Archivo de la etiqueta: Standstill

[2014] Irreversibilidades melómanas

DSC_8315
“El sentimentalismo es la alopecia de los sentimientos” escribe Ray Loriga en su más reciente y de nuevo novelón. Cierto, pero hay años que marcan, que merecen ser recordados aunque peligrosamente puedas caer en el bizcochismo y ciertas nostalgias. Pese a la ausencia de un nuevo disco de Los planetas 2014 será un año improntante grabado a fuego en memorias colectivas y en subjetividades intransferibles. Luchar por un sueño es de lo más bonito y de lo que más te puede llenar en la vida y sí además vas viendo y sintiendo como se va dando forma a “la movida” no puedes más que seguir trabajando con pasión e ilusión renovadas para intentar ofrecer la mayor calidad y variedad posibles a nuestros estimadísimos lectores que son los que finalmente dan sentido a toda nuestra obra.

Independance, Juglar, Contraclub, Penélope, Montilla, Charada, El sol, Mad indie summer, Boite, Joy eslava, Teatro Lara, Tomavistas, Un lugar llamado mundo, Nocturama, Territorios, Hangar [y a nivel fan tirando del bolsillo propio Santander music, Vetusta Morla, Iván Ferreiro, Sexy Sadie, Templeton y Standstill]; Alborotador gomasio, Ellos, El hombre rana, Joe Crepúsculo, Guadalupe plata, Poomse, The prussians, Supernumerario, Atención tsunami, La habitación roja, León Benavente, Los claveles, Los pilotos, Sangre, Novedades Carminha, Alexandre Lacaze, Genérica, Los Punsetes, Love of lesbian, Lori Meyers, Maryland, Niños mutantes, Mucho, Sidonie, We are scientists, El columpio asesino, Nudozurdo, Edredón, Fira fem, El lado oscuro de la broca, Perro, Triángulo de amor bizarro, Cómo vivir en el campo, Pasajero, Fuckaine y The right ons entre otros. Buenos grupos y grupazos que hicieron de la pasada anualidad un gozo mayúsculo para la melomanía y una satisfacción laboral y personal gigantesca para todos los que trabajamos en éste bello y maravilloso proyecto llamado Poplacara.

Creo que en la vida hay que ser humilde y no olvidar jamás tus raíces por muy lejos que llegues. El origen y el destino seguirán siendo los mismos: la buena música, los buenos artistas que no paran de crearla y todas aquellas personas que amparan y seguimos defendiendo a capa y espada éste hermoso cosmos. Del romántico fanzine de 1984 a la actualidad digital (ya 2015 ¡oiga señora!) imperante ha llovido mucho, pero jamás en vano. El que no llora no mama y en la vida hay que currárselo, la meritocracia tiene sentido pese a la superestructura del tinglado montado por paletines, ladrones y demás sanguijuelas sin escrúpulos y con menos vergüenza que un gato en una matanza. Desde luego que siempre nos quedará la superioridad moral como bien apuntaba Luther King. Pero centrándonos de nuevo en lo principal parafraseando a cierto grupazo granadino siempre nos quedará la música, eso jamás nos lo podrán arrebatar y como bien dice el dicho que nos quiten lo bailao. Al final volverá a quedar lo más importante, las canciones y todos los sentimientos en colores aún por inventar que seguirán provocando.

El nivel ha quedado muy alto y hay muchísima gente a la que agradecérselo. 2015 se presenta muy grande y apetecible. Todos los que formamos parte de ésta mágica publicación seguiremos en la brecha intentando implementar en todo momento la mayor profesionalidad posible sin olvidar paladear cada bolo y evento.


[Santander music festival 2014] Día 1/primera noche. Aquella canción de los años 2000

10576989_10152769305030695_8228462174402983705_n

Las arenas y alrededores del bello paraje dominado por la playa de la Magdalena fueron testigos de otra nueva edición del exitoso festival Santander music. La climatología cantabruca siempre tan esquiva y traicionera fue desde la primera jornada una amenaza latente y de lo más incómoda. Pero las energías melómanas y la buena estrella se alinearon para mantener a flote las constelaciones de la fiesta y de lo más importante, las canciones.

León Benavente 1

El profesional y potentemente preciosista directo de León Benavente  fue el encargado de iniciar el viaje para ir dando paso a un cartel más que contrastado, ciertamente exquisito. Tras los intensos rugidos Meneo Dj siguió en su segunda tanda amenizando las atmósferas preparando el terreno para el esperado bolo del antiguo líder de Los piratas.

Iván Ferreiro 2 (cabecera)

El sentimiento y el intimismo improntante de Iván Ferreiro, acompañado al bajo por el prolífico y solicitadísimo Ricky Falkner, hizo venirse arriba a todos los presentes alcanzando el clímax con el irreversible y ultrasónico himno eterno Años 80, una de las mejores canciones pop de la historia, un auténtico tesoro, una de esas de estribillo y subida que te ponen los pelos de punta y te transportan a tus rincones personales e intransferibles preferidos.

The asteroids galaxy tour 1

En el ecuador de la noche santanderina el anglo power pop de los divertidos The asteroids galaxy tour (que nombre más jugoso oiga) sería un prolegómeno más que aceptable para que tras otra movidita sesión en el Escenario playa hicieran acto de presencia los deseados Izal, que proyectaron los puntos sónicos más fuertes a través de todos sus temas más sentidos que hicieron vibrar al personal, el cual se entregó en un in crescendo imparable alcanzando la cima sonora con La mujer de verde.

Sobre las tablas, “sin trampas”, es el momento perfecto para descubrir o redescubrir a un grupo. Para fin de festejos Standstill demostró un derroche y un abanico de sonoridades sorpresivizantes que dejaron un buen sabor de boca para complementar la primera etapa playerofestivalera del momento.

Fotografía: Facebook oficial Santander music festival