Archivo de la etiqueta: Lori MEYERS

[Mad indie summer 2014] Improntas eternas

116058_description_SSindie

Las fiestas de San Sebastián de los reyes vistieron de gala el Mad indie summer compareciendo con una alineación musical de champions para gozo y melomanías varias de todos los que nos dimos cita el último juernesviernes al norte de la capital.

El double dragon LoriLol era un atractivo máximo para volver a disfrutar de la mejor música y la magia del directo.

Con las atractivas bambalinas escénicas granadinas de fondo Lamprologus abrió el cartel fluyendo en esencias y raíces de lo-fi pronirvanero que derrochó descaro y no paró de expandirse aprovechando con nota su espacio.

Lori Meyers (cabecera)

Tras los retoques last minute hicieron su aparición sobre las tablas el grupazo de Loja. Una más que correcta, profesionalizante y crescente actuación que volvió a demostrar porque Los Lori siempre gustan, se entregan y jamás defraudan en actitud. También tiraron de visuales atractivísimos y muy bien trabajados perfectos para tridimensionalizar sus siempre envolventes bolos. Al son de los lumúnicos soniquetes de Una señal Noni y los suyos, la mítica banda Lori Meyers hizo acto de aparición para enlazarla con los exquisitos guitarrazos de Planilandia.

El set se mostró completo y al gusto de todo su excelente repertorio continuando con el tríptico Corazón elocuente, Luciérnagas y mariposas e Impronta, metáfora máxima y enriquecedora de su más reciente discazo con cambio de guitarra, de española a eléctrica, para revestirla y hacerla crecer en capas y texturas.

La siguiente dupla sónica fue para Dilema y ese himno llamado Tokio ya no nos quiere, corte que atmosferiza la sensación de escuchar una canción top en vivo y de primera mano, con toda la grandeza que ello conlleva. Tras la colaboración de Annie B. Sweet para El tiempo pasará y empezar a dar buenas muestras del Korg con Religión les seguirían A-sinte-odio y Luces de neón, otro temazo de irreversible estribillo con el que la gente se empezó a venir arriba.

Antes de las brillantes sacudidas finales llegaría la pausa con Explícame, basculando los focos hacia Alejandro Méndez, momento ideal para echarse un cigarrillo y tomarse una porción de relax. La maximización coreable llegaría como de costumbre con esa oda del infortunio amorososexual, Emborracharme, que se encadenaría a la cuidada Huracán, expansiva y subida desde las teclas sumándose en el éxtasis Alfredo, galopando selecto y rotundo en su clímax de percusión.

Luego llegó la conexión con Alta fidelidad antes de desaparecer entre la penumbra de los instrumentos. En el bis se atrevieron con Dos hombres con sombrero en un homenaje más que merecido a esa primigenia obra maestra llamada Viaje de estudios. Sin ti ninguna parte es azar, con tal magnánimo aforismo es imposible no viajar hacia el mundo de los sentimientos más decisivos.

El pareado final correría a cargo de un cóctel premium para arrancarse y dejarse llevar de verdad a base de ¿Aha han vuelto? + Mi realidad para bordar otro concierto redondo que los sigue situando en el olimpo de la afortunada escena alternativa patria. Gracias otra vez grandes.

DSC_6622

Con un escenario sugestionado por las llamas y la pasión del bolazo previo Love of lesbian tomarían el testigo de los andaluces para seguir petándolo a base de bien. Ésta vez las pantallas funcionaron a pleno rendimiento armonizándose con justicia poética y torera al orden cósmico tras los problemas técnicos en Santander.

DSC_6633

El espectáculo lesbiano se mostró de nuevo tan gigante y sublimemente circense como de costumbre, con presentaciones estilo NBA y/o equipo de fútbol de pretemporada (y no fue para menos cuando Santi Balmes sorprendió con una camiseta probalompédica del Sanse tras desataviarse de su look prodandi de El poder de la tijera). Con una más que interesante ensalada de canciones (no faltó su hit Club de fans de John boy aderezado de cancionzacas de culto como Mal español, Noches reversibles y Los toros en la Wii. Fantástico) a través de su selección más cañera y electrizante Balmes y sus muchachos se metieron otra vez al público en el bolsillo desde el minuto uno entregándose incondicionalmente dejando más claro que el agua lo cojonudamente que se lo siguen pasando con su trabajo: hacer canciones y transmitirlas con los 5 sentidos ante sus fieles masas. El show fue otro despliegue de medios, maneras y disfraces dónde todo el plantel paladeó la fiesta felizmente descarrilada como si no hubiera mañana, haciendo gala de tan atinado y bello (emb)lema. Julián Saldarriaga se uniría a los festejos y arengas varias animando al personal en el interregno azteca de Fantástico para subrayar y sublimar el momento ranchera de tan multicolor composición. Otro conciertaco de los que te dejan con ganas de más y que acabó por apuntalar una noche jugosona dónde las haya.

La MODA

A continuación y para acabar de trazar el círculo La Maravillosa Orquesta del Alcohol/MODA ensanchó sus ganazas y su gracejo abriendo en inglés mediante un rock norteamericano depuradísimo fusionante con trazas de folk country límpido y sólido.

