Archivo de la etiqueta: Supersubmarina

[Editoriales junio y septiembre 2016 Mondo sonoro]

Supersubmarinos

Somos una revista todoterreno que permite echar un pequeño repaso a la actualidad musical saltando de género en género con mayor predominancia de algunos pero con espacios y momentos para la diversidad. La música nos gusta así. No somos de fanatismos sino de ampliar horizontes tanto como sea posible

Podríamos hablar sobre el fin del verano, sobre nuestra portada y sobre muchas cosas más pero esta vez no va a ser así porque al margen de gustos musicales todos debemos sumarnos a la hora de apoyar a la banda andaluza Supersubmarina, que este verano ha sufrido un grave accidente del que han salido vivos pero no tan bien parados como nos hubiera gustado. Operaciones de urgencia, días difíciles [,] duros, todo ello a causa de uno de esos accidentes que [t]e cambian la vida en unos segundos.
Fue volviendo de un festival al chocar contra un joven que iba al trabajo como un día cualquiera. No ha sido fácil para ninguno de ellos pero podrán superarlo con tiempo y ayuda de la gente que tengan cerca.
Las carreteras son traicioneras, las giras suponen mucho, mucho tiempo en la carretera. Que se lo digan a l[a] familia de Viola beach –cuyos miembros fallecieron en febrero al caer por un puente–, a Baroness [,] que sufrieron un brutal accidente en 2012 o a quienes sobrevivieron a la muerte de Eduardo Benavente (Parálisis permanente), fallecido a los 20 años de edad volviendo de una actuación. Todo nuestro apoyo desde aquí

pesadillasenelparquedeatracciones.com/?s=Supersubmarina


[ Festival Gigante 2017 ] Guadapopismos ilustrados

Lugar Estadio municipal Fuente de la niña, Guadalajara

Fechas Viernes 1 al domingo 3 septiembre
Concepto Festival de música caviar beluga del medio formato

Escenarios 4

Niños mutantes

Es un placeraco auténtico disfrutar de un festival tranquilo, madurado, sin niñería tóxicovicevérsica telecinquista. Y el festival Gigante sabe muy bien como implementar un evento sólido, de primera calidad y claramente consolidable en el tiempo.


Primera jornada <– Viersábado

Beluga

Vetustianomórlico putoamismo madrileñista que acabó bajándose a la masa y a capella para rematar sus postrimerías bolenses con su temazo Búmeran cuando sonaba de fondo Juan Zelaya. Olé.

Julián Maeso

Rock countryrizado. Rollito a lo Aurora and the betrayers.

Fônal
Electrobizarrismo cacereño ilustrado dónde su lead woman se atreve, megáfono included oiga, en arrebatos musicales en una fortuna fusional La casa azulManos de topo; todo ello a arropada por 2 6cuerdismos.

Aquí como en Disco Las palmeras el bajo ni se estila ni se necesita. Un buen entrante, una fiesta pluricolor de inofensivo filofriquismo para ir entonándose hacia alternatividades sónicas más épicas.

Los coronas

Tirando de una intro a lo The shadows las magias sonoras están más proclives.

La leyenda del Solitario, tema para el bandolero patrio por excelencia, Jaime Gimenez Arbe, `entre lo cómico y lo trágico´ como espetaría su frontman fue un momentazo del bolo, ¡Libertad pal Solitario pues y viva Méjico cabrones!

Instrumentalismo premium aventurado hasta cotas como la interpretación del Corazón contento de Marisol y haciéndose acompañar de visuales (filo)sesentosetenteros festival guatequero de culos y tetas que iban alegrando la temperatura de la tarde.

El imperio del perro

Buen rock para conexionar con el atardecer. Su versionaca del Naúfragos (Niños mutantes) se incardinó como anillo al dedo mientras justo rondaba por la zona Juan Alberto, el cantante `mutante´.

Niños mutantes

Granà, el indi, la melomanía. Si no existieran habría que inventarlos. Otra actuación deliciosa rematando la faena con su HIMNO brutalérrimo Todo va a cambiar, que puso el broche de oro a uno de los bolazos de la cuarta edición festivoGigantil.

Love of lesbian

Tirando del pluriempleil Ricky Falkner el combo de Santi Balmes, más que legitimado para las protestas políticosociales, surfeó por un set list personalistoprimigénico que se fue dando de la mano a himnos recién horneados como Bajo el volcán finalizando de la mejor manera con Planeador, temazo absoluto, incontestable, una canción de ésas incombustibles, expansivizantes, supracrescentes, eternas. La banda catalana sigue siendo de lo mejorcito del panorama y te gusten o no son un hecho objetivo de supracreatividad, talento y buen hacer.

