Archivo de la etiqueta: Spotify

[Glaciar Rompiendo la cuarta pared 2018] Epicidad y calidà pop desde Andalucía, again ( `n again)

Glaciar

 

Sonido y producción límpid@s, inmaculados. Como el tema de Grupo de expertos solynieve (o La culural solynieve) Se ve que hay calidad desde los primeros acordes/primer play.

A partir de las primigenias ráfagas de Siete uno ya se da cuenta de que esta banda malagueña tiene mucho talento y categoría.

Le sigue Interestelar, de brillante inicio a lo The prussians, continuando desplegando las virtudes del combo de la patria materna de mi tocayo Picasso [mola, pero me quedo claramente con Dalì y Mariscal].

Profundidad me hace viajar y surfear a los más intensos pasajes de La sonrisa de Julia.

 

Letras cuidadas, cambios de ritmo [rollito indi como el combinado de Èric Jimènez planetolagartijil] de cuantiosos quilates, instrumentación más que correcta. Todo envuelto en capas y texturas sónicoconformantes ya escuchadas y sentidas, pero no por ello carentes de neocremosidad.

Con trazas deliciosas de indi (pop) épico e incluso reminiscencias emo a lo Postal service y con ecos vetustianomòrlicos y beluguenses, también recuerda por momentos a los mejores Full. Glaciar se arrojan melómanos con toques de los mejores Miss Cafeína (los de De polvo y flores o los que aún podrían estar por llegar).

Un EP alargao que nos deja con ganas de más. Una formación que merece seguir publicando canciones y discos, cre100do y trotándose en festis tan cremas como por ejemplo el South pop o el hispalense Interestelar.

El cierre de 8 minutacos y pico de La teoría del todo se atreve y encara majestuoso a pelear con bajadas de telón como la planetera La copa de Europa, Al respirar de Vetusta Morla, o Reflejos en la meseta, del mejor grupo de la capital, ¿cuál? Alborotador gomasio, of course 😉

Otro descubrimiento exquisito gracias a los jugosones envíos de Kiko Salinas/The borderline music desde mi adoradérrima Granà.

Lo dicho, un combo con muy buenos mimbres para insertarse con todo derecho en la mejor etapa de la buena música de éste país, en mi opinión iniciada hará unos 14-15 años.

12/14

somosglaciar.bandcamp.com

 


[Feli and the lemonshakers Demo EP Naïve (2016, autoproducido)] NeoafroCALIFORNIAdas

Una de las cosas buenas de la música es que, cuando te golpea, no sientes (ningún) dolor
Bob Marley

FATL

Como a Pat Bateman y Bret Easton Ellis a mí también me molan los temazos de Whitney Houston.

Naïve

El radiante poder del chorrazo de voz de Felicia Soumah se abre paso y serpentea letal y maravillosa apoyándose en las instrumentaciones de Carlos Fornié y Anwar Glenn para regalarnos un epé cuatripartito delicado, soleado, positivoptimista.
Cool and soft, esas 2 palabras bien podrían definir al trío américocaliforniano. Una música que se hace y te hace (más) grande.

No me emocionan igual que una canción de Los planetas pero no están nada mal, y pueden llegar a tocar la fibra atesorando trazas que pulsan sentimientos, lo cual es la clave de la buena música.

Un aperitivo cuatricancionil que promete un primer debut en largo que podría llegar a ser digno de mención y que a buen seguro seguiría confirmando todas las virtudes del combo de Los Ángeles.

10/14


[Los planetas] La geocentria de la melomanìa

Planetas palacio 7 12 `17

Artista Los planetas
Género\estilo Pop posflamenquero psicodélicotranscendental

Lugar Palacio de los deportes de Madrid

Fecha Juernes 7 diciembre 21Ø7

Previa Copazos de bourbon premium (Jim Beam reserva añejo 12 años, Maker`s mark) y el Spoty con temazos a rabo (verbi gratia Lagartija Nick)

Fotografía Alfonso Vega

Texto Pablo De Serna

 

Por fin en un recinto moral y logísticamente ajustado a la magnanimidad de los himnos planeteros Los planetas asaltaron el palacio capitalino casi en invierno (climatológicamente ya se podía decir que el azote invernal habìa arribado hace días).

