Archivo de la etiqueta: Los punsetes

[ Festival Gigante 2017 ] Guadapopismos ilustrados

Lugar Estadio municipal Fuente de la niña, Guadalajara

Fechas Viernes 1 al domingo 3 septiembre
Concepto Festival de música caviar beluga del medio formato

Escenarios 4

Niños mutantes

Es un placeraco auténtico disfrutar de un festival tranquilo, madurado, sin niñería tóxicovicevérsica telecinquista. Y el festival Gigante sabe muy bien como implementar un evento sólido, de primera calidad y claramente consolidable en el tiempo.


Primera jornada <– Viersábado

Beluga

Vetustianomórlico putoamismo madrileñista que acabó bajándose a la masa y a capella para rematar sus postrimerías bolenses con su temazo Búmeran cuando sonaba de fondo Juan Zelaya. Olé.

Julián Maeso

Rock countryrizado. Rollito a lo Aurora and the betrayers.

Fônal
Electrobizarrismo cacereño ilustrado dónde su lead woman se atreve, megáfono included oiga, en arrebatos musicales en una fortuna fusional La casa azulManos de topo; todo ello a arropada por 2 6cuerdismos.

Aquí como en Disco Las palmeras el bajo ni se estila ni se necesita. Un buen entrante, una fiesta pluricolor de inofensivo filofriquismo para ir entonándose hacia alternatividades sónicas más épicas.

Los coronas

Tirando de una intro a lo The shadows las magias sonoras están más proclives.

La leyenda del Solitario, tema para el bandolero patrio por excelencia, Jaime Gimenez Arbe, `entre lo cómico y lo trágico´ como espetaría su frontman fue un momentazo del bolo, ¡Libertad pal Solitario pues y viva Méjico cabrones!

Instrumentalismo premium aventurado hasta cotas como la interpretación del Corazón contento de Marisol y haciéndose acompañar de visuales (filo)sesentosetenteros festival guatequero de culos y tetas que iban alegrando la temperatura de la tarde.

El imperio del perro

Buen rock para conexionar con el atardecer. Su versionaca del Naúfragos (Niños mutantes) se incardinó como anillo al dedo mientras justo rondaba por la zona Juan Alberto, el cantante `mutante´.

Niños mutantes

Granà, el indi, la melomanía. Si no existieran habría que inventarlos. Otra actuación deliciosa rematando la faena con su HIMNO brutalérrimo Todo va a cambiar, que puso el broche de oro a uno de los bolazos de la cuarta edición festivoGigantil.

Love of lesbian

Tirando del pluriempleil Ricky Falkner el combo de Santi Balmes, más que legitimado para las protestas políticosociales, surfeó por un set list personalistoprimigénico que se fue dando de la mano a himnos recién horneados como Bajo el volcán finalizando de la mejor manera con Planeador, temazo absoluto, incontestable, una canción de ésas incombustibles, expansivizantes, supracrescentes, eternas. La banda catalana sigue siendo de lo mejorcito del panorama y te gusten o no son un hecho objetivo de supracreatividad, talento y buen hacer.

Fuel fandango

Pop filoeléctricoflamenquil timoneado por Nita/Cristina Manjón, cuya indumentaria danzaba entre geisha y miembra de los neohippies Crystal fighters. Conciertofiesta divertido y eficaz.

Álex O´Dogherty y La bizarrería

Espectáculo aeróbicocircense surcado por un pop filoneojazz rapeado tromposaxofoneado progresivo multinstrumentivo. Una propuesta original pero algo plana y monótona.

Shinova

Shinova

Además de comer de puta madre en el norte se hace un rock estupendérrimo y los vascos así lo clavan y patentizan con cada latido, con cada actuación. Gabriel y su gente ayudaron, y de qué manera, a combatir un frío filofinlandés con otro concierto toma y daca tikitaka de temazo tras temazo, y es que en Shinova sólo saben facturar tonadas adherentes que resplandecen entre lo indi y lo comercial, inyectantes de puro placer y garra melómana.

Embusteros
De Chimo Bayo a Supersubmarina pasando por Tino Casal. Sí, los cordobeses arrancaron muy fuertes tirando de un tema del pinchadiscos valenciano tan suprafamoso en/desde los días tóxiconoventudos de la ruta bakalaera (que actualmente incardinaría a la perfección con la ultradecadencia ruidista del telecinquismo vicevérsico) para seguir con otro merecidérrimo homenaje a la mejor banda jienense de la historia, que ganazas de ver a Chino y los suyos sobre las tablas de nuevo petándolo con himnos como LN Granada. Y también sí, aparte de recorrer su autorepertorio, incluso se lanzaron en plancha con una tonada del madrileño José Celestino Casal Álvarez, que tanto lo gozaba y cotizaba muy al alza con Eloise. Buena banda y otro buen descubrimiento el combo andaluz por lo tanto, oiga.

Segunda fecha <– Sábadominguer

Bambikina

Country prog aztecostumbrista. Su cancionzaca Escorpiones de tequila es tan dulce como letal. No quisieron bajarse de las tablas sin su homenaje a Bowie mediante una versión tonada con trazos propios de futura y pronta discografía. Viva Guadalajara y viva Méjico siempre.