Fuel fandango

Pop filoeléctricoflamenquil timoneado por Nita/Cristina Manjón, cuya indumentaria danzaba entre geisha y miembra de los neohippies Crystal fighters. Conciertofiesta divertido y eficaz.

Álex O´Dogherty y La bizarrería

Espectáculo aeróbicocircense surcado por un pop filoneojazz rapeado tromposaxofoneado progresivo multinstrumentivo. Una propuesta original pero algo plana y monótona.

Shinova

Shinova

Además de comer de puta madre en el norte se hace un rock estupendérrimo y los vascos así lo clavan y patentizan con cada latido, con cada actuación. Gabriel y su gente ayudaron, y de qué manera, a combatir un frío filofinlandés con otro concierto toma y daca tikitaka de temazo tras temazo, y es que en Shinova sólo saben facturar tonadas adherentes que resplandecen entre lo indi y lo comercial, inyectantes de puro placer y garra melómana.

Embusteros
De Chimo Bayo a Supersubmarina pasando por Tino Casal. Sí, los cordobeses arrancaron muy fuertes tirando de un tema del pinchadiscos valenciano tan suprafamoso en/desde los días tóxiconoventudos de la ruta bakalaera (que actualmente incardinaría a la perfección con la ultradecadencia ruidista del telecinquismo vicevérsico) para seguir con otro merecidérrimo homenaje a la mejor banda jienense de la historia, que ganazas de ver a Chino y los suyos sobre las tablas de nuevo petándolo con himnos como LN Granada. Y también sí, aparte de recorrer su autorepertorio, incluso se lanzaron en plancha con una tonada del madrileño José Celestino Casal Álvarez, que tanto lo gozaba y cotizaba muy al alza con Eloise. Buena banda y otro buen descubrimiento el combo andaluz por lo tanto, oiga.

Segunda fecha <– Sábadominguer

Bambikina

Country prog aztecostumbrista. Su cancionzaca Escorpiones de tequila es tan dulce como letal. No quisieron bajarse de las tablas sin su homenaje a Bowie mediante una versión tonada con trazos propios de futura y pronta discografía. Viva Guadalajara y viva Méjico siempre.

Idealipsticks

Dupla anglopop masculinofémina con rachas prog soul. Entrañables y bizcochos, no era para menos, fue su concierto de despedida, como en su momento hicieran Standstill. Jugaban en casa y en su partido final lo dieron todo y más. Una pena que nos dejen, pero como los buenos grupos realmente nunca mueren, las canciones permanecen ahí, inmortales, para quien quiera darle al play y disfrutarlas.

León Benavente

Un Abraham Boba felizmente desatado para otro momentazo conciertil del Gigante. Garra pasionalmelómana tirando hasta de reverbs. Una banda que desde hace muchos meses atrás, de facto y de iure, juega, se divierte y se curte en la Champions del indi. Los leones rugen impecables, perfectos, ahí están sus canciones, temazos que por sí mismos legitiman toda una trayectoria. De culto, gloriosos, gigantescos.

Noise box

Atmósferas pop remembrantes a Death cab for cutie desde Murcia y con amor, mucho amor.

Nada surf

Nada surf

En formato a 4 músicos/instrumentos (adicionando para la ocasión a un amiguete teclista de Seattle) y explotando con recientes y glorias eternas del mejor anglopower pop de la musicología global nos regalaron fragmentos sónicos tan titánicos como Whose authority, Weightless, Inside of love, Hyperspace, See these bones, Blonde on blonde e incluso POPular.
Como era esperable Always love  atronó en los instantes suprakaraokiles de la jornada. Los de Caws también se marcaron un Blankest year de alargue meteórico. La mejor banda de Brooklyn son palabras mayores, una formación respetada dónde las puedas encontrar y entre mis anglofavoritas de toda la vida. Poder paladear tan de cerca a un grupo que sigues y escuchas desde hace más de una década es sencillamente una experiencia inolvidable y sentía dónde las haya.

Iván Ferreiro

El pop galaico clase supra del Elton John gallego también sabe autodinamitarse en finales filocapísticopsicodélicos de atmósferas salvajes. Contando al bajo esta vez con el muchístico Martí Perarnau el bolazo del de Nigrán fue otro karaoke delicioso, y es que con tanto himno es difícil no arrancarse.

The gift

Acompasados portugueiros. Viva el surf, viva Paulo Futre y viva Mourinho pero pese a estar muy animaos y con loable actitud, el combo luso me aburrió como siempre lo han hecho Izal o Dorian. En un minutaje claramente de menos a más remataron la faena con una versión de Sinatra.

