Archivo de la etiqueta: Mujeres

[PØptubre 2Ø18] Otra victoria del (under)Pop

Artistas ALBOROTADOR GOMASIO, Lecciones de vuelo y Río Arga

Sala y lugar Maravillas club, Madrid

Evento y formato Poptubre, Minifestival\Ciclo de conciertos

Fecha Sábado 27 octubre 2Ø18

Texto y fotos Pablo De Serna

Al gomasio.jpg

Dando un buen margen al inicio del tribolo inaugurarían la noche los pamplonicas Río Arga, que con trazas por momentos punseteras implementaron un pop correcto filocostumbrista ideal para abrir la lata.

Tras ellos el sexteto madrileño Lecciones de vuelo tiró de un apañado low fi power pop ibérico que siguió entonando la nocturnia de cara al gran momento de clímax guitarril que iba a descarrilar y conquistar súbitamente todo el finde con el siguiente combo de la velada.

 Y ahí\allì estaban de nuevo Ellos para cerrar la jornada, mis amadérrimos Gomasio que volvieron a (auto)patentizarse de facto y de iure en paladines, vanguardia y la maquinaria mejor engrasada del (under)Pop capitalino ruidista pro. Cerrando con la visceral Rodeados, en la que se acabaron arrojando en un alargue cremium de aúpa, Koldo, Marcobain Corrales, Mike Breñas y Al Robla repasaron su último disco, Luz y resistencia (Limbo starr)

] pesadillasenelparquedeatracciones.wordpress.com/2018/02/02/alborotador-gomasio-luz-y-resistencia-la-valentia-del-pop [

tema homónimo incluido, sin olvidar himnos pretéritos siempre presentes como Espíritus helados o En mí no hay calma.

 Otro acontecimiento de pasión supramelòmana claramente surfeada en in crescendo musical imparable e invencible para cerrar mi octubre bolil cono100do a gente crema y sobre todo gozando de los Gomasio, una banda que Amo desde la primera pulsión allá por el año de gracia de 2013, dònde empezaron muchas cosas buenas que por Fortuna siguen durando.

Lecciones de vuelo.jpg

Rìo Arga.jpg


[Leone Double dragon reseñil] Puro espagueti western my friend ;)

La vida no vale nada

Muchos pasamos por varias etapas (socio)vitales asociadas a ciertas filias (y fobias). Un periodo me cotizaba al alza lo medieval. Pero casi muy pronto me empezaría a llamar la atención todo lo relacionado con el western.

Y gracias a buena gente y grupazos como Leone a uno se le viene a la almendra e incluso a la patata aquella visita veraniegofamiliar al almeriense desierto de Tabernas.

El exquisitèrrimo aperitivo sónico de su doble sencillo Tus huesos (2016, Delia records) es un entrante perfecto para encarar, comprender y cosmopaladeovidear su primer largo.

Los tempos de pausa y sensatez sonoros, el deje del señor don Jotacè [siempre me ha encantado este palabro desde videar Californication] (Jesùs Canet), la lírica ajustada a neoritmos muy personalistas que cabalgan sin prisa y sin pausa hacia un horizonte melódico anaranjado que nos advierte de la recomendación de gozar con nuevas propuestas como leónidas.

Ojito a los desarrollos avanzantes y a los nada al alzar y medidos cambios de ritmo, que aunque finamente puedan arrojarse poco perceptibles pueden llegar a implosionar en tò lo arto.

La movida del bolero surf progresivo desemboca en la dulzura del (filo)canallismo ilustrado autoadherente desde los primeros cortes. El presidiario es una auténtica delicia, un multiprisma auditivo ejemplar en expansivizaciones y atmósferas.

La vida no vale nada (Clifford records, 2017) es un debut disquense contundente actitudinalmente rebosante, prometedor de una carrera bien jugosona, improntada ya en la mejor etapa de la música española de calidad en la que seguimos por Fortuna surfeando, de quilates merecedores de muchos bolos y festis varios.

Como J en Grupo de expertos o Islamabad, o Noni Meyers en el FIB 2011 da gusto escuchar el acento andaluz de J. Canet en varios cortes.

La instrumentación del elepé se presenta muy cuidada, corpórea. Atesora momentos geniales como la magnanimidad del cierre (Carmencita la churrera) y/o La nana del caballo chico, que no hacen más que acentuar la variada paleta registril de uno de èsos combos que gustan desde el primer play. Los interregnos de la calma más exquisita de todo el largo.

Otro doble combo de hits lo tenemos con la trepidante y desgarradora El inmoralista y Semana santa, que nos reta reptante, letal, improntante, descarada. La homónima tonada número 8 nos asalta tropicosensualizante y prosurfera.