Acudir a un concierto de los andaluces es desde hace años un acontecimiento histórico, los de Granà son más que un grupo de música.
Se cumplía más de una década (sábado 14 abril) desde que los paladeé en directo por primera vez, fuè en la sala La riviera, año de gracia de 2007, implementando la/su revolución disquense de La leyenda del espacio, uno de los discos clave en la historia de la música (popular) universal.

Patentizando cada estrofa, cada percusión, cada guitarrazo, cada pedaleo. Una vivencia sònicosensorial irreversible, eterna. Haciendo parada en todos sus discos Jota y los suyos nos deleitaron con otro bolazo memorable dónde los melómanos filonoventudos como servidor pudimos gozar de canciones de Pop, ésa obra maestra de 1996 que tanto me sigue gustando revisitar, redescubrir.

Tampoco se olvidaron de la magnitud de sus primigeneidades sonoras, echando mano del maravillèrrimo Súper 8, que se ensambló a la perfección en el segundo bis al abrazarse con mi himno vital por antonomasia (Pesadilla en el parque de atracciones) junto a Nuevas sensaciones (que delicia joder) y De viaje, cerrando un tridente caviar beluga.

J imperial, Eric brutalérrimo y germinal, Florent juguteando con su Fender y los pedales cual Ronaldinho, Djalminha o George Best humillando a (defensas) rivales, Banin empacado a las teclas y a su Gibson cuando la tonada lo requería, Julián Checopolaco sólido y con temple a las 4 cuerdas. Toda la policromía planetense, toda la artillería. Los granaìnos quemaron todas las naves dejándose poca crema en la recámara.

Como escribió Bruno Corrales, mi mejor amigo, yo y el resto del abducido recinto palaciego ´volvíamos a entender que la cosa con ellos va siempre más allá de las canciones, regalando una experiencia más asimilable cuando es vista como un todo, que se [justifica y legitima] sola y que está lejos, muy lejos, de agotar[se]´.

El cancionero bolense/setlist surfeó todos los palos y texturas. Remarcable la vinculación letal, al borde del frenesí de Jose y yo y Prueba esto. Los 90 y Los planetas, una combinación casi tan gourmet como Maradona y un balón, o una mandarina, o un papel plata hecho bola.

Como debe ser los temas fueron los protagonistas, J se prodiga poco en discursos en que otros frontmen caen fácilmente, vaciándose en el repertorio seleccionado para la ocasión; tanto que casi acabó arrojándose contra los bombos y platillos del gran Eric Jiménez, cual Marc Ròs `contra` Axel Pi o cual lo hacía un tal Cobain noventeando contra Grohl en algún garito del estado de Washington.

Antológico, monumental(ista), como sólo los elegidos pueden hacerlo, y es que hasta 3 bises se marcaron los granadinos. En el segundo de ellos con No sé cómo te atreves y Espíritu olímpico la filoplanetera Ana Fernández-Villaverde (La bien querida) [única exogeneidad junto al factum de no echar mano de ningún visual] desarrollaría con arte sus vocalidades junto a Jota, dueto que se puede también paladear dándole al play en tu plataforma predilecta.

Para la exquisitèrrima Zona autónoma permanente (entre mis 3 favoritas de ZTA) J sorpresivizaría transmutándole la letra como en el pasado FIB (`17) insertando parte de la ochentera Soy gitano de Camarón De la isla.

Como apuntó José Carlos Peña `la emoción sigue intacta, por eso se les quiere tanto, han asumido riesgos sin vender su alma. Hilo conductor, la implacable pegada de Eric, los arabescos eléctricos de Florent y la melodía vocal de un J que canta mejor que nunca, pop químicamente puro que les encumbró. [Estasis total con la postrimera La caja del diablo,] de esas canciones que podrían justificar una carrera`.