Punsetes

Los Punsetes

Veni vidi vici. El grupazo (de culto) capitalino es el tributo más dulce y ciclópeo a la irreverencia y a lo subversivo. Saben muy bien a lo que juegan y se desenvuelven letales y magnos, siempre victoriosos. Ariadna (supramodosita en su vestir en relación a lo que nos tiene acostumbrad@s) y los suyos asaltaron revolucionarios el poder en guitarrazos, pedaleos y ésas letras que sólo ellos se atreven a espetar. Una bandaza que no deja indiferente a nadie, uno de mis grupos predilectos de toda la vida, desde luego desde que atesoro un uso de razón indi, un gustazo verles de vez en cuando. Pese a los problemas de sonido otro concierto de 14 sobre 14.

Kokoshka

Los pamplonicas eran un enlace perfecto al punsetismo ilustrado. Moviéndose en codas undergroalt de letras ácidas y ritmos pegadizos la banda navarrica tendría el honor y el privilegio de cerrar el festi en lo que a no pinchadisquismo se refiere. Graciosos, simpaticotes, acogedoramente bizarros.

Súperframe VDJ

Empezar pinchando Siempre brilla el sol de los Lori simplemente indica el gusto del dúo, de propuesta originalérrima y buen saber musical (y melómano).

Alonso Quijano es un protohipster legendoliterario que a buen seguro, ¡pardiez!, vive diòs, podría paladear con mucho gusto el Festival Gigante.

Pulseras

Texto y movilgrafìa Pablo De Serna, fundador y principal exponente de la Posgeneraciòn X

flickr.com/photos/132117396@N03/albums/72157689224360615


[Gira 2Ø aniversario 1998-2Ø17 Festival Sonorama Ribera] 2Ø años de melomanía y buenos caldos (, y lo que te rondaré morena)

Second

Llevar casi un año desconexionado sin catar un concierto (ciclo de ellos o festis varios) y hacerlo junto a la mujer de tu vida es un reenganche míticolegendario de los que dejan impronta. Y si además es para honrar y homenajear al Sonorama (mitiquérrimo festi patrio dónde los haya con su sacralizada Plaza del trigo por bandera) pues un previo de brunch y por la tarde un buen shot de bourbon pueden ir adentrándote en la literatomelomanía y pasión necesarias para encarar un sábado exquisito.

Fizzy soup

Filoanglosonorizaciones extensibles y extendidas para unos guitarreos rockea2 de un gran grupo entrante. Reminiscenciándome a grupos como The prussians desplegaron actitud y calidad, 2 ingredientes filosofales para bandas tanto `pequeñas´ (que quieren seguir en el ajo) como consagradas (para mantenerse en la delicatessen melomaníaca).

Buen grupo, gente maja.

Fizzy soup

Luís Brea y el miedo

Luís y sus muchachos implementaron gran pop rock gustándonse en cada tonada. Eché de menos Baso es con v pero cuando sonaron los primeros acordes del himnérrimo El verano del incendio comenzó a despuntar la sonrisa del estío en mi patata y las remembranzas del Arenal sound 2015 y de lo que puede venir éste 17 año de gracia de los 2 miles hizo que volviera a recordar el por qué de mi orgullosamente incurable dulce locura incondicional por la buena música.
Las recién horneadas Nueva generación, Como una ola y El kraken completaron el círculo de una banda con empaque y solera, tirando al culto.

Luís Brea y el miedo

Shinova

Shinova

Hace unos meses descubiertos el rock contundente y líricamente potentísimo de los bilbaínos presagiaba que en directo lo podían petar. Y así fue. Aún a falta de Ana y Niña kamizaze Gabriel y los suyos regalaron un minutaje de guitarrazos arranca2 de raíz y derroche sumo para seguir haciéndose hueco en la crema de la independencia sónicopatria. Arietizando visualizantoespectaculares con El combate del siglo le siguieron temacos como El país de las certezas, Para cambiar el mundo, Qué casualidad, una muestra de un repertorio molto cremoso para una formación de las que cree y hacer creer todo lo bueno y todo lo que merece la pena de éste deliciosérrimo veneno de comprar discos,  paladear álbumes y canciones vorazmente o chuparse una buena ración de kilómetros para seguir sintiéndote feliz.

Second

Si todo se oxida tampoco sonó ésta vez pero los queridérrimos murcianicos saben hacer muy bien lo que hacen y lo que hacen básicamente es muestrear uno de los mejores soni2 pop patrios desde hace añazos. Viaje iniciático ha dejado el listón muy alto pero Invierno dulce es un himno que predice que el nuevo disco lo va a volver a explosionar. Profesionalidad, entrega, ejecución. Sean y sus compañeros de melomanía siguen instala2 en un cold pop deluxe de punteos deliciosos, letras magníficas y detalles como fragmentos de La fuga de Logan en los visuales que hacen que se repatenticen en solidez y hambre de seguir facturando temazos.