En un pequeño puñado de letras, otro evento más que acertado y suertudo para seguir adorando más si cabe al mítico año de gracia de 2014.

Público

Fotografía: Alfonso Vega


[León Benavente, Dynamo shock, Señor blanco, Djs Rayadas y Djs Poplacara 29 marzo 2014] Cálidos rúgidos sónicos

Imagen

Pese a las descontextualizadoras y adversas condiciones climatológicas Montilla acogió y fue testigo de una noche de buena música y mejor rollo. La abuela rock y Poplacara volvieron a unir fuerzas para conformar un cartel contrastado y muy atractivo.

La nave industrial dónde tuvo lugar el minifestival poplacariense reminiscenciaba una magia particular curiosa y magnetizante.

Imagen

Para ir entrando en calor Djs Rayadas aperturizaron pinchando temas moviditos de aquí y de allá. Fue el previo elegido y acertado para la primera formación cordobesa de la noche: Señor blanco, que dieron forma a su bolo a través de un decálogo sónico que recorrió toda su discografía junto con bienvenidos apuntes de lo que será su próximo trabajo. La banda andaluza mostró ganas, energía y positivismo (sonoro) para seguir caldeando el ambiente y luchar contra las inclemencias de la más que fresca noche. Entre temas como Mi punto de control, Edimburgo, Estáticos y frágiles, Heridas de guerra y Sin gravedad el momento álgido de su apañado pop rock llegó cuando se marcaron un popurri indie atreviéndose con un homenaje a los consagradísimos grupazos de star system compuestos por la triada Los planetas, Lori MEYERS y Los piratas.

Imagen

De nuevo las simpáticas y melómanas Djs Rayadas harían de previo para el momentazo más esperado del evento: León Benavente. El cuarteto leónido fue el que subió la temperatura al máximo en el clímax de la velada embarcándose y embarcando a todos los presentes a través de un viaje de 12 canciones líricamente geniales y con un sonido buenísimo rozando la perfección del estudio y los arreglos. Tras una majestuosa Intro las 4 primeras fueron Las hienas, Década, La gran desilusión y Muy fuerte, éste último corte fue con el que empezarían un in crescendo imparable hasta su apoteósis (instrumental) final.

El quinteto siguiente antes de los bises correspondió a Revolución (dónde se desatarían los incondicionales coros hasta el aliento postrero), Avanzan las negociaciones, El rey Ricardo, Europa ha muerto y Ánimo, valiente, el imparable himno de la banda que se alzó con una potencia y un ritmo con el que ya tenían más si cabe a todo el público en el bolsillo.

La terna conclusiva fue protagonizada por Todos contra todos, La palabra y Ser brigada, temazo dónde la apoteósis concluyente sirvió de broche a una actuación grandísima: sólida, de sonido y coordinación pulcros y de una contundencia que cumplió con creces todas las expectativas.

Imagen

Antes de que Dj Mo y Dj Mongui cerraran desde los platos llegó el turno del trío montillano Dynamo shock, un grupazo sorpresivizante con una estética y cuidada puesta en escena que enamora desde el primer instante. Electronoise (me ganaron con la pegatina de uno de sus portátiles) personalísimo anglolírico con un derroche admirable que sumado a unas ganazas y pasión locas por su/la música dan como resultado un grupo muy a tener en cuenta que seguro que dará mucho que hablar a cortomedio plazo. Su sonido recuerda mucho a Delorean, pero incluso imprimiéndole más capas poderosas e intensas dónde las distorsiones y la presencia de las guitarras completan una atmósfera vigorosa y compacta.

 

Fotografías: Álvaro TRIGOS


[Ellos 7 marzo 2014] El azote indi de Guille MOSTAZA

Imagen

Entrar en un garito/sala/lugar para el bolo y empezar a escuchar Lori MEYERS y salir después de una hora y media de show, música y diversión escuchando Cumpleaños total se me antojan un prólogo/épilogo grande y con buen gusto.

Tomándose el posicionamiento bajo los focos con una calma y pausa admirables Ellos, o lo que es lo mismo Guille MOSTAZA y Santi CAPOTE ofrecieron un concierto multimedia interactivo divertidísimo y que no dejó a nadie indiferente.

Guille, enfant terrible del indie patrio, con la colaboración de Santi, que jamás abandonaría tampoco su pintona Fender, no dejaría casi títere con cabeza en sus geniales arrebatos y acometidas intercancioniles: Love of lesbian, Dorian, León BENAVENTE, Second o Wilco fueron víctimas de sus viperinas imitaciones e ironías y no ironías varias para ir dando forma a un evento original, cachondo y positivizante.

Imagen

La dupla sónica MOSTAZA-CAPOTE ofreció un recorrido por todo su buenísimo repertorio seleccionando sus mejores hits aderezados con un apoyo audiovisual míticoretro que no sería justo pasar por alto: Lengua viperina (himno de la última y gratamente sorpresivizante etapa del grupo), En tu listaTú primeroDicen que te vas y Hasta el final entre las 6 primeras.
Le seguirían otro temazo recién horneado, Aunque te rías de míCerca (prologada mediante una fricada barriosesamil) y Campeónclímax y hora punta dónde Guille se mostraría magno regalándole el micro a las superfans ultragroupies más correligionarias de primera trinchera.

