto al simpático dueto.

Lo dicho, una noche de fiesta y hitazos dual, bifurcada y retroalimentaria dónde Ellos y los presentes en el acogedor Contraclub no pararon de pasárselo bien, vaya lo que debe ser todo concierto.

Fotografías: Elena ROSILLO


[Los claveles y Los wilds 21 febrero 2014] Guitarras y bailoteos grunge autóctonos encapsulados

Imagen

[El matrimonio bien avenido entre Madrid radical y la sala Juglar de Lavapiés siempre ofrece buenos bolos. Un reducto para los sonidos underground y la alternatividad sónica más independiente, un acogedor refugio 101% reivindicable y un altavoz para propuestas valientes, divertidas, honestas y que saben dejar buenos momentos y mejores canciones. Todo esto que vaya por delante.

La cosa exógenamente puede seguir cuesta arriba pero en todo momento habrá espacio para la buena música, las ganas de pasarlo bien y toda la buena gente que está en el ajo e infatigablemente dispuesta en primera trinchera]

Imagen

Con Joe Crepúsculo y 2/5 de Los gomasio entre los ilustres presentes el asunto pintaba bien.

Los claveles, se presentaron 3, como los mejores y míticos Nirvana (o también Sidonie y Nada surf) resolviendo con maestría su turno sacándole sonidos espectaculares que rebotaban enormes para acompañar unas letras magnas punkis y con puñados de realidad en un directo descarnado y que no deja indiferente a nadie, como la genial portada de su primer largo, Mesetario.

Escuetos intercancionilmente se vaciaron en la estricta profesionalidad de tocar y sentir sus temas. Compactaron con maña todo su repertorio con una cuidada selección de canciones desde su primer trabajo homónimo (rescantando Ylayali y Con el dinero en la mano) pasando por Tanatorio y su sencillo Nacional 42 EP hasta llegar a sus cortes más recientes con destacables momentos para su himno Estafas (admirables y adictivos toques countries con filtro castizo) o temazos como La ruta destroy y La pena negra animando bailes grunges a tuti plen.

Imagen

Antes abrirían la noche la banda más gamberra y macarra del evento.
Garaje rock tropical. Así reza con acierto y ganas de juerga su bandcamp: el cuarteto que forman Los wilds cual alineación balompédica se deslizaron sobre 11 temas para ir deleitando a una parroquia cada vez con más intensidad y entrega. Mezclando inglés y español (castellano filomesetario para la ocasión) no pararon de derrochar energía, FIESTA y desfase músicoactitudinal.

Su frontman tomó claramente el protagonismo desde los primeros instantes para dejar las mejores perlas tanto verbales como de maniobrabilidad, un tipo (auténtico personaje) con un estudiado desencamisamiento cañí que se movía más que los precios. Gloriosa la movida que se marcaría con un ampli.
Un bajo, 2 guitarras y batería. En el apañado escenario juglariense los 4 salvajes de su formación titular le sacaron todo el jugo a los instrumentos, demostrando una eficacia sonora bastante plausible.

Un momento grande llegó a la hora de abordar la quinta pieza. “Es patio. Esta canción se la dedico a mi esposa” para dar entrada a su ariete Cocaína.

La temperatura y la implicación fueron escalando poco a poco sin ceder un paso atrás. Muestra del clímax fue su despliegue con una potente fase de torsiones y distorsiones guitarreantes sublimes y salvajemente propsicodélicas para afrontar el triplete final con Hombre lobo (cantada por el bajista), un homenaje a Lou REED y una nueva como muestra de su próximo material.

Fotografías: Elena ROSILLO


[Idea CREMosonA-encargo con mucho gusto] (Mis) 12+1 de 2013

Imagen

El malestar continúa, Alborotador gomasio

Desde que descubrí mi himno generacional por excelencia Pesadilla en el parque de atracciones no me topaba con un temazo tan contundente y por momentos tan en el peligroso e intenso filo de fragmentos autobiográficos.

Una canción con una fuerza transmisora que te supera y te pega un viaje sónico a la altura de poquísimas bandas.

Imagen

Planilandia, Lori MEYERS

Tras la primera escucha se hace imprescindible y casi adictiva.

El ariete con el que los de Loja inician su monotemático y sólido Impronta demostrando de nuevo su maestría para el estribillo y los ritmos más pegadizos.