Idealipsticks

Dupla anglopop masculinofémina con rachas prog soul. Entrañables y bizcochos, no era para menos, fue su concierto de despedida, como en su momento hicieran Standstill. Jugaban en casa y en su partido final lo dieron todo y más. Una pena que nos dejen, pero como los buenos grupos realmente nunca mueren, las canciones permanecen ahí, inmortales, para quien quiera darle al play y disfrutarlas.

León Benavente

Un Abraham Boba felizmente desatado para otro momentazo conciertil del Gigante. Garra pasionalmelómana tirando hasta de reverbs. Una banda que desde hace muchos meses atrás, de facto y de iure, juega, se divierte y se curte en la Champions del indi. Los leones rugen impecables, perfectos, ahí están sus canciones, temazos que por sí mismos legitiman toda una trayectoria. De culto, gloriosos, gigantescos.

Noise box

Atmósferas pop remembrantes a Death cab for cutie desde Murcia y con amor, mucho amor.

Nada surf

Nada surf

En formato a 4 músicos/instrumentos (adicionando para la ocasión a un amiguete teclista de Seattle) y explotando con recientes y glorias eternas del mejor anglopower pop de la musicología global nos regalaron fragmentos sónicos tan titánicos como Whose authority, Weightless, Inside of love, Hyperspace, See these bones, Blonde on blonde e incluso POPular.
Como era esperable Always love  atronó en los instantes suprakaraokiles de la jornada. Los de Caws también se marcaron un Blankest year de alargue meteórico. La mejor banda de Brooklyn son palabras mayores, una formación respetada dónde las puedas encontrar y entre mis anglofavoritas de toda la vida. Poder paladear tan de cerca a un grupo que sigues y escuchas desde hace más de una década es sencillamente una experiencia inolvidable y sentía dónde las haya.

Iván Ferreiro

El pop galaico clase supra del Elton John gallego también sabe autodinamitarse en finales filocapísticopsicodélicos de atmósferas salvajes. Contando al bajo esta vez con el muchístico Martí Perarnau el bolazo del de Nigrán fue otro karaoke delicioso, y es que con tanto himno es difícil no arrancarse.

The gift

Acompasados portugueiros. Viva el surf, viva Paulo Futre y viva Mourinho pero pese a estar muy animaos y con loable actitud, el combo luso me aburrió como siempre lo han hecho Izal o Dorian. En un minutaje claramente de menos a más remataron la faena con una versión de Sinatra.

Punsetes

Los Punsetes

Veni vidi vici. El grupazo (de culto) capitalino es el tributo más dulce y ciclópeo a la irreverencia y a lo subversivo. Saben muy bien a lo que juegan y se desenvuelven letales y magnos, siempre victoriosos. Ariadna (supramodosita en su vestir en relación a lo que nos tiene acostumbrad@s) y los suyos asaltaron revolucionarios el poder en guitarrazos, pedaleos y ésas letras que sólo ellos se atreven a espetar. Una bandaza que no deja indiferente a nadie, uno de mis grupos predilectos de toda la vida, desde luego desde que atesoro un uso de razón indi, un gustazo verles de vez en cuando. Pese a los problemas de sonido otro concierto de 14 sobre 14.

Kokoshka

Los pamplonicas eran un enlace perfecto al punsetismo ilustrado. Moviéndose en codas undergroalt de letras ácidas y ritmos pegadizos la banda navarrica tendría el honor y el privilegio de cerrar el festi en lo que a no pinchadisquismo se refiere. Graciosos, simpaticotes, acogedoramente bizarros.

Súperframe VDJ

Empezar pinchando Siempre brilla el sol de los Lori simplemente indica el gusto del dúo, de propuesta originalérrima y buen saber musical (y melómano).

Alonso Quijano es un protohipster legendoliterario que a buen seguro, ¡pardiez!, vive diòs, podría paladear con mucho gusto el Festival Gigante.

Pulseras

Texto y movilgrafìa Pablo De Serna, fundador y principal exponente de la Posgeneraciòn X

flickr.com/photos/132117396@N03/albums/72157689224360615


[Cultura inquieta/Charco 2015] Motorizaciones planetocrepusculares

Los planetas 28

La plaza de toros getafense volvió a ser testigo de artistas y conciertos variados para volver a completar otra más que molona jornada de un festival veraniego que va ganando muchos enteros. El exótico y dulce bizarrismo de Pedrina y río, Camila Moreno con su intimismo apañado, la pausa cantautoril filotropicalizada de Little Jesus, el cantautorismo incisivo y protestatario prorockero de Nacho Vegas y un pintón poperismo panamericano a cargo del original Gepe precedieron al espléndido bolo de El mató a un policía motorizado, que desplegó un más que correcto y pintón estilo propio con fases de recogimiento shoegazer premium. No faltó ni falló la gloriosa dupla dinásticoescórpica Chica de oro y Mujeres bellas y fuertes.