A mil y kilométricas jodidas millas de chorradas y ñoñerías varias y de modas como la `nueva` cocina desestructurada para ricos y que siempre te deja con hambre, Leone, como bien inserta su nota de prensa, reivindican `el bar español y el plato redondo´. Sus tonadas, también redondas, `suenan como espuelas en una plaza de toros vacía`.
Ritmos y melodías auténticas, diferentes en el mejor sentido de la palabra, que siempre goza un@ en descubrir, en toparse con ello. Sí señores y señoritas, Leone suenan muy bien a sí mismos, y èso es de lo que más puede molar en la buena música.

Tus huesos

13/14


[Alborotador gomasio. Luz y resistencia] La valentía del pop

`Nuestras cabezas llegaban a las estaciones mucho antes que nuestros cuerpos. El tren iba tan deprisa que no podías escuchar tu corazón agitándose como un taladro. Ni siquiera se despeinaba pero nosotros habíamos perdido nuestros sombreros`

Héroes, Ray Loriga

Luz y resistencia

De gomasianismos alborotantes y otros arrojos pospop.

Desde que leí aquella entrevista en la sección Escaparate/“Nuevos” grupos del Mondo sonoro hace ya unos 5 añacos, y de ir directo a darle al play para paladear sus temas Alborotador gomasio, con toda la fortuna, ya iban a formar parte irreversiblemente de la banda sonora de mi vida. Visceralidad, honestidad, autenticidad; el gomasianismo alborotante sigue la estela de su autoimpronta como homenaje y a la vez constante innovación del pop alternativo caviar beluga.

La alineación titularísima gomasiánica de las 11 Canciones de Luz y resistencia (Limbo starr, 2018) impacta desde primera trinchera literatomelómana con la incisividad de la nomenclatura de sus títulos; lo que por otra parte sigue siendo una buena costumbre en la formación madrileña.

Las Guitarras siguen ahí porque nunca se han ido pero la experimentación tiene también su refugio en el tercer largo de la banda, y es que el disco cobija bases electrónicas que aderezan enrique100do el sonido gomasianil para dotarlo de nuevas e interesantes texturas.

`Se trata de cantar con las entrañas, que las guitarras ardan. Pop emocional, nuevo punk. Tras un largo tiempo recorriendo caminos en penumbra el corredor de fondo atraviesa la meta agotado pero esbozando una sonrisa. Aparece la luz, cobra sentido la resistencia (Miguel Atienza y Lolo Lapón).

El final de la tarde Atrapar cada gota de tiempo

Germinal, radical, expansivizante, abanderada, cinematográfica, enorme, ciclópea. INTROducción èpicodeclaracional exquisita. Su crescendo abrazado en una instrumentación tan deliciosa no puede apartarnos de una lírica tan potente como el latido de un corazón pulsionado, enamorado, apasionado, y a mil jodidas millas de cualquier medianía, mediocridad, pasteleo y/o miedo. Los filosusurros vocales desembocantes de Marco la empacan en una cremosidad absoluta que me recuerda a aperturas tan monumentales como las planeteras La llave de oro, El canto del Bute, San Juan de la cruz o Islamabad

Agosto, bailando el caos Caigo a tu lado buscando entre destellos algo más

Inicio inditrónico para ir descarrilando guapérrima, bellísima, en un temazo que si los Beach boys hubieran nacido en Granada, Madrid o Vigo seguramente que habrían deseado poder implementar. El liderazgo vocal de David Ripoll / Koldo va destilando un pop premium para un tesoro de tonada, interregno incluido. Una de esas piezas que va floreciendo invencible para estallar el rompeolas de la emocionalidad del mejor pop en castellano de la historia

La reacción impotente La visión de la velocidad dejando el futuro para hoy

La percusión leónida de Al Robla se funde en seguida con toda la rotundidad de las cuerdas legendarias de la alborotalidad del gomasianismo (ilustrado). El trote gomasiánico sigue imparable, victorioso, moral y sónicamente superior, indestructible. Las cuerdas rugen brillantes en fuertes destellos cegadores para hacer saber quién sigue timoneando el noise pop (capitalino). Un corte intenso, arrojado, brutal, visceral, sincero

Hacia el vacío Girando entre cuchillo y salvación

Sí, las guitarras y las distorsiones ya han tomado el poder y no tienen ninguna prisa de irse a por tabaco a Brasil. Reminiscencioprimigeneidades de los Nada surf de Karmic.
Las capas van acuchillando surfeantes cambios de ritmo que siguen ensamblando toda la coherencia de un puzle visionario

El sitio dónde empezó todo Salidas que una vez me sirvieron de descanso

Al loro como va expansivizándose para terminar en estribillo adherente y decisivo. Serpentea dulce pero letal para rematar asestando en otro contundente himno. Desatándose desborda todo su potencial en otro ejemplo de la magnánima producción de todo el álbum