Al igual que en el glorioso FIB 2015 la traca final con Pesadilla (saben que siempre la tienen que tener en cuenta/tocar) + De viaje fue de nuevo un shock mágico. Y terminar con La caja del diablo sencillamente les volvió a aupar como lo que son, el mejor grupo que ha dado este país hasta la fecha; espetando de nuevo toda una declaración de intenciones golpistosónicas dando valor a toda su discografía.

Eché de menos Que no sea Kang por favor, la doblefatiguense El duendecillo verde (la Pesadilla en el parque de atracciones del siglo 21), Romance de Juan de Osuna, Ondas del espacio exterior, Cumpleaños total y La copa de Europa; pero en el fondo me tiene que molestar muy poco, ya que el repertorio arrojado brilló tan soleado y contundencial que volvió a improntar colosalmente.

Los hombres de acción y escritores, como el resto de los mortales somos responsables de lo que decimos y escribimos/tecleamos. También tenemos que asumir las consecuencias e incluso en ocasiones interiorizarlas. ¿Esto a que viene? Muy fácil, a las palabras que elijo para mi penúltimo párrafo, que dice así

Música, duende, misticismo, supramelomanía. Los planetas hace ya tiempo que forman parte del imaginario sónicocolectivo de España y de la cultura mùsicopopular global. Además siguen en plena forma para seguir mostrando que han sido, son y con toda seguridad seguirán siendo durante muchas décadas el combo más importante, supracoherente, influyente y brillantofusional de este país.

Otro rato espectacular grabado a fuego en oìdos, retina, neuronas y corazón. Las sensaciones al echar el ancla a otra timoneada planetaria siguen a flor de piel, como la primera vez.

“Feliz, lo consensuado en aceptar como felicidad, sin hacerse preguntas que no [se] pueden contestar [ni] admitir respuestas que excedan [nuestra] capacidad más allá de lo que obliga el placer”

Ray Loriga


[ Mad cool festival 2017 ] Relámpagos, rayos, centellas, granizo, lluvia, truenos, entretiempo y musicòn. Del Mad cool al cielo

Detalles

Lugar Aparcamiento, alrededores y propia Caja mágica

Fechas Del juernes 6 al dominguer 9 julio

Concepto Macrofestival

 

Noria

Jue(r)viernes 6-7

Plastic people

Plastic people

Majo combo portugués con un frontman tirando a una fusión entre Barney Stinson y Matt Damon joven (sin papada), de tonalidad e imprimación vocal reminiscenciable a la de Ian Curtis. Filoelectro pop digerible. 11/14*

Newman

Neuman

Trío anglopopi ideal para ir abriendo boca/festivalacos.

Con pluriempleil bajoteclista de estética y aire/parecido razonable al pelota podemita de Errejón. Crescendos y progresividades más que plausibles que alargaban gozosamente algunas tonadas. 12/14

Foals

Foals

Divertidérrimo pop rockeado filosurfero. Bolazo, grupaco gozoso al que dan muchas ganas de volver a paladear pronto. 12/14

Foo fighters

Foo fighters

Arropado por ciclópeos visuales el legendarioincombustible Dave Grohl, tirando sólo de agua y algo de champán, se marcó con su peña más de 2 horacas sin prisa pero sin pausa en la rueda de la melomanía (del rock premium caviar beluga).
Taylor Hawkins, de corporativopoplacariense cami de tirantes amarilla y bombos y platillos en predominantes tonos rosáceos, se me antoja uno de los mejores 14 bateristas de todos los tiempos, y tampoco anda pocho de voz, oiga señora, vamos que podría implementar cuando le saliera del pito un Phil Collins o un Grohl.