Nivel inexperto explotó en el interregno adecuado, su mejor corte hasta la fecha que ya olía a culto desde las primigenias escuchas y desplegaciones.

+ de 4 horacas y media de pie en éxtasis de puro apasionamiento. Eventos de ésos de pálpito al primer toque que coges con la ilusión de un juvenil y disfrutas en tu mejor momento.

Ah, y por supuesto, la mejor banda jienense de la historia, Supersubmarina, estuvo en el aire en cada latido, en cada acorde, en cada percusión, en cada aplauso. Los amantes del alt pop premium virgen extra ardemos en deseos de verlos de nuevo sobre su hábitat natural, los escenarios, salas y festivales varios. LN Granada debe volver a sonar en carne viva en algún lugar para que 2 personas se enamoren o se quieran aún más.

Movilgrafías: Ana F´dez y De Serna 14


[Previa Dcode 2015] Madrileñismo sónico de postín

L.A.

Lori Meyers, L.A., Mucho, Supersubmarina, Napoleón solo, Triángulo de amor bizarro, Niños mutantes, Varry brava, Fuckaine, Love of lesbian, Vetusta Morla, Perro, Sexy zebras. Y además de éstos grupazos patrios también han brillado en el campus de la Complutense cremosidades deliciosas de otras latitudes como The killers, The vaccines, Kasabian, My chemical romance, Sigur rós o Franz Ferdinand. Desde 2011 el Dcode ofrece melomanía y calidad.

Para esta prometedora edición repetirán bandas como Supersubmarina, L.A. y The vaccines sumándose al cartel formaciones tan demandadas como Crystal fighters, Foals, Neuman, Second o Trajano! entre otros.

Eventazo capitalino que cada año adquiere más fuerza y solidez para ir rematando la temporada de festivales veraniegos con una apuesta variada y contrastada que a buen seguro volverá a batir récords de asistencia y diversión.


[Ebrovisión 2015] Melomanías acogedoras

Disco Las palmeras cabecera

Además del escenario Estereoclub, la sala Orosco y la zona Ebropeque (que delicia que desde bien temprano los más pequeños empiecen a paladear la buena música para alejarles del tóxico mainstream) el territorio mirandés volvió a mostrarse grande, muy grande alternando entre éstos espacios y 2 escenarios cubiertos genialmente acondicionados y engalanados para la ocasión. A la niña bonita le encantan los temazos porque 15 añazos no se cumplen todos los días ni las noches y Ebrovisión no hizo más que agrandar su magia y su leyenda para seguir consolidándose entre la crema festivalera patria de ayer, hoy y siempre.

En la Fábrica de tornillos se darían cita grupos que vienen dando buena guerra apadrinados por cierto grupazo barcelonés que no para de engordar su leyenda. Los aragoneses Pecker, sin bajo ni complejos ante las versiones (verbi gratia Peret), los magnos Rufus T. Firefly, con sus melomaníacos y flipantes alargues (#Escenarioprincipalya) y los capitalinos Trajano, tirando de filojoydivisionismos varios fueron un arranque perfecto para un hermoso juernes.

Parafraseando al gran Marc Ros la resaca siempre se pasa mejor en buena compañía. Y de qué manera. Lo que para alguno podría ser repetirse un pelín como las lentejas o un cocido fuerte y peleón para otros nos supone un auténtico deleite. Ver a un grupo como Sidonie 2 veces en el interregno de menos de 24 horas es un lujazo mayúsculo, una de ésas formaciones tótem que en cada bolo te sorprenden y suenan superlativos gracias a un trabajo y una experiencia y trayectoria envidiables y más que plausibles ante los que sólo puedes quitarte el sombrero, o el bombín.