Errores Serás feliz mientras no quieras pensarlo

Aventura progresivocòsmica filoelectrónica intermezzica

Parece que no pasa el tiempo Un chispazo, un golpe de electricidad, miré tus fotos otra vez, enganchados entre sueños

El apoyo, la irreversibilidad y la contingencia guitarrera sigue con buena nueva unos neodesarrollos brutales al alcance sólo de La Champions del indi, dónde Los gomasio ya llevan muchos partidos y goles a favor. La superioridad moral (pop) sigue ondeando en una atalaya sónica que sólo coronan quienes priorizan la pasión, y de eso Breñas, Koldo, Al y Marco Cobain Corrales saben bastante

Rodeados Me la voy a jugar. La ambición que nos quedará esquivando

¿Tienes o quieres montar un combo y te gustaría facturar himnos (ruidistas)? Pues sólo dale al play, sube el volumen hasta molestar a los vecinos o a quien haga falta, aprende, déjate llevar y goza. La banda madrileña sólo sabe esculpir hits cuando se trata de navegar su palo maestro, el pop ruidista o pop de guitarreos suprainsuperables. El power pop va un paso más allá para inyectarse eterno en el pospop filofuturista de la Posgeneraciòn X.

Escupir verdades sin dejar de crear en la Capilla Sixtina del ruidismo es algo que el grupo implementa con más naturalidad que Forlán al borde del área.

Sencillamente estamos ante un chute necesariovital de pop supraguitarrero, otro hitazo marca de la casa [joder, esta cancionzaca merece un videoclip igual que el grupo un escenario principal]

Ciudades muertas Ordenar la tempestad

En lo primigenio los mejores ecos de Los secretos vuelven a dejarse caer. Y para muestra otro botón de juego de vocalidades 5 jotas que dotan a la canción de un empaque sublime

Detrás de mí Esperando la reacción

El invencible ejército guitarril gomasiánico sigue conquistando corazones e incrustándose a fuego en la médula espinal de la (literato)melomanía. Ritmo feroz felizmente incansable. Se va abriendo su propio camino y sincronía de una forma maravillosa. Otra obra magna antesala perfecta para el cierre, como siempre conclusivo e infinito

Vendaval y Gritan sus nombres La luz que hace mi carne palpitar, dulce veneno de velocidad
Guitarras y percusión se funden alcanzando perfectas la vocalidad. Tonada que se va desatando sin posibilidad ni deseo de frenada. Las texturas derrapan para trazar una estela imborrable que corona un trabajo de unos Músicos a los que muchos venimos adorando desde hace mucho tiempo

Este nuevo puñado de canciones vuelve a legitimar el valor y la decisividad de la buena música, la que toca las teclas de la felicidad, la que mueve, la que pulsiona. Alborotador gomasio siguen en la constelación de la época dorada del indi patrio mereciendo cada vez más.

La coctelera musical alborotantegomasianista sigue agitando afiladérrimas guitarras, poderío percusionil, vocalidades gourmet. La intensidad melómana revienta, se reinventa, deconstruye e implosiona en la esencia más salvaje de la alternatividad pop. Con grupos cómo este el mundo es un lugar menos malo y violento en el que poder disfrutar de toda la potencia de las cosas que pueden cambiar el curso de los acontecimientos.

Lo mejor: otro elepè para seguir amando con jodida locura la buena música, la que emociona, la que pulsiona.

Lo menos mejor: que aún haya el mal gusto de no invitarles a petarlo en los mejores escenarios y FESTIvaleS (estivales) nacionales.

Las guitarras rugen soleadas con la ilusión del primer día, el mejor cuartero de la capital se derrama y vacía eterno en un genuino chute necesariovital de pop supraguitarrero antireaccionariopositivista.

Puro cholismo sônico que contiene himnos que se incardinan desde el primer paladeamiento en un repertorio de culto.

Ya sabéis puès, si queréis regocijaros en la copa de Europa ruidista, del mejor indi y del Pop antipasteleante guitarrero con mayúsculas no dejéis de acompañarles en su/este palpitante viaje.
13/14

 

 


[ Arenal sound 2017, marnes 1 a luernes 7 agosto] Avalancha de melomanías

Lugar Burriana, Castellòn, territorios Arenalienseburrianeros/Burrianeroarenaliense

Concepto Uno de los mejores carteles/festivales nacionales estivales

Incidencias Mucho niño pequeño (fucking little children) kinki suelto que ya sabe lo que son las drojas en el colacado pero que aún, y la PENA que quizá jamás, sepa apreciar la buena música y sus melomanías*. Camping a precio de cocaína colombiana sin cortar, más caro que el propio festi y una jodida pesadilla su adqui$ición por int€rnet