Imagen

El cuarteto final sería para El anillo, Diferentes, Lo dejas o lo tomas y El regalo, momento en el que ya valía casi todo y en el que más de uno y de una no rechazaría la invitación de saltar a las tablas para marcarse los momentos finales junto al simpático dueto.

Lo dicho, una noche de fiesta y hitazos dual, bifurcada y retroalimentaria dónde Ellos y los presentes en el acogedor Contraclub no pararon de pasárselo bien, vaya lo que debe ser todo concierto.

Fotografías: Elena ROSILLO


[Suéter] Influencias con maestría

Imagen

Letras ganando altura de estribillos pegadizos, ondas coloridas de arquitectura guitarrera con momentos de dulces distorsiones que hilan a la primera, melodías poperas sencillas efectistas y eficientes, títulos (incluido el del propio sencillo) brillantes.

Destellean momentos sonoros insignes con trazas reminiscentes del sonido planetas, los primeros Lori (los de Viaje de estudios, aquella obra maestra inmortal) y Niños mutantes. Prácticas en el circuito de Bahréin (2009) es amor a primera escucha. Desde el primer paladeo te das cuenta de que agrupan con desenvuelta soltura todos los ingredientes del indie pop (patrio) caviar beluga.

Quizá sea el modo. Sentida, intimista, buen cierre, lograda cimentación melodicolírica. De sencilla y admirable digestión.

“Canta[da] de manera implecable a 2 voces. Te da una carrera como las de La habitación roja (Guillermo DEL ÁGUILA, misterpollomp3.com).

Fan de la fórmula 1 se alza poderosa y refrescante desde la primera ráfaga para hacernos saber todo el potencial y talento que de nuevo viene desde tierras granaínas.

El hit del EP. Diseñada con excelencia en todos sus prismas: sonido, corporeidad lírica y ritmo. Estribillo potente exponencial, pinceladas lumínicas que siempre dan en el centro de la diana. Víctima magistral para escucharla al menos un par de veces seguidas.

“Es capaz de recordar a varios hits de Los planetas a la vez con mucha inteligencia para descubrir las claves que los hacen funcionar y sintetizarlas en una canción redonda de pop rabioso que acelera entre el ruidismo dulce y el punk melódico afilado. Además de una dinámica contagiosa tiene un final que no está al alcance de cualquiera (G. DEL ÁGUILA)”.

Platillos volantes. El corte más dedicado/enfocado al tratadísimo tema de las relaciones sentimentales. Sigue manteniendo el ritmo en todo lo alto.

DEL ÁGUILA acierta indicando que “explora otro tipo de conducción con rasgados acústicos y un pop mayúsculo con un soberbio control de la energía para liberar la intensidad en el momento preciso con otro estribillo infalible”. Cancionzaca que podrían haber firmado perfectamente los primigenios Lori (y esto son palabras mayores oiga).

Vacaciones. Adentrativa, mutacional, evolutiva. De menos a más va creciendo desde la raíz fortaleciéndose para alcanzar la exquisitez de los cánones del bizcochismo indie pop. Las guitarras y pedales de su ocaso recuerdan a los mejores maestros en el asunto.

“Madurez y sabiduría [que] va lejos con otra lección en los arreglos y la construcción (DEL ÁGUILA)”.

Rebosan “un pop tan cristalino como vital, mucho talento encerrado en 4 canciones. Algo tiene el agua que baja de La Alhambra que produce el mejor pop en español” (Guillermo DEL ÁGUILA).

Para David CLAUD (Muzicalia) los andaluces representan “0% complicaciones 100% efectividad, pop en estado puro, melodías muy agradables, sonidos variados y versátiles junto con letras originales [en] un envoltorio constante de espíritu pop con efectos y sonidos electrónicos” de bello trazo.

Un gazpacho bien aderezado, una fresca ensalada de buen indie y power pop y shoegaze. Un desparpajo sonoro con una policromía y una paleta sónica de una excelsitud que pide a gritos un disco y otro ascenso y consolidación de otro buenísimo grupo del sanísimo panorama alternativo de aquí que da gusto redescubrir.

☆☆☆☆☆


[Idea CREMosonA-encargo con mucho gusto] (Mis) 12+1 de 2013

Imagen

El malestar continúa, Alborotador gomasio

Desde que descubrí mi himno generacional por excelencia Pesadilla en el parque de atracciones no me topaba con un temazo tan contundente y por momentos tan en el peligroso e intenso filo de fragmentos autobiográficos.

Una canción con una fuerza transmisora que te supera y te pega un viaje sónico a la altura de poquísimas bandas.

Imagen

Planilandia, Lori MEYERS

Tras la primera escucha se hace imprescindible y casi adictiva.

El ariete con el que los de Loja inician su monotemático y sólido Impronta demostrando de nuevo su maestría para el estribillo y los ritmos más pegadizos.