El mató a un policía motorizado 6

Como dijo Savage, la emoción destilada es la esencia del pop. A J, Florent, Eric, Banin y Checopolaco (Los planetas, indiscutibles cabezas de cartel y la banda nacional aún en su vigencia de más importante e influyente) se les ve más en plena forma que nunca derrochando una segunda juventud envidiable y revitalizada haciendo sonar sus canciones de manera contundente y mágica. Melodías pluscuamperfectas sacando todo el bravío que llevan dentro. El movimiento se demuestra andando y de qué manera. Los granadinos surfearon todo su arte a través de una actuación magnísima dejándose llevar en sus melomanías a través de 17 cortes a lo largo y ancho de todos sus palos, desde la más reciente etapa filoflamenca hasta su invencible noise pop (noventero) shoegaze que siguen abanderando liderísimos.

Sentimientos puros desde las entrañas, un acontecimiento montañorusístico a través de toda la amplia gama planetera. Brillando en fases de contemplación y religiosidad [Ya no me asomo a la reja, Corrientes circulares en el tiempo o el momentazo mayúsculo de Toxicosmos («Y estallan los sentidos en colores aún por inventar»)] y mala leche himnaria (El duendecillo verde) hasta ráfagas legendarias (La caja del diablo, Segundo premio, De viaje), sin pasar por alto atractivísimas composiciones (Alegrías del incendio, Romance de Juan de Osuna). En lides colaboracionistas La bien querida se aderezó con gracejo para No sé cómo te atreves y si casi una semana antes en Benicasim nos deleitaran con la colaboración de Mendieta, en éste caso sería Santiago motorizado el elegido para enriquecer Un buen día, devolviendo “el favor” de la previa colaboración Jotil con los pibes platenses.

Tan en su salsa estaban que aún no previsto en su setlist nos hicieron gozar con un bis ingredientado con la mala baba y flamenquería de Reunión en la cumbre y el himno generacional Pesadilla en el parque de atracciones, una de ésas canciones que lo explican casi todo intravenándose desde el primer play o directazo irreversiblemente en la banda sonora de tu vida.

Joe Crepúsculo 7

Joe Crepúsculo a pecho descubierto, calzón quitao y tumba abierta hasta se arrojó con una versión de Maricas (Los Punsetes) de nuevo con un Nacho Vigalondo entregadísimo en sus locuelas danzas y algunos amiguetes juerguenses más presentando nueva cremita (Nuevos misterios) y una selecta selección de sus electrochispeantes hits de siempre.

En suma, una buena selección musical coronada por un triplete final jugosísimo. La nota negativa: limitar la libertad de movimiento de los profesionales de la prensa. No tiene ningún sentido. Dejar entrar y salir del recinto libremente no es un lujo, que uno viene de la miel sobre hojuelas del mágico y toropoderoso FIB y de los cremosones Tomavistas y Sansan dónde no nos pusieron ninguna pega, sino todo lo contrario. Si me apetece volver al coche a comer y/o beber algo o por alguna otra cosa que necesite y pueda haber olvidado y volver a la zona de conciertos es tan de cajón como legítimo. Sería un pasteleo inerte no señalarlo, por lo demás una organización muy buena llena de currantes y sin ningún incidente a lamentar.

Fotografía: Alfonso Vega


[Nudozurdo y Juventud juché en 8 y medio club] Atmósferas especiales

Nudozurdo

Con motivo de su flamante 15 aniversario el trío de posrock shoegazer atmosférico capitalino Nudozurdo visitan el Ocho y medio club. Ricky Lavado en la percusión, Meta a las 4 cuerdas y Leo Mateos dieron a luz nuevo disco a principios de abril y aún bien horneado presentarán las canciones de Rojo es peligro junto a sus himnos de siempre.

Una formación que improntó en la primera edición del cremosón Tomavistas y que a buen seguro hará lo propio al calor de un público fiel en la mítica sala madrileña. No os lo perdáis, de los mejores directos a ver antes de que llegue 2016. Completarán la velada los afilados guitarrazos de Juventud juché, cuyo bajista, Luis, también se pluriemplea con Los Punsetes, combo magno de culto dónde los haya.


[South pop Isla Cristina 2015] Conexiones sureñas para volver a amar al pop

12006244_1136509506378202_1176133790921301595_n

El privilegiado enclave onubense de Isla Cristina se volvió a melomanear de gala para celebrar la octava edición del South pop. Otro cartel de aúpa, clima a pedir de boca y ambiente buenrrollista filofamiliar acogedor de ésos que se ajustan como anillo al dedo. La ágil idea de dejar media hora entre actuación y actuación hizo que los y las Djs del escenario 2 parque se pincharan temazos para pasar más que bien los refrigerios, cerveceos y ultralicores de hierbas germanos varios de rigor.

Los accesorios eran fabulosos para echar toda la carne en el asador del Auditorio. Los encargados de abrir el melón serían los sonidos electrobizarros de Los ganglios, un cóctel juguetón y divertido dónde los haya. Posteriormente los muchachos de Sexy zebras, una triada electrizante, incendiaron las tablas a base de guitarrazos increíbles y de una actuación de frente, sólida, sin trampa ni cartón.

Smile, conseguido country pop probeatleniano tirando hasta de ukelele e incluso guitarras jazzeras protagonizaron momentos inolvidables, de lo mejorcito del eventazo higueretero. Reivindicativos, pasionales, musicómanos, una banda a la que no se le caen los anillos. Su actitud gloriosa les llevó a fundirse literalmente entre el respetable a capela o eléctricamente (según surgiese), incluso su frontman en un momento del concierto terminaría tumbado literalmente en el suelo para luego resurgir con el público en el bolsillo. Un descubrimiento feliz y más que resultón.