En un horario tremendamente injusto para su magnanimidad (tocaban ése mismo sábado por la noche en Burela y por tanto también se marcaron un grandioso double dragon conciertil, que todo hay que decirlo) Disco Las palmeras despertó con sus gloriosos guitarrazos a más de uno haciendo desaparecer legañas y bostezos y entonando al personal para encarar la tarde, la noche y la madrugada. Una banda de culto a la altura de los más grandes desde su cum laude Nihil obstat que pese a tener que acortar su set y a ciertos problemas técnicos iniciales sonó gigantesca y lidérrima. Lo dicho, que pese a toda la contra de los elementos, los gallegos desplegaron su artillería para seguir ganando adeptos y consolidar más aún si cabe a los incondicionales como servidor. Gracias Diego, gracias Martiño, gracias Julián, larga vida a la distorsión y a seguir creciendo sin parar. Tras Mujeres llegaría la sorpresa a cargo de otro bolazo de Sidonie, que en formato versiones postaperitivo siguió demostrando la angloexquisitez de sus orígenes a través de interpretaciones de Oasis, The Beatles, The Smiths, Pink Floyd, The Who, Human League y Pulp, aderezando la colección de hits con el bestial tridente Sierra y Canadá (historia de amor asincrónico)Costa azulEl bosque. Momentos estelares inolvidables que gracias a las colaboraciones pasionales y melómanas de JuanAl y Nani mutantes, el supersubmarinístico José Chino, miembros de We are standard y Gonzo Planas de Mi capitán alentaron y consiguieron una sublime karaokeización que desató las alegrías de un abarrotado recinto.

Tras un buen avituallamiento y/o sesteos varios el escenario Cafés Gometero y el sábado 5 será recordado también (y mucho) por la juerga loca y el despiporre a cargo del SHOW del tríptico Joe Crepúsculo y su dupla bailonga. Ráfagas dónde algunos acabaron en paños menores y dónde parte del público se unió a la fiesta sobre las tablas para alargar en un bucle festivo sin fin el estribillo letal de Mi fábrica de baile. Bizarrismo y ganas de pasarlo bien a partes iguales que no dejó indiferente ni al más hipster.

En lo que se refiere al Multifuncional de Bayas los conciertos que allí tuvieron lugar fueron para el lucimiento de las bandas escogidas como cabezas de cartel que ni defraudaron ni decayeron ni una milésima en intensidad y entrega. Los malagueños Airbag serían los encargados de abrir la lata. Actuación enamorante. Los que no pudimos paladear el apogeo de Los nikis lo pasamos teta quedándonos con ganas de más y apuntando en un lugar privilegiado otra banda a seguir y a tener en cuenta. Tras ellos la solidez de los granaínos Niños mutantes y las 2 décadas de himnos sentíos de La habitación roja fueron un más que suculento doblete para enfrentarse a Sidonie, que comparecieron en escena muy playeros tras un temazo de los Beach Boys. Combo exquisito que no deja de reinventarse y por tanto de expansivizar su magia y melomanía. Bolo atractivísimo dónde los catalanes se metieron en el bolsillo al respetable desde los primeros punteos.

En la última jornada y con su frontman a doble micro sobresalieron L.A., sencillamente ciclópeos. Seguramente la mejor banda nacional cantando y componiendo en el idioma de Pizzolatto se recreó en sus deliciosos intimismos (Stop the clocks) sin olvidar himnazos como Rebel o de nueva cuña como Living by the ocean. Una banda muy grande que no para de girar con su último discazo por tierra, mar, aire, interior o dónde haga falta. Tras los mallorquines llegaría el turno de Supersubmarina que a falta de la inmortal LN Graná se marcaron una función eléctrica de un no parar de cancionzacas sublimadas por el derroche y perfeccionamiento de los de Baeza. El (filo)angloelectropop de Delorean fue un broche más que apañado para echar de menos en seguida y sentir cierta nostalgia por lo vivido, sentido e interiorizado, algo que sólo pasa con los acontecimientos que marcan y que quedan muy top entre los recuerdos de toda una vida.


[Sansan festival viernes 3 abril 2015] Combinaciones perfectas

L.A. cabecera

Para el santísimo viernes alternativo se darían cita en el escenario principal los acontecimientos encadenados más potentes gracias a la sucesión de un trébol sónico de lujo que se arrojó en instantes gloriosos e implementaciones muy pro.

Tras la comparecencia de Dorian, engalanados y con visuales de felicitación autotributo mediante, llegaría el turno del mejor rock proangloindie a cargo de L.A., un grupo que se consolida tras cada actuación. El quinteto isleño, cuya límpida ejecución emocionó de principio a fin, empezó abriendo con la dualizante After all, a la que hiló su moderna y delicada Secrets undone, pieza que escaló brillante gracias a su viaje a 4 guitarras. Para la perfecta Dualize Luis Alberto echó mano de su querida Rickenbacker. No faltó su himno cosecha del 2009 Perfect combination para gozar con el momento más karaokil y sentío de los encuentros sónicoanglos en la segunda fase ni tampoco la jugosísima y adictiva Rebel.