 

Rural zombies 

Euskoanglopop. Interregnos de Delorean filodulcefeminizado

 

Marlon

Pereza 2. Animaos sin parar de escupir sanos panfletos sobre el follar y otros algo canallas como el beber

 

Coasts

Rollo Foster the people con frontman camisochentado con un aire al magno Antonio Vega. Por instantes sonando crema aunque descendiendo a cierta monotonía

 

Sexy zebras

Energizante y ultravitaminado neopunk

 

Varry brava

(Neo)varrybravismo ilustrado tirando hasta de alargues bateriles postrimeros deliciosos. No fuè su mejor bolo pero siguen siendo buena gente necesaria de la etapa dorada del indi

 

Miss Cafeìna

Desde el buenísimo De polvo y flores hace tiempo que caen en facilongo electropop filochentudo algo plano. Eso sí, Capitán sigue sonando fabulosa

Lori Meyers

El pop (pata negra) era esto, la Capilla Sixtina del pop andalù. Desde hace añazos en el top, entre los 14 mejores grupos españoles de to2 los tiempos, esto es así y punto

Dinero

Rock directo potentomadrileñìstico digno de escucha y de reescucha. Sudor, rabia, sueños, pasión, melomanía

Bastille

Boti boti Poti poti, los saltitos ridículos de su líder retroalimentaban constantemente a una aburrida monotonía de un grupo sobrevalorado dónde los haya, me divertí muy poco, creo que bostecé al menos en un par de ocasiones. Versión de TLC included tirando de visuales molto bizarros, fuck Trump fuck Merkel fuck Marianico

Viva Suecia

Pop mayúsculo del que destila la melomanía más pasional

Sidonie

Divertidos, impecables, geniales, again. El mejor combo catalán del momento y de la historia siempre me gana aún más con cada bolo

León Benavente

Brutalidades sónicas eternamente rugientes. Abraham Boba y los suyos cada vez lo petan más y bien merecido que se lo han buscado. Habitación 615, Ser brigada, Ánimo valiente, Gloria.. himnos que por sí solos justifican toda una carrera

Nothing but thieves

Anglopop sentío meritocrático. Que se te ponga malo un guitarra en pleno concierto y seguir sonando bien no está a la altura de toda banda

The royal concept

Forza Ibrahimović y aùpa esta gente que gozó de su mejor espectáculo hasta la fecha. Frontman entregado y guapete, extasiado que acabó descarrilando entre las masas molando casi tanto como flotaba Cobain en los 90

Icona pop

El suprapop mainstream de las 2 jamelgas pechugonas también me aburrió como a una ostra

Shinova

Un orgásmico crescendo que aún a falta de tocar Artista temario se me antoja un grupo con un porvenir merecidamente maravilloso dónde encontrarás poquérrimos temas pochos

Despistaos

El pop pijo aún no muere. Los niños futuros votantes de las derechas rancias también tienen derecho a escuchar su cancionero ¿no?

La habitación roja
Set list bizcocho primeropartil para ir implosionando en los hits para la parte final, y como casi siempre, decisiva. Sigo deseando paladear en directo Annapurna y Carlos y Esther

Iván Ferreiro

No está nada mal. Seguirá molando a rabiar hasta el infinito Años 80 y aunque mi ojito derecho galaico siga siendo Disco Las palmeras hay que reconocer que Iván canta de puta madre y atesora un repertorio de canciones exquisitas

Satellite stories

Cuarteto finés con buenos juegos vocales, muy spotifybeables. No son los Beach boys ni los Beatles pero molan un rato

Clean bandit

Combo multicultural con frontwoman de chorro vocal potentérrimo

Kakkmaddafakka

Subiéndose a las tablas tras pinchar el himno de la Champions, ole su polla señor y señora oigan, desplegaron una incontestable actitud a través de pasajes pop cuidados y bien rockeros cuando la ocasión lo demandaba o cuando les salía del pito. Viva Noruega también, carallo [ Según mi novia música surferilla con tufillo a pescado descongelado de hace días, You say Ueeeee kakkmaddafakker! ]

*Todo hay que decirlo así que también me encantó ver a niñ@s pequeñit@s a hombros de sus mamás y papás iniciándose de algún modo en la cultura musical. Bravo y larga vida a esos padrazos y madrazas.

 

Fotos Ana F`dz Calvelo Ceo Calveliña y De Serna flickr.com/photos/132117396@N03/albums/72157686179906343


[Culofilias] `Los hombres obsesionados por los pechos me parecen sexualmente más básicos´ (Marc Ròs, Sidonie)

marc-ros

Me encantaría ligar por el Tinder pero no sé como va.