11990428_1136573993038420_3237854424813553033_n

El caldo de cultivo estaba más que germinado para lo que a continuación descarrilaría, 2 platos fuertes, una dupla de auténticos pelotazos desde Murcia y Granada respectivamente. Second siempre irradian energía y pop contundente a través de un repertorio que se va consolidando y engordando gracias a adelantos de nuevos discos que seguro volverán a gustar y mucho. Y así fue, Sean, Nando, Javi y los hermanos Guirao volvieron a dejarse la piel en una actuación soberbia que dejó en todo lo alto las vibraciones sónicas para seguir paladeando la noche. Después Niños mutantes, tirando de alguna canción viejuna y cerrando otro bolo límpido con una versionaza del dorado Where is my mind de sus admirados Pixies volvieron a demostrar la teoría del buen vino y un ejemplo de trayectoria impecable y cancionero espectacular.

Para la segunda jornada Modelo de respuesta polar aportó intimismo y latidos musicales que prepararían el terreno más que de sobra para lo venidero. Los Punsetes, grupazo de Los Madriles que sigue patentizando personalidad y autenticidad sin apenas despeinarse pildorizó una actuación sublime que bien mereció un horario de más centralidad/mejor posicionamiento. Pero lo dicho, ni falta que hace en el fondo, porque en la forma se siguen saliendo y pese a la baja de su bajista Luis completaron unos minutos explosivos, punzantes y de distorsiones celestiales. Najwa aportó originalidad y entrega pese a que su formato se muestra plano y monótono y a pesar de que intentara salvar los muebles con un par de versiones.

Tras la calma llegó una dulce tempestad, el cuatritrébol galaico de postín amalgamado en Triángulo de amor bizarro, que vaciándose en cada composición brilló con luz y mérito propios, otra de ésas bandas que saben cómo exprimir las guitarras para destilar unas intensidades (filo)noventeras que a cualquiera que le gusten Los planetas y/o Nirvana no puede más que unirse a su discurso sonoro y dejarse llevar por su deliciosa propuesta.

Los destellos electrónicos popi filomainstream de Javiera Mena sirvieron para completar y tener en cuenta la buena nueva de las frontwomen en el festival junto a Najwa, Isabel y Ariadna.

Todo ello gracias a Green Ufos. Una organización de quitarse el sombrero con fiesta final barbacoa piscinera incluida (una auténtica maraviglia antiresaca) por la patilla en unas instalaciones de ensueño para cerrar el verano festivalero en todo lo alto.

Fotografía: Rafael Marchena


[Alborotador gomasio, Disciplina Atlántico y Ornamento y delito Siroco sábado 24 enero 2015] El gomasianismo va a llegar

IMG_0968
La emblemática y madrileñista Siroco tiró de crema pronoventera para un tríptico más que jugoso. Una noche de ruido de estrellas dónde las bandas de Limbo starr y unos prometedores Disciplina Atlántico hicieron un homenaje a la actitud y los buenos guitarrazos patentizando la edad de oro de la alternatividad sónica patria.

IMG_0617

Abrieron la lata Disciplina con mucha polivalencia, prueba de ello fue que 2 de sus miembros se turnaron a la batería. Una formación aplicada y bastante entretenida que comenzó con Las radiaciones del móvil mostrando desde el primer acorde un power pop progresivo con tintes decadentes y alargues y distorsiones pronirvaneras que además se marcaría una versión protagonizando uno de los momentos más atractivos de la jornada, su frontman jugueteando con un pedal entre las manos. En suma, una banda que dará que hablar en cuanto vaya sacando más material.

IMG_0741

La segunda parada la protagonizarían Ornamento y delito, que contando con la ayuda al bajo del cantante de la banda precedente se marcaron unos buenos guitarreos con personalidad y empaque a través de temas tan sugerentes y certeros como Trashorras, Carnaval armado, Bono es dios o Cocaína.

IMG_1000

Tras los preceptivos prolegómenos Marco, Koldo (ataviados proplaneteramente con camisetas a rayas, la de Marco de manga larga muy a lo Cobain), Guillermo, Alberto y Miguel comparecieron sobre las tablas para darle buena chicha a sus 2 discos ya de culto: Más humillante que doloroso y el recién horneado Los excesos de los niñosAlborotador gomasio nos regaló otra actuación divertida, pasional e improntante. No es porque sean amigos es porque es una realidad: seguimos estando ante una banda que no tiene techo y cuya merecida progresión apunta a petarlo en festivales y seguir haciendo lo propio en salas. El primer pepinazo de su exquisito set list, El malestar continúa, se tornó en una verdadera declaración de intenciones. Un himno insuperable de esos que forman parte de la banda sonora irreversible de muchas personas, desde luego de la mía desde la primera vez que la escuché. La siguiente dupla sería para otros 2 temas de su primer largo que enlazarían con la primera nueva de la noche, Si te matas, canción sentía y adherente dónde las haya. Tras la deliciosa pausa de Las sombras llegaría toda una tanda de nuevos himnos para vaciarse y presentarnos con garra y calidad su último trabajo. Espíritus helados, Todos mis huesos o El placer de la derrota retroalimentaron pogos y éxtasis incendiando la intensidad de aquellos instantes gloriosos.