Imagen

Lengua viperina, Ellos

Muy difícil no tararearla e incluso arrancarte a cantarla (también en la ducha) con ese tono evolutivo del bueno de Guille Mostaza. Líricamente planetaria: cíclica, realista y lapidaria. Ideal para homenajear a tu(s) ex malvada(s) y endulzar los oídos de tus vecinos.

Imagen

Más feliz sin televisión, Mucho

Título perfecto para una cancionzaca de un grupo coherente y que me gusta bastante.

Coetánea, lúcida, acertadísima.

A más de un diPUTAdo y/o paletín que se cree algo con un poco de poder que le den le vendría bien aplicarse el cuento siguiendo su sabia reflexión.

Imagen

My god is the sun, Queens of the stone age

Pura energía facturada por los genios de Palm desert. Una formación que completa mi triplete anglorockero más potente  junto a Nirvana y Foo fighters.

Imagen

MM, Miss caffeína

Indie power pop perfectamente engrasado. Música cojonuda para tu lista de runnin´, barrita energética sonora multiusos, muy apañada.

Imagen

Fantastic shine, Love of lesbian

Autohomenaje lesbiano para agradar a todos aquellos que se consideran indies modernetes crema cuando en realidad tienen bastantes trazas mainstream.

Adherente y adhesiva.

Para acompañar la elaboración de una paella o tomarse unos buenos copazos de buen rollo botelloneros premium que casan bastante bien con vistas al mar.

Imagen

Ánimo, valiente, León BENAVENTE

Atmósfera adherente. Se mantiene fresca para volver a subir en los momentos precisos, clave.

Compacta, rocosa. Letra grande para un tema que deja eco y madurez.

Imagen

A gogó, Cohete

Apoteósis retroreivindicativa filorural. Entrañable toque pretérito feriante chanante bizarro.

Va filtrándote su ritmo de modo que a tu mente le resulta graciosamente difícil quitársela de en medio.

Imagen

Viaje a Egipto, Los Punsetes

Prestigiosas distorsiones marca de la casa que la inician y rematan decorándola con gran acierto.

Imagen

Hijos del presente, You don´t know me

Power pop progresivizante con subidones que te llegan muy adentro. Potencia y rocosidad bastante subrayables.

Imagen

Estrellas místicas, Triángulo de amor bizarro

Cuidados guitarreos sucios muy llevaderos dulce e invitacionalmente evasivos.

La voz de Isabel también aporta luz a una canción alegre y a la vez canalla resaltadamente aglutinante muy confortable a la escucha.

Imagen

Rebel, L.A.

Descubrirla en directo en Granada [al igual que a Doroty Perkins] fue algo magno.

Regenerativa, cinematográfica, creciente, gradualizante, profunda, surfera. Te inyecta energía desde su primer latido.

Perfectamente enmarcable para gozarlo al volante perdiéndote por cualquier carretera secundaria polvorienta al atardecer.


[Joe CREPÚSCULO. 10 enero 2014] A-sinte-bailo

Imagen

La acogedora sala (minimalista para la demanda) se fue llenando poco a poco para llegar a su aglomeración álgida tras ver pasar entre el respetable al esperado Joe CREPÚSCULO. [En la previa se dejó caer por allí el creador* del videoclip de Planilandia]
Imagen

El show comenzó unilateralmente, con Dj Crepus tritecleando tirando de Nord electro 3 y Korg principalmente. El primer ariete sónico lo protagonizaría Nuevo amanecer, patentizando potencia desde los primeros chispazos.

A raíz de eso sería un no parar encapsulado de indietrónica bailonga y divertida facturada con versos juguetones y de estribillos bien trazados (escúchese por ejemplo La canción de tu vida), como se demostró en la implementación de coros incondicionales como “toda la noche Bailando en el lavabo”.

Luego nos sorprendería con Jade pero los momentos in crescentes cumbre empezarían con Leyenda acompañado por la ultraperformance de El alacrán* [reseñable apoyo logístico de Raúl QUERIDO ayudándole con un micro algo travieso], personaje dónde los haya: automotivadísimo desde la primera milésima de segundo cual Cristiano RONALDO, haciendo gala de la electrónica más cañí y lanzada con sus bailes siderales implosionantes y genuflexiones admiracionales varias quitándole protagonismo al propio y bueno de Joe (que se fue autoiluminando hit tras hit llevado en volandas por su inagotable compañero de juerga arácnido, un paso más allá incluso del gran Aaron SÁEZ que ya seguiría al pie del cañón hasta el final).

