Archivo de la etiqueta: South pop

[Glaciar Rompiendo la cuarta pared 2018] Epicidad y calidà pop desde Andalucía, again ( `n again)

Glaciar

 

Sonido y producción límpid@s, inmaculados. Como el tema de Grupo de expertos solynieve (o La culural solynieve) Se ve que hay calidad desde los primeros acordes/primer play.

A partir de las primigenias ráfagas de Siete uno ya se da cuenta de que esta banda malagueña tiene mucho talento y categoría.

Le sigue Interestelar, de brillante inicio a lo The prussians, continuando desplegando las virtudes del combo de la patria materna de mi tocayo Picasso [mola, pero me quedo claramente con Dalì y Mariscal].

Profundidad me hace viajar y surfear a los más intensos pasajes de La sonrisa de Julia.

 

Letras cuidadas, cambios de ritmo [rollito indi como el combinado de Èric Jimènez planetolagartijil] de cuantiosos quilates, instrumentación más que correcta. Todo envuelto en capas y texturas sónicoconformantes ya escuchadas y sentidas, pero no por ello carentes de neocremosidad.

Con trazas deliciosas de indi (pop) épico e incluso reminiscencias emo a lo Postal service y con ecos vetustianomòrlicos y beluguenses, también recuerda por momentos a los mejores Full. Glaciar se arrojan melómanos con toques de los mejores Miss Cafeína (los de De polvo y flores o los que aún podrían estar por llegar).

Un EP alargao que nos deja con ganas de más. Una formación que merece seguir publicando canciones y discos, cre100do y trotándose en festis tan cremas como por ejemplo el South pop o el hispalense Interestelar.

El cierre de 8 minutacos y pico de La teoría del todo se atreve y encara majestuoso a pelear con bajadas de telón como la planetera La copa de Europa, Al respirar de Vetusta Morla, o Reflejos en la meseta, del mejor grupo de la capital, ¿cuál? Alborotador gomasio, of course 😉

Otro descubrimiento exquisito gracias a los jugosones envíos de Kiko Salinas/The borderline music desde mi adoradérrima Granà.

Lo dicho, un combo con muy buenos mimbres para insertarse con todo derecho en la mejor etapa de la buena música de éste país, en mi opinión iniciada hará unos 14-15 años.

12/14

somosglaciar.bandcamp.com

 


[Loudly] Naturismos andalúmeridionales

loudly

Tras una tercera y/o cuarta escucha mientras paladeaba una cerveza granaína premium iba interiorizando toda la calidá que despliegan y tienen visos de expansivizar estos almerienses.
Desde los primeros acordes de `El fin del mundo´ las guitarras te van conduciendo a través de un pop contundente (y destilando buen bizcochismo ilustrado si se tercia) de vetas vetustianomórlicas, es decir lubricando eficientemente épica, profundidad y calidad sonora.

“Rabia y pasión. Van a cuello [tirando de un] power pop [anglo de los primigeniogarajeros] Nada surf. Se han dejado la piel para que te quedes con ganas de más” (Carmen Mateos). Minutaje equilibrado, ritmos medidos con mimo, canciones sin prisa, sin pausa y con fases, fogonazos y ráfagas propias de grupazos ya consagrados como los Lori, Second o León Benavente.

Fragmentos filoruidistas destilando indi patrio fresco como un buen gazpacho o salmorejo o tan disfrutable como unas gambas choqueras y jamón pata negra bien regados con merecidos licores. 5 temas que sirven de aperitivo de comilona de boda a cargo de un combo andaluz que bien merece colarse en más de 1 de los festivales nacionales más cremosones, como el Sonorama o el sureño filofamiliar South pop por ejemplo.

Como bien apunta Laureano Navarra (Clifford records) son “canciones que te guían al último rayo de sol, guitarras brillant[o]crujientes aptas para almas de destrucción masiva. Un puente fundacional entre la nación progresiva de los 70 y todo lo que conlleve la etiqueta post”.

Los piropos merecen seguir, “un alt rock de inmediatez e impacto con raíces noventeras con un par de cojones” (Jesús Cobarro, Noise box).

Aunque use una parábola ya recurrida hay que reconocer que el tema-cierre `De madrugada´ suena bello, heroico, digno para ser tocado en un (pre)atardecer mítico con palmeras y olor a sal o en la alta montaña para contemplar desde tu atalaya lo pequeños y frágiles que podemos llegar a ser los humanoides.

Por cierto son 3 (Juantonio Góngora [guitarra y voz], Isaías Arenas [guitarra] y Juanjo Rodríguez [batera]), como muchas de mis bandas tótem (Nirvana, We are scientists, Monte del oso, Nada surf o Disco Las palmeras.

Un epé delicioso para escuchar en más de un contexto salpicado de lírica y melodías guitarreras que más de una banda firmaría para salir a la palestra de la industria.


[Second] Himnos expertoexquisitos

Viaje iniciático

First premium poscoldpop, filoscurantismos deliciosos. El octubrense viernes 9 del año de gracia de 2015 será sónicoreminiscenciado porque los muchachos de Second lanzaron al cosmos Viaje iniciático, su más reciente y de momento último largo. Lo primero ole, olé, reole y reolé: autoedición, nada de postureos ni independencia de pega ni de salón.