Tendré que esperar a la próxima para gozar con mi favoritèrrima e indestructible In your honor. 13/14

Kurt Vile and the violators

Kurt Vile ´n the violators

Paladeable y exquisitérrimo country rock. 13/14

Catfish and the bottlemen

Catfish and the bottlemen

Nombre cojonudo para un grupo by the way. Con un tema de Sinatra como previ@ la anglomuchachada se destapò con sorpresivizantes supraguitarreos de pop potentizado y empoderador bien medido con un cantante que ejecuta su coreografía posturera a la perfección. Buen descubrimiento. 13/14

Viva Suecia

Viersábado 7-8

Viva Suecia

Y viva Murcia. Llegar tarde (colas locas que no se implementaron en la primera jornada) no mermaron mi musicalidad y pasión ya que llegué a tiempo para empaparme de la buena tralla y potentérrimas atmósferas pudiendo gozar A dónde ir, la cual alargaron como merece sabedores del tesoro himnario de que se trata, y Bien por ti. 14/14

 Aurora

Aurora and the betrayers

A quienes teclas no le faltaron por cierto. De Frontwoman con toques de diva del soul y un cañón de voz potente como Tina Turner o Aretha Franklin y dulce como Janis Joplin. Buen gusto, tributo a David Bowie included. 12/14

Spoon

Spoon

Anglorock de perfeccionista ejecución. Indumentarizados (casi) todos de negro a lo Caiga quièn caiga o más propiamente Men in black se trató de una formación apañada.

El tema Inside out (creo que Bryan Adams tiene la primigeneidad del título de esa tonada) no estuvo nada mal.

El atardecer siempre da una impronta épicomàgica a cualquier buena canción. 11/14

Ryan

Ryan Adams

Un tipo magno cursando rock reivindicativoentregado desde la patata. Desprejuiciados guitarrazos con interregnos de filocountry maleabilizado dónde también hay momentos para fases bizcochonostalgizantes. A los teclados un tipo brutal, genial. 13/14

Cannibals

Bailongos y entregaos (faltaría más). Oídos de refilón mientras estaba esperando para zamparme un bocata de chorizo, lechuga y no me acuerdo ahora mismo qué más a precio de farlopa colombiana sin cortar, bien pura guey. Una pequeña banda recién echada a andar cuyo presente se torna ideal para ir amenizando festis y telonead@s vari@s. 9/14

Green day

Green day

Soberbios, pura crema, los californianos estuvieron incontestables. Casi 3 horacas de directazo y show mayúsculos. Más de 40 minutacos de retraso que fueron compensando con un concierto mítico, versiones de Beatles y Rolling incluidas. También compensó claramente la descarada/valiente mofa burlona continua y sana hacia Donaldo El trampas, cuadragésimoquinto presi de los States, zerdo e hijoputa dónde los haya y que tiene en la cabeza un gatete acostao. El espectáculo más completo y diversional de todo el festi madrileñista.

Pese al regalo del doble bis faltó Wake me up when september ends, pero vaya, estuvieron salvajemente increíbles para cerrar la segunda fecha madcooliana. 14/14

Xavier Rudd

Sabadomingo 8-9

Xavier Rudd

Trìptico australiano afrohippie cuyo multistrumentista líder surferfucker pro de las antípodas pinta fumeta guaperas total Brad Pitt mode on toca descalzo, sentado y con la guitarra acunada en su regazo. La voz en reverb fuè un toque bien cuco.

Música solar, tropicoveraniega, feliz. Progresividades oceánicosalvajes, naturales, radicales, de 3 tipos que molan un puñao.

A Bob Marley le podrían molar como a mí haber podido contemplar a Nirvana. Forza Mel Gibson forza Tame impala forza Rudd. Australia rules. 13/14

 Wilco

Wilco

Iba con pocas expectativas, las escuchas previas en el spoty me aburrieron como una ostra.

Eso sí, que lo bueno también hay que decirlo, batería de altos vuelos, tirando al virtuosismo. Combo notable en multicapas y pluritexturas de experimentación filosonicyouthista con vetas country.

Excepto los momentos en que 6 cuerdas del pelo corto y batera se vuelven locos por instantes y canciones hablamos de música monótonoaburrida ideal para irse a sobar.

De ésas bandas algo sobrevaloradas. 12/14

MSP

Manic street preachers 9/14

Curioso anglopop de buena calidá de batera con guantes a lo Gosling en Drive pero servidor ya estaba pensando en gozar con

Dinosaur junior (portada)

Dinosaur junior

Reseñando sobre J Mascis podemos hablar de un jodido genio, los SOLOS de la Fender a la altura de Cobain o Hendrix son de puto museo. Guitarrazos rompecinturas a lo Romàrio (a Alkorta) que descarrilan en conciertacos de aúpa, supramemorables.

