Archivo de la etiqueta: Santi BALMES

[ Festival Gigante 2017 ] Guadapopismos ilustrados

Lugar Estadio municipal Fuente de la niña, Guadalajara

Fechas Viernes 1 al domingo 3 septiembre
Concepto Festival de música caviar beluga del medio formato

Escenarios 4

Niños mutantes

Es un placeraco auténtico disfrutar de un festival tranquilo, madurado, sin niñería tóxicovicevérsica telecinquista. Y el festival Gigante sabe muy bien como implementar un evento sólido, de primera calidad y claramente consolidable en el tiempo.


Primera jornada <– Viersábado

Beluga

Vetustianomórlico putoamismo madrileñista que acabó bajándose a la masa y a capella para rematar sus postrimerías bolenses con su temazo Búmeran cuando sonaba de fondo Juan Zelaya. Olé.

Julián Maeso

Rock countryrizado. Rollito a lo Aurora and the betrayers.

Fônal
Electrobizarrismo cacereño ilustrado dónde su lead woman se atreve, megáfono included oiga, en arrebatos musicales en una fortuna fusional La casa azulManos de topo; todo ello a arropada por 2 6cuerdismos.

Aquí como en Disco Las palmeras el bajo ni se estila ni se necesita. Un buen entrante, una fiesta pluricolor de inofensivo filofriquismo para ir entonándose hacia alternatividades sónicas más épicas.

Los coronas

Tirando de una intro a lo The shadows las magias sonoras están más proclives.

La leyenda del Solitario, tema para el bandolero patrio por excelencia, Jaime Gimenez Arbe, `entre lo cómico y lo trágico´ como espetaría su frontman fue un momentazo del bolo, ¡Libertad pal Solitario pues y viva Méjico cabrones!

Instrumentalismo premium aventurado hasta cotas como la interpretación del Corazón contento de Marisol y haciéndose acompañar de visuales (filo)sesentosetenteros festival guatequero de culos y tetas que iban alegrando la temperatura de la tarde.

El imperio del perro

Buen rock para conexionar con el atardecer. Su versionaca del Naúfragos (Niños mutantes) se incardinó como anillo al dedo mientras justo rondaba por la zona Juan Alberto, el cantante `mutante´.

Niños mutantes

Granà, el indi, la melomanía. Si no existieran habría que inventarlos. Otra actuación deliciosa rematando la faena con su HIMNO brutalérrimo Todo va a cambiar, que puso el broche de oro a uno de los bolazos de la cuarta edición festivoGigantil.

Love of lesbian

Tirando del pluriempleil Ricky Falkner el combo de Santi Balmes, más que legitimado para las protestas políticosociales, surfeó por un set list personalistoprimigénico que se fue dando de la mano a himnos recién horneados como Bajo el volcán finalizando de la mejor manera con Planeador, temazo absoluto, incontestable, una canción de ésas incombustibles, expansivizantes, supracrescentes, eternas. La banda catalana sigue siendo de lo mejorcito del panorama y te gusten o no son un hecho objetivo de supracreatividad, talento y buen hacer.

Fuel fandango

Pop filoeléctricoflamenquil timoneado por Nita/Cristina Manjón, cuya indumentaria danzaba entre geisha y miembra de los neohippies Crystal fighters. Conciertofiesta divertido y eficaz.

Álex O´Dogherty y La bizarrería

Espectáculo aeróbicocircense surcado por un pop filoneojazz rapeado tromposaxofoneado progresivo multinstrumentivo. Una propuesta original pero algo plana y monótona.

Shinova

Shinova

Además de comer de puta madre en el norte se hace un rock estupendérrimo y los vascos así lo clavan y patentizan con cada latido, con cada actuación. Gabriel y su gente ayudaron, y de qué manera, a combatir un frío filofinlandés con otro concierto toma y daca tikitaka de temazo tras temazo, y es que en Shinova sólo saben facturar tonadas adherentes que resplandecen entre lo indi y lo comercial, inyectantes de puro placer y garra melómana.

Embusteros
De Chimo Bayo a Supersubmarina pasando por Tino Casal. Sí, los cordobeses arrancaron muy fuertes tirando de un tema del pinchadiscos valenciano tan suprafamoso en/desde los días tóxiconoventudos de la ruta bakalaera (que actualmente incardinaría a la perfección con la ultradecadencia ruidista del telecinquismo vicevérsico) para seguir con otro merecidérrimo homenaje a la mejor banda jienense de la historia, que ganazas de ver a Chino y los suyos sobre las tablas de nuevo petándolo con himnos como LN Granada. Y también sí, aparte de recorrer su autorepertorio, incluso se lanzaron en plancha con una tonada del madrileño José Celestino Casal Álvarez, que tanto lo gozaba y cotizaba muy al alza con Eloise. Buena banda y otro buen descubrimiento el combo andaluz por lo tanto, oiga.

Segunda fecha <– Sábadominguer

Bambikina

Country prog aztecostumbrista. Su cancionzaca Escorpiones de tequila es tan dulce como letal. No quisieron bajarse de las tablas sin su homenaje a Bowie mediante una versión tonada con trazos propios de futura y pronta discografía. Viva Guadalajara y viva Méjico siempre.