Creo que los que somos de culos somos más exquisitos en cuestiones eróticas. Los hombres obsesionados por los pechos me parecen sexualmente más básicos. El mundo del arte prefiere el trasero: Fellini, Dalí, Manara..

jeans

¿Qué es sexy para ti? La voz de Bowie, una chica retirando la tela de la parte baja del bikini que se le ha metido entre las nalgas, comer la aceituna que hay dentro del Dry Martini.

Fuente: Inma Buendía para Sexo en stereo


[Antonio Vega] La cosmogonía de los sentimientos

Antonio

“Es imposible sacar a nadie del sitio en el que quiere estar” (Carlos Vega). La síntesis perfecta de una personalidad que necesita sus momentos de penumbra y recogimiento para ofrecer su talento abiertamente cuando Euterpe le ilumina para deleitarnos con su obra.

Esa mirada: fragilidad, misterio, pero también cercanía, calidez y humanismo puro. Muchas veces se me antoja imprescindible escribir en caliente. Lo más inmediatamente seguido a ciertos acontecimientos. Empiezo estas líneas un lunes, 12 de mayo de 2014, desde mi habitación, en silencio, mirando de reojo el autógrafo del maestro que rescaté de mis archivos y adherí a la pared hace unos pocos días. Esta mañana el energizante programa de Radio 3 de Ángel Carmona me recordó el obituario y desde entonces no he podido parar de pensar en todos los intervalos que atesoro y relaciono a su recuerdo: sus composiciones siempre formarán parte de la banda sonora de mi vida recordándome lo quebradizos que podemos llegar a ser y las situaciones que te dejan sin aliento, las horas bajas y las intermitentes necesidades de huir, aislarse, desaparecer.

El otro día, al salir del cine, el documental de Paloma Concejero terminó por apuntalar mi puzzle sobre la figura del músico y la persona. No pude resistirlo y al llegar a casa me quedé escuchando hasta que me entró el sueño dulce mi desempolvada selección de sus mejores canciones.

Las sensaciones de melancolía y tristeza de aquella tarde se vuelven a reproducir en mí casi intactas en cada aniversario. Aún recuerdo con nitidez e intensidad el día en que se nos fue. La tele prendida en el salón, hora decente de comer y de repente lo oí, porque me costó escucharlo, digerirlo, interiorizarlo. Nada más salir del trabajucho que desarrollaba por aquel entonces y que en realidad jamás necesité fui directamente al palacio Longoria a dar el último adiós al genio madrileño.

—¿Para qué es ésta cola? —me preguntó una chica obligándome a pausar el ipod.

—Para despedir al solista más grande de éste país —le contesté sin tapujos y desde las entrañas.

Antonio 2

Firmado con todo el arte que pude reunir el libro de condolencias para la ocasión me quedé paralizado junto a la caja de madera con el crucifijo que lo albergaba. Mi reflexión fue sencilla y no menos brutal e irreversible: todo lo que no hagas antes de palmarla no lo harás jamás. Meses atrás había estado a punto de ir a verle al Galileo pero siempre surgía algo menor que me hacía cambiar de opinión y descartar mi idea. Ya no había vuelta atrás, Antonio Vega no regresaría nunca. Enseguida recibí la bofetada moral y aprendí la lección: no pastelees con tus pasiones, el carpe diem se torna piedra filosofal y es estúpido frenar tus impulsos positivos.

Me es imposible no emocionarme, que no me toque la fibra cada vez que escucho (y siento), entre otros temazos, la triada de himnos Lucha de gigantes, El sitio de mi recreo y Se dejaba llevar por ti. Pese a la melancolía de muchas de sus canciones eternamente me recordará muchos de los mejores fragmentos de mi vida, desde luego entre los más decisivos.

Un sabio de la sensibilidad, un artista por cada uno de los poros de su piel que nos enseñó/recordó que en la vida es necesario sentir, e incluso es preferible sentir lo amargo, el sinsabor y la derrota antes que no sentir nada, el vacío. Sólo así podemos apreciar con total poderío los instantes de felicidad plena que nos pueden regalar cuando menos lo esperamos demostrando que tras los nubarrones puede asomar el chorro de luz definitivo que escampe la tierra yerma para que vuelvan a crecer la esperanza, las fuerzas y la ilusión para seguir adelante, no abandonarse.


[FIB 2015] Guitarrazos y los mejores años de nuestras vidas

Los Planetas cabecera

Benicasim volvió a alzarse en epicentro musical del verano gracias a otro cartel delicioso, variado y más que contrastado entre prometedoras bandas y grupazos de culto consagradísimos sin nada que demostrar salvo sus ganas de seguir pasándoselo bien a lo Keith Richards. Tras un resultón pistoletazo de salida en el escenario Las palmas a cargo de Trajano! y The last dandies (que comparecerían tras Mox nox) en el Red bull tour bus fueron en el primer día de festejos los grupos encargados de abrir la lata al acontecimiento festivalero estival por antonomasia.