IMG_0998

El triplete final fue para Contra el suelo, otro temazo brillante en el que Guille se uniría al festival guitarril echando mano de la acústica. Los estribillos demoledores de En el espejo serían los elegidos como antesala para Los residuos de la sociedad, ésa canción que pide a gritos cerrar un bolazo cómo análogamente pasaba con las gigantes postrimerías distorsioniles de La caja del diablo en los más decisivos 90.

IMG_0897

Una noche de lo más completita pues en que siguen convenciéndonos a los más fieles gomasiánicos de primera época mientras van ganando nuevos adeptos para una causa y propuesta sonora que recogiendo el testigo de la mejor tradición pop en español y la rabia más actual dan lugar a unas canciones sublimes que viajan hacia la atemporalidad y que son más pertinentes que nunca.

Fotografía: Guillermo Ramos


[Los Punsetes Joy eslava sábado 17 enero 2015] Incendios guitarreros de culto

DSC_8081
El electropunk atmosférico del cuarteto Violeta vil fue el encargado de preparar el terreno para el festival guitarrero y visualdistorsionil que se avecinaba inminentemente. Apoyando su set list sobre todo en su reciente Mujeres ulaga demostraron buenos alargues y no pararon de gozarlo, sobre todo su frontwoman, en su propio pogo actitudinal con temas como Chupacabras y Urgencias primitivas. Su batería, flanqueado por un aplicado bajista y una entregada guitarra, se desató a fondo y al poco de empezar el bolo se puso de pie, posición que no abandonaría hasta el postrero acorde y que dió buena nota del plausible rollo de la banda.

DSC_7908

Justo un año después de su actuación en El sol y tras los retoques de rigor y a continuación de una dulce y tensionante oscuridad iban compareciendo sobre las tablas de la Joy Los Punsetes, todos menos Ariadna, que hizo su gloriosa aparición cuando Jorge, Manu, Chema y Luis estaban ya listos para empezar a petarlo. Por delante una colección de himnos atemporales, 25 cancionzacas para dilatar y expansivizar una aventura sónica inolvidable de una banda cuyo mejor momento sigue siendo el presente.

Dejándonos a más de una y de uno con el culo torcido abrieron su show con Nit de l´Albà, un himnaco de aupa que personalmente considero la mejor canción del pasado curso melómano. Así y desde el minuto 1 ponían bien a tono todas sus virtudes e instrumentos demostrando seguir siendo una de las mejores bandas independientes de la historia patria. Tras tan inmenso temazo llegaría el primer corte seleccionado para la ocasión de LP IV, Bonzo, otro tema para seguir on fire que se uniría magistralmente al hit montañero Alférez provisional. El siguiente triplete, iniciado por 155 y rematado por Tráfico de órganos de iglesia seguiría recordándonos su bello trabajo de 2012. Una primera parte a lo largo de sus 4 discos dónde la gente iría sumergiéndose en la subversividad y la distorsión a través de canciones perfectas como Los cervatillos, Fondo de armario, Dinero (dónde el seguimiento karaokil comenzó a patentizarse) o Pinta de tarao, finiquitándola con Malas tierras, una preciosidad creciente con la que dejarse mecer.

El bis comenzaría con un nuevo look de Ariadna, que de suerte de novia retroinmaculada de la madre naturaleza pasó a un vestido de superheroína posmoderna para tras un “Buenas noches Madrid” arrancarse con Los últimos días de Sodoma, volviendo a enganchar al respetable hasta el último pedaleo. A partir de ahí la recta terminal vendría plagada de sus mejores ingredientes y volumen para no parar de crecer y de terminar haciéndonos a todos venirnos arriba: John Cage, Arsenal de excusas, Tu opinión de mierda. Entre todo ello aterrizaría el momento entrañable por antonomasia. Con el ariete Amanece más temprano sus maravillosos visuales dieron un homenaje al gran Gonzalo, su bajista irreverente y mítico cañí reemplazado por el polivalente Luis, que curtido en Los claveles, Juventud juché y Cosmen Adelaida demostró soltura y empaque como si llevara mucho tiempo con la formación.

En la traca definitiva sobresaldría el tridente letal Dos policíasMaricasTus amigos para cerrar con el reciente y condenadamente pedadizo himno (otro más para la saca) Me gusta que me pegues, momento del viaje en que todos los presentes estábamos ya más que sugestionados antes de la única mala noticia de la jornada: que la cosa no durara un poquito más, como pasa con todos los grupazos.

Los Punsetes 2

No es un topicazo, como en su día Los nikis [he aquí un incondicional de los de Algete] Los Punsetes no cansan nunca, esto es así. Están a mil jodidas millas de ametrallar con conciertos (en Madrid, su casa). Por eso y por lo buenos que son hay que aprovechar las pocas dosis que nos ofrecen para seguir orgasmeando sonoramente con una banda de culto a la que cada día se la quiere más.

Fotografía: Alberto Del Castillo


[Los Punsetes] “Los planetas son un grupo que llevamos escuchando casi toda la vida que nos gusta mucho”

6a014e6089cbd5970c01b8d0ab8035970c-800wi
En el mundo de la música ¿quién se merece una buena hostia? No creo que nadie se merezca una hostia, ¡así de primeras! Ni en la música ni en ninguna parte. Un amago a lo mejor.