Idealipsticks

Dupla anglopop masculinofémina con rachas prog soul. Entrañables y bizcochos, no era para menos, fue su concierto de despedida, como en su momento hicieran Standstill. Jugaban en casa y en su partido final lo dieron todo y más. Una pena que nos dejen, pero como los buenos grupos realmente nunca mueren, las canciones permanecen ahí, inmortales, para quien quiera darle al play y disfrutarlas.

León Benavente

Un Abraham Boba felizmente desatado para otro momentazo conciertil del Gigante. Garra pasionalmelómana tirando hasta de reverbs. Una banda que desde hace muchos meses atrás, de facto y de iure, juega, se divierte y se curte en la Champions del indi. Los leones rugen impecables, perfectos, ahí están sus canciones, temazos que por sí mismos legitiman toda una trayectoria. De culto, gloriosos, gigantescos.

Noise box

Atmósferas pop remembrantes a Death cab for cutie desde Murcia y con amor, mucho amor.

Nada surf

Nada surf

En formato a 4 músicos/instrumentos (adicionando para la ocasión a un amiguete teclista de Seattle) y explotando con recientes y glorias eternas del mejor anglopower pop de la musicología global nos regalaron fragmentos sónicos tan titánicos como Whose authority, Weightless, Inside of love, Hyperspace, See these bones, Blonde on blonde e incluso POPular.
Como era esperable Always love  atronó en los instantes suprakaraokiles de la jornada. Los de Caws también se marcaron un Blankest year de alargue meteórico. La mejor banda de Brooklyn son palabras mayores, una formación respetada dónde las puedas encontrar y entre mis anglofavoritas de toda la vida. Poder paladear tan de cerca a un grupo que sigues y escuchas desde hace más de una década es sencillamente una experiencia inolvidable y sentía dónde las haya.

Iván Ferreiro

El pop galaico clase supra del Elton John gallego también sabe autodinamitarse en finales filocapísticopsicodélicos de atmósferas salvajes. Contando al bajo esta vez con el muchístico Martí Perarnau el bolazo del de Nigrán fue otro karaoke delicioso, y es que con tanto himno es difícil no arrancarse.

The gift

Acompasados portugueiros. Viva el surf, viva Paulo Futre y viva Mourinho pero pese a estar muy animaos y con loable actitud, el combo luso me aburrió como siempre lo han hecho Izal o Dorian. En un minutaje claramente de menos a más remataron la faena con una versión de Sinatra.

Punsetes

Los Punsetes

Veni vidi vici. El grupazo (de culto) capitalino es el tributo más dulce y ciclópeo a la irreverencia y a lo subversivo. Saben muy bien a lo que juegan y se desenvuelven letales y magnos, siempre victoriosos. Ariadna (supramodosita en su vestir en relación a lo que nos tiene acostumbrad@s) y los suyos asaltaron revolucionarios el poder en guitarrazos, pedaleos y ésas letras que sólo ellos se atreven a espetar. Una bandaza que no deja indiferente a nadie, uno de mis grupos predilectos de toda la vida, desde luego desde que atesoro un uso de razón indi, un gustazo verles de vez en cuando. Pese a los problemas de sonido otro concierto de 14 sobre 14.

Kokoshka

Los pamplonicas eran un enlace perfecto al punsetismo ilustrado. Moviéndose en codas undergroalt de letras ácidas y ritmos pegadizos la banda navarrica tendría el honor y el privilegio de cerrar el festi en lo que a no pinchadisquismo se refiere. Graciosos, simpaticotes, acogedoramente bizarros.

Súperframe VDJ

Empezar pinchando Siempre brilla el sol de los Lori simplemente indica el gusto del dúo, de propuesta originalérrima y buen saber musical (y melómano).

Alonso Quijano es un protohipster legendoliterario que a buen seguro, ¡pardiez!, vive diòs, podría paladear con mucho gusto el Festival Gigante.

Pulseras

Texto y movilgrafìa Pablo De Serna, fundador y principal exponente de la Posgeneraciòn X

flickr.com/photos/132117396@N03/albums/72157689224360615


[Love of lesbian] Prestidigitaciones lesbianas, chisteras santibálmicas

El poeta Halley

Deja poso desde la primera reproducción/paladeamiento. Obra de culto cíclica autotridimensionalizante prointimista reminiscenciante de filosofías de temazos pretéritos como La noche eterna. Épica lesbianobálmica que jamás deja de tomar el pulso sin olvidar su cara canallocalavérica burlona [Incapacidad Moral Transitoria, Psiconautas (joyita pluricolor, ojo al dato al maravilloso viaje intermezzial cabalgante experimentoinstrumental), El yin y el yen].