Under radar y After all se dieron cita en el brillante repertorio de L.A., que aprovecharía con maestría la ocasión para presentar algunos de los temazos de su exquisito y recientísimo From the city to the ocean side. Un bolo mayúsculo que se erigió en lo mejor y más completo de la jornada juernense. La nota de color anglobeat de alma soul de Clean bandit sirvió de entrante perfecto para el abanderado concierto de Crystal fighters, que tirando de parafernalia campestre filotribalizada gestó potentísimos momentos que encedieron a los allí presentes en la franja destinada a las formaciones más demandadas. Entrados ya en la madrugada levantina la vocalista principal de Florence and the machine, perfectamente flanqueada por todo su elenco musical, derrochó desnudez y descaro (para muestra el botón de marcarse todo el concierto descalza) con una actitud dicotómica entre la entrega y las atmósferas hippies más sesenteras. La horaca de Elyella djs fue la encargada de cerrar la juerga con otra divertida ración de remixes. Unos turnos anteriores el sexteto australiano DMA´s acertó con su power pop rock para entonar a los asistentes al espacio destinado al autobús de Red bull.

Dentro de los actos de la segunda jornada La bien querida, siempre biacompañada de guitarra y teclado, regaló intimismo y dulzura en el Escenario Radio 3 cerrando con la pegadiza Poderes extraños. De vuelta en el escenario principal Jamie T se entregó hasta energizando pogos entre el respetable sin renunciar a momentos de pausa y hasta filorapeos. Mientras tanto Nudozurdo desplegaba arrojos introspectivos filoplaneteros y alargues cremosones en el escenario Red bull fundiendo sus últimos punteos con uno de los momentos más esperados del viernes, la actuación de Noel Gallagher´s high flying birds, karaokeizados por la locura guiri (y no tan guiri) y videografiados a tope exprimiendo todos los recursos de los monitores dejando fluir su excelente britpop powerizado y velocitado que reminiscenció estampas imborrables para todos los fans de Oasis. Según ejecutaron Champagne supernova ya nos tenían a todos en el bolsillo. La intensidad seguiría expandiéndose gracias a otro esperado instante, la subida a las tablas de The prodigy, que con continuas referencias al respetable a través del eslogan «My fucking spanish people» no dejaron de repartir tralla y subidones sónicos. No lejos de allí Polock se mostraría digno en los interregnos de su apañado anglopop ibérico. La experimentación distorsionil muy top de Goodspeed you! black emperor gozó de 2 horazas para dar rienda suelta a su nutritiva e interesante propuesta.

Kaiser chiefs

El atractivísimo sábado nos dejaría buen sabor de boca desde el pitido inicial con Siesta!, que amenizaron a tuti plen como buen previo a los angloenergizantes Reverend and the makers. La anécdota climatológica de la jornada sucedió al termino de La M.O.D.A., unos minutos de chaparrón veraniego loco con el que más de uno aprovechó sin prejuicios para refrescarse. Hinds, que mientras daban los últimos retoques se marcaron un previo con hilo de fondo motivatoria a cargo de She lost control de Joy division subrayaron su anglopop rockeado fémino, resultón e interesante. Kaiser chiefs, con un entregadísimo frontman desde la primera tonada, sobreponiéndose a los problemas del micro derrochando actitud, garra, agilidad, voluntad e incluso putoamismo, fue de lo mejorcito de todo el festival, sin duda. Unas ráfagas divertidísimas, repletas de cancionzacas y con todos los ingredientes de una banda de la zona Champions que dejó con la temperatura adecuada un recinto que albergaría a la mejor y más influyente banda española de ayer, hoy y siempre. Los planetas, que con un setlist alimentado sobre todo por sus 2 últimos largos, surfearon con el recién horneado himno El duendecillo verde, tocado en elegante versión teaser. El momentazo de la tercera etapa del FIB corrió épico a cargo de Gaizka Mendieta, que para la gloriosa Un buen día se uniría al sistema cósmicoplanetario titularísimo a lomos de la Gibson de Banin. La elección y ejecución de De viaje para el cierre fue sencillamente mágica. Cum laude de noise, shoegaze, psicodelia (jonda), misticismo, melodías pop indestructibles y toda la pasión y éxtasis de los míticos años 90, en definitiva, los de Granada son activo histórico añejado de tan excelso y magno acontecimiento melomaníaco desde la cosecha de agosto del 95 que no paran de ganar adeptos y consolidarnos a los ya ganados desde hace años y años. El brutal tríptico sobre el escenario más grande lo clausuraría Blur, fieles a su eficaz poprock orgullosamente british pese a pecar de un claramente mejorable tracklist resucitado al filo de las 2 y 7 minutos de la madrugada con Song 2 que desató locuras filonoventeras para brincar y desgañitarse. Además se permitieron un bis.