Imagen

Lengua viperina, Ellos

Muy difícil no tararearla e incluso arrancarte a cantarla (también en la ducha) con ese tono evolutivo del bueno de Guille Mostaza. Líricamente planetaria: cíclica, realista y lapidaria. Ideal para homenajear a tu(s) ex malvada(s) y endulzar los oídos de tus vecinos.

Imagen

Más feliz sin televisión, Mucho

Título perfecto para una cancionzaca de un grupo coherente y que me gusta bastante.

Coetánea, lúcida, acertadísima.

A más de un diPUTAdo y/o paletín que se cree algo con un poco de poder que le den le vendría bien aplicarse el cuento siguiendo su sabia reflexión.

Imagen

My god is the sun, Queens of the stone age

Pura energía facturada por los genios de Palm desert. Una formación que completa mi triplete anglorockero más potente  junto a Nirvana y Foo fighters.

Imagen

MM, Miss caffeína

Indie power pop perfectamente engrasado. Música cojonuda para tu lista de runnin´, barrita energética sonora multiusos, muy apañada.

Imagen

Fantastic shine, Love of lesbian

Autohomenaje lesbiano para agradar a todos aquellos que se consideran indies modernetes crema cuando en realidad tienen bastantes trazas mainstream.

Adherente y adhesiva.

Para acompañar la elaboración de una paella o tomarse unos buenos copazos de buen rollo botelloneros premium que casan bastante bien con vistas al mar.

Imagen

Ánimo, valiente, León BENAVENTE

Atmósfera adherente. Se mantiene fresca para volver a subir en los momentos precisos, clave.

Compacta, rocosa. Letra grande para un tema que deja eco y madurez.

Imagen

A gogó, Cohete

Apoteósis retroreivindicativa filorural. Entrañable toque pretérito feriante chanante bizarro.

Va filtrándote su ritmo de modo que a tu mente le resulta graciosamente difícil quitársela de en medio.

Imagen

Viaje a Egipto, Los Punsetes

Prestigiosas distorsiones marca de la casa que la inician y rematan decorándola con gran acierto.

Imagen

Hijos del presente, You don´t know me

Power pop progresivizante con subidones que te llegan muy adentro. Potencia y rocosidad bastante subrayables.

Imagen

Estrellas místicas, Triángulo de amor bizarro

Cuidados guitarreos sucios muy llevaderos dulce e invitacionalmente evasivos.

La voz de Isabel también aporta luz a una canción alegre y a la vez canalla resaltadamente aglutinante muy confortable a la escucha.

Imagen

Rebel, L.A.

Descubrirla en directo en Granada [al igual que a Doroty Perkins] fue algo magno.

Regenerativa, cinematográfica, creciente, gradualizante, profunda, surfera. Te inyecta energía desde su primer latido.

Perfectamente enmarcable para gozarlo al volante perdiéndote por cualquier carretera secundaria polvorienta al atardecer.


[Alborotador gomasio] Debut con ecos de eternidad

a1116423663_10

Cuando uno cree que tiene claro su establishment musical añejado y currado durante AÑOS de repente puede aparecer una banda que se una al imperio de la élite sónica: éste es el caso de Alborotador gomasio, vanguardia del underground capitalino que con Más humillante que doloroso (2013) firman un estreno soñado consiguiendo una alternatividad de sonidos que se inyecta en ti desde los primeros acordes.

Rotundos, viscerales. Resolución, actitud, ráfagas de factura sublime. Los Gomasio suenan de puta madre hablando mal y pronto, un estilo que salpica mi mente con imágenes/sensaciones de los primeros Planetas (también los primigenios Lori), momentos de los Beach boys (también de The drums) y los Nada surf del tesoro Karmic.

Nada que envidiar a muchos grupazos situándose en la primera línea de salida junto a obras maestras como El fluido de Sidonie, Viaje de estudios de los Lori y/o los planeteros Pop y Super 8.

No concibo su música fuera de cremosos contextos. Una banda sonora que empapa los viajes que merece la pena hacer. Saliendo de juerga, en el coche para buscar a la novia o rollete, follando (o haciendo el amor, eso ya depende de la situación y/o de cada un@), paseando a tu bola aislándote del mundo con tus auriculares, compitiendo paladeándolos con tus cascos contra las miles de caras de acelga del metro para ir a currar, preparando el petate antes de jugar un partido (y después si has ganado suena mejor aún), tumbándose a la bartola, de copazos previos con los amigos. Da igual, en todos estos sitios y encajan como el binomio banqueros/políticos = ladrones.

Disco grabado “del tirón durante una escapada a los estudios Maik MAIER. Furia y acidez de GUITARRAS [con] melodías pegadizas en una onda muy college rock. Conexiones con el noise de Sonic youth, Dinosaur jr. o Sebadoh dulcificados con retales de pop” (Daniel MIRALLES, Ruta 66).

“Asidero entre los ochenta y los noventa. Suma[n] sanísimo descaro y potencia. Power pop de altura” (Jorge OBÓN).

“Tratado punk de nuestro tiempo en el que las guitarras sobresalen poderosamente. Pavement, Los secretos, Antonio VEGA. Trazas de todos ellos se encuentran –por increíble que parezca– visibles en [su] trabajo” (Lolo RODRÍGUEZ, Jenesaispop).