Pilotando aeroplanos de tinta y papel. Seremos el verbo nuclear. Ser pacífico y atlántico o aquel Ícaro directo al sol, y soy tú [,] eres yo

Sólo cuando te quebraste. Ha dejado hombres de ciencia sin salir de sus porqués. Convencido que a tus islas le estaba prohibido volver

El deseo salta muros al revés

En tu cielo negro mi escritor se queda en blanco. Se irán, huirán, fluirán, caerán. Fluirá nuestro verano

El sabor nunca ocupa lugar. Los ángeles también pagarían por sentir mi euforia. Puedo ver a mis polos haciendo las paces

Tu más allá es aquí. Morfina hecha de piel. Dunas de agua en ti

Besarte un segundo antes, que vuelvas a mi boca a por más

Le sonrío a la silueta de un recuerdo

En mi Siberia vivirás

Vuelve a mí en marea brutal

Qué bien funcionas como recuerdo

El poeta Balmes de nuevo desde entrañas sónicas con el corazón en la mano demuestra que sigue imparable e invencible a nivel lírico regalando titulares/frases tótem, y también en el plano melódico.

Maestría tocafibrense a flor de piel en interregnos y crescendos rompecinturas a lo Romàrio (exquisitos desde los primeros arietes: los ya himnos made in LOL Planeador y Bajo el volcán) de nuevo. El camarote lesbiano (Santi Balmes, Julián Saldarriaga, Jordi Roig, Joan Ramón Planell, Uri Bonet y Dani Ferrer) nos deleita en su regreso con guasa, intimidad y trascendencia inyectante, eso siempre. Ráfagaepílogo projoanmanuelserratista para el cierre final, maravilloso el palabro geniocidio, sí señor. Tonadas perfectas para puestas de sol, reflexiones y decisividades vitales. 4 años después del anterior disco el potente quinteto catalán vuelve a tirar de autocremosidades para volver a dejar cristalino que son muy top y que su pluriverso no deja de mutar y enriquecerse.


[Love of lesbian] Retrovisores, pulsiones

Maniobras de escapismo

Cuando te pones a (re)escuchar un disco de una banda tótem de una chica que te gustaba demasiado es imposible no caer en algún momento en el bizcochismo ilustrado.

Como cajones variopintos que te irán deparando más de una sorpresa las canciones aparecerán en diversas mutaciones pop todas ellas originales y enriquecedoras a tutiplén. Para el pop tocafibrero en carne viva los pálpitos de Carta a todas tus catástrofes y poco después del ecuador del álbum Música de ascensores, uno de mis himnos lesbianos por excelencia que te pone el vello de punta desde el instante cero y te vas dando cuenta de que lo que ya has escuchado y lo que puede sobrevenir e incluso descarrilar puede ser sencillamente GRANDE. Marlene, la vecina del ártico acabará rompiéndote la cintura como Romàrio a Alkorta y sobre todo tras la referencial pista 7 en clave cachondocalavérica magistral. Mi personulidad y la interrégnica Los niños del mañana para lo épicobizarro humorístico. Houston, tenemos un poema y Mi primera combustión para acabados filocrípticos. Y la incasillable licencia filofrancófona de Mon petit cabroin (bonus 666 track).

Titulaciones cremosas, teclados en estado de dulce, guitarras eficientes, ráfagas y epílogos bien hilados y la inconfundible, mágicomasculinizante voz de Santi lesbiano Balmes para una producción preciosista de letras curradas casi inimitables. Un trabajo maravilloso que se va añejando gratamente. Ellos también dieron el paso/cambio al castellano y les ha sentado perfecto a la icónica banda catalana.

A la espera de últimas y próximas sorpresividades lesbianobálmicas, forza Love of lesbian siempre, larga vida al pop original y ¡salut i força al canut!

 

 


[Love of lesbian] Dentelladas ácidas

Love of lesbian

Festival minimalista de temazos en pelotas: lírica explosionante y estructuras pop rematadas con gracejo y mucha calidad perfectos para petarlos en escenarios al aire y la noche libre y/o las cálidas atmósferas de las salas. Tras su exitoso último largo y a la espera del siguiente la delicatessen lesbiana en forma de EP con primero, segundo y postre se torna un menu sónico exquisito y subversivizante que te hinca el diente antes de que tú hagas placenteramente lo propio con él.

Un trabajo que se y te desnuda emocionalmente. La guasa y la sátira más corrosiva ingredientan un tríptico genial multicolor, coherente y huyendo de aburridísimos y monótonos cantautorismos para alzarse como un certero tridente con empaque y contextualizado. Un trébol himnario a modo de un hasta luego que marca y se convierte en culto desde el primer play.

La abanderable Mal español escupe verdades como catedrales sin pasteleos ni dejar títere con cabeza en un carrusel de imágenes caricaturizantes desemascarantes. Vuelan las gaviotas y en cada pico va una rosa, la letra no puede ir más al grano, lo dice todo [y es difícil no estar en sintonía], así que centrándonos en lo que importa, en la melodía, vuelve a cuajar en otra canción redonda del repertorio lesbiano, bailable y karaokeizable hasta la médula.

Manifiesto delirista. Título grandioso para seguir engrosando la cremosona discografía de Santi Balmes y sus muchachos. Va entrando suave pero el crescendo no tarda en coger el pulso hasta su irresistible estribillo.

El tercer y último corte (testigo final hasta la fecha de la coda del grupazo catalán) es una suerte de coctelera con todas las virtudes que han ido madurando todos los sonidos de la banda. El giro final burlón y picante impronta nuestro lado (más) diabólico a la pausada y antiestresante espera de su próximo álbum, seguro espectacular y de nuevo por la puerta grande. Hasta entonces melómanas gracias por todo Santi, Jordi, Joan Ramón, Oriol, Julián y Dani.