¿Qué representan Los planetas para vosotros?
Un grupo que llevamos escuchando casi toda la vida y que nos gusta mucho.

Vuestra canción favorita de Los nikisLa mía es Salvaje pasión.

Una montaña es una montaña fue y sigue siendo brutal. LP IV no hace más que consagraros y asentaros en el éxito alternativo patrio. ¿Estáis en vuestro mejor momento? Estamos bastante bien aunque tal como lo expresas la cosa parece más de lo que en realidad es. Llevamos ya algún tiempo, tenemos cierto público, seguimos haciendo las cosas como nos gusta y apetece.  Eso es lo importante.

Sin La hora chanante ni Muchachada nui ¿algún programa que merezca la pena y/o que nos recomendéis? ¡A mi me gusta mucho Top chef! Es entretenidísimo y muy bien hecho.

No todo han sido buenas noticias. ¿Volverá Gonzalo a la banda o se trata de un retiro definitivo? Está encantado con su vida post Punsetes. Hay un mundo ahí fuera por lo visto.

¿Creéis que Izal o Dorian pueden ser subversivos aunque se reencarnen 5 veces? No creo que lo pretendan tampoco ¿no?

Me encanta (el rollo de) Ariadna. ¿Pilla lo primero que tiene a mano o estudia minuciosamente su vestuario? ¡Lo estudia tan minuciosamente que en muchos casos se lo diseña y fabrica ella misma!

En vuestro cremoso bizarrismo (lírico) ¿algún personajucho friki o no friki del melómano año de gracia aún en curso que merezca que se le escriba un hit punsetero? Me estás preguntando sucintamente por El pequeño Nicolás, el nuevo Dioni. De todas formas nunca hemos escrito una canción sobre un personaje en particular. Los personajes somos nosotros mismos.

Si aún no los habéis escuchado yo os recomiendo encarecidamente uno: Alborotador gomasio. Aparte de obviamente vosotros, Los gomasio y Ellos ¿un par de grupos madrileños de nueva/recién hornada que merezca la pena escuchar? Conocemos a Los gomasio, claro, personalmente incluso. Nos gusta mucho Sierra, el nuevo proyecto de Hugo de Margarita. Y las Sangre también.


Los Punsetes
son Ariadna, Jorge, Manuel Sánchez-aka Anntona, Chema y Luis

Respuestas: Manu Sánchez


[2014] Irreversibilidades melómanas

DSC_8315
“El sentimentalismo es la alopecia de los sentimientos” escribe Ray Loriga en su más reciente y de nuevo novelón. Cierto, pero hay años que marcan, que merecen ser recordados aunque peligrosamente puedas caer en el bizcochismo y ciertas nostalgias. Pese a la ausencia de un nuevo disco de Los planetas 2014 será un año improntante grabado a fuego en memorias colectivas y en subjetividades intransferibles. Luchar por un sueño es de lo más bonito y de lo que más te puede llenar en la vida y sí además vas viendo y sintiendo como se va dando forma a “la movida” no puedes más que seguir trabajando con pasión e ilusión renovadas para intentar ofrecer la mayor calidad y variedad posibles a nuestros estimadísimos lectores que son los que finalmente dan sentido a toda nuestra obra.

Independance, Juglar, Contraclub, Penélope, Montilla, Charada, El sol, Mad indie summer, Boite, Joy eslava, Teatro Lara, Tomavistas, Un lugar llamado mundo, Nocturama, Territorios, Hangar [y a nivel fan tirando del bolsillo propio Santander music, Vetusta Morla, Iván Ferreiro, Sexy Sadie, Templeton y Standstill]; Alborotador gomasio, Ellos, El hombre rana, Joe Crepúsculo, Guadalupe plata, Poomse, The prussians, Supernumerario, Atención tsunami, La habitación roja, León Benavente, Los claveles, Los pilotos, Sangre, Novedades Carminha, Alexandre Lacaze, Genérica, Los Punsetes, Love of lesbian, Lori Meyers, Maryland, Niños mutantes, Mucho, Sidonie, We are scientists, El columpio asesino, Nudozurdo, Edredón, Fira fem, El lado oscuro de la broca, Perro, Triángulo de amor bizarro, Cómo vivir en el campo, Pasajero, Fuckaine y The right ons entre otros. Buenos grupos y grupazos que hicieron de la pasada anualidad un gozo mayúsculo para la melomanía y una satisfacción laboral y personal gigantesca para todos los que trabajamos en éste bello y maravilloso proyecto llamado Poplacara.

Creo que en la vida hay que ser humilde y no olvidar jamás tus raíces por muy lejos que llegues. El origen y el destino seguirán siendo los mismos: la buena música, los buenos artistas que no paran de crearla y todas aquellas personas que amparan y seguimos defendiendo a capa y espada éste hermoso cosmos. Del romántico fanzine de 1984 a la actualidad digital (ya 2015 ¡oiga señora!) imperante ha llovido mucho, pero jamás en vano. El que no llora no mama y en la vida hay que currárselo, la meritocracia tiene sentido pese a la superestructura del tinglado montado por paletines, ladrones y demás sanguijuelas sin escrúpulos y con menos vergüenza que un gato en una matanza. Desde luego que siempre nos quedará la superioridad moral como bien apuntaba Luther King. Pero centrándonos de nuevo en lo principal parafraseando a cierto grupazo granadino siempre nos quedará la música, eso jamás nos lo podrán arrebatar y como bien dice el dicho que nos quiten lo bailao. Al final volverá a quedar lo más importante, las canciones y todos los sentimientos en colores aún por inventar que seguirán provocando.