Carne de cañón y caldo de cultivo letal hacia el bucle melomaníaco. Cuando vas por la tercera o cuarta escucha (aunque en realidad desde la primera) te das cuenta de que el mejor grupo (pop) de Murcia la ha liado MUY parda con un discazo mayúsculo, improntante, que deja poso. Sí, lo han logrado, ya estás atrapado dándole al play sin parar. Desde la portada ya se hace justicia de cara a la profundidad infinitesimal de sus capas e inderrotables intensidades. Sí, la intensidad, la trascendencia, ése es el sabor que queda de ésta obra maestra. Todo el trabajo maneja los tempos a la perfección. Muchos sentimientos te atacan cada vez que te detienes a paladearlo pero sobre todo aquellos que tienen que ver con lo que nos marca en la vida, lo irreversible, lo que se graba a fuego en nuestro interior y memoria. Aquellos acontecimientos que te dan tablas haciéndote interiorizar aspectos decisivos personalintransferibles y a la vez globales.

Sólo ellos pueden volver a clavarlo. Desde luego ahora lo que  toca es disfrutar del mejor disco de Second, un lujo de trabajo ya de culto que patentiza el mejor momento del combo murciano. Lo dicho, apagad el móvil, darle al botoncico y dejaros llevar por todo lo que conlleva el mejor elepé de cold pop en castellano de todo 2015. Aparte de obvio Nivel inexperto cuando escuchas Lo único Sean, Nando, Javi y los hermanos Guirao te vuelven a hacer entender qué es ser melómano y lo crescente y motivante que pueden llegar a ser las grandes grandes canciones.

Una alineación titularísima de tonadas karaokeizables hasta la afonía festivalera.

Primera vez `Miro al frente y devuelvo la sonrisa´

Enorme desde sus primigenias notas. Sencillo que daba una pista buenísima de que el grupo murcianico lo podía volver a petar de gorra.

Nivel inexperto `Ese maldito cantante ha tenido que espiarme´

Himno supramelómano generacional brutalérrimoadictivo. Potencia incontestable, subida gigantesca, argumento cinéfilo. `Paisajismo sonoro para completar el recuerdo´ (Enrique Peñas). Un corte que si no te pone el vello de punta es que tienes menos sensibilidad que un botijo. Autobiografismos expansivizantes extrapolables a todos aquellos que hemos catado las pluriversas aristas del amor, las sublimes y las otras, las que te atraviesan como una katana contra queso fundido. De ésas canciones que sencillamente lo dicen todo.

Esto es sólo el principio `Ya se nota que comienza la atracción´

Narración sublime filodesenmascarante.

`En esta puta oscuridad Lo único claro que tengo es que te tengo justo aquí´

Pausada, tocafibrense. Otro ejemplo de la maestría que atesora la formación a la hora de encarar y ejecutar las subidas y todo el talentazo de sus melodías. De nuevo temazo que te llega a la patata para seguir adorando un auténtico regalazo de álbum.

Atrévete `No se rendirme, no contemplo esa palabra´

La fuerza sigue intacta, el derroche músicopasional avanza todo lo kamikaze que haga falta. Magnífico control del clímax.

Nos miran mal `La buena noticia, bailarina incansable´

Pueblo submarino `Ayer conseguí algo nuevo´

Dupla mensajística de recaditos antifasciopaletines valientes, arrojados, fascinantes. La buena música une, aglutina e interconexiona sin toxicidades, que aprendan algunos. Los ritmos siguen pulcros y soleados en su implementación por cierto. Temas geniales para petar los tímpanos de politicuchos arrastrados y banqueros gordinflones con menos vergüenza que un gato en una matanza.

Julia Ladouce `Si se tarda en reaccionar una oportunidad se podría evaporar´

Más que placentera de madrugada al volante por alguna carretera dejando surfear recuerdos e irreversibilidades.

Sólo `Un cobarde se acuesta siempre con la misma sed´

Otra declaración de intenciones cíclicomusiqueras prointimistas.

Dónde vive el vértigo `En el punto vertical más distante del infierno ahí estás sonriéndome´

Ojito a los teclados como se siguen sumando a la fiesta.

Millones de habitantes `Pequeñas cápsulas no crean adicción´

Épica a la búsqueda muy bien encaminada del canon pop sentío. Guiño lírico al temón montañorusístico Si todo se oxida. Distinguidas serpenteaciones rítmicas postrimeras.

Aún recuerdo las conversaciones backstage posconciertiles varias con Sean en El hangar cordobés y con Nando en el South pop dándome cremosonas exclusivas y primicias pero honestamente no esperaba un resultado tan contundentoradiante. Una obra de arte pop ★★★★★ bellísima, muy pro.

Pop secondista evolutivo en estado puro: exquisito, elevador, desafiante, combativo, sincero, elegante, transportador. Como bien se puede leer en su web hay un `mimo por el detalle, por cada pista. La escucha con auriculares es un plus´ ante un `trabajo tan artesanal y cuidado, a todo volumen es necesaria, lo que pueden ser estas canciones en directo es imprescindible´. Guitarras impecables, cambios de ritmo rompecinturas, ráfagas ciclópeas, crescendos indestructibles, líneas de bajo magistrales, sintes en estado de gracia, letras suculentas y la pasión vocal de Sean Frutos, desnuda, desgarrada, maravillosa.