[Mondo sonoro] 20 años

not_228350I

Marc Ros (Sidonie)

“La palabra industria me evoca miles de anécdotas que me han contado las personas que se dedican al negocio, como un artista que pedía una limusina para ir al estudio a pesar de que su casa estaba a 10 minutos andando, o una multinacional que reservó todas las habitaciones de un hotel de lujo para periodistas que en su mayoría vivían en la misma ciudad y se encontraban con una botella de Dom Pérignon y un gramo de cocaína encima de la cama cortesía del presidente. No estoy hablando de Los Ángeles, estoy hablando de Madrid y de muchas personas que siguen en activo. Afortunadamente este modelo ochentero capitalista pornográfico ha pasado a mejor vida, pero ha dejado un impacto imperecedero. De vez en cuando nos encontramos con algún paranoico que nos mira con recelo cuando ve que hemos alcanzado cierto éxito pero os aseguro que de champán francés y coca nada de nada.

Se está viviendo un boom de festivales españoles amenazados de muerte por el éxito. Somos los primeros culpables, nos llaman y vamos. Es mejor morir de éxito que por fracaso y ya sé que en un mundo ideal sería estupendo que el público de festival también llenara las salas pequeñas o medianas para ver un grupo en su esencia, pero esto no es así ahora mismo.

Falta actitud, creernos que podemos tener una escena independiente tan potente y excitante como la que hay en otros países. Hay grupos que ya poseen esta actitud pero chocan una y otra vez con el bienvenidomistermarshallismo de algunos promotores y periodistas. Excepto el talento a la independencia no le sobra nada, sólo sufre de carencia afectiva y seguridad en sí misma”.


Santi Balmes
(Love of lesbian)

“De lo que nos tenemos que congratular es de que algunas bandas nacionales ocupen escenarios y horarios en los que ante[s solo] había bandas británicas. Es un avance independientemente de si [é]stas te gustan más o menos.

Sobran opinadores enteradillos y snobs. Hay mucho arrogante que suelta sarcasmo y bilis mezclados en un puré vomitivo de léxico universitario. Emplean un discurso demasiado intelectual poco emocional, para mí la antítesis de todo éste tinglado”.


[Mad indie summer 2014] Improntas eternas

116058_description_SSindie

Las fiestas de San Sebastián de los reyes vistieron de gala el Mad indie summer compareciendo con una alineación musical de champions para gozo y melomanías varias de todos los que nos dimos cita el último juernesviernes al norte de la capital.

El double dragon LoriLol era un atractivo máximo para volver a disfrutar de la mejor música y la magia del directo.

Con las atractivas bambalinas escénicas granadinas de fondo Lamprologus abrió el cartel fluyendo en esencias y raíces de lo-fi pronirvanero que derrochó descaro y no paró de expandirse aprovechando con nota su espacio.

Lori Meyers (cabecera)

Tras los retoques last minute hicieron su aparición sobre las tablas el grupazo de Loja. Una más que correcta, profesionalizante y crescente actuación que volvió a demostrar porque Los Lori siempre gustan, se entregan y jamás defraudan en actitud. También tiraron de visuales atractivísimos y muy bien trabajados perfectos para tridimensionalizar sus siempre envolventes bolos. Al son de los lumúnicos soniquetes de Una señal Noni y los suyos, la mítica banda Lori Meyers hizo acto de aparición para enlazarla con los exquisitos guitarrazos de Planilandia.

El set se mostró completo y al gusto de todo su excelente repertorio continuando con el tríptico Corazón elocuente, Luciérnagas y mariposas e Impronta, metáfora máxima y enriquecedora de su más reciente discazo con cambio de guitarra, de española a eléctrica, para revestirla y hacerla crecer en capas y texturas.

La siguiente dupla sónica fue para Dilema y ese himno llamado Tokio ya no nos quiere, corte que atmosferiza la sensación de escuchar una canción top en vivo y de primera mano, con toda la grandeza que ello conlleva. Tras la colaboración de Annie B. Sweet para El tiempo pasará y empezar a dar buenas muestras del Korg con Religión les seguirían A-sinte-odio y Luces de neón, otro temazo de irreversible estribillo con el que la gente se empezó a venir arriba.

Antes de las brillantes sacudidas finales llegaría la pausa con Explícame, basculando los focos hacia Alejandro Méndez, momento ideal para echarse un cigarrillo y tomarse una porción de relax. La maximización coreable llegaría como de costumbre con esa oda del infortunio amorososexual, Emborracharme, que se encadenaría a la cuidada Huracán, expansiva y subida desde las teclas sumándose en el éxtasis Alfredo, galopando selecto y rotundo en su clímax de percusión.

Luego llegó la conexión con Alta fidelidad antes de desaparecer entre la penumbra de los instrumentos. En el bis se atrevieron con Dos hombres con sombrero en un homenaje más que merecido a esa primigenia obra maestra llamada Viaje de estudios. Sin ti ninguna parte es azar, con tal magnánimo aforismo es imposible no viajar hacia el mundo de los sentimientos más decisivos.