“Extáticas tonadas, túrmix noise, rock efervescente y espinoso, vivificante aspereza”. Simpáticas provocaciones en una “pulsión aparentemente postadolescente” que convive con “hierbas de extracción” muy “diversa” (Carlos PÉREZ, Efe eme).

Explosivos, implosionantes, saben cómo hacerte saltar. Desde la primera escucha empiezan a deslizarse por tus oídos para terminar conquistando todo tu ser, al que se le hace imposible no dejarse llevar. Como a ellos mismos les confesé es difícil no derrapar en la subjetividad [sin ella no hay arte] al decidir hacer estas líneas. Lo mismo me pasa cuando toca hablar de Sidonie, J y los suyos o Nirvana.

Jóvenes promesas cotizando al alza para consolidarse y listos para jugar entre, con y contra los grandes. Triangulando al primer toque con la facilidad y la clase de las leyendas. Adherentes, magnetizantes. Maestros de interregnos exponenciales hasta el final.

Van a saco y a piñón, en menos de media hora lo petan, no necesitan más tiempo para demostrar su talento, como los magnos. Pildorización adictiva, encapsulación emocionante, despampanante.

Como ellos mismos afirman en Mondo sonoro se trata de “una colección de canciones que refleja[n] de manera más o menos fiel la realidad del grupo y nos acerca hacia sonidos agresivos intentando no perd[er] espontaneidad. Sonamos a lo que está pasando ahora, la calle [, Madrid] está ardiendo y nosotros también”.

El decálogo alborotador (y) gomasiano:

El malestar continúa [“Y decidí continuar (cuando todo estaba muerto)”]

Destacada intro, pasajes punzantes. Sonidos entretejidos desde el inicio en toda una declaración de intenciones hasta el último corte con todas las consecuencias. Muestrario totalizador.

“Vivimos en un estado de malestar continuado [,] esto es lo que nos impulsa a hacer cosas, es el impulso de convertir vidas absurdas mediocres en algo heroico. Pretende ser un himno de esperanza sin caer en el repetido discurso positivo y acrítico que [intenta] moralizar el desastre y fingir que todo está bien (Marco)”.

Más humillante que doloroso [“Yo me hacía el mayor y tú te hacías la loca por los 2”]

Prólogo bateril nirvanero que baja para volver a subir en el momento perfecto, tramo psicodelizante incluido.

“Habla de reencuentros, de cómo el paso del tiempo deforma la óptica a través de la cual se mira una relación y la repentina toma de conciencia respecto a la pérdida [(] de la inocencia [)]. Puede que ciertas cosas ya no te provoquen dolor con el transcurrir de los años pero no por eso dejan de afectarte. Me encanta el grito a lo Lou BARLOW que se saca de la manga al comienzo. Está construida sobre [compases] de bossanova y la interpretación de una línea de bajo que me recuerda a los grupos indie rock de los 90 (Koldo)”.

En el espejo [“Haciendo caso omiso al mar con su sonido de cristal cuando está siendo navegado”]

Cancionzaca muy seria, de muchos quilates, verso logrado y con impacto, cierre genial.

“Todas las realidades se reflejan unas a otras, ningún lado del espejo [es] más real que [(el)] otro (Marco)”.

En mi no hay calma [“Y se repiten fragmentos de noche sin final”]

El nivel sigue siendo imparable, on the road. Surfeantes arrebatos iniciales. La tentación autodestructiva puede hacerte un regate irritante en un metro cuadrado en cualquier momento.

“De escucha fácil con unos coros que arman una melodía [protagonista]. La lírica se bifurca en “la imposibilidad de superar de manera sana una ruptura sentimental desaFORTUNAda y las sensaciones que acompaña[n] a raíz de ese momento (Koldo)”.

Las sombras [“Nuestras sombras escapando de sus cuerpos queriéndose abrazar”]

Tema grande, que llega. Pausa personalista, seductora reflexión. Atmósfera envolvente, tempos lapidarios.

“Es una historia de amor de dos personas que no saben que se aman. Tan sólo lo saben sus sombras pero a su vez [éstas] no quieren que sus cuerpos [lo] sepan, por lo que acaban escapando. [En] un cuerpo sin sombra todo se ve sin misterios. Lo que hace que nos enamoremos suele ser la parte invisible que se esconde detrás de, por ejemplo, una mirada. Un gesto. El gesto (Marco)”.

 

Los inviernos [“Ese gesto sin ilusión”]

Aguijoneante y dulce a la vez, punzadas guitarriles encumbrantes.

“En lugar de empastar los sonidos pusimos los punteos bien arriba para crear esa continua sensación de disonancia. Trata de cómo intentar no [tropezar] en ciertos vicios emocionales (Koldo)”.

El delito no prescribe [“Cuando un abrazo es el final”]

Prometedora desde el primer fotograma. Tumbando en las curvas en el momento justo. Solplayera, lumínica.

“Tiene una envoltura etérea con mayor presencia de teclados y acústicas”. Es “un relato de superación” y remedio, recurso, refugio. Puede que “aún no ha[ya]s aprendido todo lo que debieras (Koldo)”.