Los 80 le pueden seguir comiendo la polla desde el culo a los 90, y punto. Ahora entiendo también/más aún porque me gustan tanto Monte del oso, Nirvana o Alborotador gomasio. 14/14

Savages

Entregàs y recomendables estas mozas oiga. 12/14

 

Kings of leon

Siguiendo con los #parecidosrazonables tienen un batería casi clavao a Ujfalusi. No están nada mal, va a ser que esta gente toca de puta madre, tocando refrescar y estrenar escuchas. Caleb Folowill atesora un vozarrón cojonudo que junto a líneas de bajo exquisitas y guitarrazos varios en lo que no andan pochos los de Tennessee completan un gran conjunto de músicos. 13/14

Foster the people

Foster the people

O el club de los sagrados corazones. Cañonazos filochentudos a doble percusión parapetada en teclados glam forzudos. Su voz principal también cuenta con un chorrazo vocal filofeminizante a lo Whitney Houston.

Chics, glams, con flow elegantérrimo, podrían valer perfectamente en alguna ráfaga como banda sonora de la próxima peli de Winding Refn. 12/14

Moderat

Moderat

Electrobunkerización germanoberlinesa eficazgeometrizante. Una jodida (declaración de) guerra inditrónica dura, un (think) tank de otras melomanías. Para una sesión bien cañera de Siglo 21 (Radio 3) van como culo al calzoncillo (o braga). 12/14

Del Mad cool al cielo

Con el Día de la música indi lamentablemente extinto y el Dcode convertido en una auténtica pachanga supraedulcorada (a una sola jornada no se le puede llamar festival, si acaso ciclo de conciertos [por cierto, hay que importar las buenas ideas: l@s residentes en la comunidad autónoma valenciana tienen d€$cuentos en los festis por el mero hecho de dicha residencia/poblacionalidad, ¿a qué esperamos en Los madriles?) desde que pasó a ser un monoevento de una sola fecha, el Mad cool (more international mode on) se alza ya victorioso desde su atalaya como el mejor festi estival de la capital entrando en el circuito de la élite sonora junto a cremosidades como el FIB, el Arenal o el BBK. Esto es así.
Todavía ayer al ir y venir del voluntariado mis retroefervescencias y reminiscencias literatomelómanas estaban a flor de piel y pasión. Montañicas de césped artificial enrrolladas, algún que otro contenedor gigante aún por retirar, (las avenidas de) las palmeras.. El madrileñismo sónico vuelve a estar de enhorabuena, California tiene el Coachella, sin embargo desde el melohumanismo podemos presumir gozosa y cremosonamente de nuestro ya eterno Mad cool.

Galaicadas

[En mis oídos la melomanía, again, en mi corazón y por los 4 costados, hasta las cachas Calveliña, again, forever]

Morir haciendo tu trabajo no puede por menos que ser honradérrimo, memorable y supraplausible, así que por cierto PEDRO, acróbata, artista, ésta edición y ésta literatomelómana crónica van por tì.

 

*Siendo 14 la ejecución o sentimiento más favorable

Texto y Movilgrafía Pablo De Serna


[Viva Suecia (en Mondo sonoro)] Preferimos dejarnos llevar, es mucho màs divertido que tener todo controlado

externas20170302103900

Nos hemos rodeado de muy buena gente que ama esto tanto como nosotros. Otros principios fundamentales es capacidad para emocionar [,] sentir, canciones que han salido de dentro alimentad[as] de buen[a]s y malas experiencias, del amor o de estar en la mierda, paisajes que te pueden llevar desde la luz o la euforia hasta el extremo más oscuro, como la vida cada día. Esto nos está dando muchísimas satisfacciones haciendo que se cumplan nuestros sueños pero cada avance suma responsabilidad.

Nos importa mucho lo que hacemos. Nos han robado el corazón muchas veces y en todos los bolos algún disco o alguna cami del merchan.