El pareado final correría a cargo de un cóctel premium para arrancarse y dejarse llevar de verdad a base de ¿Aha han vuelto? + Mi realidad para bordar otro concierto redondo que los sigue situando en el olimpo de la afortunada escena alternativa patria. Gracias otra vez grandes.

DSC_6622

Con un escenario sugestionado por las llamas y la pasión del bolazo previo Love of lesbian tomarían el testigo de los andaluces para seguir petándolo a base de bien. Ésta vez las pantallas funcionaron a pleno rendimiento armonizándose con justicia poética y torera al orden cósmico tras los problemas técnicos en Santander.

DSC_6633

El espectáculo lesbiano se mostró de nuevo tan gigante y sublimemente circense como de costumbre, con presentaciones estilo NBA y/o equipo de fútbol de pretemporada (y no fue para menos cuando Santi Balmes sorprendió con una camiseta probalompédica del Sanse tras desataviarse de su look prodandi de El poder de la tijera). Con una más que interesante ensalada de canciones (no faltó su hit Club de fans de John boy aderezado de cancionzacas de culto como Mal español, Noches reversibles y Los toros en la Wii. Fantástico) a través de su selección más cañera y electrizante Balmes y sus muchachos se metieron otra vez al público en el bolsillo desde el minuto uno entregándose incondicionalmente dejando más claro que el agua lo cojonudamente que se lo siguen pasando con su trabajo: hacer canciones y transmitirlas con los 5 sentidos ante sus fieles masas. El show fue otro despliegue de medios, maneras y disfraces dónde todo el plantel paladeó la fiesta felizmente descarrilada como si no hubiera mañana, haciendo gala de tan atinado y bello (emb)lema. Julián Saldarriaga se uniría a los festejos y arengas varias animando al personal en el interregno azteca de Fantástico para subrayar y sublimar el momento ranchera de tan multicolor composición. Otro conciertaco de los que te dejan con ganas de más y que acabó por apuntalar una noche jugosona dónde las haya.

La MODA

A continuación y para acabar de trazar el círculo La Maravillosa Orquesta del Alcohol/MODA ensanchó sus ganazas y su gracejo abriendo en inglés mediante un rock norteamericano depuradísimo fusionante con trazas de folk country límpido y sólido.

En un pequeño puñado de letras, otro evento más que acertado y suertudo para seguir adorando más si cabe al mítico año de gracia de 2014.

Público

Fotografía: Alfonso Vega


[Santander music festival 2014] Día 2/segunda madrugá. Fue eléctrico

10511332_10152791350545695_2475956155872422444_n

La alineación titularísima para el primero de agosto prometía emociones fuertes. Las expectativas serían superadas y como siempre volvería a ganar la música y el buenrollismo ilustrado (sónico).

En esta ocasión sería Eme Dj la encargada de interseccionar la suculenta tarta sonora coronada de atractivas guindas para la ocasión.

La habitación roja 6 (caralibro)

A dios lo que es de dios y al César lo que es del César.
De viernes, de cine. El empaque y el positivismo del magno repertorio de La habitación roja se descubrieron como el más placentero golpe encima de la mesa de todo el festival. Con un set list muy trabajado no dejaron lugar a las secundariedades y no pararon de derrochar liderazgo y saber estar. Ser el primero en abrir una jornada festivalera no tiene que significar ni mucho menos un papel secundario. El grupazo levantino se reivindicó de la mejor manera posible: luchando contra el molesto chirimiri de más que amenazantes nubarrones dando un bolo energético y de los que dejan huella. Tocaron prácticamente todo el grueso de su discazo La moneda en el aire sin olvidar hits e himnos varios como Voy a hacerte recordar e Indestructibles, ésta última con un semialargue acústico que la robusteció aún más si cabe, una obra maestra de la alternatividad pop de estribillo letal.

El final enmarcaría su gesta cerrando con la lumínica y gloriosa Ayer, cuyas postreras distorsiones retroalimentaron una última traca proWho para cerrar el círculo de una actuación memorable, de esas que ganan adeptos y refuerzan aún más a los seguidores más añejos. Jorge, Pau, Marc, José y Jordi, sencillamente gracias.

Love of lesbian 1

Con las pilas bien cargadas se podía afrontar con garantías el resto de asaltos. El contexto más expansivo llegaría de la mano del sexteto lesbiano, impecable en el espectáculo desde las presentaciones. Tijeretazos contra el aburrimiento: un show mayúsculo con luces de neón pese al inoportuno problema técnico que impidió implementar la ración completa de visuales de El poder de la tijera de Love of lesbian.

Todo el tinglao vino de la mano de Santi Balmes y sus muchachos rubricando la faena con una apoteosis final en que uno de sus miembros se atavió con la indumentaria perfecta para hacer bodyboard o bucear en busca de jugosa fauna marina para recorrer sin tocar el suelo (con ayuda de las manos y brazos en alto de los fans de John boy) el trecho que separaba el escenario de la torre de control. Una alocada azaña que se tornaría sin duda en la anécdota de la noche. Por el camino un incombustible, todoterrénico y airoso frontman se marcaría una versión del rafaelino Como yo te amo. Despedirse con la sintonía de la intro de True detective se antojó un gesto tan grande que todos los efectos de halo anteriores estaban más que justificados. Otro conciertaco electrificante a través del repertorio más cañero de los barceloneses.