 

Tu realidad [“Sobrevuela esta ciudad y se aleja más de aquí”]

Si hace falta agarrarse a un clavo ardiendo. Cadencia subrayante, verdades como puños. Ondeante.

“El deseo de que los momentos buenos, en los que parece que todo tiene consistencia y se ha llegado a cierto estado de perfección y plenitud no cambien a pesar de que un día nuevo, un cambio (de estación) o una tormenta se lo pued[a]n llevar todo”. Muchísimos “en algún momento hemos rezado a una instancia poderosa para que no desaparezca[n] (Marco)”.

Hace tiempo que no existimos [“El tiempo pasará y será peor”]

Esa sensación. Espacios pop de altos vuelos.

“Seguir la inercia de las cosas y actua[r] como si nada sin darnos cuenta de que todo ha acabado. Todo lo que está pasando y nuestra indiferencia sólo se explica por nuestro estado fantasmal (Marco)”.

Reflejos en la meseta [“Ya no me queda nada para hacerte sonreír”]

Caleidoscópica, cíclica. Ojito a las guitarras del núcleo, coge el ritmo desde el principio y no lo suelta hasta el final.

“Resume todo lo que buenamente creo hemos avanzado como grupo: contundencia de guitarras y baterías, un estribillo que sube (de intensidad), punteos desquiciados y teclado adaptado al conjunto”. Va de un “batiburrillo de traumas vitales que he ido acumulando a lo largo de mi vida adulta y parte de la post adolescencia (Koldo)”.

Los elogios no son gratuitos ni aleatorios. Muchos coincidimos en insistir en su excelencia. “Son uno de los mejores grupos de Madrid, expresan de forma directa emociones vertiginosas. Un[a formación] de verdad, sin chorradas” (Cosmen Adelaida). “Constructores de himnos atemporales, eternos amantes de la juventud, auténticos referentes de la escena madrileña” (Grushenka). “Esencia recién destilada del pop rock más directo y potente del entorno. Volumen, brillo y fuzz sin límites” (Raúl QUERIDO). Los conocimos “con Corazón chatarra (2011), 3 temazos de pop guitarrero de alta calidad, ‘papa papapas’, buenas melodías, distorsiones y energía” (Los bonsáis). Odio París  van un pasito más allá: “son lo que podrían haber llegado a ser los Beatles si no hubiera aparecido Yoko ONO”. [Estas declaraciones me recuerdan sin remedio a cuando en su momento dije que si Los planetas cantaran en inglés nadie se acordaría de los de Liverpool].

Vaya, uno de esos regalos que te encuentras sin esperarlo. El mejor descubrimiento musical del año. Que ganas de verlos en vivo, sí señor, y de qué manera (,) oiga.

♠♠♠♠


[Concurso 20 aniversario Fnac] Loriga y yo

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Mi historia es sencilla. Creo que fue hace 2 o 3 años, el interregno temporal no es decisivo, lo importante es lo que estaba pasando y lo que pasó. Por aquella época estaba escuchando bastante al que sigue siendo mi grupo favorito: Los planetas, tanto en ipod como directamente en disco compacto comprado también en Fnac.
El caso es que hacía ya un tiempo que estaba escribiendo cosas, para mí, en el anonimato, sobre todo a mano en cuadernos y papeles sueltos y también alguna frase ingeniosa en el caralibro.

Tampoco recuerdo el día exactamente pero tras terminar de leer Tokio ya no nos quiere y Lo peor de todo de Ray LORIGA decidí pegarme el madrugón un sábado después de haber dormido 3 o 4 horas escasas [la noche anterior había sido divertida y psicodélica (,) como alguna gran canción de Sidonie, pero esto es harina de otro costal que no viene al caso] y me encaminé a conocer al autor en persona en la feria del libro con ambos ejemplares bajo el brazo [que en su momento compré en Fnac Callao].

Fue un encuentro breve pero intenso. La intensidad siempre superará al tiempo de una relación, de cualquier tipo, lo llevo defendiendo (a capa y espada) y seguiré haciéndolo. Cuando admiro a alguien me acerco con respeto y saber estar, creo que tengo algo de empatía y de llegar a ser un escritor reconocido algún día lo que más me rechinaría serían groupies y/o fans variados torpes en sus formas, gritones y pesados.

Esperé pacientemente mi turno bajo un sol de justicia y cuando llegó mi momento le estreché la mano y le di los 2 volúmenes para que me los firmara como mejor creyese conveniente. Mientras ponía negro sobre blanco de su puño y letra le dije que algún día me gustaría ser un escritor reconocido, le hablé de mis influencias y le dije que gran parte de la “culpa” de enrolarme en la aventura literaria era por él y Bret EASTON ELLIS, ambos descubiertos gracias a un gran amigo que sigue teniendo propuestas interesantes y que también me descubrió grandes bandas de música alternativa.

Al acabar de firmarme/dedicarme el primero tuvo un instante de reflexión por nuestra breve charla y al empezar a escribir sobre Tokio ya no nos quiere la dedicatoria adquirió más empaque, magia y significado. La leí rápidamente por encima, le volví a estrechar la mano y nos despedimos cordialmente para dejar paso al siguiente de la cola.