Imagen

Con Batalla de robots tuvo lugar una explosión dance que sobrevolaba la cima del momento cada vez que sacudía con su lema “ven y lucha” efervescente y estallante con una audiencia ya voluntaria y totalmente abducida.

Imagen

Después de Tus cosas buenas cerrarían con Mi fábrica de baile para el goze de sus más fieles correligionari@s en ocasiones echando mano de bailoteos grunge.

El primer concierto del año, el primero de muchísimos más. Un año que promete emociones fuertes y sentidas sobre las tablas y alrededor de ellas.

Coleteó la noche dando viajantes y entrañables tumbos hippies para rematar la última jugada hablando con 2/5 de Miss caffeína, gente muy maja y cercana, como debe ser.

Fotografías: Pedro BAO

IMG_7003.jpg

[Alborotador gomasio, Célica XX y Supergrupo 2. 28 diciembre 2013] El mejor noise pop en castellano del planeta para despedir el año

CartelConcierto28diciembre

IMG_6140

Supergrupo 2

Simpatía, humor, subversividad, energía y hasta momentos de frenesí.

IMG_6097

Célica XX

IMG_6274

Sexteto triplete de voces varias veces (con Guille y José Teen idol al frente) que tiraron de versiones [Mad world (Tears for fears), Under the milkyway (The church) con la colaboración de Miguel L. BREÑAS, The killing moon (Echo & The bunnymen)] para rematar muy acertadamente viajando a través de un orgasmoéxtasis final filogomasiano con Veneno por navidad.

Estética con trazas de la Creedence. Pausa, alargantes, cuidadas DISTORSIONES también a cargo de la pasión de Hoffa M. M.

Sería el inicio del loable y plausible double dragon pluriempleil de Guillermo VÁZQUEZ que acto seguido tomaría los mandos de su Korg para completar el pentagrama gomasiánico.

IMG_6210

Alborotador gomasio

IMG_6377

En escasos metros cuadrados los putos amos del underground y el noise pop madrileño y patrio volvieron a atronar espectacularmente sin guardarse nada demostrando una sana y actitudinal conexión con los que nos habíamos dado cita en Juglar. Con la buena y valiente música no se juega y desde los punteos iniciales sabíamos que no iba a ser ninguna broma. 12 + una, estas fueron [grande Koldo otra vez rulándome el manuscrito set list]:

Si me matas

Los inviernos

En mí no hay calma

El malestar continúa

Canon

Contra el suelo

Hace tiempo que no existimos

14

Las tuberías

LAMANA

Punk

Los residuos de la sociedad

En el espejo.

Un bolo que acrecentó las ganas de paladear el segundo disco. Buena ración de nuevos temas aderezados con himnos del primero.
Rescatando una perla del genial James SALLIS “[suenan] con tal contundencia que [se puede] SENTIR cómo [se te sube] la música por las piernas desde el pavimento”.

IMG_6444

El grupo más esperado de la noche tuvo momentos estelares de gloriosa performance claramente bifurcada: Alberto ROBLA poniendo los toques de humor ejerciendo de frontman de la parte trasera y el momentazo calcetines de Marco COBAIN CORRALES de nuevo magno y sembrado compartiendo copazo con los fans de primera trinchera y en el apoteosis final su Fender con una extasiada y bailonga supergroupie.

[Un villancico grunge hubiera estado bien]

Mi último concierto de 2013, lapidaria forma para cerrar el año músicoconciertil. Un año de muchos subidones musicales en que descubrí a la banda que ya forma parte de mi triada básica e indefectiblemente de la banda sonora de mi vida: Alborotador gomasio.

El arte puede surgir en la derrota, y de qué manera. La vida a veces puede ser una puta mierda y un círculo vicioso cabreante, pero siempre estará y jamás nos podrán arrebatar la buena música para gozarlo y romper esquemas. Los gomasio son un ejemplo brutal de ello. Sencillamente gracias Koldo, Marcos, Guille, Alberto y Miguel.

Fotografías: Pedro BAO