El columpio asesino 2

Tras las penúltimas pinchadas del Dj residente para la ocasión llegaría el turno de los elegantemente incorregibles El columpio asesino, que volvieron a mostrar una dejadez profesionalizada exquisita tirando de cancionzacas de ayer y de hoy, desde su sistema Jersey hasta sus viajes a Berlín (momento discobailable máximo) pasando por sus temazos de más reciente creación cómo Babel y el homónimo de su último trabajo. El ciborg vocalbateril Álvaro Arizaleta volvió a dejar a más de uno y de una con el culo torcido para demostrar de la pasta que está hecho un artista virtuoso.

El double dragon electrónico de 2 many Djs jugueteando, entre otras lindezas, con temas de Chimo Bayo fue el encargado de finiquitar la jornada interrégnica del festival más grande de toda Cantabria, una jornada que dejaba un poso de peso que aún perdura en la retina de muchos y que patentizó toda la magia que se puede desplegar cuando se junta buena gente con ganas de pasárselo bien y músicos entregados al noble arte del rock y otros ritmos con buen gusto.

 

Fotografía: Vidala y Facebook


[Sidonie] Bastón, bombín, teclados y neones

Imagen

Vuelven a arriesgar y vuelven a ganar.

Tras la paradisíacogelatinosa viscosidad psicodélica del Fluído el trío barcelonés vuelve a sorpresivizarnos con un regreso al futuro sónico: atmósfera dandi y nuevas experimentaciones sinfónicocósmicas sin ninguna prisa, como debe paladearse un buen añejo.

 

“Si el disco fuera un edificio los teclados serían las columnas y las guitarras el coronamiento. Ha sido muy enriquecedor hacer canciones con un instrumento que no domino, era muy estimulante ver cómo evolucionaba una melodía sin depender de los trucos aprendidos con la guitarra. [Siempre hay un proceso creativo] Todo se compuso con un teclado antiguo [un Lowrey setentero] que encontré en un anticuario. Hicimos el esfuerzo de componer sin dominar ese instrumento. Fue como un juego” (Marc ROS).

“De repente Jesús no tocaba el bajo, tocaba [un] Korg” (Axel PI).

“Hemos descubierto que podíamos crear con un lenguaje que no fuese el de siempre sin perder la identidad” (Jes SENRA).

 

Espacialidad, evolución robotizante, atmósferas oniricoinsómnicas, pasajes de oscurantismo intimista, toques de glam rock y asperezas precisas. Éstos son algunos de los ingredientes que se pueden palpar y con los que recrearse en el multiuniverso que nos ofrece esta obra: poliédrica y creciente.

“Supone una evolución de su sonido hacia un pop electrónico cristalino luminoso sin renunciar a sus raíces. Requiebros melódicos atemporal[es] que destacan [por su] viveza sonora” (Luis J. MENÉNDEZ).

Un “torbellino rítmico pop sobre un tamiz electrónico”(Joseba VEGAS).

“Lírico, atmosférico, misterioso, cinemático, clásico y vanguardista a la vez es un compendio de muchas virtudes y sensaciones confeccionadas con imaginación y creatividad” (Francesc FELIU).

“[No] falta, ni mucho menos, intensidad melódica ni épica: aquí hay calor. Es cualquier cosa menos fría a pesar de su superficie sintética” (FREIRE, Rolling stone).

 

Sierra y Canadá [es] un nuevo giro hacia un sonido de teclados cuando nadie esperaba esta gratificante mutación. [Éste nuevo trabajo] tiene magnetismo y te atrapa [, es] un micromundo propio creado a conciencia” (Toni CASTARNADO, El factor humano).

 

“Un sonido sorprendente que [les] sitúa en una nueva dimensión más cerca de los ochenta que de la psicodelia que siempre han revitalizado y llevado a su terreno quitándole el polvo y actualizándola.

Poderoso enganche melódico [,]estribillos arrebatadores o incluso coros luminosos y bombásticos. También [hay] momentos [de] pop pizpireto o incluso otros en que se vuelve más oscuro [pudiéndose] hablar del influjo de Depeche mode sin que resulte una meada fuera de tiesto. Un disco muy variado que puede pasar de una balada algo siniestra a un curioso tema cargado de ironía [,] pleno de contrastes que poco a poco va conquistando el corazón del oyente“ (Don disturbios, Mondo sonoro).

 

13 nuevas canciones para seguir agrandando su excelso repertorio expresable también con la fórmula 11 + 2, gracias a Canadá I y II.

Las 2 Canadás interrégnicas completan el neoengranaje del flamante y metalizado artefacto compositivo industrializante que supera sus propias barreras para transmutarse con precisión. La cosmovisión de cada pieza es muy sugerente aglutinando un conjunto nivelado con éxito:

 

Sierra y Canadá (historia de amor asincrónico).“Un error fatal espaciotemporal”

Imagen, intención. El inicio del videoclip es buenísimo. Postal sonora de entrelazamientos vocales y ciclos magnetizantes. Ariete perfecto de resonancias delicadas para zambullirse en la nueva cosmogonía de Sidonie.