Vetusta Morla

Para la última tardenochemadrugá The riptide movement pudo valer más que de sobra para acudir a Public enemy, de puesta en escena golpeante y sublimada de fuerza casi militar. El plato fuerte patrio del último día fue para la banda madrileña de pop alternativo más demanda de los últimos tiempos y que sigue petando los recintos que le pongan por delante. Vetusta Morla, con otra ejecución impoluta como de costumbre timonearon vacas sagradas de La deriva sin olvidar los hits que ya los han hecho eternos. Especialmente destacable la versión de  Valiente, que descarriló apoteósica y que hubiera sido insuperable como final. Para el bis Los días raros, increschenteada hasta el orgasmo. (Una verdadera pena cronogramática coincidir con los también capitalinos Célica XX, buena gente y grandes músicos que a buen seguro se dejaron llevar por sus subidones para implementar sus jugosonas atmósferas procrípticas). Volviendo al grueso anglo se defendieron sin problemas Crocodiles y FFS (Franz Ferdinand & Sparks). No dejar de nombrar a Portishead, sobre todo por una actuación plana y aburrida que incluso defraudó a sus seguidores. Todo lo contrario que The cribs, fantabuloso anglopower pop dulce y contundente que recuerda a los Nada surf más cañeros, un descubrimiento maravilloso y recomendabilísimo. Otra demostración de fuerza la espetó Bastille, que además de su propia cosecha también acabó tirando de versiones. Para los últimos coletazos MØ, precedidos de una insoportable incidencia técnica no estuvieron nada mal (daría tiempo a volver para comprobarlo).

Novedades Carminha finiquitarían la coyuntura con contangiosas energías buenrrollistas para dar los acordes finales gracias a la inmediatez y adherencia de su despampanante bizarrismo cañí prorural. Unos gallegos majísimos donde los haya capaces de hacer bailar al más tímido.


[Sandra Bernardo] Tropicalias féminointimistas

Gardenia

“Mi corazón loco a veces te quiere [,] otras tampoco”. En éste tríptico epé la madrileña Sandra Bernardo despliega florida y floreada un cantautorismo profeminil tropicalmediterráneobalear sugerente, cálido y por momentos juguetón. Mojitos, mangos, sábanas, sandías, arena de playa, limas. Sónidos pro, filo y panamericanos sencillos, efectistas.

“Como si Matisse, Gaugin y Frida Kahlo se pusieran a pintar música entre ellos”. Su nota de prensa también habla de “alma íntima libre a orillas mediterráne[as]. Frescura, mar, luz [,] vida. Mujeres. Viajes creativos. Atmósfera orgánica latina”.


[Bret Easton Ellis] Menos que cero, Anagrama, Barcelona, 2002

Less than zero

Nunca lo intentaste. Las otras personas hicieron un esfuerzo, tu únicamente nunca estabas allí. Sentí pena por tí (algún tiempo) pero luego lo encontré muy difícil. Eres guap[@], pero sólo eso. Es difícil sentir pena por una persona a quien no le importas. ¿Qué es lo que te importa, lo que te hace FELIZ? ¿Nunca te he importado? No quiero que me importe (nada). Es menos doloroso [si no te importa (nada)].


[Ebrovisión 2015] Melomanías acogedoras

Disco Las palmeras cabecera

Además del escenario Estereoclub, la sala Orosco y la zona Ebropeque (que delicia que desde bien temprano los más pequeños empiecen a paladear la buena música para alejarles del tóxico mainstream) el territorio mirandés volvió a mostrarse grande, muy grande alternando entre éstos espacios y 2 escenarios cubiertos genialmente acondicionados y engalanados para la ocasión. A la niña bonita le encantan los temazos porque 15 añazos no se cumplen todos los días ni las noches y Ebrovisión no hizo más que agrandar su magia y su leyenda para seguir consolidándose entre la crema festivalera patria de ayer, hoy y siempre.

En la Fábrica de tornillos se darían cita grupos que vienen dando buena guerra apadrinados por cierto grupazo barcelonés que no para de engordar su leyenda. Los aragoneses Pecker, sin bajo ni complejos ante las versiones (verbi gratia Peret), los magnos Rufus T. Firefly, con sus melomaníacos y flipantes alargues (#Escenarioprincipalya) y los capitalinos Trajano, tirando de filojoydivisionismos varios fueron un arranque perfecto para un hermoso juernes.