El nivel ha quedado muy alto y hay muchísima gente a la que agradecérselo. 2015 se presenta muy grande y apetecible. Todos los que formamos parte de ésta mágica publicación seguiremos en la brecha intentando implementar en todo momento la mayor profesionalidad posible sin olvidar paladear cada bolo y evento.


[Los Punsetes] Santo pedal, bendita distorsión

not_228509I

La irreverencia shoegaze cañí vuelve a ser adictiva. Aparte de ser unos incontestables maestros del noble arte de la distorsión Los Punsetes siempre han demostrado (y siguen haciéndolo) una actitud impecablemente coherente. En la indiesincrasia sónica de la subversividad hay muy pocos grupos [El columpio asesino siempre me ha convencido y encantado en estas lides], los que lo intentan se estancan en el postureo, los madrileños sencillamente lo llevan en su ADN.

Cuando uno de tus grupos tótem vuelve a dar en el clavo es difícil no caer en la pasión, la defensa y cierta subjetividad. A veces lo bueno se hace esperar, y lo mejor más aún. A falta de un bienvenido sorpresón de Los planetas estamos quiza ante el mejor disco del año, un álbum ya de culto. Como bien apunta su sello “tienen un don para soltar himnos generacionales, canciones que se quedan en tu memoria dejándote una sonrisa sarcástica inmune cantándole a la inteligencia humana, a la sensibilidad y a la osadía”. Una montaña es una montaña había dejado el listón bien alto, pero si alguien podía dar un derrape más y volver a acertar eran ellos. Chema, su batería, en una entrevista para Mondo sonoro, nos da alguna pista, “hemos trabajado con más tipos de guitarra y amplis. Queríamos un sonido más áspero”.

Cuidadísimo, sin fisuras, de sonido compacto y estudiadamente canallesco en todas las partes que se prestan a ello. A mil jodidas millas del aburrimiento y la mediocridad “con un vendaval de hits por montera” (Miguel Díaz Herrero) en apenas 37 minutos la alineación titularísima de los 11 temazos (no hay uno pocho) completa un LP IV (2014) sublime y gozoso que no puedes dejar de escuchar tirando peligrosamente al bucle infinito. El primer triunvirato sonoro es orgiástico: Amanece más temprano es un ariete más que engrasado, otra declaración de intenciones que se irá desgranando hasta la traca final. Le sigue la dupla más contundente: Bonzo y Me gusta que me pegues, que son sencillamente desde la primera escucha otros 2 himnos para engrosar el brillante repertorio punsetero (cancionzacas que adelantaron y que algunos tuvimos el privilegio de paladear en su magno bolo en El sol el pasado enero). El videoclip de la segunda es otra maravilla de un tema que en palabras de su frontwoman Ariadna “es una broma privada abierta a lo que cada uno quiera interpretar”. Su ruidismo, sus letras y sus energías te atrapan y te dan ganas de dejarte llevar y liarla parda.

Arsenal de excusas es otra joya de lírica exquisita, punzante y ácida ideal para dedicársela a algún/alguna ex y para petarla sobre las tablas. Siguiendo la estela de la anterior Falso documental y Tan lejos, tan cerca también profundizan en la temática de las relaciones sentimentointerpersonales con una visión finísima que sólo el universo de la banda nos puede brindar. Museo de historia natural y Los últimos días de Sodoma (ciclópea, épica, ejemplo de todas las virtudes e ingredientes de la formación y que también adelantaron en El sol) mantienen el nivel con un mensaje y un poso que aderezado de nuevo por su tino entre “ruido” (noise caviar beluga) y melodía nos siguen teniendo enganchados a la espera de próximas sorpresas.

Opinión de mierda merece un párrafo a parte. Ellos reconocen que “va un poco contra el todólogo universal, insoportable”. Una cancionzaca gloriosa que me recuerda la cotidianeidad de los mass media, desenmascarapaletines y demás periodisticuchos tertulianos sin titulación y con menos vergüenza. El grupazo capitalino vuelve a humillar sin pasteleos a una parte de la España profunda mediante una letra sencilla pero a degüello, sin sentimentalismos y brutalmente eficaz. Una guillotina moral necesaria y divertidísima. La pseudobalada punki Vaya suerte que tengo es un misterioso interregno de fases mágicas que vuelve a clavar su historia y su forma de contarla, bisagra y antesala para la irreversible y atractivísima salvajada siguiente/final.