Empujes autómatas, amor replicante, robótica blanda. “Necesitaba contar una historia de amor extraña, hermosa y triste y que la protagonizaran 2 robots [que reproducen los errores humanoides] en un futuro postnuclear. [De] estilo soft es y será una de nuestras canciones favoritas” (M. ROS).

 

Rompe tu voz. “Sube desde el pulmón”

“Vitricida” (Chema DOMÍNGUEZ, Efe eme). Expansiva, libertarizante. Temazo muy serio dónde los sintes viajan con entusiasmo con el resto de instrumentos y neosonidos. Estribillo implosionante que abduce e invita a seguir entre nuevos meteoritos y guiños satelizantes varios.

 

Gainsbourg. “El golpe derrama. Apaga tu sed”

Delicatessen icónica (homenajeante) donde los teclados siguen fluyendo con todo el protagonismo y la temática requeridos. Por momentos hipnótica no deja de abrirse paso.

 

Yo soy la crema. “Me avanzo a tu miedo moderno”

Perla reflectante adherente retratante inteligente, aguda, fluorescente, posicionada exquisitamente.

 

Un día de mierda. “Pero qué más da sólo quiero silbar”

Se sale de la órbita electroteclista. Pausa ínsula sonora maravillosa que huele a himno desde la primera escucha. Tan dulce y suave como letal.

 

Canadá (el feo de los Wham). “Esto es Montreal pero te quiero igual”

Primer interregno que se abraza con la anterior para coger carrerilla hacia el siguiente corte. Merece mucho la pena, grata degustación, muy paladeable.

 

Estáis aquí. “Y que la ola esencial…”

Globalizadora, muy musical. Admirable la modulación vocal de Marc. Pista muy festivalera y de clara factura para el gozo bilateral [banda y público].

“Queremos hacer de esta canción una fiesta cuando llega el estribillo. Habla de un tipo que vuelve de gira, se va al hotel, destrozado, acaba de hacer una room party con gente que no conoce, le viene un subidón raro del bajón de todo lo que se ha tomado y en ese momento piensa tranquillo [,] no estás solo” (M. ROS).

 

El mismo destello. “Te creces con los accidentes”

La marea no para de subir. Desde los primeros coros te desenmascara. Lumínica, va reptando sin contemplación hacia el éxito en una compactación muy bien medida. Subrayable la mezcolanza de guitarras y teclados del tramo final.

 

 

Canadá 2 (cafeína y brevedad). “De ti se ha vuelto a acordar”

Momento KitKat para afrontar la segunda parte del disco: más traslúcida, profunda y críptica, dejándose llevar por elegantes oscurantismos y el caudal de los sinsabores argumentales.

 

Las dos Coreas. “El miedo ha decidido por los dos”

Estribillo demoledor. Excelencia en todas sus mutaciones. Ejemplifica y abandera todas las nuevas bondades, texturas y capas decididas por la legendaria formación barcelonesa. Apertura, nudo y desenlace hilados entre coros letales, cambios de ritmo prodigiosos y el atractivo continuismo sintetizador. Se corona en alto, SIN DUDA.

“Es la más externa, la que se aparta más. También es algo oscura [,] tiene mucha riqueza y mezcla cosas muy interesantes aparentemente difíciles de mezclar” (ROS).

 

La noche sin final. “Quiero olvidar memorizándote”

Vampírica, coral, limpia y gran bisagra para el tramo final.

 

Olvido y morfina. “Sólo durmiente te concedo mi corporeidad”

Líquida, vaporosa y al mismo tiempo directa y contundente. Sigue las nuevas coordenadas a la perfección.

Hiroshima mi amor. “Entre chatarra ardiente postnuclear”

Cierre apocalíptico clarificador. Difuminadora, misteriosa, reptante, etérea, cálida, personalista. Hermanamientos rítmicos con Waveforms (Django Django).

 

Ningún grande se fija en lo que hacen los demás y va tomando sus propias decisiones: ahí brotan las tendencias.

La actitud de valentía y arrojo siempre es plausible y tarde o temprano da sus frutos. Acompañados para esta nueva aventura en su exquisito directo por Eduardo MARTÍNEZ y Marcel CAVALLÉ, Marc, Axel y Jes vuelven a dar un paso adelante con uno de los mejores discos del año, ya de culto, que en todo momento se alzará en un 2014 repleto de brillantes trabajos. Otro claro ejemplo que va mejorando según lo van destilando tus oídos y que se va haciendo grande para hacerse su hueco privilegiado en la época dorada de la alternatividad sónica en la que afortunadamente aún seguimos surfeando.

 

Ironía fina inteligentísima que te teletransporta para recordarte en seguida que ninguna tecnología vencerá jamás los instintos y sentimientos más fuertes, auténticos e irreversibles, el amor por ejemplo.Las indirectas que atesora son magnas, totalmente de acuerdo pues con toda su filosofía subyacente.

Dejaros llevar y nunca perdáis esa capacidad de sorpresa que tan sana y necesaria es que nos provoquen de vez en cuando.

Como Hank MOODY yo siempre me he sentido más analógico que digital.