De camino al metro de vuelta a casa me senté en un banco del Retiro a paladear con calma el texto que había plasmado en aquel par de hojas. Desde ese momento y hasta hoy (y lo que te rondaré morena) no he parado de seguir escribiendo con más ilusión (y responsabilidad) si cabe. Desde junio de este año escribo mi propio blog de música (y otro de cine) y hasta ahora la cosa no me va mal pero mi ambición es superior e intento que la humildad no se separe de mí en ningún momento.

La esperanza me sigue guiando y las ganas siguen intactas. Para mí los libros de LORIGA suponen de lo mejorcito que he leído y no puedo evitar ciertas reminiscencias con mi propia biografía al sumergirme en sus líneas.
Es una obviedad de diálogo de besugos pero ambas obras las compré en Fnac y siguen siendo las que reposan junto a mi cama al lado de otros ejemplares, los más mimados de la biblioteca de mi cuarto.

“Para

Pablo

con la esperanza de

que algún día seas

un colega de

profesión

Ray Loriga”


[14+1 aniversario] Una semana en el motor de un autobús

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

“El disco que más me gusta de Los planetas SIN DUDA, no sé EXACTAMENTE POR QUÉ. Tenía 16 años cuando salió y los dardos emocionales que solo J sabe lanzar me LLEGAron, como a mucha otra gente supongo.

No dejan de ser canciones pop pero con una interpretación que en esa época sólo podían hacer ellos. Por un lado [(] los sencillos [)] Segundo premio, La playa o Cumpleaños total son pildorazos [,] por otro temas lisérgicos como La copa de Europa o Toxicosmos CAMBIAn el concepto convencional de hacer canciones. Es el primer [trabajo] entero con Eric y la banda suena grande. (Para mí) el punto más ÁLGIDO de su carrera sin desMERECEr sus trabajos posteriores”.

Alejandro MÉNDEZ (voz y guitarra de Lori MEYERS, Mondo sonoro, edición sur, diciembre 2011, número 190, p. 4)


[Alhambra sound 2013] Granada: mágica y musical. Otra vez, SIEMPRE

Alhambra-sound-2013-

dscf5889

Doroty PERKINS

Me cayeron bien. Me recordaron a los primeros Lori (tenía muy reciente Viaje de estudios que había estado paladeando de camino on the road). Eficiente pop atrevido y fresco. En una canción decían la palabra PSICODELIA, con lo que acabaron por ganarme.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Toulouse

Interactuando bien con la gente que iba poniéndose a tono en el in crescendo de la tarde/noche/madrugada.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

IZAL

También jugando bien con el público (arengas incluidas) y ganándoselo (incluso a neófitos como a mí). Enérgicos, consumado directo. Cremoso toque surfero tirando de ukelele.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Miss caffeína

Estética y buscando positivizantemente la conexión con el respetable. Buenos alargues y repaso a sus canciones más conocidas rematando con Hielo t.

 asf-jjp (5)

L.A.

Voz de factura impecable, cañón sonoro soleado (acompañado por la fuerza del paisaje del atardecer granaíno) que se complementaba perfectamente a toda la instrumentación. Siempre he pensado que si les diese por cantar en castellano lo podrían petar.

Sonar en directo como entre cuatro paredes no está al alcance de todos. Perfect combination, Hands, Stop the clocks se iban descubriendo tan limpias y potentes que superaban al estudio con la gorra con una nueva intensidad que las iba envolviendo con las texturas definitivas.

Muy grande su bajista, entregado a la causa sónica y al mismo tiempo en su nube. En seguida acudió a mi mente Aaron SÁEZ. 2 tipos que nos recuerdan lo decisivo que es GOZAR, pasárselo en grande sobre el escenario.

Ferreiro-2-e1380016843149

Iván FERREIRO

Intimismo sugerente, tacto, desnudez.

Fusionante, echao palante manejándose igual de bien con su repertorio que con el piratil.  Años 80 dejó unos pálpitos en el ambiente difíciles de olvidar.

Blog 4

Sidonie

Se bastaron los 3. La triada cósmicopsicodélica con más punch [a la espera del retorno estelar planetil]. Marc, Axel y Jes demostraron que entre tres músicos se pueden sacar sonidos eternos míticos, como en su día también patentizaron los emperadores del grunge: Nirvana, obviamente.

El clímax del festival, SIN DUDA, es lo que hay.

Banquete por todo su repertorio de manera globalizante y al mismo tiempo personalista e identitariamente inconfundible:

Costa azul

Tormenta de verano + Feeling down ´01

Adelanto sin título recitado

La sombra

Fascinado

Un día más en la vida. Con apoyo de una voz femenina genial sugerente

En su juerga tuvieron tiempo hasta de marcarse una graciosa y conseguida imitación de un tema de Ana TORROJA para dar paso al himno A mil años luz, dónde se GUSTARON con unos ecos y florituras bestiales

El bosque. Orgía sonora aderezada con su solo legendario alargado hasta el orgasmo

La huida. Ese temazo de SENRA

Niños (MGMT, momento versión brutal castellanizada)

Nuestro baile del viernes

El incendio

Beautiful stranger. Despedida momentazo dupla percusionil imparable Eric-Axel. A esas alturas mágicas de la noche la conexión planetaria se antojaba como algo que iba quedando grabado a fuego en la retina y en los recuerdos del que escribe estas líneas.
A esas horas much@s acabaron convirtiéndose. En mi caso el johnBOYismo ilustrado venía de lejos.