Últimamente decidimos el repertorio minutos antes de salir a escena según lo que nos transmita el ambiente, preferimos dejarnos llevar [,] que sea lo que tenga que ser, es mucho màs divertido que tener todo controlado.


[Jota] `El capitalismo está acabado, lo hemos hundido con los 8 discos anteriores de Los planetas´

J y Banin

La guitarra española se inventa en Andalucìa, a partir de ahí la música popular experimenta un cambio drástico. El rock mantiene la afinación que se estableció para el flamenco. El rock es un palo flamenco. El público cree que es pop pero son canciones [d]e la cultura andaluza de siglos. La diferencia entre el flamenco y las músicas populares europeas está en un acorde. La leyenda del espacio eran emociones demasiado profundas, eso no es popular en este periodo, la gente no tiene tiempo para investigar. La idea posesiva del amor es una imposición del sistema. Crowley es uno de los mayores poetas de la historia. El capitalismo está acabado, lo hemos hundido con los 8 discos anteriores de Los planetas. El modelo capitalista está dando sus últimos coletazos con Trump, Le Pen y Rajoy, ejemplos de cómo el sistema intenta mantenerse a la desesperada. Es como la caída del imperio romano: Donald Trump [Donaldo El trampas] es el Nerón de nuestro tiempo, el que va a incendiar Roma. El indie fué la única cultura de resistencia en los 90, un movimiento que se organiza fuera del círculo d[e] las multis, es como una zona temporalmente autónoma, en cuanto el poder detecta su existencia la absorbe. España es el único país del mundo en que el indie se ha consolidado, en el resto de países la escena alternativa sigue siendo marginal mientras que aquí ha ocupado el espacio del mainstream. El trap es contracultura viv[a]. El hip hop es rock pero el rock tiene que evolucionar con el cambio tecnológico, que es como nació, de la mano de vinilo, guitarra eléctrica y ampli, de lo contrario se convertirá en música muerta, como el jazz

Juan Ramón R`guez Cervilla (Los planetas, Grupo de expertos solynieve) en Mondosonoro


[Love of lesbian] Dentelladas ácidas

Love of lesbian

Festival minimalista de temazos en pelotas: lírica explosionante y estructuras pop rematadas con gracejo y mucha calidad perfectos para petarlos en escenarios al aire y la noche libre y/o las cálidas atmósferas de las salas. Tras su exitoso último largo y a la espera del siguiente la delicatessen lesbiana en forma de EP con primero, segundo y postre se torna un menu sónico exquisito y subversivizante que te hinca el diente antes de que tú hagas placenteramente lo propio con él.

Un trabajo que se y te desnuda emocionalmente. La guasa y la sátira más corrosiva ingredientan un tríptico genial multicolor, coherente y huyendo de aburridísimos y monótonos cantautorismos para alzarse como un certero tridente con empaque y contextualizado. Un trébol himnario a modo de un hasta luego que marca y se convierte en culto desde el primer play.

La abanderable Mal español escupe verdades como catedrales sin pasteleos ni dejar títere con cabeza en un carrusel de imágenes caricaturizantes desemascarantes. Vuelan las gaviotas y en cada pico va una rosa, la letra no puede ir más al grano, lo dice todo [y es difícil no estar en sintonía], así que centrándonos en lo que importa, en la melodía, vuelve a cuajar en otra canción redonda del repertorio lesbiano, bailable y karaokeizable hasta la médula.

Manifiesto delirista. Título grandioso para seguir engrosando la cremosona discografía de Santi Balmes y sus muchachos. Va entrando suave pero el crescendo no tarda en coger el pulso hasta su irresistible estribillo.

El tercer y último corte (testigo final hasta la fecha de la coda del grupazo catalán) es una suerte de coctelera con todas las virtudes que han ido madurando todos los sonidos de la banda. El giro final burlón y picante impronta nuestro lado (más) diabólico a la pausada y antiestresante espera de su próximo álbum, seguro espectacular y de nuevo por la puerta grande. Hasta entonces melómanas gracias por todo Santi, Jordi, Joan Ramón, Oriol, Julián y Dani.