[Ellos 7 marzo 2014] El azote indi de Guille MOSTAZA

Imagen

Entrar en un garito/sala/lugar para el bolo y empezar a escuchar Lori MEYERS y salir después de una hora y media de show, música y diversión escuchando Cumpleaños total se me antojan un prólogo/épilogo grande y con buen gusto.

Tomándose el posicionamiento bajo los focos con una calma y pausa admirables Ellos, o lo que es lo mismo Guille MOSTAZA y Santi CAPOTE ofrecieron un concierto multimedia interactivo divertidísimo y que no dejó a nadie indiferente.

Guille, enfant terrible del indie patrio, con la colaboración de Santi, que jamás abandonaría tampoco su pintona Fender, no dejaría casi títere con cabeza en sus geniales arrebatos y acometidas intercancioniles: Love of lesbian, Dorian, León BENAVENTE, Second o Wilco fueron víctimas de sus viperinas imitaciones e ironías y no ironías varias para ir dando forma a un evento original, cachondo y positivizante.

Imagen

La dupla sónica MOSTAZA-CAPOTE ofreció un recorrido por todo su buenísimo repertorio seleccionando sus mejores hits aderezados con un apoyo audiovisual míticoretro que no sería justo pasar por alto: Lengua viperina (himno de la última y gratamente sorpresivizante etapa del grupo), En tu listaTú primeroDicen que te vas y Hasta el final entre las 6 primeras.
Le seguirían otro temazo recién horneado, Aunque te rías de míCerca (prologada mediante una fricada barriosesamil) y Campeónclímax y hora punta dónde Guille se mostraría magno regalándole el micro a las superfans ultragroupies más correligionarias de primera trinchera.

Imagen

El cuarteto final sería para El anillo, Diferentes, Lo dejas o lo tomas y El regalo, momento en el que ya valía casi todo y en el que más de uno y de una no rechazaría la invitación de saltar a las tablas para marcarse los momentos finales junto al simpático dueto.

Lo dicho, una noche de fiesta y hitazos dual, bifurcada y retroalimentaria dónde Ellos y los presentes en el acogedor Contraclub no pararon de pasárselo bien, vaya lo que debe ser todo concierto.

Fotografías: Elena ROSILLO


[Love of lesbian] Las noches eternas

Imagen
Y BIEN vividas, y de qué manera.
Pese al contexto su puesta en ESCENA no me dejó inDIFERENTE: los saltamontes portugueses (andarían con El amante guisante). Así fue como les llamé en el festival dónde los vi hace 3 años. Evento en el que lo más importante para mi fui paladear de nuevo a Los planetas (y a Nada surf). Pero a esas horas de la noche estaba más entretenido con una chica que no me acuerdo como se llama(ba). Clase de lengua y literatura nocturna, sobre todo de lo primero xD
Pasado el tiempo decidí ponerme con su último disco, La noche eterna. Los días no vividos (2012) [que me pasó un buen e ilustrado amigo]. Reconozco que ahora me gustan bastante y que acabaron ganándome con su DIRECTO.

Un paso más allá. Eso es lo que hacen en este último trabajo, CRECER. Desde su línea de continuidad, sin renunciar a sus principios (musicales) básicos, ESCUCHANDO mi selección (gourmet)* (♠♠♠ ☆☆☆☆) de sus canciones es evidente que van a la raíz de lo que sienten y ASÍ lo trasladan en el VIAJE transcendente de sus letras y acordes. Saboreando sus melódicas armonías es MUY difícil no evadirse. Es a lo que (te) invitan. Uno simplemente se EMPAPA a gusto con una alternativa musical que TOCA LA FIBRA y TAMBIÉN divierte. Un collage exquisito y agradable, una propuesta/apuesta que CONSIGUE sorprender y enganchar.
Carpe diem total. Hay que exprimir y dejarse llevar en los buenos momentos. No hace falta que se lo digan, se saben grandes porque hasta que demuestren lo contrario LO SON.
Love of lesbian, otro grupazo, buenos músicos en una época dorada para el indie patrio. Un REdescubrimiento genial.

Como bien sostiene Marta TERRASA (Mondo sonoro) los lesbianos DAN
“un salto al vacío para afrontar pulsaciones más oscuras aunque siga habiendo temas CANALLAs. Santi BALMES es capaz de MUTAr y NARRAr historias con ese tono VISCERAL y EMOCIONAnte. Continúan demostrando su alto nivel compositivo y lo agudo de sus letras, cortes que van desde el pop más desnudo hasta sintetizadores o crescendos”.

Un álbum PERFECTO para pasear por o cerca del mar (u otro sitio que te mole) pensando en tus movidas, conexiones y desconexiones. También ideal para SENTIRLO acomodado en un sofá o en la cama.
Como dice TERRASA “escribiendo estas líneas en un balcón de la ciudad mientras se pone el sol no queda sino estremecerse y aplaudir la apuesta por la CALIDAD y por seguir haciendo lo que les sale de las narices”.

*Oniria e insomnia
El hambre invisible
Wio, antenas y pijamas
(TEMAZO)
Los toros en la Wii (fantástico)
y Nadie por las calles (abanderante, mi favorita).