Todo lo anterior no ha podido ser mejor recibido. Los que les seguimos desde hace al menos un par de años [que pena no haberlos descubierto antes] hemos quedado más que saciados, sólo ellos podían seguir superándose y así lo han hecho con nuestras expectativas. Pero aún queda un pelotazo bestial, un corte antológico que se alzará como una de las mejores canciones de todo éste mítico año melomaníaco. La pieza final: como A mil años luz en 2011 y El malestar continúa (2013) Nit d l’Albà se desmarca como la tonada más energética, vigorosa y descarriladamente bella de todo el curso musical, un hitazo himnotemazo instantáneo tan lapidario y eterno que lo mejor es dejarse conquistar sin oposición y gozarlo como uno de los mejores orgamos melómanos de toda una generación y una época alternativizante inmortal (otra más).

La polémica está ahí para el que la quiera, quién se pica ajos come. El quinteto lo tiene claro, “hay mucha gente dispuesta a sentirse ofendida con cualquier cosa”, y Chema va legítimamente más allá, “las sandeces son insondables [,] no conocen límites”. Ellos, la masterización de Fred Kevorkian, la mezcla de Brian Hernández y la producción de Pablo Díaz-Reixa (El Guincho) han remado para acabar en el mismo sitio: un discazo mayúsculo capital repleto de perlas más que tentador que consolida aún más al grupo facturado para recrearse en el directo y congratularte con cada reproducción.


[Festival Tomavistas 18 y 19 julio 2014] Primera toma. Columpiándonos en triangulizaciones salvajes

10577021_10152705055150695_1807037511067159797_n

El privilegiado enclave del Hipódromo de la Zarzuela fue dónde tuvo lugar la esperada primera edición del Tomavistas. Un cartel lleno de grupazos independientes pata negra que no defraudó.

 

Tras las actuaciones de Tigres leones, Cómo vivir en el campo y Coraje siguieron abriendo el melón las distorsiones y el gracejo del animado cuarteto murciano Perro, que se marcó un double dragon guitarropercusionil pluriempleil multitarea turnándose en el teclado y en los comentarios juguetones. Una función con hambre y actitud para irle dando pulso a lo que se avecinaba.

 

Desde Zamora el pop difuminado de El lado oscuro de la broca actuaría de previo para el empaque shoegaze profundo del trío Nudozurdo, maestro en los cambios de ritmo y que siguió entonando a los presentes.

 

Mientras preparaban los nuevos instrumentos y juguetes varios tocaba volver un rato al césped de la mano del anglopop con toques de la mejor tradición del rock estadounidense de los madrileños Jack knife.

Triángulo de amor bizarro 8

Arañando el atardecer los galaicos Triángulo de amor bizarro desplegaron desde el primer acorde toda su atronadora potencia contagiando a una audiencia cada vez más entregada. Torsiones míticas en la línea de Los Punsetes y Los planetas (palabras mayores oíga) en una cuidada selección de toda su discografía.

Con una audiencia ya panópticamente abducida petándolo literalmente con el himno de su último disco (Estrellas místicas) continuaron su clase magistral de pedaleos legendarios que algunos pudimos catar con los amplis bien cerca temblando a pleno pulmón. El pabellón había quedado bien alto y era difícil superarlo.

 

Edredón surtió electropop con ráfagas dispares entre las elegancias oscurantistas y el intimismo.

León Benavente 12

Los rugidos de León Benavente, con Eva Amaral bien atenta entre las primeras filas, volvieron a dar muestra de su letal escena y gran pegada frente a la gente. La anécdota fue sin duda la caída perfectamente rehecha de Abraham Boba mientras se vaciaba con El rey Ricardo. Ser brigada y Ánimo, valiente fueron prácticamente un karaoke colectivo generalizado: es casi imposible no unirse a semejantes cancionzacas. Un concierto de subida continua maximizante y que enganchó al respetable desde la primera canción.

Los fluídos, energéticos ecos y tonalidades de Fira fem preparaban el asalto final.

El columpio asesino 6 (cabecera)

Las horas previas habían estado fetén, pero aún quedaba lo mejor. Pocas veces me ha impactado tanto poder ver por fin a una de mis bandas favoritas en vivo (creo que sólo me ha pasado realmente con Los planetas, Sidonie y Alborotador gomasio). Semanas atrás había estado en bucle con el ipod. Llegaba la hora de El columpio asesino, que mediante un directo descarnado, salvajemente brutal fueron introduciéndonos en todas sus texturas respetando la cronología de su último disco para los primeros temas.

(Intro) Babel empezó a sonar desde la oscuridad mientras iban ingresando uno a uno todos los componentes de la banda. Los pedaleos y guitarreos pro que seguirián aún resuenan entre la afortunada colectividad.
La puesta de largo difícilmente igualable se visualizó con el irreversible protagonismo de Álvaro Arizaleta, un intérprete completísimo con el aura y la realidad de un aparataje alienígena ciborg guitarrovocalbateril que nos dejó con el culo torcido. Babel, Toro, Perlas o himnazos pretéritos (Vamos) relampaguearon por todos los confines del recinto con una fuerza imparable para reforzar a sus fieles seguidores y ganar adeptos a la causa de un grupazo capaz de seguir reinventándose y por tanto en su mejor momento.

 

El fin de festejos correría a cargo de Dj Pau Roca (La habitación roja), pero el pan de la intensidad ya estaba ganado y había que descansar un poco para afrontar la siguiente fecha.

 

Fotografía: Pedro Bao
https://www.flickr.com/photos/cordreum/sets/72157645928943039/