Parafraseando al gran Marc Ros la resaca siempre se pasa mejor en buena compañía. Y de qué manera. Lo que para alguno podría ser repetirse un pelín como las lentejas o un cocido fuerte y peleón para otros nos supone un auténtico deleite. Ver a un grupo como Sidonie 2 veces en el interregno de menos de 24 horas es un lujazo mayúsculo, una de ésas formaciones tótem que en cada bolo te sorprenden y suenan superlativos gracias a un trabajo y una experiencia y trayectoria envidiables y más que plausibles ante los que sólo puedes quitarte el sombrero, o el bombín.

En un horario tremendamente injusto para su magnanimidad (tocaban ése mismo sábado por la noche en Burela y por tanto también se marcaron un grandioso double dragon conciertil, que todo hay que decirlo) Disco Las palmeras despertó con sus gloriosos guitarrazos a más de uno haciendo desaparecer legañas y bostezos y entonando al personal para encarar la tarde, la noche y la madrugada. Una banda de culto a la altura de los más grandes desde su cum laude Nihil obstat que pese a tener que acortar su set y a ciertos problemas técnicos iniciales sonó gigantesca y lidérrima. Lo dicho, que pese a toda la contra de los elementos, los gallegos desplegaron su artillería para seguir ganando adeptos y consolidar más aún si cabe a los incondicionales como servidor. Gracias Diego, gracias Martiño, gracias Julián, larga vida a la distorsión y a seguir creciendo sin parar. Tras Mujeres llegaría la sorpresa a cargo de otro bolazo de Sidonie, que en formato versiones postaperitivo siguió demostrando la angloexquisitez de sus orígenes a través de interpretaciones de Oasis, The Beatles, The Smiths, Pink Floyd, The Who, Human League y Pulp, aderezando la colección de hits con el bestial tridente Sierra y Canadá (historia de amor asincrónico)Costa azulEl bosque. Momentos estelares inolvidables que gracias a las colaboraciones pasionales y melómanas de JuanAl y Nani mutantes, el supersubmarinístico José Chino, miembros de We are standard y Gonzo Planas de Mi capitán alentaron y consiguieron una sublime karaokeización que desató las alegrías de un abarrotado recinto.

Tras un buen avituallamiento y/o sesteos varios el escenario Cafés Gometero y el sábado 5 será recordado también (y mucho) por la juerga loca y el despiporre a cargo del SHOW del tríptico Joe Crepúsculo y su dupla bailonga. Ráfagas dónde algunos acabaron en paños menores y dónde parte del público se unió a la fiesta sobre las tablas para alargar en un bucle festivo sin fin el estribillo letal de Mi fábrica de baile. Bizarrismo y ganas de pasarlo bien a partes iguales que no dejó indiferente ni al más hipster.

En lo que se refiere al Multifuncional de Bayas los conciertos que allí tuvieron lugar fueron para el lucimiento de las bandas escogidas como cabezas de cartel que ni defraudaron ni decayeron ni una milésima en intensidad y entrega. Los malagueños Airbag serían los encargados de abrir la lata. Actuación enamorante. Los que no pudimos paladear el apogeo de Los nikis lo pasamos teta quedándonos con ganas de más y apuntando en un lugar privilegiado otra banda a seguir y a tener en cuenta. Tras ellos la solidez de los granaínos Niños mutantes y las 2 décadas de himnos sentíos de La habitación roja fueron un más que suculento doblete para enfrentarse a Sidonie, que comparecieron en escena muy playeros tras un temazo de los Beach Boys. Combo exquisito que no deja de reinventarse y por tanto de expansivizar su magia y melomanía. Bolo atractivísimo dónde los catalanes se metieron en el bolsillo al respetable desde los primeros punteos.

En la última jornada y con su frontman a doble micro sobresalieron L.A., sencillamente ciclópeos. Seguramente la mejor banda nacional cantando y componiendo en el idioma de Pizzolatto se recreó en sus deliciosos intimismos (Stop the clocks) sin olvidar himnazos como Rebel o de nueva cuña como Living by the ocean. Una banda muy grande que no para de girar con su último discazo por tierra, mar, aire, interior o dónde haga falta. Tras los mallorquines llegaría el turno de Supersubmarina que a falta de la inmortal LN Graná se marcaron una función eléctrica de un no parar de cancionzacas sublimadas por el derroche y perfeccionamiento de los de Baeza. El (filo)angloelectropop de Delorean fue un broche más que apañado para echar de menos en seguida y sentir cierta nostalgia por lo vivido, sentido e interiorizado, algo que sólo pasa con los acontecimientos que marcan y que quedan muy top entre los recuerdos de toda una vida.