Casi sin tiempo de paladear el final de los baleares tomaría la alternativa Mucho, otro grupazo de la piel de toro merecedor de las plazas más grandes y titanes incansables del rock cósmico y sideral. En el otro escenario no iba a quedarse la cosa pocha pues, ni mucho menos. Fundiéndose con la poscosmicidad del quijotesco Perarnau Martí y sus muchachos volvieron a hacer gala de su romanpaladinismo rítmico, actitudinal y melódico a través de temazos apocalípticos como la tecnocrática La larga risa del emperador, Como si no hubiera mañana, la indestructible Más feliz sin televisión, la de culto desde el primer play La primera luz del día y/o Sal de la tierra. El cuarteto manchego firmó, a cuádruple teclado, con solvencia en la percusión y guitarras imperiales un bolazo bien surtido reforzado por la labia intercancionil de su frontman para no parar de seguir ganando adeptos con todo merecimiento.

Mucho

De vuelta en el Desperados y con los últimos sfumatos de los Mucho los acertadísimos y empacados León Benavente volvieron a clavarlo encapsulando su exclusivo repertorio con otra actuación que no dejó de agradar a las masas cerrando con su gigantesca Ser brigada, con ésa intro tan envolvente y enraizada que estalla con ráfagas de placer en el momento exacto.

Como gran previo al concierto del grupo más popular de todo Jaén y muchas partes de las afortunadas Andalucías en el cuco escenario «maestro» tomó la palabra y el micro Neuman, que con intimismo y poderosas sonoridades anglo ofrecieron tempos ideales para inaugurar la medianoche gandiense.

Haciendo justicia a toda su expectación y aglomeración de fans Supersubmarina siguió fluyendo en la noche usando Samurái como corte inicial para enmarcar de nuevo su excelente power pop sublimado. A destacar su detallazo de hacer el bis con un tridente cancionero irresistible a cargo de Viento de cara que fundiéndola con Algo que sirva como luz se acabaría dando la mano con la santacrucera En mis venas. Pero además quedaba otro bombazo final, la visceral Cientocero. En definitiva un no parar de desgañitamientos pro y posadolescentes y coros del respetable para una banda que en todo momento conectaba exitosamente con el mismo.

Para cerrar el círculo de grupazos del viernesábado las sacudidas crípticodulces de El columpio asesino conexionando con los deliciosos envoltorios electropsicodélicos de Los pilotos se tornaron en un coctel sonoro diabólicamente irrechazable. Los pamplonicas fueron desplegándose mediante su colosal Ballenas muertas en San Sebastián sin renunciar a celebradas codas pasadas como el temón más reclamado y seguido de la madrugada, Toro, que explosionó en el ambiente e implosionó en cada alma fiestera del recinto. El remate de Íñigo Sola a la trompeta completó otra vez una oferta melódica a la altura de muy pocos que sigue cosechando meritorios premios también al otro lado del charco.

Elyella djs tomarían el testigo sobre las mismas tablas pero antes quedada pendiente degustar los fotogramas más filoplaneteros. En el caso de los legendarios Florent y Banin apuntar que surfearon sin tapujos ni pasteleos por lo más granado de sus 2 largos volviendo a hacer disfrutar de lo lindo a toda la peña con sus preciosos dilatamientos de su triplete más hitero: Cero en blanco, Vuelo rasante con ametralladora y Longitud de onda 585nm. Los últimos coletazos y jugueteos del lead guitar granaíno más grande de todos los tiempos galopando su Fender aún quedan en la retina de muchos y muchas, desde luego en la de un congratulado admirador que acaba éstas líneas.

Fotografía: Mauricio Sanguino


[Supersubmarina] Pop virgen extra

supersubAlbum

LN Granada” seguirá eterna como “su perla mora” (Arturo García). Escrito esto la alineación supersubmarinística de los cortes de Viento de cara destilan un exquisitismo y elegancias pop que confirman a los de Baeza como una banda muy demandada, currante [se debe “tener los pies en el suelo y seguir trabajando en el local de ensayo como el primer día” (José Marín Torres, más conocido como José Chino)] y que sigue componiendo con bastante calidad. Su líder y vocalista José Marín lo condensa sincera y coherentemente, “ahora tenemos más colores en nuestra paleta para dibujar nuestras canciones, ya sea técnica o conocimientos que nos han permitido introducir elementos que antes no estaban porque simplemente no sabíamos que se podían hacer”. Los jienenses siguen expandiéndose en su zona de confort fieles a sus principios y con virajes progresivos. Pese a volver al terreno del bizcochismo melódico hay que reconocer la evolución, “hemos dado una vuelta para evitar caer en la ñoñería o lo previsible buscando por ejemplo grooves de batería más complejos” (José Chino).

La obra “cohesiona la dinámica vibrante de Electroviral (solvencia con el lápiz a la hora de hacer crónica generacional) y la profundidad de Santacruz”, es un “soplo de energía que coincide con un estado de ánimo que las letras de José descubren esperanzador”. Lo que desemboca en un “acto de liberación. Los demonios han desaparecido pero siguen apostando por ese tormentoso esquema de capas que ya con tiempo y experiencia dominan con soltura” (Arturo García).