NM-1-e1380017014724

Niños mutantes

Profesionalidad, muchas tablas. Notable compactación de su magna antología, buen mitin intercancionil desenmascaratorio, verdades como puños y canciones muy bien construidas en todos los sentidos.

[Fotografías propias: 2, 3, 4 y 7]


[Grupo de expertos solynieve] Pausa sureña de postín

Portada

Buen LP de la formación paralela de J, uno de los mejores si no el mejor músico independiente de España. Un gran ejemplo de la MÚSICA como forma de diversión y rebelión.

Indie folk. Una marmita de colores/matices: pop, blues, rock, country. Mutan géneros a sus anchas. Con El eje de la tierra (2012) Grupo de expertos solynieve (capaces de dedicarle una canción a una línea de autobús) vuelven a demostrar su desenfadada CALIDAD combinando estilos pero con un sonido PROPIO que se autoreivindica en cada canción. No se cortan ni se dejan nada en el tintero.

Otra genial manifestación de la cuna del indie: Graná.

Su declaración de independencia vital y sonora se desgrana en el siguiente decálogo:

La nueva reconquista de Graná. A la raíz abogando por las raíces. Sencilla, visceral, arma ideológica basamental. In crescente no sólo líricamente.

Perros muertos. Texturización dulce y divertida. ¿El mensaje? Más claro agua.

Dime. Sentida, aflorante. Alegres guitarras y buen cambio registral.

Merienda de negro [“tanta polla pa ná”]. Muy bien traída e hilada reforzando las temáticas.

¿Por qué no te largas de aquí? Contundente. No le hace falta mucho tiempo para contárnoslo, de hecho es el corte más breve del disco. Con unos punteos y frases Jota nos trae otra buena nueva. “Encajaría tranquilamente en la etapa postflamenco de Los planetas” (BLANCO, SecretOlivo).

Blues chillando en un cubo. Lograda mezcolanza argumental.

De baja. La verdad puede doler pero no por ello deja de ser menos real. Me recuerda a la mordacidad de Guille MOSTAZA en Campeón. Los compases finales que se tira no están nada mal.

Pequeños. Dueto cíclicamente energético. Ácida, punsetera.

El evangelio (según Pablo). Se une con la siguiente para rematar la obra bajando las tonalidades pero sin dejar de soltar perlitas sin prisa pero sin tregua con más razón que un santo.

Tú, misionero de dios. Pese a la incongruencia lírica cierre intimista de cremosas reminiscencias eurocopiles. Pisto sentimental lógico en heridas aún sin cicatrizar. “Baja casi completamente el ritmo de todo el disco para cerrar con intensidad” (Ester SIGNES, Mundo pop).

Una constelación muy apañá, con el culo pelao y una amplia cultura e influencias artísticomusicales. Aquí hay sitio para todos los buenos artistas y sus imaginarios e inquietudes sónicas: Planetas, los Lori, Lagartija Nick. Un buen grupo de amigos con la música como musa, excusa y afinidad principal, un conjunto que se junta SIN PRISA para hablar de la cotidianeidad sin presiones ni pasteleos, “una especie de vacaciones de los músicos”, palabra de Jota, amén.

Se mojan, como todos los grandes. La protesta, la reivindicación y el rechazo al conformismo no dejan de fluir por muchos poros. Vuelve la canción protesta, un tema planetero que me encanta también sonaría genial pasado por el filtro experto sol(y)nievil.
Hay tiempo pa tó, para el pataleo y también para el amor, algo que jamás estará en crisis. “Tirar de la tierra para concretar preocupaciones universales”, así lo resume FERRÓN.

Su bandcamp define con soltura y precisión el trabajo. “Su firme posicionamiento teórico frente al sinsentido de la actual sociedad de consumo se traduce coherentemente desde la perplejidad, la ira o el humor  en un sonido sólido y elaborado aunque espontáneo y libre de impostura en el que destacan los rasgos originales por encima de aquella amalgama de maneras y sones anglosajones y mediterráneos que los hizo inconfundibles”.

“Consolidan el sabor andaluz de su música. Firma[n] su manifiesto [,] nos hace[n] movernos para cambiar el mundo o al menos para motivarnos a intentarlo” (SIGNES).

Ritmos y letras muy planeteras “que atrapan a la primera por [su] sencillez.

Destacar unas canciones por encima de otras resulta complicado cuando todas tienen algo, un detalle, una guitarra, un ritmo”.
El poder de la música siempre estará ahí, La cultural solynieve “tienen la virtud de animar cualquier día negro. Y en épocas como la actual son más necesarios que nunca” (BLANCO).