Ganas, contundencia, brillo, solidez y asentamiento en su atractivo universo, un álbum compensado con lugar para todos los tempos. Abre con la homónima canción que titula todo el trabajo arrancándose con una puesta en escena reflectante poniendo a tono todos los instrumentos y actitudes. Algo que sirva como luz, Enemigo yo y Samurái expresan todas las virtudes y el progresivismo de la banda, codas sentías adherentes crecientes y energizadas con todos los ingredientes para lucirlas como unas de sus mejores canciones e insertarlas por mérito propio junto a la flor y nata supersubmarinera. El duende andaluz de Arena y sal te mece en ritmos de tranquileo prosurfero muy tentadores. El cierre más que digno de El mañana deja un poso reflexivo que incita a nuevas escuchas de un grupo en estado de dulce al que no le faltará curro en jugosas coordenadas festivaleras.


[Lori Meyers] Si duele es porque importa y si IMPORTA es porque merece ser recordado

Imagen

Improntantes, volviendo a dejar huella. El arte ha surgido en la derrota. No hubo quinto malo. La semana en el  motor de un bus de los de Loja.

Impronta (2013) representa la MADUREZ y la temática de la inmensa mayoría de las canciones del planeta: el amor/desamor, 2 caras de la misma moneda que tienen el poder de girar caprichosas para caer del lado más imprevisible. Suena encumbrado y atmosférico con bastante movimiento en casi la totalidad de los cortes pese a su asunto.

Original título, cremosos guitarreos y buen continuismo en la voz de Noni desde Cronolánea (indie pop pata negra) y El destino (el más rupturista y movido/bailable). Pero sin ninguna pretensión purista fundamentalista hasta que demuestren lo contrario me quedo con su mejor trabajo, su ópera prima tatuada a fuego en la banda sonora de mi vida y que no dudo reivindicar cada vez que se tercia: Viaje de estudios (homónimo himno generacional).

“Miran hacia atrás para dar un paso adelante”. La experiencia es un grado, ir acumulando cultura musical y tirando del fructífero ensayo y error acaba dando un empaque dificilísimo de conseguir en los inicios. El disco crece rotundamente con las escuchas y se presenta muy completito, “hay vaivenes festivaleros de intensidades, ecos de Los planetas [y] alucinantes efluvios de sintetizadores” (E. TÉBAR, Mondo sonoro).

“Un álbum íntimo, reposado en el que los granadinos hacen balance en clave sentimental de su intensísima última década, reflexionando sobre las cosas que más les han afectado en el camino [,] donde el amor y el desamor son los protagonistas” (Pablo ORTEGA, Esquire).

Lori MEYERS, los mejores discípulos de Los planetas independizados y consolidados desde hace ya algunos añitos. Pese a ciertos reparos iniciales por su cambio en 2010 siempre me han gustado y creo que no me defraudarán. Tienen intacta y cada vez más reforzada su capacidad de reiventarse, arriesgarse… y seguir sumando victorias y reconocimiento.

Noni se sincera y se abre sin censuras: “hay un punto de inflexión en el hecho de mirar atrás. Hemos aprendido mucho en este tiempo y han pasado muchas cosas que te dejan huella: se va gente, viene otra nueva, te enamoras, te desenamoras… Ésa es la base, las relaciones que hemos vivido, todos esos sentimientos [/momentos] y personas QUE TE HAN MARCADO. Hemos querido recoger una serie de experiencias”.

La montaña rusa emocional que provoca el fin de toda relación sentimental importante son las raíces y el árbol entero sobre el que componen y se sueltan esta vez los granaínos. Hay momentos para el recuerdo pero también para el canallismo, el tomárselo a risa, el arrepentimiento y finalmente (en el más sano y deseable de los casos) el continuo aceptación –> interiorización –> superación.

Las relaciones son películas que acaban incluyendo tomas falsas, la PERFECCIÓN del guión no es invencible a las salvajes y brutales olas de la acción y de los personajes. Para los Lori la secuencia es la siguiente:

Planilandia [“Me cuesta borrar esa alegría que nos unía y nos hacía MEJORar”]

Desde los primeros sonidos se presenta como el temazo del disco, sino desde luego el más potente, la pista más veloz, adhesiva y con mucho pulso desde la innegable nostalgia de los mejores días. Teniendo en cuenta sobre todo sus primeros y adictivos acordes “el álbum arranca con un guiño al sonido [noventero], a los Lagartija Nick de Nuevo Harlem” (TÉBAR).

El tiempo pasará [“Y nunca olvidaré las cosas que decíamos que íbamos a hacer. El consejo que aprendí de lo que iba a hacer [es] que las cosas triplicadas se me iban a volver”]

Y las heridas curarán, o eso deberían hacer. Ritmo, fluctuaciones envolventes.

Huracán [“Busca un lugar donde estés mejor”]

Enérgica. Perfecta para recrearse y dejarse llevar con los cascos debido a su circundante juego acústico inicial.

Impronta [“Deja huella, siempre la deja”]

La clave de todo, la madre del cordero, la guinda del pastel. Quizá no sea la que más venda pero es indiscutible que se torna cual piedra rosetta para entender el resto de canciones. Su letra y su cadencia es suficiente para comprender la historia una y mil millones de veces repetida del final de los romances.

Emborracharme [“Caer rendido y levantarme”]

Juguetona, sube desde el principio. Verdades como puños personalísimas subjetivizantes a la vez naturalmente extrapolables a todos y cada uno de los mortales que han probado del amargo plato de la pérdida de la persona por la que eras capaz de todo y que te hacía sentir el puto y jodido amo del cotarro.

Deshielo [“Cómo decir que aún hay MÁS, que TE QUIERO y ser sincero”]

La bajona no perdona. Primer quiebro interior exterior y toma de conciencia obligada que muy fácilmente puede acabar en las estaciones de la penitencia y la (auto)amargura.

Una señal [“Siento que el destino me alcanzó”]

Pasaje colorizante, tridimensional, de lo mejorcito del disco. Sueños de esperanza, momentos de lucidez.

Tengo un plan [“Trasciende sólo el sentimiento de emoción y deja en segundo plano la moderación”]

O debería tenerlo si opto por la reconquista y blasfemar contra eso de que las segundas partes nunca fueron buenas. Si salgo a la arena no es para hacer el ridículo, intentarlo es lo mínimo, no conseguirlo es una posibilidad que hay que estar dispuesto a asumir. No hay gloria sin riesgo y el amor no es una excepción.

Zen [“Hasta que vea el horizonte dejando atrás la piel del bisonte”]

El cacao mental sigue como pez en el agua surfeando a sus anchas por el océano de las dudas, los claros de luz momentáneos al final del túnel y las ralladas máximas.

A-sinte-odio [“Esperar el momento para acercarme”]

Estrategias, tácticas, estratagemas, trucos… rabia pura, cruda y dura. Los trastos a la cabeza y pelea cual niños pequeños del Y TÚ MÁS.

¿Poner a prueba todo el arsenal de recursos para restablecer el imperio dual, el orden máximo parejil? ¿Si no lo intento ahora el riesgo de congelación y fracaso total absoluto es inminente no?

De los nervios [“A veces consigues que arda en el infierno y en otras eres capaz de que acaricie el cielo”]

¡Hay que joderse, está más buen@ que antes! Soy la persona más gilipollas del universo por haberlo echado a perder: verdad verdadera. Prefiero el infierno con ELLA que el cielo solo que reflexionaría el poeta. Quiero retornar si hace falta al magnetismo de la locura, no soporto estas 4 paredes que cada vez se me echan más encima.

Me encantan las texturas sónicas de ráfagas en el estribillo. Pegadiza, cósmica.

Despedirse [“Convertirse después de resetearse sin DOLOR”]

No ha podido rodarse la segunda parte. No ha salido bien, podía pasar y lo sabes. ¿Qué esperabas? Y si ha salido bien es POSIBLE que el juego de cesiones y rebajas esté servido. INTIMISMO directo a la fibra al estilo de los versos del maestro Antonio VEGA. ¿Ser un perfectísimo robot sin emociones y por tanto inmune al pesar o aceptar todas las caras del prisma amoroso?
Hay que saber cerrar ciclos. Una herida sin cerrar siempre es más vulnerable que una cicatriz. Si no hay derecho de réplica quédate con lo bueno. Hay que ver cómo complicamos lo que debería y tendría que ser más sencillo que el mecanismo de un botijo.

Volviendo a tirar de sintes y profundizando constantemente en la experimentación de nuevas capas y estructuras. Se vuelven a tirar a la piscina y la sorpresa vuelve a ser grata.

No inventan la pólvora ni falta que les hace. No engañan a nadie y ahora les apetece/toca esta etapa y punto.

Un trabajo sólido y consistente para un grupo afincado y acomodado con toda la legitimidad desde hace un rato largo en el núcleo duro del indie de aquí.
Un discazo con una fuerza que se va apreciando tras cada paladeo.

Currado y merecido sobresaliente
♠♠♠